339 días desde
Feliz Día Mamá

150 días desde
Amor y amistad

105 días desde
Feliz Año Nuevo

39 días desde
Dia internecional de la mujer

4488 días desde
Que hemos Prestando el mejor servicio a través de su Experiencia se ha caracterizado por la calidad y belleza de sus arreglos, Elaborados con flores naturales y artificiales.Te ofrecemos, Decoración de iglesias, salones y restaurantes, ramos de novia, arreglos florales para toda ocasión. Arreglos florales de 15 años, y primera comunión

Como cultivar lirios

Guía para cultivar lirios


Variedades de los lirios

Entre los lirios con rizomas tenemos los aristados y los no aristados. Los del primer grupo se suelen dividir en 3 tipos según su talla, los altos (de más de 75 centímetros, que floran a finales de primavera), los medianos (entre 22 y 75 centímetros, con floración a mediados de primavera) y los enanos (menos de 22 centímetros que floran a principios de primavera). Entre los no aristados tenemos variedades de floración de primavera y verano hasta los de floración invernal, y los de tipo acuático que viven en zonas pantanosas. Por parte de los lirios con bulbos tenemos cuatro grupos fundamentales, los Reticulata, enanos, los Juno, con unos bulbos característicos, los Xiphium, de floración estival y popular para flor cortada, y los poco conocidos bucharica y aucheri.

Cultivo de los lirios

Para cultivar los lirios deberemos tener en cuenta qué tipo de planta tenemos entre manos, si se trata de una bulbosa o de una tipo rizoma. Para los bulbos deberemos aplicar la técnica común en este tipo de plantas. Debemos escoger un suelo ligero y permeable para evitar la putrefacción de los bulbos. Mejor a pleno sol para favorecer el crecimiento. Plantaremos los bulbos a unos 10 cm de profundidad, a comienzos de otoño. Después habrá que aplicar riego con moderación y esperar hasta la floración en primavera. Pasada esta época, una vez marchito el follaje, podremos desenterrar los bulbos, dividirlos y guardarlos en lugar seco y fresco para plantarlos de nuevo en otoño. Para los lirios rizomatosos usaremos también un suelo permeable y una zona de mucho sol. Plantaremos los rizomas entre finales de verano y principios de otoño, cuando se hayan marchitado las flores y el suelo aún está húmedo. Deberemos enterrarlos y esperar hasta la floración para volver a iniciar el ciclo. ¡Buena suerte con los lirios!

Consejos para que los lirios crezcan

Plántalos en un lugar soleado a finales de verano: Las plantas necesitan tierra bien drenada y como mínimo seis horas de luz solar al día. Un día entero de sol es todavía mejor para mantener los rizomas secos. (Los rizomas son las estructuras pulposas parecidas a las raíces en la base de la planta).

Prepara sus lechos: Es recomendable un fertilizante bajo en nitrógeno y una tierra con un PH apenas inferior a 8, lo que es neutral. Un fertilizante granulado dos veces al año, a comienzos de la primavera y justo después de florecer, cuando los rizomas están formando las flores del siguiente año. Riega sólo si está extremadamente seca o después de plantar.


Proporciónales espacio disponible para respirar: Los lirios barbudos requieren buena circulación de aire. Plántalos a un mínimo de 40 a 45 centímetros), menor espacio para los lirios enanos y mayor para las variedades más altas.

No los cubras con mantillo: El mantillo los hará retener humedad y demasiada agua podrá causar una putrefacción de los rizomas.

Separa las vainas que se forman después que las flores se marchitan: Esto previene que los pimpollos se atraganten con la tierra que los rodea. La formación de las semillas también extrae la savia que necesitan los rizomas, las raíces y las hojas.

Poda el follaje en el otoño: Esto podrá reducir los riesgos de las pestes y las enfermedades.

 

Haz de la división un hábito: Divide en grupos los lirios cada tres o cuatro años al finalizar el verano.


 

 

Comments