Software Libre

y Seguridad 


 
  site hit counter

Hay varias revoluciones por hacer
Gilberto Gil(1)

Hace unos días el Banco do Brasil tomó la decisión de cambiar en sus cinco mil sucursales de todo el país el Office de Microsoft por el Open Office, dos razones impulsan esta decisión, primero se van a ahorrar cinco millones de dólares anuales ya que por el Open Office no tienen que pagar nada. La segunda razón se relaciona con un asunto de seguridad, a Microsoft le gusta husmear en las computadoras de los usuarios mediante códigos ocultos que no es posible desactivar, algo no muy agradable para los bancos tan celosos con su información. El Open Office al ser un software de código abierto permite estudiar y si fuera el caso modificar la programación.

Para la misma fecha, en que el Banco do Brasil le dijo a adiós al Office de Microsoft, en Estados Unidos(2), el Departamento de Seguridad Interna preocupado por el enorme atractivo que está causando el Software Libre, no solo entre las personas del montón, sino también entre las empresas e instituciones del país, destinó poco más de un millón de dólares para detectar posibles errores en los programas más ampliamente difundidos del Software Libre. El estudio estuvo a cargo de la empresa Coverity en colaboración con la Universidad de Stanford. Esta empresa desarrolló un programa de cómputo que revisa el código de otros programas y detecta las fallas más críticas.

El estudio comprendió más de 30 programas desarrollados bajo los términos del Software Libre. Los datos fueron sorprendentes cuando se compararon contra el software propietario, por el que se paga mucho dinero. En el Software libre se detectaron 0.434 errores por cada 1,000 líneas de código mientras tanto en el Software Propietario (el de Microsoft, Oracle, y otras grandes empresas) por cada 1,000 líneas se hallaron de 20 a 30 errores. Este dato demuestra que el software de código abierto es bueno y serio a pesar de estar en manos de gente cuyo principal deseo es el beneficio de la comunidad global y no el provecho.

El efecto más curioso de este estudio es la reacción de los creadores(3) de estos programas de código abierto, me refiero a las comunidades de programadores dispersas por el mundo que no tienen una organización jerárquica, ni horarios, ni salarios, ni convenciones colectivas. Saltaron inmediatamente sobre el código para depurar errores y liberar lo más pronto posible la nueva versión mejorada. El caso más notable se relaciona con Amanda, un software para hacer respaldos que salió mal parado en el estudio, pues se le detectaron 108 errores en las 88,138 líneas de código, sus creadores corrigieron los problemas en una semana y en la siguiente revisión realizada nuevamente por Coverity se lavaron la cara con cero errores, mientras tanto, las grandes multinacionales tienen que mover su enorme maquinaria burocrática para tomar las medidas que probablemente llegaran dentro de algunos meses. Otro ejemplo fue el navegador FireFox de Mozilla que pasó de 108 errores a 50 en sus 305,721 líneas de código, posiblemente en la próxima revisión se acerquen a cero. Se pueden observar más resultados en la página de Coverity (www.coverity.com).

Surge al final una pregunta ¿Cuál es el interés del gobierno de los Estados Unidos al fomentar este estudio? La respuesta quizá sea así de obvia, ellos también está cansados de pagar y de que los espíen.

Es muy probable que con la cacareada llegada del nuevo Windows Vista para enero de 2007, al instalarse se observe que funcionará lenta, es decir, casi todas las computadoras que tenemos ahora tendrán que cambiarse para que el Windows Vista funcione bien. Además, para estar del lado virtuoso, tendremos que desembolsar poco más de 200 dólares.

Si en enero, supongamos, unos cien mil ticos deciden comprar el nuevo Windows, entonces multipliquen: 100,000 x $200. Eso para Microsoft. Y que ganamos, casi nada, lo que puedo hacer ahora con XP se podrá hacer con el nuevo software, por supuesto que traerá más botoncitos recién pintados y etc. Todo lo imaginable se puede hace con Software Libre sin pagar nada.

Sería interesante que la Universidad impulsara un proyecto serio para motivar el uso del Software Libre. Basta con tener un pequeño departamento en donde asesoren a los usuarios –con cariño y ternura- que deseen dar el salto, y además les instalen todos los programas que ocupen. De paso nos ahorraríamos en licencias unos maravedíes(4).

Esta semana, durante 2 días, a partir del 22 de junio, se reúnen en Barcelona los principales expertos en Software Libre en la Tercera Conferencia Internacional, para explicar los efectos de la nueva versión de la licencia GPL que cobija el Software Libre. Ahí estará el creador de esta Licencia Robert Stallman.

***


(1) Frase tomada del discurso pronunciado por Gilberto Gil en la apertura de la octava edición del Internet Global Congress en Barcelona. Gilberto Gil es músico y ministro brasileño de Cultura. Brasil apuesta en grande por el Software Libre.

(2) Algunos de los usuarios del Software Libre son: La Nasa, Yahoo, Google, IBM, Novell, HP, NEC, Panasonic, Motorota y el Webmail de la UNA. Gobiernos de Alemania, China, India, Brasil, Venezuela.

(3) Los creadores del Software Libre son los hackers, no confundir con los crackers. Pekka Himanen escribió un interesante libro titulado “La ética del hacker y el espíritu de la era de la información” que debería ser lectura obligatoria para los Informáticos. Se consigue gratis en Internet. Estudios recientes han demostrado que leer no es nocivo para la salud.

(4) Maravedí. Antigua moneda española.


FOB.
21 de junio de 2006.