Los movimientos migratorios


9.1 .Los movimientos espaciales de la población: Conceptos.

9.2. Las migraciones interiores: Factores, evolución y consecuencias.

9.3. Las migraciones exteriores o internacionales: etapas y destino.

9.4. Consecuencias de las migraciones.

9.1 .Los movimientos espaciales de la población: Conceptos.

 

Escucha este video como introducción al tema

 

Se entiende por movimientos migratorios a aquellos desplazamientos de la población que conllevan un cambio de residencia de un municipio a otro, al extranjero o desde el extranjero. Esos desplazamientos son protagonizados por emigrantes e inmigrantes. Se entiende por emigrante a la persona que se traslada (emigra) de un territorio desde su lugar de nacimiento a otro, mientras que el  inmigrante es aquella persona que llega (inmigra) o se va a vivir a una población o destino  procedente de otro territorio.

 

 

Las migraciones son muy variadas en sus causas y en sus tipos. Además, las migraciones se entienden desde un punto de vista. Por ejemplo un cordobés que se traslada a Madrid o a Francia es un emigrante desde el punto de vista de la población cordobesa; mientras que para uno de Madrid o de Francia el cordobés es el inmigrante. Igualmente, un marroquí que viene a trabajar a Córdoba es un inmigrante, pero desde el punto de vista de Marruecos es un emigrante.

 

 

La inmigración es un cambio de residencia a un municipio perteneciente al ámbito geográfico que se estudia en cada momento. La inmigración interior esla procedencia es otro municipio del territorio nacional, mientras que la inmigración exterior la procedencia es el extranjero. Por su parte, laemigración es un cambio de residencia desde un municipio perteneciente al ámbito geográfico estudiado. Esta puede ser emigración interior en la que el destino es un municipio del territorio nacional y emigración exterior en la que el destino es el extranjero.

 

 

 

Historias de ida y vuelta:

El presidente de Cataluña , José Montilla, es un cordobés de Iznajar mientras que Finito de Córdoba ha nacido en Sabadell

 

Las migraciones han existido siempre. A veces, el sentido de las migraciones varía ya que, por  ejemplo, los españoles han sido tradicionalmente un pueblo emigrante, por contra actualmente estamos recibiendo inmigrantes. Dentro de un mismo país, existen áreas receptoras de inmigrantes, y áreas de donde emigra gente.

 

Las causas que favorecen los desplazamientos migratorios son muy variadas. Estas causas se agrupan en tres grandes tipos. Estas son las causas naturales, las sociales y las económicas.

 

Las causas naturales en la historia de España han tenido poco peso. Actualmente estas razones afectan con más incidencia a las áreas del planeta más desfavorecidas. Pueden estar motivadas por el estallido de algún volcán (isla de Montserrat, década de los noventa); por un terremoto (terremoto de Haití, enero de 2010), por grandes sequías (Somalia, Etiopía, Sudán), por las inundaciones (Huracán Mitch, en Centroamérica durante los noventa) o efectos de un maremoto ( Tsunami, 2004).

 

Las causas sociales han sido las más importantes. Dentro de estas caben dos modalidades como son las políticas y las religiosas.

 

·        Las causas políticas  que favorecen los desplazamientos de población están motivadas por los problemas que se viven en determinados estados y ante una coyuntura concreta, tal como una guerra civil o una dictadura. Por ejemplo, durante la guerra civil española (1936-1939) y en la inmediata postguerra hubo un importante desplazamiento poblacional desde España a Europa y América.

 

Ciudadanos españoles exiliados en México (1940)

 

·         Las causas religiosas se han manifestado en la historia de España en momentos de intolerancia religiosa. Por ejemplo, en España serán expulsados la población hispana de confesión judía (1492) y , más tarde, la de confesión musulmana ( 1609, expulsión de los moriscos) que reducirán notablemente la población española en los siglos XV y XVII , respectivamente.

Expulsión de los judíos en 1492, grabado coloreado del siglo XIX. Madrid, Biblioteca Nacional.

Grabado coloreado que representa la expulsión de los judíos españoles en 1492

 

Cuadro de refleja la expulsión de los moriscos españoles en 1609.

gran_expulsion-moriscos

La expulsión de los moriscos de Vinaroz

 

Las causas económicas están estrechamente vinculadas con las sociales y son en la actualidad las más importantes. Están motivadas por el paro, la esperanza de mejores salarios o la  búsqueda de un mejor nivel de vida.

 

 

Otros conceptos relevantes desde el punto de vista de la migración son el de flujo migratorio anual que se define como el conjunto de migraciones producidas durante un año. Importante también es el Saldo migratorio que nos indica la diferencia entre el número de inmigraciones y de emigraciones.

Saldo vegetativo (2005)

 

Gracias al mismo podemos calcular el crecimiento real de la población que es el resultante de sumar ( o restar en el caso de que sea mayor el número de emigrantes al de inmigrantes) el crecimiento natural y el saldo migratorio.

 

Crecimiento Real (1960-1981)

 

Crecimiento Real (1981-2006)

Saldo vegetativo (2005)

Importante es también la idea del éxodo rural. Se entiende por éxodo rural el trasvase de población del campo a la ciudad.

 

El trasvase de población varía en el tiempo y en el espacio. Existen por lo tanto dos grandes tipos de migraciones en el tiempo: las temporales y las definitivas. Mientras que en el espacio se agrupan en interiores y exteriores.

 

Las migraciones temporales son aquellas que se limitan a un periodo de tiempo determinado. Se subdividen en estacionales y pendulares o cotidianas. 

 

l  Las migraciones estacionales suponen un cambio temporal del lugar de trabajo y de residencia. Son aquellas migraciones que dan lugar a trasvases de población de unos lugares a otros. Son migraciones que se repiten periódicamente y, por lo general, se deben a motivos laborales. Suele darse entre territorios cercanos. Es frecuente en el campo por la recogida de una cosecha (aceituna, uva, espárrago, ajo), aunque también actualmente se dan, sobre todo, entre las zonas turísticas a las que acuden numerosas personas a trabajar tanto en invierno (estaciones de esquí) o en verano (playa). Por ejemplo, tradicionalmente algunos jornaleros andaluces han marchado a Francia año tras año para la campaña de la vid.

 

 

l  Las migraciones pendulares o cotidianas. La migración pendular se considera el desplazamiento  diario de trabajadores desde su lugar de residencia hacia su lugar de trabajo. Se trata de desplazamientos diarios de ida y vuelta, como los que realiza la población que trabaja, estudia, compra, se divierte, etc..., fuera de su lugar de residencia. Se traslada desde su residencia en las afueras o centro de la ciudad a los lugares de trabajo. La realizan todos los días numerosos habitantes de las grandes ciudades y de los pueblos de los países desarrollados.

 

El tráfico en las entradas a las grandes ciudades puede responder a las migraciones pendulares

 

Las migraciones definitivas permanentes son desplazamientos de por vida fuera del lugar de origen. Estos desplazamientos implican no regresar al lugar de origen. 

 

La población también se desplaza en el espacio. Atendiendo al ámbito de desplazamiento, las migraciones pueden ser interiores, o realizadas dentro del propio país, y exteriores, siendo éstas de carácter internacional e ,incluso, intercontinental.

 

Las migraciones interiores o dentro del propio país suelen ser espontáneas, y están asociadas, casi siempre al éxodo rural debido al desarrollo de determinadas ciudades o a la colonización de nuevas tierras, si la población que se desplaza se queda en el espacio rural. Frecuentemente, son definitivas y provocan fuertes desequilibrios regionales. En función del lugar de origen, se distinguen tres tipos de migraciones interiores:

 

l  Migración del campo a la ciudad o  éxodo rural. Ha sido especialmente importante entre los siglos XIX y XX. Se relacionan con el proceso de urbanización iniciado desde la revolución industrial. Numerosos campesinos acudían a las ciudades para buscar trabajo en las actividades industriales y de servicios que en ellas se prestaban.

 

Archivo:Variación de la población española entre 1950 y 1981.svg

 

l  Migración campo – campo. Propia de los países con extensas zonas sin colonizar o cultivar. En España se realizarán algunas en el siglo XVIII con el desarrollo de los pueblos de colonización en época de Carlos III, o con el desarrollo de planes de desarrollo rural que se aplicaron en el siglo XX bajo el franquismo vinculados con la colonización de zonas rurales en espacios poco poblados como el Plan Sur Valencia o el Plan Badajoz.

 

 

Familia de colonos extremeños del Plan Badajoz

eldocumental50aosdel_8501_6430

 

pueblo de colonizacion

Pueblos de colonización  aparecieron en Extremadura como fueron Valdebótoa, Alvarado, Balboa o Villafranco del Guadiana

l  Migraciones interurbanas. Están motivadas por la atracción que una ciudad ejerce sobre otra u otras debido a su mayor desarrollo industrial, la oferta de empleo o de dotaciones culturales, de ocio o recreativas.  

 

Las migraciones externas o exteriores son los movimientos de población que se dirigen de un país a otro. Implican el traslado a otro estado (migraciones internacionales) e incluso a otro continente (intercontinentales). En la actualidad afecta a más de un  2% de la población mundial y su cifra crece año tras año en relación directa a las diferencias entre los países ricos y pobres, siendo por lo tanto una causa eminentemente económica, aunque en algunos casos las razones puedan ser de otro tipo (política, étnicas o religiosas). En alguna ocasión, esta migración ha sido favorecida por razones económicas por los Estados de origen de los emigrantes, ya que suponen una entrada de divisas para el país de procedencia y solucionan, en parte, el problema del paro interior. Igualmente suponen una disminución de los gastos de desempleo y de la conflictividad laboral. 

 

Mira y escucha este video. Enjuicia la letra de la canción

 Actividades:

1. Elabora una lista con los motivos que te harían emigrar a otra Comunidad Autónoma o al extranjero, y los destinos que preferirías. ¿Dónde se concentran en España los inmigrantes y por qué?. ¿Coincide tu lista con las preferencias de los inmigrantes?.

 

2. ¿Por qué España ha sido tradicionalmente un país donde sus habitantes emigraban?. ¿Y por qué, en la actualidad, recibe la llegada de inmigrantes?. Haz una lista con los motivos que pueden tener los antiguos emigrantes españoles para retornar a España y señala de dónde proceden principalmente.

 

3. Compara los mapas que han aparecido anteriormente sobre el  crecimiento real de la población que se produce entre 1960 y 1981 con el que existe entre 1981 y 2002. ¿Sigue la misma tendencia o no?. ¿Por qué?.

 

4. Observa el gráfico: señala las causas que pueden explicar la evolución desigual del crecimiento real en esas Comunidades Autónomas.

 

 

Dinámica demográfica (1950-2006)

 

9.2. Las migraciones interiores: Factores, evolución y consecuencias.

 

Las migraciones interiores son los movimientos de población  dentro de las fronteras del país. Se pueden diferenciar dos movimientos. El primero se considera que responde al tradicional y se mantiene hasta el año 1975. El segundo se inicia en ese año y llegaría hasta la actualidad.

 

·         El modelo  tradicional (desde el siglo XIX hasta 1975)

 

Entre el último tercio del siglo XIX a 1975 proliferaron las migraciones  protagonizadas por campesinos  que se dirigieron por motivos laborales a otras áreas  agrarias y, sobre todo, a las grandes áreas industrializadas.

 

Una muestra de todo esto son estos datos.En 1900, el 68% de los españoles vivían en localidades de menos de 10.000 habitantes. En 1950, vivían en núcleos rurales un 48%. En 2001, la cifra alcanzaba el 24%.

 

Dentro de este modelo tradicional cabe diferenciar dos tipos de desplazamientos. Las migraciones estacionales o de temporada, junto a éstas las migraciones definitivas generadas por el éxodo rural.

 

Las estacionales de temporada: Tuvieron su auge en el último tercio del siglo XIX y alcanzan hasta la década de los 60. Podían ser desplazamientos tanto desplazamiento estacionales como temporales:

 

         Estacionales: La partida era de un núcleo rural y el destino eran otras áreas rurales para realizar labores  agrarias (siega, vendimia, recolección de aceitunas) debido a la escasa mecanización que presenta España hasta bien entrado el siglo XX.

 

         Temporales: La partida era de un núcleo rural y el destino de la migración era una  ciudad. Se realizaba principalmente en la época en la que no había trabajo en el campo. Los inmigrantes rurales españoles se empleaban trabajando principalmente en la construcción.

 

Sin embargo, adquieren un mayor peso las migraciones definitivas. Es una migración entre áreas rurales y las urbanas con carácter definitivo o de larga duración. Tuvo lugar principalmente entre 1900 y 1975. En el éxodo rural, las regiones emigratorias (agrícolas y con alta natalidad) fueron Galicia, el interior peninsular y Andalucía oriental. Las zonas de destino eran, en primer lugar, Cataluña, País Vasco y Madrid; igualmente importantes son las zonas turísticas mediterráneas e islas.

 

Realiza la siguiente actividad sobre la procedencia de los emigrantes a principios del siglo XX

Emigrantes españoles a inicios del siglo XX

Principales ciudades españolas receptoras de emigración interior a inicios del siglo XX

 

 

Las razones de la migración se encuentran en la búsqueda de trabajo, en los ingresos más elevados que se obtenían en la ciudad y las actividades económicas que allí se realizaban. También tienen peso la mayor  libertad y las mejores condiciones sociales, medicas, culturales de los centros urbanos.

 

 Archivo:Emigracion espanha 1910 .png

Provincias con mayor tasa de emigración en 1910.

Los periodos o etapas más relevantes de esta migración interior vienen marcadas por las siguientes etapas:

         Primer tercio del siglo XX: El éxodo rural viene motivada por la crisis de la filoxera, la inicial mecanización del cereal y la mayor oferta en la  industria y grandes obras públicas  potenciadas por la dictadura de Miguel Primo de Rivera.

 

         Durante la Guerra Civil y la posguerra (1936 - 1950) se estanca el proceso. Las razones hay que buscarlas en los problemas de abastecimiento que se viven en las ciudades, la reducción de la actividad industrial por destrucción en la guerra, así como  la autarquía franquista que favorecía la actividad agrícola.

 

        Período 1950-1975.Se produce el máximo volumen de emigrantes dentro de España. Los desplazamientos oscilan entre las 200.000 y las 300.000 personas al año. Las causas se encuentran en el crecimiento demográfico, en la crisis de la agricultura tradicional por mecanización del campo. Importancia también tiene el auge industrial por los Planes de Desarrollo en ciudades, el boom turístico en el litoral mediterráneo e insular, que conllevó trabajo en construcción y servicios. Las consecuencias también tienen una gran importancia pues se produce la aparición de dos grandes ejes receptores de inmigrantes el Eje del Mediterráneo (Desde Girona a Alicante , incluyendo  Baleares), el Eje del Ebro (Desde Tarragona a País Vasco a través de Zaragoza y Navarra), así como grandes ciudades como Madrid, Barcelona, Sevilla, Valencia y Bilbao.Otros centros de gran desarrollo urbano gracias al proceso migratorio interior son Zaragoza, Valladolid y La Coruña. Dentro de las áreas de crecimiento industrial destacaron Tarragona, Avilés, Vigo y Huelva. Por último otras se hacen importantes gracias al ser núcleos de desarrollo turístico como lo fueron en la época Baleares, Canarias y las costas de Gerona, Alicante y Málaga.

 

 

Realiza esta actividad interactiva sobre las migraciones

Las migraciones interiores

 

·         El modelo inmigratorio interior en la actualidad 

Desde 1975 decae el éxodo rural y por lo tanto desciende la emigración interior. Las causas de este descenso son la crisis industrial (la ciudad deja de ser atractiva), el inicio de reconversiones industriales), el retorno al campo de jubilados (el campo es más barato), la aparición del estado de las autonomías que genera empleo por desarrollo regional o por dinámica propia (administración autonómica).

 

Este ambiente de retorno se refleja en esta canción de Carlos Cano: La murga de los currelantes. Escúchala y valorala.

 

Desde 1975 se inicio un nuevo sistema migratorio en el cual la mayoría de los emigrantes se proceden de municipios urbanos de gran tamaño, sobre todo en la misma provincia o CCAA, hacia las zonas de mayor desarrollo. Los destinos se diversifican pues el intercambio se realizada entre CC.AA, aunque se mantienen los destinos consolidándose el arco mediterráneo, valle del Ebro y Madrid. Igualmente se intensifican las migraciones dentro de la misma provincia o comunidad autónoma. Por el contrario, las grandes ciudades industriales han perdido atracción. Se prefieren ciudades más pequeñas o medianas.

 

En la actualidad hay nuevas causas y un nuevo perfil de emigrante según el tipo de migración. Dentro del modelo migratorio interior encontramos un amplio abanico de las mismas:

a.      Las migraciones residenciales: de la ciudad central a la periferia (son intraurbanas), buscando una residencia más barata y mejor calidad medioambiental. Parejas jóvenes.

 

b.      Las migraciones laborales: Vinculadas al trabajo y protagonizadas por adultos jóvenes, trabajadores poco cualificados  o por trabajadores cualificados que marchan de áreas en declive a zonas de mayor dinamismo económico.

 

c.      Las migraciones de retorno rural, protagonizada por antiguos emigrantes que retornan tras jubilación o pérdida de empleo o por personas que abandonan la vida urbana y que se trasladan al mundo rural (corriente neorrural).

 

d.      Las migraciones o movimientos pendulares por trabajo (de la residencia al trabajo o por proceso de suburbanización), o movimientos por ocio (fin de semana o turismo).

 

Todo esto ha dado lugar a una variada gama de consecuencias en diversos planos:

 

·       En el plano demográfico: Estas migraciones son las responsables de los desequilibrios de densidades entre el centro y la periferia, de las diferentes estructuras de edades y sexo, y del envejecimiento o rejuvenecimiento de cada zona. Las migraciones residenciales provocan mayor envejecimiento de los centros urbanos o barrios tradicionales, así como un incremento elevado de la población en la periferia, que no siempre va a la par con las mejoras en infraestructuras y servicios. Igualmente ha supuesto un cambio sustancial de los antiguos municipios rurales. Las migraciones de retorno rural envejecen zonas rurales (sobreenvejecimiento), aunque también se generan nuevos empleos y actividades, que pueden retener a los posibles emigrantes. También es positiva la llegada de parejas jóvenes neorrurales.

 

·        En el plano económico: Las áreas que pierden población han visto como ha descendido la productividad de las zonas emigratorias, aunque al principio la prosperidad fuera manifiesta. La llegada de inmigrantes provocó presión sobre la vivienda, los colegios, la circulación... Las migraciones laborales han aumentado aumentan los desequilibrios demográficos y económicos de las provincias y en las comunidades autónomas.

 

·        En el plano social las migraciones actuales produjeron problemas de adaptación de las personas procedentes del mundo rural a la nueva forma de vida urbana (más competitiva, menos estructurada familiarmente).

Despedida de emigrantes  (La Coruña, 1956). Manuel Ferrol

·         En el plano medioambiental: Las zonas emigratorias se abandonaron acelerando el proceso de deforestación, y las zonas inmigratorias empezaron a sufrir problemas de contaminación. Las migraciones pendulares ocasionan problemas de tráfico en los accesos a las ciudades y las de ocio un incremento de los ingresos.

 

En la actualidad los mayores saldos migratorios corresponden al litoral mediterráneo y Canarias, gracias al turismo, a la agricultura de exportación y a la pequeña industria, que soportan mejor la crisis. A día de hoy el 40% de los españoles viven en ciudades de más de 100.000 habitantes (el 9% en 1900).

 

9.3. Las migraciones exteriores o internacionales: etapas y destino.

 

Las migraciones exteriores son los movimientos de población fuera de las fronteras del propio país. España ha pasado de ser un país de emigrantes (desde mediados del siglo XIX hasta la crisis de 1975) principalmente a América del Sur, Norte de África y, más tarde, a Europa Occidental a convertirse en un país receptor de inmigrantes.

 

Las etapas de la emigración exterior de los españoles las veremos en función del espacio de llegada.

 

·         Las migraciones intercontinentales

 

Desde mediados del s. XIX a 1914 se observa una primera etapa de auge migratorio con destino principalmente a América del Sur.

 

Después de una reducción de la emigración a América tras la independencia de las antiguas colonias de España en América se produce un cambio a partir de mitad del siglo XIX cuando hay un aumento hacia los países latinoamericanos, y en menor medida, a Estados Unidos, Canadá y Australia. Es el período de mayor emigración a América. El origen de los inmigrantes es el norte peninsular con Galicia, Asturias, (en donde aparece la figura del indiano) , a la cabeza, y seguida de Canarias.

 

Quinta Guadalupe: Museo de los Indianos (Colombres-Asturias)

 

Los destinos favoritos de estos españoles son Argentina, Cuba y Brasil, en donde le esperaban trabajos relacionados con las actividades agrarias.

Embarque de emigrantes a principios del siglo XX en A Coruña.

Embarque de emigrantes gallegos de A Coruña con destino a países hispanohablantes como Cuba, México, Argentina o Venezuela. Cientos de miles de españoles, sobre todo de Galicia y Asturias, se embarcaron en los primeros años del siglo XX rumbo a un futuro socioeconómico mejor.

 

Las causas de esta emigración se encuentran en la crisis agrícola en los territorios de origen, por lo que emigran campesinos jóvenes buscando un nuevo rumbo a sus vidas. El campo no les da de comer (agricultura atrasada, minifundio y alta densidad de población). El Perfil del emigrante español de la época es el de un varón, agricultor y de bajo nivel de cualificación.

Emigrante español a bordo del vapor Bayern, con destino a Buenos Aires (Argentina), 1923. Colección Crabiffosse Cuesta.

 

 

Otro de los destinos de esta primera etapa de auge tiene como destino África del Norte. La emigración hacia el Norte de África será intensa desde mediados del s. XIX, manteniéndose hasta 1936 dirigida hacia Argelia y Marruecos.

 

 Alfareros, de Agost (provincia de Alicante) en Argelia (1915), Puerto de Orán. (Museo de Alfarería-Ayuntamiento de Agost, Alicante).

 

 

Interpreta la siguiente imagen:

 

La segunda etapa es de descenso migratorio. Se enmarca en el período de entreguerras (1914-1945). Las causas de este descenso están en que las guerras reducen la emigración, si bien la recuperación tras la 1ª G.M. no llega a los niveles anteriores.

Emigrantes extremeños en Argentina (1910)

 

Igualmente un hecho político frena la emigración a América vinculado con la crisis de 1929, pues los gobiernos americanos ponen trabas a la inmigración en Sudamérica. La Guerra Civil y la posguerra dificultó la salida, aunque para muchos el exilio es una opción inevitable.

 

La tercera etapa de migración intercontinental es de auge. Se da entre 1945 y 1960. Las  causas del aumento se encuentran en que se rompen las dificultades para salir de España (1946), y la salida del aislamiento internacional (1949) gracias al apoyo de la ONU y Estados Unidos (1953) al Gobierno de España. El origen de los emigrantes es el tradicional para el exterior: Galicia y Canarias. La emigración desde Asturias decayó por el desarrollo la industria siderurgia. El destino de los emigrantes españoles es ahora Venezuela, Argentina y Brasil.

 

 

 

El perfil del emigrante español ha cambiado con respecto a la primera etapa. Ahora son nuevamente jóvenes, pero con una mayor cualificación (agricultores preparados, obreros y técnicos industriales).La causa de la salida importante se encuentra en la necesidad de los países sudamericanos de desarrollar su economía. Esto dio lugar a que al emigrante se le exigiera una mayor cualificación (ello explica la reducción del número de emigrantes).

 

 

La cuarta etapa de migración exterior española intercontinental muestra un importante descenso. A partir de los años 60 el destino de los españoles es otro. Se impone la emigración a Europa, decayendo la emigración transoceánica (salvo Australia).

 

 

 Salida para Australia de 200 emigrantes españoles desde el puerto de Barcelona, en mayo de 1961.

 

·         La emigración española a Europa

 

En esta emigración también se dan etapas. La primera etapa coincide con la primera mitad del siglo XX acabando a mediados del s. XX. La razón del fin es la segunda guerra mundial pone fin a esta etapa. El origen de los emigrantes españoles a Europa en esta época es el área levante, desde Cataluña hasta Almería. Está compuesta principalmente por agricultores. El destino favorito es Francia para trabajar como agricultores estacionales, en la construcción, y en el servicio doméstico.

 

La guerra civil provoca que , más tarde, los emigrantes sean refugiados y exiliados de la guerra civil.

Realiza las siguientes actividades:

Las carreteras estaban embotelladas de millares de vehículos

 

Destino de los exilios españoles tras la guerra civil

 

 

Una muchedumbre de refugiados atravesaba las calles de Collioure (Francia).


Un grupo de refugiados españoles llegan al albergue de la Mauresque, cerca de Port-Vendres (30 de enero de 1939).

 

 

La segunda etapa abarca desde 1950 a 1973. En ella se aprecian subfases. Entre 1950 y 1973 se produce la época de mayor auge hacia Europa. Las causas las encontramos en la coyuntura económica de Europa, que necesita recuperarse de la Guerra Mundial, y no lo puede llevar a cabo pues su población se ha debilitado, por lo que demanda mano de obra; y por razones internas, ya que en España hay una gran presión demográfica, junto a la crisis de la agricultura tradicional y una escasa industrialización. El origen de esos emigrantes españoles se localiza en Andalucía y Galicia, mientras que los destinos son Francia, Belgica, Alemania y Suiza.

 

File:Curvas de emigración de España.png

 

 

 

 

Salida del primer contingente de trabajadores españoles hacia Bélgica, 1957. Autor: Manuel Iglesias. EFE.

 

 

En la década de los sesenta,la ciudad se veía como un mundo de oportunidades y modernidad, frente a la pobreza rural.

 

 

El perfil del emigrante español de estos años es el de varones poco cualificados, que desempeñan los trabajos que los autóctonos no quieren (los más duros, los más peligrosos, los peor pagados) como son los peones industriales, mineros, construcción, servicio doméstico.

 

 

Vendimiadores españoles en el Centro de acogida de Figueres, 1976. Autor. Publio López Mondéjar. Archivo de Carta de España.

 

 

 

A partir de 1964 con la puesta en práctica en España de los Planes de Desarrollo se ralentiza el proceso (también influye una crisis europea en esos años), para recuperarse más tarde.

 

 

La tercera etapa se produce en 1973. A partir de 1973 encontramos una reducción de la emigración española a Europa motivada por la crisis del energética. Muchos emigrantes regresaron. 

 

Hoy es una emigración es menos importante. La que se produce está protagonizada por una migración de temporada y temporal y asumida por gallegos y andaluces. Con todo no podemos olvidar el cada vez más relevante número de españoles que empiezan a ser contados como trabajadores cualificados en empresas europeas.

 

Procedencia de los españoles inmigrantes desde el extranjero (1997-2006)

 

La emigración permanente de españoles en Europa se concentra en Francia, Reino Unido y Alemania.

España ya no es un país de emigración. Las causas están en la mayor formación de la mano de obra, que aspira a mejores empleos; el aumento del nivel de vida, y la dualidad entre los trabajos mejor pagados (españoles) y los peores (inmigrantes). España se ha convertido en un país de inmigración, aunque poco a poco . Actualmente el número de inmigrantes podrían superar los 5’5 millones. No obstante, las cifras se han ido reduciendo espectaculamente por razones de la crisis económica. Entre 2011 y 2012 se calcula que han salido de España alrededor de medio millón de extranjeros con destino a sus países de origen.

 

Realiza esta actividad sobre la emigración exterior española a Europa

La emigración exterior española a Europa

Países receptores de emigrantes españoles

 

9.4. Consecuencias de las migraciones exteriores

 

Las migraciones generan una gran variedad de consecuencias, que afectan a muchos campos diferentes. Destacan las siguientes:

         Consecuencias demográficas: Con ella disminuye la población española y contribuye a explicar los desequilibrios actuales.

         Consecuencias Económicas: Fueron positivas porque aliviaron el crecimiento vegetativo y el paro; los emigrantes enviaron divisas que financiaban el desarrollo español y reducían el déficit comercial, aunque éstas no se reinvirtieron en las zonas degradadas sino en aquellas que ya estaban a un alto nivel de desarrollo.

         Consecuencias sociales: Desarraigo social, penosas condiciones de vida, salarios bajos (en comparación con los autóctonos); los primeros en ser despedidos en momentos de crisis. Problemas en el retorno.

 

Pero más importante que valorar las consecuencias de las migraciones en España en valorar el papel de los inmigrantes en nuestro país. Hay que distinguir entre los inmigrantes tres grupos: los nacionalizados, los legales y los ilegales.

 

        Los nacionalizados: Son inmigrantes que tras varios años de permanencia en el país pasan  a ser españoles de pleno derecho.

Marcos Senna jugador de la selección española nacido en Brasil

        Los legales: Son inmigrantes que obtienen permiso de residencia y mantienen su nacionalidad de origen.

Gica Craioveanu ,ex-jugador de fútbol y comentarista ,nacido en Rumanía.

        Los ilegales: Son aquellos inmigrantes que no tienen legalizada su situación.

 

 

Los datos anteriores no tienen en cuenta el volumen de inmigrantes clandestinos, a estos, los medios de comunicación los llaman “ilegales” pero dicho término es contrario a la declaración universal de los derechos humanos. No hay personas ilegales.

 

Los flujos  de  inmigrantes extranjeros en  España vienen marcados por acontecimientos internacionales. Por ejemplo, llegaron muchos sudamericanos en los años 70 como consecuencia de las inestabilidades políticas en sus países de origen. El conflicto Irán-Iraq de los años 80 fue otro generador de inmigrantes.

 

 

Desde la caída del muro en 1989 vienen desde los países del este. Bosnios y albano-kosovares han legado por los conflictos en la desmembrada Yugoslavia. Actualmente los flujos son de  asiáticos y africanos, tanto subsaharianos como magrebíes

 

Ciudadanos de Bangla Desh en Barcelona

 

 Archivo:Carte des routes d'immigration africaine vers l'Europe.svg

 

 

La población extranjera residente se situaba el verano de 2003 en 1.448.671. Dicha población se ha triplicado en los últimos tres años y continúa en aumento La proporción de extranjeros, que alcanzó el 8,5% del total de la población a 1 de enero de 2005, se ha situado en torno al 8,7% según los datos provisionales del Padrón a 1 de enero de 2006. Para 2009 los inmigrantes suponían el 12 % de la población de España.

 

 

España es desde el 2009, además, el décimo país del planeta que más inmigrantes posee en números absolutos, por detrás de países como Estados Unidos, Rusia, Alemania, Ucrania, Francia, Canadá o el Reino Unido.

Germany's foreign-born population by country of origin.png

 

Por Comunidades Autónomas  son las Islas Baleares las que presentan una  mayor proporción de población extranjera.  Las comunidades con mayor proporción de extranjeros son Illes Balears (21,7%), Comunitat Valenciana (17,4%) y Comunidad de Madrid (16,4%). Por el contrario, las que tienen menor proporción de extranjeros son Extremadura (3,3%), Galicia (3,8%) y Principado de Asturias.

 

La población extranjera de Ceuta se mantiene estable y en Melilla se ha producido un incremento de aproximadamente mil personas.

 

Imagen:Distribución de la población extranjera en España (2005).png

 

Las actividades de destino de los inmigrantes se concentran en el sector servicios en donde trabaja el 67% , frente al 13´5 de la agricultura, y el 8% en la construcción y la industria. La agricultura es la actividad de carácter estacional más demandada. Destacan las vinculadas con las campañas de recogida de fresa de Huelva, la pera de Lleida, el trabajo en los invernaderos almerienses, o la campaña de la aceituna en Córdoba y Jaén. En servicios, los inmigrantes han encontrado acomodo en el funcionamiento de los hoteles de nuestras costas, el servicio doméstico, el cuidado de ancianos o niños. Estas últimas actividades en parte no serían posible sin los trabajadores extranjeros. En el sector secundario la población inmigrante busca trabajo en la construcción.

 

En cuanto al perfil de los inmigrantes  se pueden establecer tres grandes grupos formados por los …

 

        INMIGRANTES COMUNITARIOS: Grupo formado principalmente por jubilados que buscan mejores condiciones climáticas. Vienen igualmente adultos que se desplazan por cuestiones laborales (trabajo y negocio).

Jubilados británicos en Málaga

Portada de la revista alemana Der Spiegel con el titular "¿A quién pertenece Mallorca? Españoles contra la germanización."

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

        INMIGRANTES EXTRACOMUNITARIOS: Grupo que viene por razones económicas dada la carencia de trabajo y recursos en los países de origen. También los hace por razones políticas debido a persecuciones políticas (la mayoría proceden de Europa del Este, Asia, África y América Latina. Son jóvenes y trabajan en empleos poco cualificados: construcción, minería, agricultura, pesca, servicio doméstico.

 

        OTRAS SITUACIONES: Están protagonizadas por estudiantes, la mayoría están en Granada, Madrid y Salamanca.

Estudiantes Erasmus en Córdoba 

 

 Archivo:Inmigracion en España por pais.png

 

Los extranjeros residentes en España pertenecientes a la UE-27 suman 2.266.808. Dentro de éstos destacan los ciudadanos rumanos (796.576), seguidos por los del Reino Unido (374.600) y los alemanes (190.584). Entre el colectivo de extranjeros no comunitarios, los ciudadanos marroquíes son los más numerosos (710.401), seguidos de los ecuatorianos (413.715) y los colombianos (292.971). Respecto a las cifras de 1 de enero de 2008 no hay cambios significativos en el peso relativo de la mayoría de las nacionalidades. Aumenta el de los ciudadanos marroquíes y el de rumanos, y disminuye el de ecuatorianos, bolivianos y argentinos.

 

 

 

 

Durante 2008 la cifra de ciudadanos rumanos es la que ha experimentado un mayor crecimiento, con un saldo de 64.770. Otros crecimientos importantes se han dado en el número de ciudadanos marroquíes (57.706), del Reino Unido (21.643) y de China (19.511). Los mayores incrementos relativos, entre las nacionalidades con mayor número de empadronados, corresponden a ciudadanos paraguayos (19,4%), chinos (15,5%) y peruanos (12,5%).

 

Por grupos de países, los más numerosos son los ciudadanos de la UE-27, que representan el 40,5% del total de ciudadanos extranjeros. Le siguen los ciudadanos de América del Sur, que suponen un 28,1% del total de extranjeros.

 

Realiza estas actividades

La inmigración actual en España

Comunidades Autónomas receptoras de inmigrantes

 

 Lee el siguiente artículo de prensa:

Inmigrantes en España 2010

 

Las consecuencias son muy importantes y se agrupan en tres campos: demográfico, económico y el social.

 

         1. Demográficas.

        Provocan un rejuvenecimiento de la población, por lo que ralentizan el descenso de la natalidad.

 

 

        2.Económicas.Archivo:Variaciones interanuales medias de la población española 1857-2006.png

 

        Algunos trabajadores españoles asocian a los inmigrantes como competidores por lo que vinculan inmigración con desempleo. Esta idea es falsa pues los inmigrantes toman los empleos que por su dureza o bajo salario son rechazados por los españoles.

 

        Los extranjeros eran para 2006 un 5´36% de los cotizantes a la Seguridad Social (los hijos de madres foráneas suponen el 10´44 % del total del alumbramiento). Son pues una alternativa para cubrir las necesidades de una población cada vez más vieja.

 

         3. Sociales.

 

Manifestación de extremistas contra la inmigración. Este es un ejemplo evidente de como los pueblos olvidan su historia, en nuestro caso nos olvidamos que hemos sido un pueblo de emigrantes. 

 

Pintada xenófoba en la que se aprecia no sólo el espíritu brutal de los racistas sino también su falta de inteligencia ante la duda emigrante / inmigrante.

 

 

        En España muchos inmigrantes sobreviven en duras condiciones laborales y de vida, sobre todo de los ilegales.

        La pobreza y el rechazo ha generado que una minoría de estos inmigrantes hayan sido captados por redes mafiosas para tráfico de drogas, crimen organizado, prostitución, mendicidad...

        Las diferencias culturales, religiosas y lingüísticas hacen a veces difícil su integración y pueden suscitar tensiones en la población autóctona. Para ello centro como el nuestro realizan una importante labor para integrar y presentar la interculturalidad de nuestra ciudad.

Actividades de interculturalidad en el IES Averroes de Córdoba

 

        Ha aumentado la idea de solidaridad con grupos de inmigrantes en parte por las crudas imágenes de pateras y cayucos que muestran el riesgo real a morir en el mar (pateras) para alcanzar un sueño que muchas veces acaba en pesadilla.

 

Escucha la información que presenta la web del cayuco

 

 

 

 

Mira este video y enjuicia la letra de la canción: