Broussonetia papyrifera (morera de papel)


Nombre científico: Broussonetia papyrifera (L) Vent.

El nombre del género lo recibe en recuerdo del botánico y médico francés del siglo XVIII Pierre Marie Auguste Broussonet. El específico, papyrifera, hace referencia al uso que se le da a la corteza de este árbol.

Nombre común: morera de papel, moral de papel, moral de China, morera de China

Usos artesanales e industriales:

 Hanji. Un papel de calidad

      La corteza interna de Broussonetia papyrifera se utiliza en el Extremo Oriente (Corea, Japón, China, Tailandia) para fabricar artesanalmente papel de gran calidad.

     En Corea a este papel se le denomina hanji. Se elabora desde hace 1600 años por medio de un proceso artesanal muy laborioso. Entre sus propiedades están las de ser traslucido, muy resistente, de textura suave y flexible, permite la circulación del aire, no se deteriora en ambientes húmedos, absorbe la humedad, además es muy duradero, conservándose escritos de hace 600 años. Según el uso que se le vaya a dar se manufacturan pliegos o láminas de diferentes grosores.

     Gracias a estas propiedades es un material que tiene múltiples aplicaciones: instalado en puertas y ventanas crea un ambiente interior relajante y acogedor, permite la circulación del aire, regula la humedad de la habitación y es muy decorativo; para el dibujo es un papel de alta calidad que absorbe la tinta con rapidez. Se usa para confeccionar prendas de vestir ya que se puede hilar como el algodón.

      Los usos tradicionales y artesanales son muchos y variados: se obtienen utensilios para la cocina y adornos para fiestas y celebraciones, flores artificiales y linternas de papel que se cuelgan en los festivales budistas, muebles, tarros, tapetes, cuerdas para hacer canastos y bolsas de malla, también se confeccionaron en su tiempo armaduras que se llevaban debajo de la ropa para protegerse del frió y de las heridas de flechas y espadas. Desde el año 2005 se fabrica con esta fibra mezclada en mayor o menor proporción con otras (algodón, poliéster) prendas de vestir y ropa de cama, (trajes, vestidos, calcetines, colchas, ropa interior).

        
    La obtención de las piezas de papel es muy lenta, larga y laboriosa: con vapor de agua se ablanda y extrae la corteza de la madera. Una vez despegada se elimina la parte exterior, se lava y se pone a blanquear en agua hirviendo. Las fibras se secan, se golpean, son lavadas nuevamente para extraer las impurezas y mezcladas después con el almidón obtenido del mismo árbol, que hace de amalgama.

    La mezcla de fibra, agua y almidón se vierte sobre una malla de bambú. El agua va escurriendo lentamente dejando una capa semejante a una hoja de papel mojado. El lento proceso de secado hace que las fibras se unan según van perdiendo humedad; a las láminas así elaboradas se les aplican repetidos cepillados con el fin de obtener la textura deseada. Así se obtiene un papel de gran calidad, útil para múltiples aplicaciones y muy ornamental.

 

      Tapa
 
    Tapa, ngata, siapo, kapa, uha y masi, son algunos de los nombres que recibe el tejido que se obtiene de la corteza de la morera de papel (Broussonetia papyrifera) en las islas de polinesia. En Tonga, Samoa, Papua-Nueva Guinea, Java, Nueva Zelanda, Hawai o en Islas Fiji, cada zona con su estilo de decoración que las identifica. Este paño es utilizado en todo tipo de ceremonias, festivales y conmemoraciones, en los que se ofrece como regalo y se utiliza como prenda de vestir o como decoración.    

     Diferentes elementos como son sabanas, alfombras, faldas, ropa para los novios, tapices ornamentales con diferentes motivos y objetivo o mortajas se elaboran con estas fibras. Desde el nacimiento, cuando se envuelve al bebe en sábanas de tapa, pasando por las diferentes ceremonias civiles y religiosas, la decoración de las habitaciones donde se realiza el duelo, hasta el lienzo con el que se cubre la tumba, la morera de papel y la fabricación artesanal de tapa esta presente en los usos y costumbres más tradicionales de los habitantes de Polinesia. Es el bien más valioso que puede tener una familia.

     La manufactura de tapa o masi es muy lenta y laboriosa. En ocasiones señaladas, cuando hay que hacer lienzos de gran tamaño, se implican en su fabricación gran número de las mujeres de la comunidad. El proceso de elaboración es el siguiente:

     Después de cortar las plantas jóvenes (de 8 a 10 meses de edad), raspado y eliminación de la parte externa, se humedece la fibra así obtenida y se expone al sol; al día siguiente se batanea con mazos de madera sobre un tronco a modo de yunque estrecho y alargado, doblando unos trozos sobre otros para obtener la densidad necesaria. Para conseguir piezas más grandes se superponen los pedazos y se golpean las uniones. Una vez elaboradas las piezas se vuelven a poner al sol para su blanqueado y completo secado.

      Para obtener el color tostado del masi kuvui se ahuma quemando caña de azúcar. La decoración se hace con tintes naturales, por medio de plantillas se dibujan líneas, figuras geométricas, y a veces se representan motivos naturales como peces u hojas. Los dibujos, materiales y las diferentes técnicas utilizadas en la decoración varían de una isla a otra, siendo en muchas ocasiones los diseños símbolos de identidad de cada isla o territorio de Polinesia.