Unidad 3

EL PENSAMIENTO SOCIAL DE S. FREUD 

INTRODUCCIÓN 

Muchos de los conceptos psicoanalíticos tuvieron su origen y lugar en el campo de la práctica clínica; sin embargo, al adentrarse poco a poco en el sufrimiento humano a Freud le fue posible reconocer un estado constante de mal-estar que acompañaba al hombre. El conflicto intra psíquico es testimonio de la condición que se expresa en las distintas psicopatologías. Al transitar a la dimensión cultural Freud se encuen­tra en condiciones de comprender más a fondo ese estado permanente del ser humano, así, el mal-estar en su génesis y en su devenir siempre implica una rela­ción con el otro, un lazo social; de tal modo que podemos dejar atrás la expresión “ser humano” y recuperar el concepto de sujeto ya que esto permite explorar la complejidad de los fenómenos psíquicos y sociales.

La aventura intelectual que corre Freud al explorar el campo de lo colectivo re­ditúa como experiencia enriquecedora al proponer el anudamiento entre el espacio in- trapsíquico y el mundo intersubjetivo. Pero la cultura no es un espacio en abstracto, se materializa en relaciones complejas, que son determinantes para la estructuración del sujeto. La triangulación edípica nos remite a un campo donde el devenir de las genera­ciones afecta esa estructuración. En Psicología de las masas, texto clásico de los de­nominados “escritos sociales”, Freud encuentra un elemento sustancial que implica el rechazo rotundo a diferenciar la Psicología social de la individual, no está por demás citar ya una muy conocida frase: “En la vida anímica individual aparece integrado siem­pre, efectivamente “el otro”, como modelo, objeto, auxiliar o adversario, de este modo la Psicología individual es al mismo tiempo Psicología social en un sentido amplio, pero plenamente justificado”. (Freud 1981) Los otros textos sociales continuarán ese trabajo de recuperación del otro en la estructuración del sujeto: la sexualidad, el complejo de Edipo, parricidio, identificación, represión, pulsión de muerte, son utilizados ahora para dar cuenta de fenómenos colectivos, abriendo así la posibilidad de tender un puente entre la concepción metapsicológica y los procesos grupales e institucionales de los cuales se encargaron muchos autores posfreudianos. Entre algunos autores que se encargaron de abrir el debate en torno al papel del grupo en la constitución subjetiva encontramos a René Kaés, el inconsciente es aquí considerado como un espacio sin­gular donde las condiciones de su producción siempre nos remiten al campo intersubje­tivo, lo que lo conduce a hablar del sujeto del inconsciente en estrecha relación con el sujeto del grupo.

OBJETIVO GENERAL

• Que el alumno analice los textos sociales de Freud con el propósito de com­prender el concepto de lo cultural e intervenir en los fenómenos colectivos

OBJETIVOS PARTICULARES

• Que el alumno conozca y analice el concepto de hombre que propone el autor y establezca las relaciones y diferencias con el concepto de sujeto

• Que el alumno analice el anudamiento entre los procesos singulares y colectivos

• Que el alumno reconozca las implicaciones que los escritos sociales conlle­van para analizar lo grupal y lo institucional

Núm. de H.

    3            1.1 Definición, origen y elementos constitutivos de lo cultural 

               1.2 Relaciones entre los procesos psíquicos y sociales,

               1.3 Lo grupal y lo institucional

    3            1.4 Psicoanálisis y dispositivos de intervención grupal
Comments