En defensa de la Filosofía

Necesitamos más filósofos

Desde la Asociación de Filosofía para Niños del Principado de Asturias sostenemos que no es posible construir sociedades verdaderamente libres y solidarias si no conseguimos personas capaces de pensar por sí mismas. El filósofo estadounidense Matthew Lipman, fallecido en 2010, mantuvo que “los niños y las niñas podían hacer filosofía; no solo eso, afirmó que debían hacer filosofía, y que en esta apuesta por una educación en el diálogo filosófico estaba en juego un objetivo teóricamente fundamental de nuestros sistemas educativos: el objetivo de preparar personas capaces de implicarse en la construcción de sociedades democráticas”[1]. Esta es la clave sobre la que se sustenta el Centro de Filosofía para Niños y todo el arco de Asociaciones de Filosofía para Niños adscritas a él, entre ellas la del Principado de Asturias.

Así pues, no podemos hacer otra cosa que mostrar nuestro total rechazo y oposición al Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa, la LOMCE, propuesta por el Ministro de Educación, Cultura y Deporte, José Ignacio Wert.

En la exposición de motivos del Anteproyecto de la LOMCE se declara que “Una democracia cada vez más compleja y participativa demanda ciudadanos crecientemente responsables y formales”, por eso “el aprendizaje en la escuela debe ir dirigido a formar personas autónomas, críticas, con pensamiento propio”, siendo necesario “desde edades tempranas adquirir competencias transversales, como el pensamiento crítico”. “El reto de una sociedad democrática es crear las condiciones para que todos los alumnos puedan adquirir y expresar sus talentos, en definitiva, el compromiso con una educación de calidad como soporte de la igualdad y la justicia social”[2].

Se afirma también que sólo mediante esta reforma educativa se podrá hacer efectivo el artículo 27.2 de la Constitución española según el cual: “la educación tendrá por objeto el pleno desarrollo de la personalidad humana en el respeto a los principios democráticos de convivencia y a los derechos y libertades fundamentales”.

Nos preguntamos entonces, ¿cómo pueden realizarse estas afirmaciones sin referencia a la ética? ¿cómo se puede estar con una mano cincelando palabras como “Equidad”, “Justicia”, “Bienestar Social”, “Participación” o “Democracia”, mientras que con la otra se borra la ética y se erosiona la filosofía? Y, la piedra angular de todas las preguntas ¿por qué? Los principales motivos que han llevado a realizar la reforma educativa son, según el texto del Anteproyecto: luchar contra el abandono escolar y potenciar la especialización. ¿Cree el señor Wert que con la supresión de la ética va a conseguir una disminución del abandono escolar? ¿en eso se traduce la simplificación del currículo y el refuerzo de los conocimientos instrumentales de los que se habla en el Anteproyecto para facilitar la especialización?

Los motivos para la reforma educativa que se exponen en el Anteproyecto de Ley se apoyan en los resultados del informe de EUROSTAT de 2011 y en el de PISA de 2009, que ponen de manifiesto las deficiencias del sistema educativo español, para respaldar la adopción de medidas basadas en  sistemas educativos de otros países con mejores resultados. Es muy citado el caso del sistema educativo de Finlandia. En Finlandia “Etiikka” es una materia que se imparte a lo largo de toda la Enseñanza Básica Obligatoria, una etapa educativa que tiene lugar entre los 7 y los 16 años de edad[3].

Si los gobiernos reducen “futuro” a “legislatura”, y “personas” a “votos”, no podemos esperar de ellos que tomen decisiones acertadas ya que ni si quiera compartimos la misma realidad. El texto del Anteproyecto destaca el trabajo generoso de maestros y profesores, padres y otros actores sociales, quienes han brindado una visión optimista ante la transformación de la educación a la que se enfrentan ofreciendo una larga lista de experiencias de éxito. ¿Quiénes son esos maestros y profesores y padres y otros actores sociales? Yo sé quienes no son los miembros de la Asociación de Filosofía para Niños del Principado de Asturias, ni los de la Sociedad Asturiana de Filosofía, ni los de  la Red Española de Filosofía, ni tampoco los miembros de la Plataforma en Defensa de la Filosofía.

La exclusión de la ética y la reducción de la filosofía del currículo es un asunto extremadamente serio. Por supuesto, desde el punto de vista de la docencia se trata de horas de docencia perdidas, y las preguntas por los puestos de trabajo, y por las salidas profesionales del grado o licenciatura de Filosofía son obvias. Pero las repercusiones de la reforma de la LOMCE trascienden el ámbito educativo porque afectan al futuro, que como dice Epicuro de Samos “no es nuestro, pero tampoco es enteramente no nuestro”[4]. En efecto, no es nuestro porque pertenece a nuestros hijos, pero sí lo es en el sentido de que somos responsables de la herencia que les dejamos, y somos responsables desde el presente, desde el aquí y el ahora. Y es nuestro deber como filósofos y filósofas, reivindicar un pensamiento crítico y constructivo sobre el mundo; pero también como profesores y profesoras, reclamar una enseñanza global y libre de prejuicios; y también como padres y madres, exigir un espacio donde hacer preguntas no solo sea posible si no deseable; y por supuesto, como mujeres y hombres, demandar un futuro donde tenga cabida la construcción libre de respuestas.

En realidad necesitamos más filósofos. Personas que amen el Conocimiento, con mayúsculas, y que luchen activamente por él. La filosofía es algo más que una herramienta que permite afilar el pensamiento, es una forma de vivir, de estar en el mundo, de afrontar la realidad, de no tener miedo, y en definitiva, de ser libre.

Belén Laspra

Asociación de Filosofía para Niños del Principado de Asturias

 

Diciembre, 2012



[1] García Moriyon, Félix, Recordando a Matthew Lipman y Ann Sharp. (http://www.filosofiaparaninos.org/Documentos/Recordando%20a%20Matthew%20Lipman%20y%20Ann%20Sharp/Recordando%20a%20Matthew%20Lipman%20y%20Ann%20Sharp_Felix%20Garcia%20Moriyon.pdf)

[2] Anteproyecto de ley orgánica para la mejora de la calidad educativa (versión 2) Disponible en http://estaticos.elperiodico.com/resources/pdf/6/2/1354568308026.pdf

[3] La información sobre el Sistema Educativo de Finlandia puede encontrarse en la página web de la Embajada de Finlandia, que está situada en Madrid. El currículo de la Enseñanza Básica Obligatoria está disponible en http://www.oph.fi/download/47673_core_curricula_basic_education_4.pdf

[4] Epicuro de Samos (-341 a -270) Carta a Meneceo, fragmento 127. Disponible en http://iesplayasanjuan.edu.gva.es/filosofia2bach/selectividad/Carta_meneceo.pdf




A la atención del profesorado de Filosofía

Ante la situación de las distintas materias que pertenecen al Departamento de Filosofía la LOMCE elimina más del 67% de la carga lectiva presente... Invito a todos a seguir los enlaces que figuran al final de este email para la recogida de firmas con las que se pide mantener las materias actuales... Veamos:

¿La Filosofía ha muerto?

Asistimos de nuevo, sin mover un dedo, a la más dantesca de las situaciones: TRAS CADA LLEGADA AL PODER DE CUALQUIERA DE LOS DOS PARTIDOS POLÍTICOS MAYORITARIOS APARECE UNA NUEVA LEY EDUCATIVA. Es imposible para estos señores un PACTO DEFINITIVO EN MATERIA EDUCATIVA.

El segundo borrador supone una agresión total a la Filosofía. Veamos:
  1. Elimina la materia: Educación para la ciudadanía en 2º de la ESO (2 horas menos).
  2. Elimina la materia: Ética-Cívica en 4º de la ESO (1-2 horas menos, según la CC.AA).
  3. Elimina la materia optativa de 1º de Bachillerato (4 horas menos).
  4. Elimina la materia optativa de 2º de Bachillerato (4 horas menos).
  5. Elimina la materia: Historia de la Filosofía de 2º de Bach (3-4 horas menos, según la CC.AA).
  6. Propone en 4º de la ESO la materia de Filosofía como “optativa” (se desconoce la carga horaria).
  7. Propone en 2º de Bachillerato la materia de Historia de la Filosofía como “¡optativa!” (se desconoce la carga horaria).
  8. Mantiene la materia de Filosofía en 1º de Bachillerato (se desconoce la carga horaria).
La suma es sencilla: se pierden 14-16 horas (según la CC.AA) -esto contando con un solo grupo de cada nivel: un grupo de 2º ESO, uno de 4º ESO, uno de 1º Bach, uno de 2º Bach, e igualmente para las optativas de Bach-.

Las preguntas son evidentes:
  1. ¿Quién hay detrás de esta persecución al pensamiento crítico: a la Filosofía?
  2. ¿Por qué se niega el acceso a la Filosofía a la ciudadanía?
  3. ¿Supone la “doma” del individuo, fomentando su docilidad y manipulación presente y futuras?
  4. ¿En qué situación quedan los profesores de Filosofía de Institutos?
  5. ¿Cuántos de nosotros “sobramos”?
  6. ¿Qué ocurre con el profesorado interino de Filosofía?
  7. ¿Qué futuro aguarda a los actuales alumnos de las Facultades de Filosofía?
  8. ¿Para cuándo la extinción de los Departamentos de Filosofía en los Institutos?
  9. ¿Para cuándo el cierre de las Facultades de Filosofía?
  10. ¿La Filosofía ha muerto: es lo que quieren?

Por la enseñanza de la Filosofía y la educación pública - En Facebook para recoger propuestas, informar y coordinar acciones.


LUCHEMOS POR LO QUE ES NUESTRO