África meridional y del este/8


Itinerario 2º: Desde las cataratas Victoria y hasta Nairobi, sigue el curso de la primera variante del itinerario 1º. Previamente, se ha partido desde Ciudad del Cabo, con dirección a Namibia, recorriéndola de sur a norte, visitando sus mayores atractivos. Al llegar a Windhoek, se puede optar por subir hasta el parque nacional de Etosha y seguir hasta Zambia p Zimbabwe, por el estrecho corredor del Caprivi. O bien, por desviarse a Botswana y visitar el delta del Okavango y el Chobe.

 

Itinerario 3º: Esforzado y paciente periplo en círculo. Partiendo desde Sudáfrica, se sube por Mozambique, Tanzania y Kenia y se baja por Uganda, Ruanda, Burundi, Malawi, Zambia, Botsuana y Namibia, para retornar el punto de partida. En este caso, id preparando la mitad de vuestro patrimonio o atracando alguna sucursal de banco, para el abono de todos los visados

 

Siendo este último recorrido el más enriquecedor, nosotros nos habríamos quedado, con la primera variante, del primer itinerario.

 

 

Los sitios que dejamos de ver y los motivos:.

 

Se relaciona por países:

 


Uganda:


Al principio del viaje, era uno de los países candidatos a la visita, dado que, nos habían hablado muy bien de él. Llegado el momento y después de toda la sangría, producida por el pago de los visados, nos negamos a abonar otros cincuenta dólares por persona, por acceder al país.

 


Ruanda:

 

El visado es muy caro –si no recuerdo mal, 60 dólares-, para un país tan pequeño y parece ser, que solo de modo excepcional, se puede conseguir en las fronteras.

 


Burundi:

 

También, el visado es caro -50 dólares-, teniendo además en cuenta, las dimensiones del país: Otro inconveniente añadido, es que solo se puede hacer en las embajadas de este país.

 


Etiopía:


Como ya se ha indicado, en un principio, iba a ser el último país a recorrer y desde donde retornaríamos a España. Era además, el destino que más nos apetecía de todos y según muchos viajeros, el país más bonito de África. Con tantos argumentos a su favor, ¿por qué nos abstuvimos de ir?. Varias fueron las razones y todas ellas, de peso.

 

-Si bien, los destinos del viaje estaban escasamente definidos, antes de la partida, si éramos menos flexibles, con la duración del viaje, que no debería sobrepasar, los 100 o 110 días. El problema de visados, que se nos originó la primera vez en Zambia y que nos hizo visitar un país nos previsto –Mozambique-, por un lado y perder bastante tiempo, al hacer más kilómetros, por otro; nos hizo llegar a Kenia, sobre el día 90 de viaje. El margen para conocer 2 países en 20 días, era muy escaso.

 

-El motivo fundamental, de que no quisiéramos superar esos márgenes temporales es, que viajamos con el seguro gratuito de la Visa Oro, cuya cobertura por enfermedad y accidentes, solo es válida para 90 días. Al estar de hecho 102, ya nos arriesgamos durante 12 jornadas, en una parte del planeta, donde es posible, que te pase cualquier cosa (fundamentalmente, golpes, atropellos o accidentes de tráfico). No era cuestión, de seguir jugándosela, a pesar, de que somos gente con suerte.

 

-Volar a Etiopía es caro, incluso desde Nairobi y el visado de este país, solo se puede hacer en el aeropuerto. Para entrar por tierra, es necesario llevarlo ya en el pasaporte, solo desde tu país de origen o de residencia. No podríamos haberlo conseguido, por tanto, en la representación diplomática etiope, de Dar Es Salaam o en la de Nairobi.

 

Etiopía será destino preferente en el viaje de seis o siete meses, que pretendemos iniciar en junio, de este mismo año.

 


Namibia:

 

Lo intentamos en varias ocasiones, pero hubo dos barreras fundamentales y una de ellas, se nos antojaba insalvable.

 

-Los precios de los autobuses, desde Ciudad del Cabo a la frontera de Namibia, son desorbitados. Podríamos, haber reducido el impacto económico algo, realizando el viaje por tramos, aunque no mucho. Y además, moverse así en Sudáfrica, es muy lento, desesperante y tedioso, porque hay que esperar horas, a que se llenen los malditos microbuses.

 

-Para entrar en el país, tienes que presentar un billete aéreo de salida o de otro medio de transporte, hacia tu país o a un tercero. Según pone en la Lonely –y nos confirmaron en Air Namibia, donde no te venden un boleto de ida solo, al país-, son bastante tajantes con esta reglamentación. Nosotros, el vuelo de regreso no lo compramos, hasta cuatro días antes de volver y adquirir un boleto de autobús zambiano, a través de internet, se nos antojaba una utopía.

 

 

Sudáfrica:

 

-El parque Nacional Kruger. Fue una decisión adoptada incluso, antes del inicio del viaje y que después de haber departido con otros viajeros, consideramos acertada. Eso sí. De carambola, estuvimos a punto de acabar allí, como se contará en el relato de viaje.

 

-El resto de parques nacionales: Los consideramos mucho menos interesantes, que los que pretendíamos hacer en otros países (el Okavango, Mana Pools y uno a elegir, en Kenia o Tanzania).

 

-Port Elizabeth y la Ruta Jardín, porque no nos parecieron lo suficientemente interesantes, para llegar hasta allí.

 

 

Lesotho:

 

-Nos hubiera gustado, explorar más a fondo, los paisajes de este país. Pero, las dificultades para hacer determinadas rutas en transporte público, son en la mayoría de los casos, insalvables.

 

 

Botswana:

 

-El parque Nacional Chobe. Esta decisión de no llegar hasta él, hoy en día, la contemplamos como errónea. Estuvo motivada, por la economía. Acabábamos, de gastar un dineral en el delta del Okavango y enseguida, venía el pago de las cataratas Victoria. Por lo que nos contaron otros viajeros, el parque merece bastante la pena, sobre todo, para contemplar elefantes e hipopótamos, de cerca.

 

-El desierto de kalahari: No nos pareció lo suficientemente interesante y nos pillaba, algo fuera de ruta.


 

Zimbabwe:

 

-Mana Pools: A lo mejor, nos hubiéramos llevado una decepción, pero era uno de los lugares, a los que más ganas teníamos de ir, en este viaje. Esperábamos, que en Harare o en Kariba, hubiera la suficiente infraestructura de agencias, para que nos organizaran o colocaran en un tour. Ni oferta, ni siquiera demanda.. No la hay o no la encontramos y eso, que buscamos bastante. Algún cantamañanas, si nos tentó con supuestas ofertas, de fiabilidad muy escasa.

 

 

Mozambique:

 

-La isla de Mozambique: Tratamos de poder llegar hasta allí con ahínco, pero la logística del viaje, especialmente tras el incidente del visado de Zambia, hizo esta empresa imposible.

 

-Archipiélago de Bazaruto: Lo de siempre: playas muy idílicas, de las que estamos aburridos –hablo en sentido figurado- de ver y disfrutar, con tour organizado, a unos sesenta dólares un día y mucho más caro, durante dos. Deben tener gente, para cumplir sus expectativas, porque apenas nos insistieron. Aunque, si ofrecieron una pequeña rebaja (algo, que es habitual en todos los países visitados)

 


Zambia:

 

-Las cataratas Victoria: Verlas, son 30 dólares desde Zimbabwe y 20 desde Zambia. Había que elegir, por tanto, uno de los dos lados y acertadamente y una vez documentados, decidimos contemplarlas desde el primer país.

 

-Parque Nacional de Luangwa del Sur: Después de no haber hecho Mana Pools, nos lo planteamos como objetivo, pero tampoco encontramos infraestructura de operadores. Además, después de las experiencias en Lusaka, estábamos bastante hartos de Zambia. Pero, tiene muy buena pinta.

 

 

Malawi:

 

-Crucero por el lago del mismo nombre: Al parecer y si hacemos caso a la Biblia (en nuestro argot, la Lonely Planet), solo hay un barco por semana y además, debe ser demasiado lento y no barato, en las clases superiores y muy incómodo, en las económicas.

 

 

Tanzania:

 

-Todos los parques nacionales del país (Serengeti, el cráter Ngorongoro, Tarangire, el lago Nanyara…). Desconozco la facilidad/posibilidad o el precio, de hacer alguna de estas excursiones con coche propio. Pero, desde luego de forma organizada, es imposible. El que pague los precios de los safaris en Tanzania o Kenia, seguramente, debería consultar con su psiquiatra, su estado de salud mental.

 

 

Kenia:

 

-Más de los mismo: NI fuimos a Masai Mara (ya habíamos visto a bastante gente de esta tribu, en su habitat natural, por el norte del país), ni tampoco al lago Nakuru (en el pasado no muy lejano, vimos bastantes flamencos rosas, a mucho mejor precio), ni a Aberdares. Por muchísimo menos dinero de lo que piden por estas visitas, se pueden hacer cosas muy interesantes, tanto en Kenia, como en su vecino del sur, más arriba citado.

 

 

Nuestro itinerario real:

 

Como ya hemos dicho, solo teníamos un billete de avión a Johannesburgo y ni una idea remota, de nuestro siguiente destino (de ahí el titulo del blog de este viaje, “Destino Desconocido”). Decir, que no hay demasiado problema, en hacer este viaje sin preparar, si se tiene un poco de experiencia. Para los 10 países visitados, no hace falta llevar ningún visado, hecho desde aquí. Las cinco naciones que lo requieren, te lo hacen en la frontera o en sus embajadas, en otras capitales africanas.

 

Los itinerarios recomendados por la Lonely Planet, al principio de la guía de África meridional, ayudan mucho y ahorran bastantes horas de lectura. Aunque, si lo que se pretende ver, son aquellos sitios más recónditos o descubrir a los que no va nadie, habrá que leerse la guía muy a fondo y buscar información alternativa con bastante anticipación, dado que la Lonely Planet, se centra fundamentalmente, en los destinos esenciales.

 

            Constatar también, que en muchos de esos lugares esenciales de la zona, no encontraréis un solo turista, así que ¿para que buscar los más recónditos?. A África meridional van muy pocos viajeros. A Kenia y a Tanzania, algunos más

 

            Vamos, con el itinerario real de un viaje, que estaba pensado para 100-110 días y que finalmente, resultó ser de 102 (las jornadas que aparecen con un asterisco, fueron las que llovió).

 

            Día 1.- Valladolid-Madrid-Trípoli (Libia)-salida hacia Johannesburgo.

 

            Día 2.- Johannesburgo (Sudáfrica).

 

            Día 3.- Camino de Durban y Durban.

 

            Día 4.- Durban.

 

            Día 5.- Pietermaritburg.

 

            Día 6*.- Ladysmith y Harri Smith

 

            Día 7*.- Qwa Qwa, Bethelem y Fouriesburg (intento frustrado de entrada en Lesotho, debido a una terrible tormenta)

 

            Dóa 8*.- Clarens. Butha Buthe (entrada en Lesotho) y Maseru.

 

            Día 9*.- Maseru y Bloemfontein (reingreso en Sudáfrica).

 

            Día 10*.- Bloemfontein

 

            Día 11.- Camino de Ciudad del Cabo

 

            Días 12 y 13.- Ciudad del Cabo.

 

            Día 14.- Stellenbosch.

 

            Día 15.- Ciudad del Cabo.

 

            Día 16.- Ciudad del Cabo y Simonstown.

 

            Día 17*.- Camino de Kimberley

 

            Día 18*.- Kimberley y Mafikeng

 

            Día 19 (Nochebuena).- Gaborone (entrada en Botswana).

 

            Día 20 (Navidad).- Gabarone, camino de Francistown y Francistown.

 

            Día 21.- Francistown.

 

            Día 22.- Camino de Maun, Maun y Matlapaneng


<   8   >
Comments