El papel de un legislador en el marco de un proyecto político. Basta de Obsecuencia

VOLVER AL INICIO DEL SITIO: http://frentegrande.org



Constitucion Provincial, Art 93: La Legislatura está compuesta por una Cámara de Diputados y otra de Senadores. Ejerce el Poder Legislativo mediante leyes, controla la gestión del Poder Ejecutivo y hace efectivas las responsabilidades políticas de los altos funcionarios de la Provincia.

Mucho se hablo -y algunas veces no se entendió- la posición del Frente Grande en relación al proyecto político iniciado en el 2007, y su espíritu crítico. En estos momentos en que el partido continua en ese proyecto político -como no podía ser de otra forma dado que no hubo cambio doctrinario alguno en el mismo- y dado que llevamos candidatos a legisladores en diferentes categorías es importante profundizar en lo que esperamos de los legisladores que resulten electos.

En las democracias modernas la función política se expresa a través de diferentes poderes y quienes militan por una causa transformadora deben participar en dicho marco. La persona que un proyecto propone para un cargo de Gobernador o Intendente tiene la misión constitucional de ejecutar las políticas propuestas a la ciudadanía por el proyecto. Quienes resultan elejidos como Legisladores tienen por un lado que redactar las leyes que el proyecto requiere pero por otro controlar que el ejecutivo cumpla en tiempo y forma con dicho proyecto.   

Estudiemos un ejemplo concreto. Una de las propuestas del proyecto ganador en el 2007, fue la modernización de la Provincia. Entonces es claro que un sistema de voto electrónico esta incluído en dicho proyecto. Así pues, apoyamos esta idea, aunque dijimos claramente que hubiesemos preferido que primero se complete la informatización de escuelas, comisarias, centros de salud, etc..  Ahora, apoyar una idea implica también la responsabilidad de mejorarla como hicimos en numerosas ocasioenes proponiendo cambios. Y también, apoyar un proyecto, implica denunciar los problemas, como hicimos en este caso al decir claramente que con el sistema tal como lo instrumentó el Tribunal Electoral, nada impide a la empresa privada ganadora de la privatización de las elecciones o al propio Tribunal, ejecutar un fraude.  

Hasta la fecha no se ha comprobado ningún hecho de corrupción en este gobierno. Pero si nuestro partido conociere de alguno no dudaríamos un instante en denunciarlo. Es la forma de apoyar un proyecto que el Gobernador que elegimos tiene la responsabilidad de llevar adelante. 

También hemos propuesto innumerables programas como el de regularización catastral, presentado en su momento en el Concejo Deliberante de Salta y que es absolutamente necesario para el crecimiento ordenado de nuestras ciudades.

Entonces el rol legislativo de un oficialista es aportar con ideas y leyes conducentes al proyecto y controlar al Gobernador, Intendentes y funcionarios en la ejecución del mismo.

¿Cual es el papel de la oposición entonces? Claramente la oposición debe intentar evitar que se avance en los puntos del proyecto con los que no están de acuerdo y controlar al ejecutivo en cuanto al cumplimiento de la Constitución y las Leyes.  Todas las legislaturas deben luchar contra la corrupcion en el ejecutivo y por el cumplimiento de las leyes. Los oficialistas además deben controlar el avance del proyecto votado por la mayoría. Y los opositores evitar que las mayorías avasallen a las minorías. Es claro. Es el esquema republicano de balanzas y contrabalanzas. En esta Salta donde casi no existe oposición es más importante que nunca que el oficialismo realize a conciencia su tarea de control.

Lo que no indica en ningún momento la Constitución es que los oficialistas deben ser obsecuentes y esto esta claro para cualquiera que haya estudiado las ideas democráticas. Es una de las cosas que tenemos que cambiar. Necesitamos legisladores que aporten y que también controlen. En nuestro caso oficialistas, pero tambien de la oposición.

En todo proyecto político existe cooperación para conseguir las metas y competencia por conducirlo. Hoy todos hemos coincidido en que Urtubey es el indicado para hacerlo. Pero esto no siempre tiene que ser así. Es lógico y sano que dentro del proyecto exista competencia interna por el liderazgo del mismo. Esto en el caso del Frente que integramos se expresa en las distintas corrientes que competimos por cargos legislativos y que sumamos votos al Gobernador. Las distintas expresiones coincidimos en el núcleo de un  programa común pero tenemos diferentes capacidades para aportar y también matices y propuestas que amplian en diferentes direcciones el núcleo común de ideas. Y esto obviamente se resuelve en las urnas.

No es lo mismo, entonces, votar a el PJ, que se incorpora al Frente en esta elección, que al Renovador o al Frente Grande Por un lado hemos demostrado que no somos obsecuentes ante los problemas y los retardos en el avance del proyecto, por otro que tenemos ideas que aportan al mismo desde una perspectiva latinoamericana, popular y progresista. Por ejemplo, pensamos que la Constitución plantea una solución aceptable al problema de la educación religiosa, pero la ley actual  viola la Constitución. Entonces  e propondremos cambios a esa legislación para que cada padre y cada madre pueda obtener la educación que considere apropiada para sus hijos, religiosa o no, tal como dice la Constitución y niega la ley al imponerla como obligación.  Hemos además insistido en que debemos cumplir la promesa de una mejor educación técnica con mas ciencia y tecnología. Y nos manifestamos por que se instrumente el seguro de salud. También es claro que proponemos avances mucho mas fuertes en la justicia social,  en un programa de democracia participativa y en la construcción de economías emprendedoras, sustentables, participativas y solidarias. Queremos un medio ambiente sano, junto con la no violencia y el bienestar animal.  Nuestra principal actividad legislativa sera la de proponer un esquema emprendedor que permita el crecimiento económico basado en las nuevas ideas de producción en redes que tanto éxito estan teniendo en el mundo en generar trabajo y pueden ser la forma de concretar la propuesta del Gobernador para industrializar Salta.

Rechazamos y debemos insistir en esto, el lenguaje de obsecuencia y verticalismo que plantea el seguidismo ciego a un lider. Planteamos un frente político dinámico, moderno, con cooperación para transformar y competencia interna para avanzar.  Vemos un Gobernador e Intendentes al servicio de un proyecto y no en partidos instrumentos de ambiciones personales. Pensamos  que todos los militantes de un proyecto deben tener voz y oportunidad de participar en la ejecución de los proyectos comunes. Y decimos esto tanto adentro como afuera. 

Esta campaña política es una buena oportunidad, para debatir no solo el camino central que la Provincia debe seguir, en apoyo al proyecto nacional, sino también los colores o sabores en ese proyecto.  Modernizar la política implica contar con partidos y frentes políticos modernos y dinámicos capaces de articular consensos y debatir disensos o tendencias. Es hora de dar el debate de que frente queremos y que ideas llevaran nuestros legisladores.

Comments