MARIBEL ALONSO

Soy Maribel Alonso y voy a contaros cosas.

Nací en Santander. Si miráis el  mapa de España veréis que está arriba del todo. Y como en un tobogán  me dejé caer hasta llegar justo abajo...  

¡Y… está  Málaga!

Me acuerdo de mi colegio,  era un colegio bonito.

Yo siempre estaba pintando, algunas veces se enfadaban y me quitaban los dibujos. Me decían....

 -¡Maribel, tienes que estudiar más! - Y tenían razón.

Cuando tenía diez años me dieron en el colegio el Primer premio de dibujo.

Pensaron que, como pintaba bien, debía hacer los decorados de las funciones de teatro. Para hacer aquellos dibujos tan grandes me ponía en el suelo rodeada de telas, cartones,  pinceles y botes de colores. ¡Me sentía feliz!

Las Tarjetas de Navidad también las hacía para mis abuelos, tíos y  amigos.

Fui una niña alegre. Con cosas muy simples yo estaba contenta.

En mi casa tenía varios animalitos y los dibujaba. El gato se llamaba ”Rebeca”, el perro “Carletty,” también tenía muchos pájaros y una familia de hámster,  gusanitos de seda…Una vez nos regalaron una cabrita chiquitina,  y yo la paseaba con una correa, pero la cabrita empezó a crecer y la llevamos a un rebaño, donde se quedó muy contenta.

Me casé muy jovencita y tuve dos niños: Álvaro y Eduardo.

Una vez mi hijo Álvaro me pidió ayuda para un dibujo que tenía que hacer sobre la Semana Santa de Málaga y quedó  muy bonito.  A partir de ese día la familia me animó  para que volviera a pintar y así lo hice.

Preparé mi primera exposición. Fue un éxito y empezaron los premios y distinciones. Desde entonces nunca lo he dejado.

Me gusta la pintura acrílica que se mezcla con agua y seca muy rápido  sobre  unas tablas preparadas.

A veces pinto campos, otras veces pueblos y otras veces cierro los ojos  y vienen muchas ideas, como si fueran sueños.

Me gusta pintar de noche y con música suave. Así se convierte todo en mágico.

Recuerdo a mi padre diciéndome…

- ¡Cómo vas a pintar árboles blancos! …¡No existen!...

Tengo un nietecito de cuatro años; se llama Edu (Eduardo) como su abuelo y su tío. Le gusta mucho pintar. Cuando llega a mi estudio pide su caballete, sus pinceles y sus colores acrílicos. Le gusta ver cómo se mezclan los colores y salen tonos diferentes. A veces pintamos juntos y me pregunta cosas.  

- ¿Por qué cuando mezclo amarillo y azul sale verde...? ¿Y…por qué con rojo y blanco sale rosa?... ¿Y…por qué…? ¿Y…por qué...?

Sería bonito que esta ilusión que vosotros y mi nieto tenéis ahora, la conservaseis siempre y, quizás algún día, os sirva para pintar vuestros sueños.

 

Texto original de la pintora Maribel Alonso.

Escrito especialmente adaptado para el Proyecto

Pintores de hoy 2011 de Primer Ciclo.



Comments