El huevo de Colón


Nota: Esto es un cuento, literariamente hablando, de cómo se pudo haber originado la leyenda del huevo de Colón. No pierde nada con leerlo y luego si desea ver algo más serio, entonces le recomiendo que vaya a Wikipedia.

  site hit counter

El 20 de mayo de 2006 se cumplió el V centenario de la muerte del Almirante de la mar océano Don Cristóbal Colón.

500 años después...

En semana santa estuve en Puerto Limón. Fui con la ilusión de encontrarme al Padre Morning, vestido de blanco contumaz y fumando un Montecristo, como me lo he imaginado tantas veces, sentado en alguna banca en el Parque Vargas. No tuve suerte. Para hallarlo tendré que volver a leer la novela “El Naufragio Fenicio”(1) de donde se salió para colarse en mi mente. En cambio encontré un pequeño monumento cuya placa mira hacia el este, hacia el mar, en el texto aún se lee: “el domingo a 25 de setiembre de 1502 fondeamos en un pueblo llamado Cariay que era la mejor gente, país y sitio que hasta allí habíamos hallado…”quiénes tuvieron la iniciativa de colocar este recuerdo, tomaron la cita del diario de Hernando Colón, hijo de Cristóbal Colón, descubridores de Costa Rica, durante el cuarto y último viaje, el más desastroso e inútil de todos. Husmeando en las cartas de relación del Almirante, doy con esta breve mención, sin fecha: “llegué a tierra de Cariay, adonde me detuve a remediar los navíos y bastimentos y dar aliento a la gente, que venía muy enferma”(2). El monumento, además de la placa, tiene un busto de Cristóbal Colón junto a su hijo Hernando, es un tributo a los navegantes.

Parque Vargas. Limón.

Click sobre la imagen para aumentar

Alguien con infinita sensatez, escribió: “A Colón lo rodea la controversia, a veces es mejor pasar de puntillas”, no sea que te sorprendan. Nació, probablemente en Génova, Italia en 1451 y de las pocas incidencias que con certeza se saben de él es que murió en el convento de San Francisco de Valladolid el 20 de mayo de 1506. Hace 500 años.

El Huevo de Colón

Dicen que al Almirante lo invitó a cenar el Cardenal de la Santa Croce Pedro González de Mendoza(3) luego del primer viaje. A la celebración llegaron los de siempre: los de la farándula, los de copete y los paparazzi que nunca faltan. No sé exactamente en que consistió el menú, leyendo entre líneas en el manuscritoAmerica Sive Novi Orbis Nova Descriptiodel historiador italiano Luigi Bossi(4), podría especular que la entrada fue sopa negra con huevo duro.

Luego de un brindis, con palabrería y oración del Cardenal de España, para dar inicio al banquete, un fulano le preguntó a Colón.


-Mire Don Cristóbal a usted porqué le hacen tanta alharaca por haber descubierto esas tierras y haber traído a un puñado de come chingones -respiró profundo y continuó con la arenga- con el Imago Mundi(5) en mano cualquiera hubiera podido imaginarse el resto.

El Almirante no se admiró. Sabía que en España nunca le soplarían buenos vientos, se apresuró con la cucharada del caldo de fríjol, la volvió a meter en la taza como quién no quiere entrar en la polémica que había cortado el ambiente festivo con un silencio sepulcral, sin embargo, acto seguido sacó el huevo duro que estaba sin pelar y lo colocó sobre la mesa. Sabía que los convidados esperaban la respuesta y estarían observándolo.

-A veces lo que importan son las ideas, ahora es fácil pensar que el Imago Mundi era la respuesta –les dijo Colón mientras miraba su huevo.

Inmediatamente les pidió a los comensales que por favor sacaran el huevode la sopa y lo colocaran sobre la mesa para hacer una prueba muy simple.

Todos acataron aquella ocurrencia como parte del vacilón. Algunos persiguieron el huevo por la taza porque se negaba a dejarse cazar por la cuchara. Finalmente todos acabaron sobre la mesa, incluido el del Cardenal.

Algún chistoso, no se supo quién, dijo:

-Déjese de huevonadas(6) Don Cristóbal.

Cuando la risa general que recorrió la sala se apagó, Colón les propuso lo siguiente:

-El reto consiste en colocar el huevo derechito sobre la mesa sin ningún apoyo.

Otra vez se alborotó el gallinero, pues todos se divertían tratando en vano de complacer a Colón, además de que los invitados más cómicos hicieron sonrojar a las señoras con chistes pasados de tono que hasta el Cardenal celebraba con sonoras carcajadas y de paso disparaba algunas miraditas furtivas hacia las damas, mientras tanto Don Cristóbal, seguía apurando la sopa negra para que no se le enfriara. Los dejó un rato con el reto. Al final nadie pudo con el huevo.

Entonces Colón tomó su huevo, lo rompió un poquito en uno de los extremos y luego lo sentó sobre la quebradura. Allí lo dejó paradito un momento, mientras otro silencio espeso invadía el recinto.

-Qué fácil –gritó una dama de las de copete colorado, imitando la maniobra, plantó su huevo derecho ante el aplauso unánime del respetable, luego uno tras otro fueron haciendo lo mismo.

Cuando el Almirante de la Mar Océano y Virrey de las Indias(7) se aseguró de que todos habían observado el huevo parado, lo peló, lo condimentó con un pellizco sal y se lo comió. Al finalizar se aclaró la garganta con un sorbo de vino tinto y sentenció:

-Muchos tuvieron el Imago Mundi junto a la sopa negra antes de mis aventuras en tierra de Indias.

***

En Ibiza, España existe “El Monument al Descobriment d'Amèrica”, conocido popularmente como el “Huevo de Colón” porque es un huevo que mide 6 metros de altura y está derechito como en el cuento de la sopa negra, solo que éste además tiene un agujero en donde está incrustada una réplica de la nao Santa María de 2.80 metros de eslora mirando hacia América. El huevo es blanco –aquí sería verde de llevar agua- y es el atractivo de los miles de turistas que visitan la isla. Es un homenaje al Almirante porque los ibicenos especulan con la idea de que Colón nació allí.

Huevo en Ibiza

Click sobre la imagen para aumentar

***

(1) “El Naufragio Fenicio” Novela inédita que me obsequió la escritora nicoyana Evita Lozano que murió de cirrosis a los 24.

(2) Cristóbal Colón. Los cuatro viajes. Testamento. Edición de Consuelo Varela.

(3) Pedro González de Mendoza el Cardenal de España (1428 - 1495). En esa época sólo se nombraba uno para el Reino. Fue padre de tres hijos que la Reina Isabel llamaba “los bellos pecados del Cardenal”. Su poder en España, Francia y el Vaticano era intratable. Fue él quién presentó a Colón ante los Reyes Católicos, porque tenía miedo de que los enemigos se aprovecharan del proyecto del genovés.

(4) La leyenda del “Huevo de Colón” la recoge Martín Fernández de Navarrete en la “Colección de Viajes y Descubrimientos, Madrid, 1954” a partir de un manuscrito del historiador italiano Luigi Bossi, basado éste a la vez en una estampa de Teodoro de Bry, un librero y grabador de Lieja que se estableció en Frankfurt en el año 1570.

(5) Pierre d’Ailly. Imago mundi. Epilogus mappae mundi. De legibus et sectis contra superstitiosos astronomos. Exhortatio super calendarii correctione. De vero cyclo lunari. Cosmographiae compendium. Concordantia astronomiae cum theologia. Apologeticae defensiones astronomicae veritatis. De concordia discordantium astronomorum. JOHANNES GERSON: Trilogium astrologiae theologisatae. Contra superstitiosam dierum observationem.

[Lovanii: Johannes de Westfalia, ca. 1477-83].[172] h.; fol.

La versión de este libro perteneciente a Cristóbal Colón tiene 898 anotaciones de puño y letra del Almirante. El original forma parte de la Biblioteca Colombina de Sevilla. Se especulaba que en este libro estaba el secreto para llegar a América.

(6) En Remolinito de Sarapiquí se usa guevonada, que aún no ha sido aceptada por La Real Academia de la Lengua. Huevonada si aparece. También existe en este diccionario una definición para Huevo de Colón: Cosa que aparenta tener mucha dificultad pero resulta ser fácil al conocer su artificio.

(7) Las Capitulaciones de Santa Fe, por las que la corona financiaba el viaje a las Indias. Según este tratado, Colón era nombrado Almirante y Virrey de todos los territorios que descubriese en su camino hacia la India, y recibiría una décima parte de los beneficios que la corona obtuviese de sus descubrimientos.

En esta dirección se lleva un registro de todos los monumentos a Cristóbal Colón: http://columbus.vanderkrogt.net

Existe otro super huevo en Sevilla dedicado Colón.

 

Regresar