La adolescencia es un momento delicado de la vida, una época de cambios que marca la transformación del niño en adulto. Quienes trabajamos con vosotros sabemos que este periodo de vuestra vida coincide con un momento de cambios físicos y emocionales importantes en el que para vosotros la escuela, más que un lugar para el aprendizaje, es un espacio para el encuentro vital y la socialización. A muchos os cuesta enormemente concentraros en el aprendizaje memorístico de los contenidos que os planteamos y asistís a las clases únicamente “de cuerpo presente”. Vuestra mente, vuestra imaginación y vuestros deseos están en ocupados por otras cuestiones, que para vosotros son prioritarias.Entre esos temas que os preocupan y que, muchas veces, estáis obligados a investigar fuera del espacio formal de la escuela uno de los más importantes es el de las relaciones afectivas con vuestros iguales. Las pocas alternativas a las que tenéis acceso y que os sirven de modelo para aprender a construir vuestras primeras relaciones afectivas son aquellas que encontráis principalmente en la música, la publicidad y el cine. Es cierto que en muchos casos vuestra familia es un ejemplo a seguir pero en este periodo de la vida en el que  la “tribu” es lo más importante nos gustaría acompañaros en la construcción de modelos de relación sentimental sanos. Y para ello una de las mejores maneras que tenemos los profesores es estimularos a realizar análisis críticos de los modelos que la música, la publicidad o el cine os ofrecen y acompañaros en la tarea de reescribirlos para crear nuevos modelos de relación basados en el respeto mutuo y la libertad.


En este proyecto los alumnos de 4º ESO realizaremos una investigación sobre los diferentes modelos de pareja que podemos encontrar en los anuncios publicitarios, y la influencia que éstos ejercen en la forma en la que vivimos nuestras relaciones afectivas con el objetivo de tomar aquello que creemos es positivo y crear nuestros propios modelos.