La ratada 2011

En esta sección podrán encontrar información sobre las fases de una ratada y datos sobre las ratadas ocurridas durante este temporada invierno-2011 en la patagonia.

 

Las tres fases de una ‘ratada’:

A.  ‘El aumento en número de roedores’: empieza cuando la caña colihue fructifica, produciendo miles de las semillas. A principios de verano las semillas caen al suelo y los roedores comienzan a alimentarse de estas. Por la gran cantidad de alimento disponible los roedores extienden su temporada reproductiva hasta el invierno, de 3-4 meses más de una temporada ‘normal’ cuando la caña no fructifica.

 

B. ‘El éxodo’ o emigración de los bosques: empieza en el otoño - invierno por razones no claras hasta el momento.  Este evento es un cambio dramático y sincronizado en el comportamiento de los roedores nacidos durante la fase A.  Los animales abandonan sus ambientes naturales y migran fuera de los bosques.  Durante esta emigración los roedores van a los cuerpos de agua (ríos y lagos) donde se ahogan. En esta etapa es cuando los roedores entran en contacto con las personas, ingresando a las casas.  Esta es la fase más “importante” para nosotros, porque los roedores son observados en grande cantidades y entran en contacto con nosotros.  En el caso de los ‘éxodos’ en Aysen (Chile) y en el Manso Inferior (Argentina-Chile) duró dos meses (junio-julio).  Pero durante la Ratada de 2001 en la zona de San Martín de los Andes esta fase duró casi cuatro meses (setiembre hasta diciembre de 2001).  Por lo tanto, esta fase varía entre 2 a 4 cuatro meses, dependiendo de la abundancia de animales en el bosque al final de la fase A.  ES IMPORTANTE DESTACAR QUE AL FINAL DE LA FASE DE ÉXODO OCURRE LA MUERTE DE CASI TODOS LOS ROEDORES.

 

C.  ‘Re-poblamiento del bosque.  Este período dura más de un año.  Durante la primera temporada después del éxodo (en el verano de 2011-2012) la abundancia de roedores es sumamente baja y los animales casi no entran en reproducción durante esta temporada.  Durante la temporada próxima (en el verano de 2012-2013) los números vuelven a su abundancia ‘normal’ de bosques sin semillas.

 

Ratadas en la cuenca de Río Manso Inferior:

En el valle del río Manso Inferior las lauchas alcanzaron números altísimas, y durante el primero invierno (junio-agosto 2011) después de la floración salieron de los bosques en grandes números.  Las lauchas invadieron casas y galpones (vea imágenes). Algunos de las residentes de esta zona huyeron a otros lugares hasta los números de lauchas bajaron.

Notas en los medios sobre la ratada en el Manso

http://www.rionegro.com.ar/diario/invasion-de-ratas-atemoriza-a-pobladores-de-el-manso-y-paso-el-leon-664482-9708-nota.aspx

http://www.rionegro.com.ar/diario/rn/nota.aspx?idart=665102&idcat=9544&tipo=2

http://www.rionegro.com.ar/diario/positiva-campana-contra-roedores-840680-9574-nota.aspx

En el destacamento de la Aduana Nacional Argentina, en la frontera entre Argentina-Chile cerca del río Manso, se hicieron barreras efectivas para evitar la entrada de lauchas en las instalación durante este periodo de ‘exodo’ de las lauchas (vea fotos). También se colocaron tachos durante la noche (vea fotos) que se llenaron de lauchas. 

Las lauchas invadieron un galpón que no fue protegido con una barrera y se lleno de lauchas. Después las lauchas fueron sacadas con medidas extremas (vea fotos).  El ‘pico’ del exódo fue en julio, 2011.


Aduana Nacional Argentina con barreras para evitar la entrada de lauchas
Tachos colocados para atrapar lauchas fuera de las barreras.




Limpieza de un galpón. Todos los ejemplares observados en la limpieza fueron colilargos (Oligoryzomys longicaudatus)

Otras ratadas menores

Ratadas en el oeste de Bariloche (Lago Frías / Lago Todos Los Santos):

La fase de éxodo empezó durante la primera semana de agosto en esta zona abarcando los dos lados de la cordillera.  Fue posible observar roedores durante el día cerca de los casas, muchísimos roedores atrapados en barriles de agua y roedores muertos flotando en el lago Todos Los Santos.  Es interesante notar que en Puerto Blest, a solamente 5 kilómetros de Lago Frías, el éxodo no empezó al mismo tiempo.  En Puerto Blest comenzó durante la tercera semana de agosto – a decir, tres semanas ‘más tarde’ de lo que hicieron los animales de localidades vecinas.  Es demasiado pronto para saber si la fase de éxodo en esta zona va a durar dos meses (como al sur en la cuenca del Río Manso) o por más tiempo (como en el caso en San Martín en 2001).

Ratada al Sur de Bariloche (lagos Mascardi, Guillelmo Steffen)

 En octubre -noviembre  se han observado grupos de ratones desplazándose de noche en el lago Mascardi y Guillelmo. En el Lago Steffen se han obsevado lauchas muertas en en lago provenientes de la zona del Manso medio.  Como se ha reportado para otras localidades, en el lago Steffen se empezaron a observar un gran número de gaviotas en la zona, las que se alimentan de las lauchas muertas. La presencias de un gran numero de gaviotas en un lugar es un buen indicador de que hay ratas muertas en la zona.

El estado de la ratada de 2011 en los bosques cerca de Bariloche (al final de agosto, 2011):

La primera semana de septiembre en los bosques del Parque Municipal Llao Llao los roedores son sumamente abundantes, con éxito del 100% de capturas en solo tres horas de captura durante la noche.  Sin embargo, comentarios  los guardaparques y personas del lugar los roedores no están entrando en las casas, ni son muy ‘visibles’ durante el día afuera de los cañaverales y tampoco se están encontrando muertos en los lagos de la zona.  A principio del mes de octubre se han empezado a observar numerosas lauchas muertas a lo largo de las sendas.
Dado el avance de la ‘ola’ de éxodo desde el oeste, es casi seguro que los animales de esta zona entren en el fase de éxodo (o emigración) en cualquier momento dentro las próximas semanas.  Tampoco podríamos decir con seguridad la duración de esta fase, pero es de esperar que dure entre 2-4 meses en base a la información de los otros dos casos documentados.  







 
Subpáginas (1): Lauchas sin cabeza