Zero One / ISEA

Un Festival Global de Artes en el borde  

Versión Final. Hay varios blogs sobre el tema, los colocaré aquí más adelante.

 No soy ni pretendo ser un especialista en el arte electrónico, pero sí creo saber algo sobre Nuevos Medios. Al menos lo que sé es desde los estudios de comunicación social y ciencias sociales en general. Por eso me intereso la posibilidad de asistir a ISEA 2006, el Simposio de la InterSociedad de Arte Electrónico, que tiene con ésta 13 ediciones. Es parte del Festival Zero One, que quiere convertir a San José en la capital mundial del arte electrónico. Toda la información oficial en el sitio oficial.

No voy a hablar del evento específico en el que participé, la Cumbre de la Cuenca del Pacifico de Nuevos Medios o PRNMS, en el grupo de trabajo "Piratas de la Cuenca del Pacífico". Algo excesivo el nombre, la verdad. Pero algo del arte que hay en la ciudad y algo de los que se discute en el simposio mismo sí es interesante y prefiero contarlo ahora antes que se me borre de la cabeza.

También impresiona la cantidad de chinos, el interés por la China y en general la percepción de China como "par", como un jugador al mismo nivel que cualquier otro país desarrollado. No solo se trata de la industria, también en ciertos ámbitos culturales, los chinos ya están en las grandes ligas.  

No estoy poniendo comentarios sobre todo lo que he visto, y ciertamente no sobre todo lo que ha habido, puesto que muchas cosas no las he terminado de ver y algunas que he visto no me han llamado la atención para mencionarlas. Qué se yo, la red telefónica de tacitas de papel tenía un rollo y todo lo demás pero la verdad no me llama la atención... 

El ambiente 

ISEA mismo fue en un gran salón con iluminación de sala de exhibiciones, excelente presentación audiovisual, muy rápida red inalámbrica, y unas sillas sensacionales, como de gerente, para todo el mundo. Tengo al costado a una gringa que ha acaparado tres, una para sentarse, otra para las patas y otra para sus chivas... regia...  

Todo esto metido en San José, una ciudad no muy llena de vida, no muy entretenida, que está completamente inundada de mexicanos, salvo claro está en los grandes sitios, en los espacios que se supone crean la gran riqueza del valle del silicio. San José tiene otra particularidad: el aeropuerto está muy cerca de la ciudad, y el camino de aproximación para aterrizajes pasa por encima del centro, literalmente a una cuadra de la plaza principal (la Plaza de César Chávez). Mucha gente ha usado el tema de los aviones como indicación de la ciudad.  

El Simposio

 En general, las discusiones del simposio tienden a ser muy pretenciosas y cerradas en sí mismas. Tiene sentido, la gente parece disfrutarlo, pero no lo hace particularmente útil. Más allá de sus propios rollos, se nota el problema de la insularidad: estos patas son realmente miembros de la élite primermundista que siente que el mundo es ahora un gran patio donde todos circulan, todos fluyen y todos viajan (sin sus champús) con toda libertad, y asumen que el mundo entero es así. La cantidad de menciones a China es impresionante, más que a cualquier otro país. 

Por ejemplo, el grupo sobre Ciudades Interactivas está comenzando a pensar el tema de la lentitud, porque es obvio que la cada vez mayor cantidad de conexiones y redes, rescatar la lentitud es una virtud. También las "non-places", los sitios que existen para llevarnos a los lugares reales, que sirven como espacio de tránsito: Aeropuertos, estacionamientos, etcétera. Nada particularmente original salvo por la obsesión por la interconectividad, que podríamos leer de maneras muy distintas en nuestra realidad.


Saskia Sassen

Sin ser original, uso una presentación que gracias a su estilo fue perfecto para exponer las ideas de manera que tuvieran llegada con los artistas. Qué son los espacios de interacción en las redes. Cuales son las grandes ecologías mediáticas donde operan estos medios. Estos espacios interactivos no son solo sobre la tecnología, y la lógica que estos espacios tienen puede ser muy distinta a la lógica de los creadores de la tecnología, y los patas que crean la teoría tiende a caer en ese error. 

Hace una equiparación interesante: las finanzas han creado nuevos formatos para crear nuevas plataformas de interacción, que son comparables, creativamente, a la creación de nuevas plataformas de expresión artística; ambas son realidades construídas.  La así llamada "sociedad civil" está anclada en prácticas antiguas, creadas por las financieras, y en el fondo, están amarradas al poder establecido (lo que por lo demás es lo que pienso). La fragmentación de la escena de la sociedad civil es funcional a la nueva estructura de poder económico global. Varios otros comentarios, muchos interesantes, pero como aislados. 

Otra cuestión muy interesante: los grupos motivados, que saben lo que quieren y lo buscan intensamente, son los primeros en aprovechar los nuevos medios, como ha sucedido en los países musulmanes, donde aquellos que están más "occidentalizados" han terminado siendo más bien usuarios estandarizados, que consumen en vez de aprovechar. 

Lu Jie y su Larga Marcha

Este sí que fue una sorpresa. Lu Jie es un artista chino que ha armado un proyecto de arte que combina lo electrónico, lo vivencial y lo convencional y que sirve para cuestionar la relación que hay entre la versión oficial de la historia china (la Larga Marcha es esencial en la mitología del PCCh) y la visión que la gente misma tiene de ella. Extremadamente interesante.  El pata es un artista independiente con una libertad de crítica que asombra, pero que habría que ver en su real contexto para saber si es o no lo que parece.

El sitio oficial,  una buena discusión aquí.

El Karaoke con helados

Una de las ideas más sencillas pero realmente encantadora que hubo esta semana fue poner un camioncito de helados que llegaba al centro de la ciudad. El heladero era una ardilla (bueno, un pata vestido de ardilla que más bien parecía una rata) que ofrecia chupetes a los niños a cambio de que cantaran canciones. La gracia era que el karaoke era de canciones pop "clásicas" pero interpretadas con las campanitas de un camión de helados gringo. Ver a un grupete de chicos que con las justas podían leer haciendo el karaoke de "These boots are made for walking" resultaba divertido. Ahora, qué tiene esto que ver con el arte electrónico... pues no lo sé. Karaoke Ice era el nombre.

Un momento simpático, a medias: el día que fui a ver el camioncito se apareció un heladero de verdad, un mexicano que trabajaba para la "paletería Milagros", que veía con una mezcla de sorpresa y desagrado a la competencia. Claro, en vez de vender helados, el camioncito los regalaba en nombre del arte...

El dirigible: Fête Mobile

Fête Mobile es, según la descripción presentada en el programa, "una plataforma mediática autónoma experimental" que se gira alrededor de un dirigible robótico equipado con equipo de captura de video inalàmbrico, con sensores remotos que capta el territorio y que permite la interacción con el público". Es una suerte de sistema de vigilancia ciudadana, que permite que las personas se enteren de lo que pasa tal como la NSA lo hace, aunque obviamente a una escala menor. 

Tiene cierto encanto y definitivamente tiene un rollo más asequible y menos descorchado que otros proyectos, pero en el fondo no es más que un montón de canadienses en shorts vacilándose con un dirigible... Fotos proximamente, pero mientras tanto pueden ver el Sitio web, que incluye videos.  

El pigeon blog

El motivo principal, desde el logo hasta el blog, de este festival, ha sido el Pigeon Blog. Digamos que siendo una idea interesante, abre la puerta de la discusión sobre qué es arte unos cuantos metros.

La idea es simple: colocar equipo en una paloma mensajera para que reenvíe señales de video, de posicionamiento global y de contaminación ambiental a un blog; en el sitio web oficial hay una explicación más detallada. Es un ejemplo de lo que algunos llaman performances habilitadas para redes (network enabled performances), como aparece aquí. ¿Qué puedo decir? Difícil de afirmar mucho, la verdad. Los patas de Preemptive Media han estado involucrados, y su rollo me parece interesante aunque no necesariamente más claro.

Pimp my heart

Supongo que la idea la sacaron de Pimp my ride, un programa que, me cuentan, es un caso más de la obsesión por el home improvement, esta vez aplicado a carros. La idea de Pimp my ride es meterle plata a un carro y hacerlo increíblemente recargado, tanto en apariencia como en equipo: meter un servidor con 1 TB de almacenamiento para alimentar el iPod que alimenta el equipo de sonido, uno de esos que hacen saltar otros carros. 

Pimp my heart es menos ambicioso, por así decirlo: el timón de estas camionetas tiene sensores que recogen la pulsaciones del chofer, y que hacen que los bajos del equipo de sonido reproduzcan dichas pulsaciones. En otras palabras, tu corazón es la música. Simpática idea, más allá de cierta trivialidad. Según el creador, esto hace que el chofer y el auto establezcan una clara unidad. Sitio web, con imágenes de los aparatitos.  

Raqs 

Confirmación de que hay poseros en todo el mundo. Al parecer estos patas (tres, aunque vinieron dos nada más) son parte de un grupo de artistas indios que hace algo más o menos artístico, instalaciones varias según su página web. Viajan por todo el mundo diciendo cosas inteligentes y al mismo tiempo esencialmente triviales, observaciones agudas como las que se hacen en una conversación de café. Durante la Cumbre, se aparecieron al final y plantearon "preguntas provocativas" que demostraban muy buen manejo de la cultura anglo sajona, de la escena cultural contemporánea y de técnicas de presentación retóricas, para al final dejarnos básicamente en donde estabamos; aunque varios insistieron en calificarlos de provocadores, no creo que lleguen a serlo. 

Lo que sí es innegable es que tienen ideas fuertes e inteligentes, aunque no creo que sean necesariamente útiles. Por ejemplo, hicieron una defensa de la "piratería", entendida como utilización no legítima de soportes y productos culturales incluído el software. Pero lo hicieron usando una metáfora propia de la antropología, la tradición de intercambio propia de las culturas polinésicas, que creo se llama kula. Esas comparaciones entre culturas tan distintas son deleznables: ¿cómo equiparar el uso del regalo y el compartir como base del poder en sociedades pre-monetarias con la industria cultural global, que obtiene su poder a través del capital acumulado y de su presencia en el mercado global, que permite su existencia? 

Por eso no me convencen. Deben ser fascinantes para las charlas de café, si uno logra tolerar su "poserismo" extremo... 

Container Culture 

Este me impresionó, pero por las peores razones. El proyecto consiste en enviar, desde varias ciudades de la cuenca del Pacífico, contenedores de carga, que al llegar a San José se convertirían en una especie de exhibición itinerante. Aparte del gran salón de exhibiciones, hay varios lugares de la ciudad en donde han puesto contenedores. Algunos son interesantes (hay uno con una proyección como de rayos láser bien rayante), otros son bien mongos (uno canadiense con pedacitos de madera para pegar por todas partes, nada más) y otros no eran ni fu ni fa. Pero el negocio era caro: cada contenedor era enviado como tal desde el puerto de origen, a costos variados pero que podían llegar a 30.000 USD, para darle pertinencia y realismo a la cosa. Sin discutir la idea misma de arte tras este rollo, no me agrada que se gaste tanta plata para "darle autenticidad" a una cuestión más bien simplona.  

Loca 

No es un proyecto que carezca de interés o de utilidad, pero me dejo una impresión menos buena que la primera leída. Usando Bluetooth, los dispositivos móviles se registran en una base de datos que permite que alguien te detecte caminando por ahí, y que se envíe un mensaje a tu dispositivo relevando lo que has estado haciendo. El sitio web del proyecto pone varios ejemplos. 

Por un lado, me gustó la idea de poner en primer plano el potencial para la vigilancia electrónica de las decisiones tecnológicas que tomamos sin darnos cuenta. Por otro, habían tantas premisas tecnológicas involucradas, desde el poner el teléfono en la posición más vulnerable hasta el usar ciertas versiones de Bluetooth porque otras no hacen exactamente lo que se necesita que hagan... bueno, debilitan el proyecto. Buena idea, no necesariamente la mejor ejecución.

Digital Kakejiku

Un Kakejiku es una de esas pinturas de papel que se colocan en las paredes, y que muestran escenas bucólicas; también se conoce como un Kakemono. Un artista japonés, Akira Hasegawa, hizo uno sobre la municipalidad (ayuntamiento) de San José, un edificio modernista con un domo estilo planetario al frente. El martes por la noche, tras 40 minutos de discursos, lo activaron. Pues parecía mejor en las fotos, y se ve mejor en la foto del costado... pero no eso no lo hace feo o intrascendente. Estuvo simpático, y sin duda es complicado montar esto, pero como no fue tan espectacular como parecía. Tampoco hay que quejarse, era un evento público. Quizá sea que la existencia de cosas como los envoltorios de Christo hace que uno vea estas iniciativas con cierta falta de impresionabilidad. Pero igual es bonito. Ahora bien, al día siguiente vi la muestra de Steinkamp y francamente, es mucho más impresionante.

Steinkamp

La presentación más interesante sin duda alguna, es  la retrospectiva de Jennifer Steinkamp en el museo de arte de San José. Son instalaciones de video realmente singulares. . Su sitio web no está mal, pero no da sentido de la proporción de la estamos hablando. Un ejemplo de una de sus mejores instalaciones en el museo de arte, pero no tiene nada que ver con la experiencia misma. Si se topan con algo de ella alguna vez, no se lo pierdan.

SPECFLIC 2.0 

Una profesora de comunicaciones preparó esto, un ejemplo de cine especulativo distribuido. Lo primero que me llamó la atención es que uno de los actores se llamaba Allison Janney, igualito a C.J.Cregg de West Wing, aunque si era ella se había transformado tanto que no la reconocí. Esto tuvo lugar la noche del miércoles en la biblioteca pública de San José, que también es la biblioteca de la Universidad Estatal de San José (rarísimo, lo sé). 

La idea era sencillota: aunque habían proyecciones en las paredes y demás, lo más importante era que la principal performer, Adriene Jenik, representaba a la InfoEsfera, que había reemplazado a los libros en el año 2030, puesto que la digitalización de información, impulsada por la gran infestación de pececillos de plata, había terminado con los libros, y los que quedaba se usaban como implementos de vestuario. Se podía llamar por teléfono, hacerle preguntas en vivo y cosas así. La verdad, la broma se hacia vieja muy rápido. Tengo mi carné de la InfoSphere, lo voy a poner aquí: lo entregaba luego de un escaneo retinal y un cuestionario (de mentiras...). La parte más divertida: cuando la infoesferiana (el bibliotecaro del futuro) no sabía qué responder, se convertía en medium. Ahi hay una idea para mis colegas bibliotecarios...

Salvo la larga espera, el evento me resultó simpático. Si hubiese sido pagado probablemente me hubiera sentido estafado pero como entretenimiento ligero es mejor que ver una repetición de West Wing...     

El sitio web: Specflic - a speculative distributed cinema project.

Rajes varios: no hay mucho arte electrónico

El sábado por la mañana estuve escuchando varias presentaciones que en vez de centrarse en la experiencia global, trabajaban con lo indígena y tribal. Francamente... este rescate de valores indígenas es tan irreal como la cuestión de la globalización idealizada. Una comadre muy motivada e intensa usaba como ejemplo una cultura en donde la propiedad solo puede ocurrir cuando algo es necesario y querido: "'¡imagínense tener esa relación con un reproductor de MP3!" Si bien puedo entender que se quiera encontrar respuestas a la hipercomercialización de la vida contemporánea, creer que vivir como indígena es la solución demuestra un sentido de irrealidad increíble; y todavía no entiendo cuánto tiene que ver esto con el arte electrónico...

Hay varios casos similares, de gente que tiene un rollo con un barniz menor de tecnología. Me imaginaría que la prioridad estaría en la tecnología, con todo lo bueno y malo que esto implica, pero lo cierto es que hay un montón de gente que no está en tecnología sino como un mecanismo para sus propios rollos. Puede que sea el rollo correcto, pero se siente medio vacío. 

Dos proyectos podrían caer en este espacio: temprano el sábado una mujer habló sobre su proyecto, que era una página web sobre testimonios de mujeres en el sistema carcelario de California. El sistema es un asco, demuestra la constante agresión a las minorías y la completa ausencia de consideración por los derechos humanos y civiles de los presos, pero el proyecto mismo era una ligera capa de tecnología y un rollazo realmente tedioso. 

Un proyecto argentino, el único de Sudamérica que ví, era una especie de TAFOS urbano pero con video, en una barriada de Buenos Aires. Bien bonito, bien organizado, pero esencialmente ligero en términos de la creatividad y utilización tecnológica. Nuevamente, no es que sea malo, es simplemente que no tiene nada especial en cuanto la tecnología aplicada.

Muntadas y CADRE

Una exhibición en otro sitio, el centro de convenciones, se llamaba On Translation: Social networks, y en realidad sirve para cuestionar lo que entendemos por arte o simplemente por información. 

¿De qué se trata? Una proyección de datos tomados de sitios web, en donde se ha contabilizado la cantidad de veces que ciertas palabras, escogidas por Antoni Muntadas, al parece un reconocido artista digital, aparecen en estos sitios. La proyección es llamativa, con unas lìneas que salen en dirección a las ubicaciones geográficas de los sitios web y unos gráficos de barras mostrando el tamaño relativo de cada palabra en relación a las demás. El producto fue hecho por los estudiantes de CADRE, el laboratorio de nuevos medios de la Universidad de San José.

Pero me causó una impresión curiosa, porque si en vez de llamarlo arte, e incluyendo algo de análisis de los datos, se le hubiese llamado "exhibición informacional", entonces sería algo adecuado para colocarlo en una biblioteca. No es que el arte no tenga que cumplir una función de difusión o de educación, pero la idea que basta renunciar al análisis para que un conjunto de datos bien presentados se conviertan en arte me parece discutible, por lo menos. Y lo mismo se puede decir de varias ideas que han sido exhibidas durante la semana. 

Presentaciones menores

Al costado de la sala principal, un grupo de presentaciones menos pretenciosas y por lo general más interesantes muestran proyectos más concretos y diversos. La idea era articularlos con los grandes temas del simposio, como por ejemplo memoria colectiva. Un caso, el de una sandalia de plataforma con GPS, pantalla y parlante, diseñada para la trabajadora sexual contemporánea, hecha por una estudiante de arte especialista en el culto de Afrodita (http://theaphroditeproject.tv/), es un ejemplo de aplicación concreta interesante aunque en el fondo algo bobo.

Mucho más bacán las cosas sobre memoria: una instalación sobre el concepto de "Amistad de las Naciones" de los tiempos soviéticos, que permite escuchar las canciones para niños que sobre el tema se les enseñaba, por la estonia Mare Tralla (www.tralladigital.co.uk/friendship);   está recopilando canciones de todo el mundo, si alguien quiere enviarle una canción, estará muy agradecida.

El Diario de una carreta de verduras, presentado por un artista de Karachi, un proyecto entretenido aunque como que ya lo he visto... La idea de interacción, invitando gente a contribuir experiencias, canciones y recetas, es interesante porque busca recuperar la memoria de los migrantes, una comunidad muy grande en Pakistán.

No son necesariamente brillantes o particularmente originales, pero son buenas ideas y ciertamente fàciles de replicar.  La mayoría están diseñadas para ser participativas.

El único problema que tiene esta sala es que en realidad es parte del museo tecnológico de San José, que para lleno de niños en visitas escolares (mientras escribo esto, el separador de metal no logra disimular el ruido).

MACLA

Cerca del gran evento, un pequeño evento: el Movimiento de Arte y Cultura  Latino Americano es una cosita chiquitita, en un rinconcito de San José, pero como parte de las actividades de Zero One pusieron una muestra llamada Frontera Electrónica, con cosas hechas por artistas hispanos/latinos. Lo que más me gustó fue un puesto de venta de CDs piratas mexicano, una cuestión que es arte porque lo sacas de contexto. El cuate a cargo, Juan Luna-Avin, es un muchacho mexicano que ha vivido toda su vida en California, y que tiene una visión muy interesante de la relación entre lo latinoamericano y lo latino EEUU.  

Survivor Research Labs

Esto fue un espectáculo en vivo el viernes por la noche. Difícil de describir, podría decirse que es una fantasía derivada de Terminator: máquinas luchando contra máquinas. El espectáculo mismo se llamó Ghostly Scenes of Infernal Desecration, así que se pueden hacer una idea del tipo de performance de la que estamos hablando... Un par de fotos y detalles disponibles en el sitio web de SRL.

Es una mezcla de reciclaje de materiales industriales con mucha pirotecnia, mucho ruido y sin narración. Lo único parecido a una historia es una serie de pequeñas peleas entre varias máquinas, que termina cuando una incendia a la otra; no tengo idea si estos patas organizan con tiempo las cosas o no. Por ejemplo, había una cosa que era una especie de caseta de perros, pero que era la caseta del Can Cerbero (tres cabezas de perro saliendo por la puertita) que se enfrentó con una máquina que tenía en la cúspide una cruz invertida. La caseta de perro camina sobre cuatro piernas hidráulicas. Muy simpático, especialmente cuando la caseta terminó destruida e incendiada. En medio habían un montón de máquinas moviéndose, varios aparatos vagamente reconocibles pero algunos realmente curiosos, y presidiendolo todo, una bobina de Tesla, lanzando descargas eléctricas por todas partes... locazo, ruidoso y vagamente excesivo, como un enorme desperdicio de recursos para representar violencia y destrucción; supongo que no sería un espectáculo particularmente exitoso en Bagdad o Beirut.

Como el show fue de noche, no era posible tomar fotos decentes... algunas irán a mi fotolog, pero mejor ver las fotos en el sitio de SRL o vean el video (que espero poner en rapidshare pronto). Estoy poniendo dos cortesía de Steve Cisler, que también está escribiendo sobre ISEA en su blog.  Y si se topan con estos patas, no se los pierdan. 

Pero lo más rallado de todo: el show comenzó 15 minutos tarde, la información original decía que era a las 10.00 cuando realmente debía comenzar a las 10.30, y no había suficientes asientos así que terminamos todos viendo el espectáculo parados. Igual, ordenados y tranquilos, a pesar de la abundancia de rockeros, metaleros, punks y bikers, como por ejemplo un pata con la cabeza afeitada salvo por tres dreadlocks en la parte de atrás, larguísimos, que llegaban hasta sus posaderas, con highlights en amarillo y celeste... cuánta plata en ponerse bello.  

Sesión de cierre: Cumbre de Nuevos Medios de la Cuenca del Pacífico

Hay doce personas en el escenario y como 25 en la sala. Qué proporción. Entre los que van a hablar está Jose Carlos Mariategui, por lo que los peruanos hemos sido clara mayoría en la semana. No es que lo que ha presentado o argumentado me haya gustado, ni mucho menos. No tengo idea cuál es su rollo pero a pesar de presentarse como "media theorist" no creo que tenga mucha teoría, al menos como se la entiende en las ciencias sociales o los estudios culturales. 

Luego un montón de gente más, algunos lúcidos otros no tanto. Steve Cisler, a quien le debo estar aquí, es el menos artístico del grupo, lo que no lo hace menos lúcido. Un holandés cuyo nombre no recuerdo acotó que la cuestión del acceso a espacio cada vez menos conocidos y alienantes será la constante; no lo sé, en todo caso no sé cuánto durará dicha alienación. Mariategui está obsesionado con las taxonomías: quiere encontrar y registrar lo que se hace en la cuenca del Pacífico pero creo que hay un rollo complicado de estructurar, puesto que hay un claro vacío teórico respecto a lo que se puede o no lograr en una área tan grande, y qué es arte digital, electrónico o algo así; también hay cuestiones prácticas, como si se puede levantar información más allá de los circuitos ya establecidos. Claro está, siempre se puede hacer el ejercicio de extrapolar por completo y olvidar las contextualidades (recién están usando esta palabra en EEUU, me dicen). Steve tuvo la inteligencia de quedarse en su sitio, y comenzó con una excelente metáfora: no hemos llegado a la cumbre, hemos alcanzado el campamento base...

Como fin de fiesta, los de Raqs, sobre los que ya hablé antes, y que hicieron una muy buena: repetieron lo que habían dicho en la Cumbre. Supongo que se debería considerar una obra maestra de la conchudez, o simplemente una demostración impecable de habilidad retórica... Igual me caen pesados, a pesar que Monica Narula (sí, se llama Monica...) mencionó mi intervención durante la Cumbre como demostración de un argumento que estaban presentando, lo que me dice que o no lo hice bien o ella no me entendio, porque eso que ella dijo que yo dije no fue lo que yo dije. Pero la conclusión que me queda dando vueltas es que la cuenca del Pacífico termina en la Polinesia... no llega a Centro y Sudamérica.