Ética Política

     La conducta individual incluye múltiples relaciones con los otros: con los grupos en los que interactuamos regularmente y con otros individuos miembros de la sociedad en la que nos integramos.

     Cada sociedad establece normas de distinto grado de obligatoriedad, que regulan la conducta de sus miembros: usos, costumbres y leyes.

     En su proceso de socialización, el ser humano va incorporando normas a su conducta. El hombre puede reflexionar acerca del valor moral de las normas, puede preguntarse si las normas de la sociedad y del Estado indican conductas buenas o no. La filosofía también se ha preguntado acerca de cuál debe ser la finalidad del Estado. La filosofía política se plantea o,como debe ser un Estado perfecto, cual es la mejor forma de gobierno, que deberes deben cumplir los miembros de un Estado, que cualidades deben poseer los gobernantes…

     El sistema de gobierno republicano democrático se basa en una filosofía política que considera que la soberanía, es decir, el poder y el derecho de gobernar, reside en todo el pueblo. Las restantes características de este sistema se derivan del principio de la soberanía popular. El fin del Estado debe ser lograr el bien común. Para lograrlo los gobernantes actúan en nombre del pueblo y son responsables ante él.

Tanto gobernantes como gobernados deben cumplir las leyes y éstas deben basarse en una ética o moral que respete como valores fundamentales la LIBERTAD, la JUSTICIA y la IGUALDAD. El buen funcionamiento del sistema requiere la participación activa de todos los miembros, no solo en los actos electorales sino también en los distintos ámbitos en que se desarrolla la vida cotidiana y a través de los medios masivos de comunicación.

     Las funciones de gobierno son periódicas y todos los ciudadanos están en igualdad de condiciones para intervenir en los asuntos de gobierno. Por eso las cualidades que deben desarrollar, tanto gobernantes como gobernados son similares: RESPONSABILIDAD, SOLIDARIDAD, TOLERANCIA, JUSTICIA…

     El pueblo de un Estado democrático se beneficia con una continua educación cívica. Aprende a participar, participando: los problemas son debatidos, se requiere la opinión y la decisión y en este proceso de participación, el pueblo se educa. La democracia no evita que se cometan errores pero permite la autocorrección.

     El estado republicano democrático no confía en que solo gobiernen los más inteligentes, porque podrían hacerlo buscando su propio beneficio, ni los más poderosos, ni los más experimentados, requiere de la participación de todos para asegurar el BIEN de toda la COMUNIDAD.

 

     

ĉ Cualidades de un gobernante.doc
Ver Descargar
  25 kb v. 1 21/2/2012 18:02 Alicia Florian
Comments