Un lugar demasiado lejos

En un bosque de la China,

una china se perdió... 

 free webpage counters

Me escribe mi querido amigo Meng-Tao desde el remotísimo país de los cuentos. Me refiero a la mítica China. La que conquistó con su enorme maquinaria bélica a los indefensos habitantes del Tíbet en 1950. La misma que no deja a la pequeña Taiwán independizarse, ni tener relaciones con quien se le antoje. La misma que se molesta porque Bush le concede una medalla al Dalai Lama. Me cuenta, como siempre con numeritos, que Tíbet es tan grande como la Europa de la UE, la de las estrellas amarillas con el fondo azulado. El Tíbet histórico tiene 2.500.000 km2 y Taiwan apenas alcanza los 36.200, imagínate cuántos Taiwanes caben en esas maravillosas montañas descritas, al modo occidental en el libro “Siete años en el Tíbet”, por el alpinista austriaco Heinrich Harrer. Agrega. Con cierto guiño de complicidad porque sabe que tengo un llavero del Manchester United. La culpa, como siempre, la tienen los malditos ingleses. Pero eso es otro cuento.

Lo que te quería decir es que por aquí estuvo Costa Rica en boca de unos cuantos millones, veinte, treinta, quizá cuarenta, no fueron tantos como los trescientos y pico que vimos en la TV a la modesta sele de Guima meternos dos a cero en Korea en el 2002 (deberías jugar el cero dos o el veinte). Lo que no entiendo, aunque un periódico de allá lo ve como un triunfo histórico, es lo poco que logró el séquito tico, se quedaron cortos, a Daniel Ortega, nuestro presidente Hu Jintao le ofreció, por las relaciones con la China, un canal interoceánico, sendos puertos monumentales, porque nosotros todo lo hacemos en proporciones bíblicas, en ambos océanos, una high-way(1) de Managua a Rama de ocho carriles y de allí a Bluefields otra de seis con autobuses de cuatro pisos y tal(2), y Ortega dijo: No. En África, a un dictadorcillo, de cuyo nombre no quiero acordarme, le acabamos de donar el dinero para que construya un estadio…probablemente sean los mismos planos que les dieron a ustedes para que lo levanten en la Sabana. Tan bonita. ¿No han cortado todavía los jacarandas? ¿Es cierto que pasa el tren otra vez al lado?

Si no hay prebendas ocultas, te repito, el baile nos salió gratis. Está bien que los recibieron con honores, saludo militar y una cimarrona de la provincia de Shandong. A ustedes eso los impresiona, pero no es para tanto. Cuando vino Nikita hubo un pachan-gong(3) de diez días, ni que decir de algo más reciente, con la visita de Putín. Le llenamos la plaza de Tiananmen con millones de rosas rojas plásticas, Made in China por supuesto. Te repito, se quedaron cortos, nosotros les podemos comprar todo el café que produce Costa Rica y nos los tomamos en una tarde, ni que decir del banano. Lo que sea. Somos muchos y muchas y corruptos, en 2007 ocupamos el lugar 72 con una nota de 3.5 y ustedes el 51 con un 5, según Transparencia Internacional, ambos países perdimos el curso. (Dinamarca y Finlandia(4) son los mejores alumnos con 9.4).

Nosotros tenemos necesidades inmensas, somos un país de apariencias, ahora mismo te cuento algunos detalles de la universidad donde trabajo en iPod City(5), para que vea cómo está la cosa. No se crean ese cuento de que el ave nacional china es la gigantesca grúa que pulula en las grandes ciudades. Tenemos más de ochocientos millones de pobres.

Primero, en mi oficina, de dos por dos, ahora laborábamos siete, se acaba de pensionar mi primo Jung-Tao, quedamos seis y me puedo considerar con suerte. El año anterior éramos once, la única vez que coincidimos, hicimos una mejeng-gha(6) contra el equipo del cubículo de al lado en el pasillo.

Navegar en la red a veces es imposible, se me hacen telarañas esperando abrir la página del correo que viaja a la increíble velocidad de 2 bits por hora. Y además nos vigilan, nada de spam, ni Jai-Fai, ni Feis-Bug, ni mp3, ni Skype. Aquí nos tienen tallados. Eso en Costa Rica es impensable, me imagino el alboroto si prohibieran esas cosas allá en su universidad.

Acaban de construir dos edificios para sendas facultades y sabes cuál ha sido la sorpresa, a los profes no les han asignado oficinas y se molestan porque ahora solo vienen a impartir las clases. Creo, mi estimado amigo, que mi querida Universidad aquí en la China es la única del mundo donde los profesores no tienen oficina. Esto yo sé que no me lo vas a creer porque es insólito. Pero hay más…

Se falseó un puente que comunica una de las facultades más grandes de la Universidad con el resto del mundo conocido, ahora estamos como una nación dividida por un río infranqueable y de feria infestado de lagartos, y la solución, que debe ser tan sencilla como enviar a una cuadrilla de cinco (tres ayudantes y dos albañiles), está por allí empantanada en la oficina de Asuntos Urgentes.

La callecita que permite –digamos- la entrada a la facultad de Ciencias Exactas y Tal (FCEyT) está plagada de ho-yos (no sé cómo le llaman allá) aquí dependiendo de donde le coloques el acento puede ser una ofensa enorme. Los parqueos están en alerta amarilla siempre y a veces tengo que dejar el chung-che(7) frente al restaurante del chino. Están remodelando la biblioteca en plena temporada de chi-flo-nes(8) y en mitad del periodo lectivo. Los caminos están intransitables, ahora estoy viniendo al campus O-Deng en botas colibrí (las importamos de Costa Rica) pues hay barro por doquier. En fin. Siento que la universidad está colapsada y tal. Lo dejo por que se me va la periférica.

 

*** 

Le respondo asombrado.

Casi de inmediato…lo que tardo en llegar al Café Internet.

No puede ser que esas cosas ocurran allá en la China.

Ni aquí que somos tan sui generis.

***


(1) Del mandarín de post-guerra high: grande y way: carretera donde cómodamente puede aterrizar un avión militar por si acaso.

(2) En chino significa etc.

(3)En chino. Fiesta popular de proporciones inverosímiles.

(4) A Finlandia la dañaron los negocios oscuros con Costa Rica. Fischel/CCSS. Recuerdan.

(5)Longhua es el nombre de la ciudad. Aquí Apple tiene una fábrica donde trabajan, en condiciones deplorables, miles de mujeres para que las guilas y guilos ricos del mundo escuchen su musiquita.

(6)Juego similar al soccer, pero sin tanta pendejada.

(7) Del dialecto Wú tardío chung-che (de chung: cualquier o cualquiera y che: sin mucho valor aunque lo aparente).

(8) Del mandarín chi: viento, flo: flojo y nes: que viene del nor-este.