Historia de Zeus (orígenes)

      
         
Zeus, es el Dios del cielo y de los truenos en la mitología griega, pero también tiene diferentes representaciones en las otras mitologías, por ejemplo, en la mitología romana es el Júpiter y en la escandinava, es el Thor. Su padre fue el Rey Crono y su madre fue la hermana de Crono, Rea. Los orígenes de Zeus, se remontan hacia la creación del Universo cuya historia es necesaria comprender para poder saber quién es Zeus y de dónde vino.

            Antes de la creación de la Tierra, el mar, los dioses o los humanos, había un espacio en el que nada existía llamado Caos. Este espacio inhabitado, se dividió en la tierra, el cielo y el océano y después de la creación de dichos elementos, nació una diosa, que no necesitó de una madre para comenzar su existencia, es decir, nació de la nada, esta diosa se llamaba Gaia y tomó el control de todo lo existente hasta el momento. Mientras Gaia creaba la Tierra y la embellecía con montañas y lagos, se comenzó a sentir solitaria, por lo que empezó a tener unos grandes deseos de tener hijos que habitaran y gobernaran el hermoso mundo que ella había creado. Tan fuertes eran los deseos de Gaia de tener hijos, que quedó embarazada por sí misma, es decir, no necesitó de una figura masculina para hacerlo, y dio a luz a Uranio, con quien luego tuvo otros hijos.

            Uranio sufría de un gran temor, el tenía la idea de que sus hijos lo destronarían y le quitarían todo su poder, por lo que cada grupo de hijos que tuvo Gaia, los devolvió a su vientre o los llevó a tierras lejanas para evitar que crecieran y que posteriormente se apoderaran de lo que le pertenecía. Después de múltiples arrebatos de los hijos de Gaia por parte de Uranio, Gaia se sentía entristecida y enojada con él, por lo que decidió tener otro grupo de hijos quienes son llamados los Titanes, este grupo, estaba conformado por seis (6) dioses (Océano, Ceo, Crío, Hiperión, Jápeto y Crono) y seis diosas (6) (Febe, Mnemósine, Rea, Temis, Tetis y Tea). Uranio, al sentir temor de este nuevo grupo de dioses, también los devolvió al vientre de Gaia, pero esta, cansada de los abusos de Uranio y deseosa de que sus hijos salieran y disfrutaran el mundo que ella había creado, decidió planificar junto con ellos, una manera de engañar a Uranio para que pudieran salir de su vientre, por lo que, una noche, cuando Uranio ya se encontraba acostado, Crono (el más joven y audaz de los Titanes), saltó del vientre de su madre y apuñaló a Uranio con un cuchillo y este, ya moribundo, pronunció sus últimas palabras, con las cuales maldijo a Crono y le advirtió que que uno de sus hijos lo traicionaría de la misma manera que él lo hizo. Sucedido esto, Crono se convirtió en el rey y el líder, se casó con su hermana Rea y gobernó el universo por un largo período, pero siempre atormentado y atemorizado por la predicción de su padre.


            Finalmente llegó el momento al que Crono tanto temía, Rea estaba esperando a su primer hijo y el miedo de Crono se incrementó de tal manera que al nacer su hijo, se lo tragó para impedir que se volviera realidad lo que le dijo su padre. Esto se repitió con los próximos cuatro (4) niños dioses que Rea dio a luz, pero al quedar embarazada otra vez, Rea ideó un plan para salvar a su hijo; poco antes de dar a luz, simuló que tuvo al niño y le hizo entrega a Crono de una piedra envuelta en una manta en vez del bebé y este, creyendo que se trataba del niño, se la tragó al igual que lo hizo con sus cinco (5) hijos anteriores y nunca se enteró que había sido engañado por su esposa y que poco tiempo después, su hijo nacería a escondidas. Cuando llegó el verdadero momento de dar a luz, Rea tuvo un hermoso bebé llamado Zeus, a quien envió a Creta para mantenerlo oculto de su padre, allí, lo criaron dos ninfas hasta que se convirtió en un joven fuerte y poderoso. Una vez que Zeus creció, Rea se lo llevó de Creta y lo hizo pasar por un sirviente de Crono y este nunca supuso que se trataba de su hijo. Un día, Zeus envenenó la bebida de su padre y este la bebió rápidamente,  el veneno hizo reacción inmediatamente y ocasionó que Crono vomitara a todos los hijos que se había tragado anteriormente y estos, al liberarse, huyeron velozmente al monte Olimpo y nombraron a Zeus como su líder. A partir de este momento estalló una terrible guerra que duró diez (10) años, entre los Titanes liderados por Crono y los dioses del Olimpo liderados por Zeus. Los dioses del Olimpo salieron victoriosos, venciendo a todos los Titanes incluyendo a Cronos. Los Titanes, después de su derrota, fueron enviados al Monte Tártaro, y a Cronos, en señal de venganza, lo enviaron a la Isla de la Muerte donde se quedó para siempre.


        Es entonces cuando Zeus se convierte en el rey del cielo, de la tierra y de los dioses, en el líder supremo y jefe del Olimpo.



Referencias:

GRAVES, R. (1985). The Greek Miths, Volumen I. (L. E. Graves, Trad.) Madrid: Alianza Editorial Madrid. Recuperado de: http://historiantigua.cl/wp-content/uploads/2011/07/Graves_Robert_-_Los_mitos_griegos_I.pdf 

HOULE M. MICHELLE (s.f). THE GODS AND GODDESS IN GREEK MYTHOLOGY. United States of America: Enslow Publishers, Inc. Recuperado de: http://zeus.pro/pdf/mythology/Gods_of_Greek_Mythology.pdf




Comments