No al toque de queda para jóvenes ni al fascismo

VOLVER AL INICIO DEL SITIO: http://frentegrande.org


                                    

Por la presente quiero manifestarme en contra del proyecto de ley que impediría circular a los jovenes por las ciudades luego de las 22:00 hs. propuesto por Olmedo. (Lo dicho por Olmedo: http://www.4400noticias.com.ar/noticia.php?noticia_id=7954)

Debemos construir sociedades donde las personas puedan circular con seguridad por todos lugares y a todas las horas.

No es el camino correcto encerrar a la juventud ni criminalizar inocentes. Aquellas personas que actúen mal deberán atenerse a las consecuencias que les imponga la ley, pero bajo ningún punto de vista podemos condenar a millones de jóvenes intachables al encierro. No es un mensaje correcto. Es decir que las calles son de los maleantes.

Debemos construir justicia y libertad, no guetos, ni sociedades atemorizadas

Debemos apostar a recuperar el derecho a la sana diversión, a que los jóvenes puedan conversar en las calles, visitar a sus amigos, salir a divertirse, trabajar y relacionarse sanamente y sin miedo.

Perseguir a los narcotraficantes, tratar a los adictos, y dar oportunidades a todos los que no sean adictos.

Los jóvenes a las escuelas, los militares a los cuarteles y los criminales a la cárcel.

Los verdaderos valores de la libertad y el respeto se adquieren en la civilización no en la barbarie.

Las "sociedades del control" solo han demostrado empeorar lo que proponen corregir. Encierren a los jóvenes en sus casas y sólo tendremos personas agresivas sentadas adelante de las computadoras y televisores

Propongo recuperar la sociedad de "Mi hijo el Doctor", fortaleciendo la educación pública, brindando oportunidades de trabajo dignas para todos y todas. El deporte y la cultura deben ser promovidos fuertemente. Formemos talleres y clubes en todos los barrios, para todos los deportes, para todas las artes, para todas las ciencias. [1]

Veamos los ejemplos que funcionan hoy en Salta, como el taller de Física que dicta Daniel Cordoba en la UNSa y el IEM.

 Veamos los miles de jovenes que practican deportes, que hacen danza, canto, instrumentos musicales, pintura, y que trabajan  y se ganan el sustento para si y su familia dignamente.

 Esa es nuestra juventud, eso debemos mostrar en los medios, y no hablar solo de los delincuentes y adictos.

 Nuestra juventud no tiene la cabeza dada vuelta. Hay algunos jovenes que caen en las garras del delito y debemos tratarlos como la ley indica, pero bajo ningún punto de vista podemos denigrar o encarcelar a todo el resto de los jóvenes, que estudian, trabajan, se divierten, aman y viven con dignidad y libremente.

 Que los menores de 16 años no voten no nos da el derecho de inculparlos de todos los problemas que nosotros los adultos hemos creado.

 Hay millones de jóvenes argentinos que no se merecen ser referenciados  ni tratados de esta forma.

 Construyamos un país de libertad, de igualdad y de fraternidad. No al miedo.

 

Comments