Inicio‎ > ‎Programación‎ > ‎Conciertos‎ > ‎

Festiband 2014

IV Festival Jiennense de Bandas de Música
- FESTIBAND 2014 -

A la figura de D. Manuel A. Herrera Moya






(Hacer clic sobre el cartel para ampliar)

Información del Evento

  • Fecha y hora de celebración: 19 de Octubre de 2014 a las 12:00 del mediodía.
  • Lugar de celebración: Teatro Darymelia.
  • Precio de entrada: 5 euros (Venta Anticipada Teatro Darymelia de Lunes a Viernes en horario de 10:00 a 14:00 h. y de 18:00 a 20:00 h. y una hora antes del Festival)
  • Organiza: 
  • SFJ

  • Colabora:
        PMCTF   
  • Patrocinan:
  •           FONTANERIA_FUENTES      OPTICA_AMATE

    Itinerario del pasacalles de Festiband


    Descripción y presentación

    La Sociedad Filarmónica de Jaén organiza, como viene siendo tradición en la programación de la Feria y Fiestas de San Lucas, su cuarto Festival Jiennense de Bandas de Música.

    Se trata del único festival de este tipo que se celebra en nuestra ciudad, lo que lo convierte en un acontecimiento importante.

    Este año, con motivo del L Aniversario de la Agrupación Musical Ubetense, podremos contar con su presencia y escuchar sus veteranos sones. Además, y no menos importante, podremos contar con una Banda de Música más joven, aunque con una gran trayectoria, como es la Asociación de Amigos de la Música "Jerónimo Caballero" de Bedmar.  

    Como previo a la celebración del Festival, las bandas participantes realizarán un pasacalles cuyo itinerario será el siguiente: Plaza de San Ildefonso (11h.), Calle Ignacio Figueroa, Calle Bernabé Soriano, Plaza de San Francisco, Campanas, Plaza de Santa María y Maestra.

    Cada año, "Festiband" va dedicado a un determinado compositor de la provincia, siendo el elegido para esta edición, D. Manuel Antonio Herrera Moya, antiguo director de la Agrupación Musical Ubetense y fundador del Cuarteto de Cámara “Ciudad de Úbeda”, prolífico compositor con diferentes estilos que lo hacen destacar dentro del panorama musical.



    Entradas

    • Precio: 5 euros
    • Punto de venta y horarios: Taquilla del Teatro Darymelia de Lunes a Viernes en horario de 10:00 a 14:00 h. y de 18:00 a 20:00 h. Una hora antes del Festival

    Programa


    Asociación Amigos de la Música “Jerónimo Caballero” de Bedmar (Jaén)
    Director: Francisco Bernal

    Programa:

    El Torico de la Cuerda (Pasodoble) L. Serrano Alarcón
    Jaenera M. A. Herrera
    Al Andalus (Pasodoble) E. Martinez Rucker
    Pilatus S. Reinecke





    Agrupación Musical Ubetense. Úbeda (Jaén)
    Director: Rafael Martínez Redondo

    Programa:

    Paula Arias (Pasodoble) M. A. Herrera
    Sinfonía Ubetense M. A. Herrera
    La Loma. Por esos Cerros (Introducción)
    Las Murallas. Dominio Musulmán (Danza Árabe)
    La Reconquista. Cruz y Luna. (Danza Guerrera)
    Final (Gloria, Alabanza y Apoteósis)





    Banda de Música de la Sociedad Filarmónica de Jaén
    Población: Jaén
    Director: Juan Ramón Fuentes Ferrer

    Programa:

    Certamen Levantino (Pasodoble) P. Marquina
    Los Viajes de Zaneo (Suite) M. A. Herrera
    I Ibérica
    II Noches en Manhattan
    III Fiesta Rusa
    The Saint and the City Jacob de Haan






    La figura de Manuel Antonio Herrera Moya

    Don Manuel Antonio Herrera Moya, nacido en Úbeda el 21 de mayo de 1944.

    A los 8 años ya comenzaba, en nuestra ciudad, sus estudios musicales con las siempre recordadas Dª Aurelia Marín y Dª Juanita Gámez, así como de su antecesor en la Banda Municipal de Música, el añorado Director Don Emilio Sánchez Plaza.

    Después, en Madrid, como alumno oficial del Real Conservatorio Superior de Música, sus notas son todas de sobresaliente.

    En la capital de España, y en el antedicho Conservatorio, se verá inmerso en las doctas enseñanzas de figuras de talla inconmensurable: D. Pedro Lerma (Catedrático de Piano), D. Francisco Calés (Catedrático de contrapunto y Fuga), D. Gerardo Gombau (Catedrático de Acompañamiento.- Actualmente consta de transporte, improvisación, acompañamiento y reducción de partituras), D. Cristóbal Halffter (Catedrático de Composición), D. Antonio Andrade (Catedrático de Música de Cámara), D. Manuel García Matos (Catedrático de Folclore en la Composición.- Saber del Pueblo) además de científico e investigador. Rvdo. Padre Federico Sopeña (Catedrático de Historia de la Música y Estética) y el llorado D. Victorino Echevarría (Catedrático de Armonía, Director de la Banda Municipal de Música de Madrid y Premio Nacional de Música).

    Cursando estudios de 7º de piano, nuestro laureado Maestro Herrera, obtuvo matrícula de honor con las obras Rapsodia núm. 1 en SI MENOR, de Brahms, y Scherzo núm. 1 en SI MENOR, de Chopin, obteniendo numerosos premios extraordinarios a lo largo de su carrera.

    Como instrumentista fue educando como Saxofón Alto, Timbalero y Caja, los dos últimos heredados de su amado padre D. Pedro Herrera Tera, magistral percusionista de la Banda Municipal de Úbeda.

    De sus grandes conocimientos en los expresados instrumentos nuestro querido Manuel Antonio llegó a ser Timbalero de la Orquesta del S.E.U. del Conservatorio de Madrid.

    Con anterioridad a su venida a Úbeda, como Director, debemos reseñar algunas de las obras compuestas por el eximio compositor ubetense D. Manuel Antonio Herrera Moya, cuya producción es muy prolífica y de una altura incomparable. Así pues, tenemos: “España y salero”, “Boda rusa”, “Danza Andaluza”, “Romántico, contemporáneo y moderno “172” (Toccata), “Cuarteto para cuerda”, “Varias fugas vocales”, “Obra sinfónica para orquesta” (basada en el “Monte de las Ánimas”, de Gustavo Adolfo Bécquer), “Corales”, “Sonata para piano bitemática”, “Rondó para piano”, “Scherzo para cuarteto de cuerda”, “Fantasía para piano y orquesta”, “Marcha sinfónica militar destinada a la Armada”, “Concierto para 2 pianos y orquesta.- Primer tiempo” (El segundo piano hace el papel de orquesta),“Muerte y Dolor” (para la Virgen de los Dolores de la Cofradía de “La Expiración” de Úbeda), “La Esperanza” (para la Virgen de la Esperanza de la Cofradía de la “Oración en el Huerto” de Úbeda), “Caridad” (para la Virgen de la Caridad de la Cofradía de “La Columna” de Úbeda), “Carnicerito de Úbeda” (Pasodoble), música para orquesta inspirada en la obra de Alejandro Casona “La dama del Alba”, “Impromptus” (en Do Mayor) para piano, “Sonata” (en Do Mayor) para piano, canciones escolares basadas en poemas de Rafael Alberti y otros, correspondiendo a la asignatura de composición: “Cantar carretero”, “Don Diego sin Don” y otras, “Transcripciones a orquesta sinfónica de obras de piano de varios autores: Danza nº 2 “Oriental” de Enrique Granados, “La Catedral sumergida” de Claude Debussy, “Variaciones y fuga sobre un tema de Handel de J. Brahms” (transcrita sólo la fuga), “Almería” de Albéniz, “Sonata nº 23 Appassionata” de Beethoven, “Aleluya para coro mixto”, “Belsay” (Toccata cromática dedicada a la que sería su esposa Isabel, con las letras invertidas) y “Fiestas en Úbeda que es mi pueblo” (Se trata de una Diana que supuso la primera composición para Banda, estrenada en la Feria de San Miguel de 1962).

    Considero interesante y oportuno señalar que nuestro querido amigo Manolo consiguió, en Madrid, los premios de piano, armonía, contrapunto y fuga, y composición, al finalizar sus respectivas carreras. Debemos apuntar, igualmente, que ha sido un consumado pianista, ofreciéndonos muy diversos conciertos.

    Una vez instalado en Úbeda, ya como Director, deben figurar en primer lugar y a mi modo de ver (como ubetense) las numerosas marchas de Semana Santa que deberán unirse a las que compuso en Madrid: “Hermano Cofrade”, “Nuestra Señora de Gracia”, “Lunes Santo en Úbeda”, “Última Cena”, “Ecce Homo”, “Fe”, “Buena Muerte”, “Santo Rostro”, “Inri”, “Marchas Amor y La Expiración” (versiones para piano), “No estás sola”, “Paz”, “Reina de la Paz” y “Agrupación de Cofradías de Semana Santa”.

    Tras ellas, de un altísimo nivel, se encuentran “Los viajes de Zaneo” (Suite), “Sinfonía nº 1 Ubetense”, “Jaenera”, Marcha “Nuestro Padre Jesús Cautivo de España”, estrenada en Valladolid por la Banda Militar de Tierra de Galicia, marcha “Jesús Cautivo” dedicada a la Banda de Villacarrillo, “Jesús Caído” dedicada a la Cofradía de Baeza, “Misa solemne a Nuestra Señora del Gavellar”, en castellano, “Marcha a la Virgen de Guadalupe”, “Marcha a la Virgen del Carmen”, “Devoción ubetense”, “Tema con variaciones, preludio y fuga” (cuarteto de saxofones), “Marcha a la Agrupación de Cofradías” ( para Villacarrillo)”, “La Buena Muerte” (para Plasencia), “Rapsodia flamenca”, “María Isabel” (canción para coro mixto, con letra de su propio autor), “Marcha nupcial” (interpretada por la Agrupación Musical Ubetense y dedicada a su hijo Pedro Manuel), “Fanfarria nupcial para viento y percusión” (dedicada a su hijo Antonio José), “Nanas a sus nietos”, “Himno a la Fallera Mayor Moraira” (en colaboración con su buen amigo y compositor Gabriel Barbero de la Blanca), “Himnos Oficiales a las ciudades de Villacarrillo y Torreperogil”, “Himno Oficial al IV Centenario de la Muerte de San Juan de la Cruz”, para coro mixto, “Himno Oficial al centenario de la Adoración Nocturna de Úbeda”, para coro mixto, “Himno al Úbeda C.F.” (grabado por aficionados a nuestro fútbol local con letra del excelente escritor ubetense Ramón Quesada Consuegra y con música de la A.M.U.), “Himno a la Virgen de la Caridad de Jódar” (con letra del autor de este artículo), “Himno a la Virgen del Rosario” (Patrona de Villacarrillo), “Nueva orquestación del Septenario de los Dolores de la Expiración”. Es importante resaltar el “Himno a Úbeda” con letra del Sacerdote ubetense, escritor y poeta, D. Manuel Martell López, que muy bien pudo haber sido el “Himno Oficial” de la ciudad (si bien se estuvo interpretando muchos años) hasta que por circunstancias o motivos políticos lo consideraron sólo como “Canto Oficial”. Otro, que me traspasa el alma, es el “Himno a la Virgen de Guadalupe en su VI Centenario” (con letra del eximio escritor y poeta ubetense Ramón Molina Navarrete) música que, particularmente, es la que más me emociona y sobrecoge de cuantas composiciones posee en su haber el preclaro Director ubetense.

    Debemos destacar, asimismo, sus impresionantes pasodobles:
    “Paula Arias”, “Trofeo Lagartijo”, “Los Amigos”, “Sabiote”, “Torreperogil”, “Villacarrillo”, “La torería de Paco Delgado”, “Curro Gandullo”, “El cazalla”, “Úbeda, tierra morena” (con letra de Paco Santa Cruz.- Cantado), “Rafael Fuentes Martos” (cirujano taurino quien intervino quirúrgicamente en una delicada operación al Sr. Herrera Moya) y “Sánchez Plaza” (en colaboración con el ya mencionado Gabriel Barbero de la Blanca, otro gran músico y compositor ubetense).

    Completa el denominado “Cancionero Ubetense” (la primera parte que fuese comenzada por el Sr. Sánchez Plaza, es finalizada por el Sr. Herrera Moya), siendo los siguientes: “Caminito, caminito” (letra de Ramón Quesada Consuegra), “Achares” (letra de Antonio Cazorla Molina), “Canción serrana” (letra de Francisco Marco), “El Bolero”(letra de Juan de Dios Peñas Bellón), “Al olivar” (letra de Antonio Cazorla Molina), “Por San Miguel” (letra de Juan Martínez de Úbeda) y “La capachera” (letra de Juan de Dios Peñas Bellón).

    También toca el tema de la “Canción ligera”, pudiendo citar las composiciones que, a continuación, se indican: “Tengo una barca”, “Carnaval gitano”, “El abuelo”, “No me diste el amor”, “El charango”, “Campanitas de la aldea”, “El poeta”, “Rock Quiri González”, “El Biligolat”, “La Chunga”, “Tres cosas” y otras más, así como “Esperaré” (Para la orquesta Bing-Band), “Sabor a mi” (Para la orquesta Bing-Band, con arreglos del compositor en estas dos últimas).

    Herrera Moya consigue crear, mediante la unión, trabajo y firmeza, un conjunto musical de gran calidad interpretativa que no sólo se ciñe al ámbito local y provincial, sino que viaja a localidades como Valencia y Madrid para interpretar en conciertos junto con otras agrupaciones y obteniendo gran éxito de público y crítica. También es importante destacar la grabación del cúadruple CD titulado “Marchas de la Semana Santa ubetense en el año 2006” (Estudio de D. David Castro), con anterioridad se llevaron a cabo grabaciones efectuadas por D. Gerardo Ruiz del Moral Fuentes y D. José Luis Latorre Bonachera.

    Cabe destacar que el Sr. Herrera Moya fue fundador del Cuarteto de Cámara “Ciudad de Úbeda”, de importante relevancia, deleitándonos con sus diversas intervenciones.

    Asimismo formó parte del denominado Trío de Cámara “Ciudad de Linares”, compuesto por un piano y dos clarinetes, con actuaciones de resonado éxito.

    El 26 de mayo de 1989 y en el Salón de Actos de las Escuelas Profesionales de la Sagrada Familia, la Asociación Cultural “Amigos de la Música”, dentro de Primer Festival Internacional de Música y Danza “Ciudad de Úbeda”, concede al Sr. Herrera la Medalla de Oro de la Asociación, así como un precioso bastón con la cabeza, en marfil, del genial Beethoven. En el concierto interpretado, en la expresada fecha, nuestro afamado Director estrena dos grandes obras: “La Sinfonía Ubetense” y “Misa solemne a Nuestra Señora del Gavellar”. Los músicos de la Agrupación Musical Ubetense le obsequian con una fina y elegante bandeja de plata, adornada con una lira y el emblema de nuestra ciudad, y con la siguiente inscripción: “Tu Banda te felicita y te anima a seguir componiendo. Úbeda, 26 de mayo de 1989”.

    En el mes de diciembre del año 1991 recibe el Premio “A las Artes y a las Letras”, otorgado por la Casa de Úbeda en Madrid.

    Es importante reflejar el recibimiento, en junio de 2007 y en el Auditorio del Hospital de Santiago, del XVIII Premio Nacional de la Asociación Cultural “Amigos de la Música” de la que fue Fundador y Primer Presidente ( premio consistente en un espléndido atril de cerámica, realizado por Paco Tito).

    Los miembros de la Agrupación Musical Ubetense obsequiaron a su Director con un Busto, en cerámica, obra de Paco Tito, en el año 2007 y en el Auditorio del Hospital de Santiago, con motivo de su último concierto.

    Es obligado dejar constancia del hecho de tomar su batuta para dirigir, magistralmente, a la Orquesta Ciudad de Córdoba y a la Filarmonía de Madrid, así como a la Orquesta Sinfónica de Bucarest.

    No es posible olvidarse de aquél magnífico Pregón de nuestra Feria de San Miguel, castizo y costumbrista, que pronunciara el 27 de septiembre de 2007 y de cuya presentación tuve el honor de hacerme cargo.

    Don Manuel Antonio Herrera Moya se despide oficialmente de su amada Agrupación Musical Ubetense, tras 38 años de encomiable labor al frente de la misma, el día 16 de julio de 2007 durante la Procesión de la Virgen del Carmen por el Barrio Histórico de su siempre queridísima ciudad. ¡Y qué mejor despedida que llevarse, para siempre, las divinas y confortadoras bendiciones de Nuestra Señora del Carmelo! Desde que se jubilara consideró que era conveniente un merecido descanso. De este modo se mantuvo algunos años, si bien el “gusanillo” de su música del alma comenzó a brotar desde sus más sensibles adentros y en el año 2011 compone un “Concierto para chelo y orquesta” (sin estrenar) inspirado y dedicado a la niña Marta, su amantísima nieta, quien, con diez años de edad, se marchó al cielo un 26 de octubre de 2010, entre las lágrimas y los más sublimes arpegios musicales brotados de la apesadumbrada alma del “Maestro”.

    Hacia finales del año 2013 y durante todo el año actual de 2014 se ha volcado por entero en la composición de obras diversas que se hallan pendientes del oportuno estreno. Así pues, podemos citar: “Pequeño capricho para oboe y piano” (Dedicado a “Quico”, hijo de Sebastián Cabrera, oboista de la Banda de Música de Jaén), “Nanas” (dedicadas a sus nietos), “Nana” (dedicada al nieto del autor de este artículo), “Transcripciones para orquesta de obras bandísticas: Sinfonía nº 1 Ubetense, Jaenera (pequeña suite) para orquesta y orquesta con trompeta barroca (2 versiones), Los viajes de Zaneo y Nuestra Señora de Gracia”, “Canción Loca”, para voz y piano (letra de su nieta Lucía), “Canción La princesa es una estrella”, para voz y piano (letra de su nieta Paula), “Concertino para trompa y piano” (dedicado a su nieto Pedro Ángel), “Concierto para marimba y orquesta de cuerda” (dedicado a su hijo Antonio José), “Sinfonía nº 2” (la dama de los grandes pensamientos, “quasi un poema sinfónico”), “Adagio para trompa y piano” (dedicado a su nieta Paula), “Adagio para chelo y piano” (dedicado a Gabriel Sevilla), “Concierto para saxofón alto y Banda de Música de Jaén” (Dedicado a Bartolomé Conchillo Villar, músico de Torreperogil, Úbeda y Jaén), “Concierto para clarinete y orquesta de cuerda” (dedicado al actual Director de la Agrupación Musical Ubetense D. Rafael Martínez Redondo), “Concierto para flauta y orquesta de cuerda” (dedicado a su hijo Miguel Ángel), “Salve Regina, para coro mixto, en latín”, “Perpetuo pequeño adagio armónico para tres clarinetes” (dedicado al clarinetista de la Agrupación Musical Ubetense Rafael Martínez Barbero, hijo del actual Director de la Agrupación D. Rafael Martínez Redondo), “Concierto para piano y orquesta.- Segundo y Tercer tiempo” (correspondiendo el primer tiempo al ya aludido para 2 pianos, estrenado en Madrid que, a su vez, se transcribió para banda y piano el referido “Primer tiempo” con el nombre ficticio de “Fantasía para piano y orquesta”), como nota anecdótica debemos comentar que desde que se compuso el primer tiempo hasta su finalización con el 2º y 3º han transcurrido más de 40 años, “Cuarteto para clarinete, dos trompas y piano” (dedicado a su hijo Pedro Manuel y a sus nietos Pedro Ángel y Paula) y “Alma Redemptoris Mater”, para coro mixto, en latín).

    Debemos significar que se halla en tramitación el “Himno Oficial a la ciudad de La Zubia” (Granada).

    Muy recientemente ha finalizado una Misa de Réquiem en latín, con letra facilitada por D. Eusebio Figueroa Mora, Párroco de la Iglesia de San Juan Bautista de nuestra ciudad, letra en latín y, asimismo, en castellano para distinguir el autor el carácter de cada parte de la Misa.

    En el marco de su producción se puede encontrar al maestro Herrera Moya inmerso en un período que denominamos de transformación y desarrollo musical donde nuevos proyectos compositivos están en proceso de creación, continuando con las referencias de su propia obra.

    Como habrán observado, queridos lectores, la trayectoria del Maestro Herrera se hace bastante extensa, no en vano estuvo 38 años dentro de la singladura de los 50, como Director de nuestra siempre muy querida Agrupación Musical Ubetense.


    Las Bandas Invitadas

    Asociación de Amigos de la Música "Jerónimo Caballero". Bedmar (Jaén)

    La primera banda de música de la que hay datos, como bien organizada, se remonta al año 1934, dirigida por Don Francisco Caballero Espinosa, hijo del pueblo, de 47 años de edad, apodado “El Mastriche”, el cual nos relata la historia musical desde ésta fecha para atrás.

    En Bedmar siempre hubo varios grupos pequeños de aficionados a la música. Uno de ellos eran los hermanos llamados “Los particulares”, que el mayor de ellos, llamado Juan, los dirigía. Otro grupo dirigido por Antoñico, “El sochantre” de la Iglesia de Bedmar y también otro señor llamado Vicente Cruz Aznar, secretario del Ayuntamiento de Bedmar.

    Entre estos grupos musicales siempre había mucha rivalidad, y como es natural, todos querían hacer las actuaciones del pueblo. Nos cuenta el señor Caballero una anécdota muy curiosa: “Necesitando el Ayuntamiento una banda de música para amenizar las fiestas del pueblo de ese año, les fue pidiendo precio a los dos grupos de músicos que habían. Estos fueron bajando el precio, alternativamente, hasta que uno de ellos bajó tanto que se ofreció a hacer la actuación gratis. Entonces el otro grupo, no pudiendo bajar más, ofreció hacer la actuación gratis y, además, pagar los fuegos artificiales del castillo y así fue como éste último grupo quedó contratado”.

    Partiendo del año 1934 se organizó ya una sola banda dirigida por Don Francisco Caballero Espinosa. Esta siguió actuando normalmente en el pueblo y saliendo, además también, a las fiestas de Albanchez, Garciez y otras.

    Como ellos se tenían que comprar los instrumentos, repertorios y demás, los que no podían o podían menos, le pidieron al director el favor de que les ayudara comprándole, él mismo, los instrumentos de su propio bolsillo y posteriormente ellos se lo irían pagando poco a poco, con lo que ganaran en las actuaciones. Entonces el maestro Caballero, como buena persona que era y teniendo buena situación económica, aceptó y les compró los instrumentos que necesitaban. Pero fue pasando el tiempo y pocos le abonaron el importe de los mismos, aunque la banda siguió adelante y funcionado bien.

    Después hubo unos años de decadencia con la llegada de la Guerra Civil Española, pues marcharon todos los jóvenes, a la misma, y con los pocos que quedaban raramente actuaban. Una vez finalizada la guerra volvieron todos menos uno, que murió, apodado “El Vizcaino”, hermano mayor de otro que también fue músico, después, con el maestro Caballero.

    Este fue reorganizando la banda con los músicos, que volvieron de la guerra, y en esas mismas fechas organizó también una Orquesta-Rondalla, con jóvenes y algunos músicos de más edad. Esta orquesta es la que tiene hoy Bedmar y se la conoce con el nombre de “Viejas Glorias”, por los éxitos que tuvo entonces. El maestro Caballero continuó trabajando, como buenamente podía, con su banda y también con la orquesta.

    Con la banda ocurrió un hecho, en una actuación que les mandaron hacer gratis: Al final de la actuación el jefe de la falange, que entonces era una gran autoridad, les mandó que tocaran el himno de la falange. Por otra parte el sargento, jefe de la guarnición militar que había quedado en el pueblo, que también era una gran autoridad, les ordenaba que tocaran el himno nacional. Entonces el maestro Caballero y los músicos, después de muchas dudas y todos asustados, tocaron el himno nacional. Al terminar la interpretación, el jefe de la falange los metió a todos en la cárcel, aunque sólo estuvieron durante el día, a la noche los pusieron en libertad. Este fue sólo un hecho de los muchos que ocurrieron en la post-guerra. Mientras tanto, la banda seguía funcionando, eso si, siempre con los mismos problemas: Instrumentos y repertorios.

    En una ocasión, también, dirigió la banda, durante un año, un músico de Bedmar llamado Manuel Fernández Rentero, continuando después, nuevamente, el maestro Caballero.

    En la década de los años 40, se hizo cargo de la banda el Ayuntamiento, asumiendo todos los gastos como instrumentos, repertorios, además del primer uniforme que tuvieron; uniforme normal, como son todos los uniformes, pues en la post-guerra les obligaban a vestir como falangistas: Camisa azul y boina roja, además de comprarse cada uno, dichas prendas.

    El Ayuntamiento dispuso una pequeña paga para el director y los músicos. De ésta forma el maestro Caballero, al tener más apoyo con el Ayuntamiento y teniendo pocos músicos y de edad avanzada, se tomó el gran trabajo de enseñar nuevos músicos y con la ayuda de su hijo Jerónimo, de muy corta edad, consiguió renovar la banda totalmente, con gente joven. ¡Ahora sí que fue un gran éxito para la banda y el pueblo!. Cobraban todos los meses, aunque poco, era libre de gastos y todos contentos. Así fueron pasando los años de dicha década.

    El maestro Caballero, que era ya de edad avanzada, no se encontraba muy bien para seguir con dicho trabajo, además del que le suponía su pequeño taller de carpintería. Perdió la ayuda que tenía con su hijo Jerónimo, que marchó a hacer el servicio militar. Entonces el Ayuntamiento contrató, para la dirección de la banda, a un músico de Murcia llamado Germán Galindo, el cual estuvo varios años. Recibió el apoyo del alcalde que lo trajo, Don Pedro Suarez, le puso un buen sueldo y ganó mucho dinero; pero de trabajo nada. Hasta que pasados cuatro años volvió el hijo del maestro, Jerónimo Caballero, del ejército. Siendo contratado, por el Ayuntamiento, para las clases de música en la banda. Poco después se marchó el señor Galindo, continuando Jerónimo Caballero, como director, con toda la carga de la banda: Clases de música y dirección. Aunque el sueldo fue más reducido que el del señor Galindo, sacó nuevos músicos y consiguió mejorar bastante la banda.

    El sueldo del que disponían, siempre, fue pequeño tanto para Jerónimo Caballero, como director, como para los músicos. Como no había trabajo en el pueblo en aquella década de los años 60, emigraron muchos músicos y hasta el director marchó en el año 1965 a Huércal-Overa (Almería), donde fue contratado por el Ayuntamiento, de dicha localidad, como funcionario. Ni siquiera el alcalde de Bedmar Don José Maria (Médico), trató de ayudarle para que no se marchara, condenando de ésta forma a la banda y al pueblo de Bedmar, que tanta afición tenía a la música, a carecer de ella durante veinticinco años. Teniendo que contratar para las fiestas más importantes a otras bandas de fuera y el resto de fiestas, sin música. Tiempo después, algunos alcaldes de Bedmar, le decían a Jerónimo Caballero, cuando venía de vacaciones, que volviera al pueblo, que lo necesitaban para rehacer la banda, a la vez que se quejaban de tantos años sin ella. Pero ninguno ofrecía nada que le mereciera la pena volver, puesto que Jerónimo disponía, en Huércal-Overa, de un buen trabajo y más medios de vida que en Bedmar.

    Pasaron muchos años así, hasta que hubo en Bedmar un alcalde valiente que dijo “hasta aquí hemos llegado”. Este fue Paco Reyes, que en una ocasión hablando con Jerónimo y su hijo Juanjo (profesor de música en conservatorio) les dijo que, si no podéis venir vosotros, decidme qué puedo hacer para tener una banda en Bedmar. Entonces, aconsejado tanto por Jerónimo como por su hijo Juanjo, hicieron la agrupación musical que existe hoy, teniendo a bien ponerle el nombre de “Asociación Amigos de la música Jerónimo Caballero”. Como ayuda y ánimo a todos para organizar esa nueva banda, Jerónimo vino con la suya a las fiestas de 1989. Esta era la banda municipal de Huércal-Overa, que había hecho él en su academia. Vinieron totalmente gratis y realizaron diversas actuaciones, como fueron: Pasacalles por todo el pueblo al llegar, amenizar la comida de la tercera edad y por la noche un concierto en la plaza, en la puerta del Ayuntamiento. Dichas actuaciones fueron un gran éxito, siendo muy sentimentales para Jerónimo, su hijo Juanjo, que ayudó tocando la flauta y para toda la familia. Sobre todo para su hijo mayor, Francisco, que también era músico, pero estuvo grabando con una cámara todas las actuaciones. Siendo de gran recuerdo para toda la familia, que son todos de Bedmar y conservan dichas grabaciones.

    Gracias a Paco Reyes, aquí empieza la historia de una nueva banda en Bedmar “Asociación Amigos de la música Jerónimo Caballero” que, con el apoyo de algunas personas distinguidas del pueblo, ayudaron a la organización y así continúan en la junta directiva, y sobre todo del Ayuntamiento. En muy poco tiempo, y con la ayuda de los pocos músicos viejos que quedaban de Jerónimo en el pueblo, empezaron a actuar. Saliendo nuevos músicos con la enseñanza de varios señores que pasaron por la academia, entre ellos uno de Jimena, después otro de Ubeda llamado Juan José Valero, que hicieron todo lo que pudieron, contratando por último a Francisco Bernal González, profesor de clarinete del conservatorio de Jaén. Habiendo logrado, con su enseñanza y buen trabajo, tener una buena banda en la actualidad.


    Agrupación Musical Ubetense. Úbeda (Jaén)

    La Agrupación Musical Ubetense es heredera directa de la antigua Banda Municipal de Música de Úbeda, la cuál data su fundación hacia 1925, bajo la batuta de D. Emilio Sánchez Plaza.

    Durante los años de la República, asumió el puesto de subdirector del conjunto D. Vitoriano García Alonso, hecho que propició su participación en diversos certámenes bandísticos celebrados a lo largo de la geografía provincial como Jaén y La Carolina, tocando con gran precisión y éxito. Posteriormente, vinieron años de admiración y reconocimiento, en los que el conjunto se superaba constantemente con favorable crítica en conciertos, certámenes y salidas a otras poblaciones, copando en varias ocasiones los primeros premios en concursos de bandas de música.

    Es en 1969, y coincidiendo con la jubilación de su director titular D. Emilio Sánchez Plaza, cuando la Banda Municipal de Música de Úbeda rescinde su relación funcionarial con el Ayuntamiento de Úbeda por causas ajenas a la misma.

    Sin embargo, inmediatamente se produjo su continuidad, y bajo la dirección del joven director D. Manuel Antonio Herrera Moya, recibe el nombre de Agrupación Musical Ubetense, que constituyéndose como una Asociación de carácter Cultural, mantiene desde entonces un convenio de colaboración con el Ayuntamiento. Herrera Moya consigue crear, mediante la unión de talento, trabajo y firmeza, un conjunto musical de gran calidad interpretativa que no sólo se ciñe al ámbito local y provincial, sino que viaja a localidades como Valencia y Madrid para participar en conciertos junto con otras agrupaciones y obteniendo gran éxito de público y crítica. También es importante destacar la grabación del cuádruple CD titulado Marchas Procesionales de la Semana Santa Ubetense en el año 2006.

    En 2007, tras la jubilación de D. Manuel Antonio Herrera Moya, toma la dirección su hijo D. Pedro M. Herrera Molina, consiguiéndose durante este año el Primer Premio en el I Concurso Regional de Bandas de Música celebrado en Villanueva del Arzobispo.

    En la actualidad, y desde el año 2008, dirige la Agrupación Musical Ubetense D. Rafael Martínez Redondo, consolidando además un nuevo proyecto musical titulado Taller de Banda que incluye el trabajo directo con los músicos más jóvenes en período formativo, en colaboración con la Escuela Municipal de Música “Joaquín Sabina” de nuestra localidad.

    El repertorio de la A.M.U. viene siendo ampliado continuamente, por lo que su variedad es muy significativa, interpretando desde las obras más clásicas hasta las nuevas composiciones realizadas exclusivamente para banda, pasando por supuesto, por un gran número de pasodobles, marchas procesionales y bandas sonoras de películas.

    Cabe destacar que la Agrupación Musical Ubetense cuenta con Himno propio, el cual tiene la peculiaridad de ser el primer himno que se dedica a una banda de música. Fue compuesto por el músico ubetense Pedro Alberto Cobo Molina, integrante de la misma, y estrenado el día 19 de noviembre de 2011 en el Concierto Extraordinario de Santa Cecilia.

    Durante este año 2014 la AMU se encuentra inmersa en la celebración de L aniversario de su fundación, por lo que viene desarrollando diferentes actividades, conciertos y actos en conmemoración de tan importante evento.



    En los medios...