EL EPICUREÍSMO‎ > ‎

La filosofía como actividad práctica

Epicuro y La filosofía como actividad práctica

Para Epicuro la filosofía es, mucho más que un teorizar y un saber objetivo, es además una actitud personal, una actividad que proporciona felicidad a la vida; que, a la manera de las medicinas al cuerpo, aporta salud al alma. Filosofar es, no un lujo sino una urgencia vital en un mundo caótico y alienante. La filosofía es una "especie de saber para la vida" (techne tis peri ton bion) y por eso decía Epicuro que “la filosofía es una actividad que con palabras y razonamientos proporciona una vida feliz."[1] Y como una contestación contundente e involuntaria a los reclamos del futuro afirma, “vana es la palabra de aquel filósofo que no remedia ninguna dolencia del hombre. Pues así como ningún beneficio hay de la medicina que no expulsa las enfermedades del cuerpo, tampoco lo hay de la filosofía, si no expulsa la dolencia del alma”.[2]



[1] García Gual, op. cit., p.58.

[2] Ibíd., p. 59.




Comments