En 1158, se menciona La Graña en un privilegio concedido por Fernando II

En 1344 Alfonso XI concede privilegio de nobleza, notoria y libertad de tributos, a los habitantes de La Graña.

En 1726 Felipe V dispuso la creación de un Astillero en La Graña.

Entre 1729 y 1730 se construyeron los primeros buques llamados "Galicia" y "León", de 70 cañones.

En 1733 se incorpora a la Corona.

 













 

 

… al frente en la orilla opuesta de la ría y por consiguiente a nuestra izquierda, vimos el pueblo y feligresía de San Andrés de la Graña; tiene un excelente fondeadero bastante espacioso para contener en seguridad gran número de buques.

Está situada esta villa en una ladera escarpada y sus casas, que son en número de quinientas forman una Y griega.

Las calles son costaneras; hay una plaza, hornos y almacenes de víveres para la armada, iglesia parroquial dedicada á San Andrés, tres ermitas, una con la advocación de San Cristóbal, y otra con la de Santa Rosa de Viterbo, construida en 1743, digna de observación por su buena arquitectura y bellas imágenes, y otra de la Orden tercera, que ocupa el centro de la población.

Tiene ésta muy buenos y deliciosos paseos, en especial el que por la orilla del mar conduce al castillo de San Felipe, y el que desde el barrio de La Cabana va al Ferrol.

 

 

En La Cabana hay un dique con sus almacenes y oficinas correspondientes, todo de propiedad particular, para la construcción y carena de los buques mercantes.

Hay en la Graña excelentes fuentes, que surten de agua á los buques de guerra y mercantes antes de emprender largas navegaciones, y varios molinos harineros, y sus habitadores son en número de mil doscientos cincuenta y seis.

Pertenece al ayuntamiento y partido judicial del Ferrol, del que es un arrabal y dista media legua.

 

 

 

Cuenta esta villa de la Graña algunos siglos de existencia, pues en 1344 el rey don Alfonso XI concedió á sus moradores privilegio de nobleza, notoria y libertad de tributos, en recompensa de los servicios prestados por Nuño Freire de Andrade, conde de Lemos y de Andrade, señor jurisdiccional de todo este territorio y en especial, por haber acudido con mucha gente del país a la famosa batalla del Salado, ocurrida el 30 de octubre de 1340, cuyo privilegio confirmaron después los reyes don Enrique II y don Juan I.


Recuerdos de un viage por España. 1862

 

 

 

 

 

 

 

 

 









El Astillero de la Graña.

El 5 de diciembre de 1726, se ordena la creación de un Arsenal en la Villa de la Graña para la fábrica de bajeles del Reino, formando parte del proyecto de tres puertos militares para las circunscripciones marítimas de las costas del Norte, Sur y Este de la península, que serán los Departamentos Marítimos de Cádiz, Ferrol y Cartagena

Dirige las obras Bernardino Freire, contador de la intendencia, junto con Jerónimo Domínguez, comisario ordenador de marina.

D. Francisco Montaigú, ingeniero director del Reino de Galicia, realiza los planos del astillero.

 

La mayor parte de los terrenos pertenecían al monasterio de Sobrado de los Monjes, quien los cede a la corona.

Los que pertenecían a particulares se expropiaron por 5.302 reales y 7 maravedis.

El astillero disponía de una sóla grada.

En 1730 salen los primeros buques, el Galicia y el León, ambos con 70 cañones.

 También se construye en este astillero la fragata segunda Hermione de 36 cañones.

La Graña duró poco como Arsenal principal, en 1740 se ordena su mudanza a la ensenada de Caranza, en la zona del monte de Esteiro.

 

 

 

 

 





Volver al Indice