Sin título

 
QUINTA COLECCIÓN DE BUENAS MANERAS
 

* Hay empresas dirigidas por hombres y mujeres de bien que equilibran su crecimiento con el desarrollo de cada uno de los que participan en la organización. Humanismo.
* No suelen ser las más, por lo cual es necesario seguir insistiendo para que muchas otras dejen las máscaras que calzan, y se inicien por el verdadero camino de la prosperidad para todos: Crecimiento y desarrollo con equidad.
*Las empresas que crezcan sin desarrollo humano sostenible, caerán al primer tropiezo de la economía. Fírmelo.
* Frases de Drucker que queremos recordar a los administradores de hoy:
* "Hacer lo correcto es más importante que hacer las cosas bien"
* “Nadie debería ser nombrado para una posición directiva si su visión se enfoca sobre las debilidades, en vez de sobre las fortalezas de las personas.”
* “Donde hay una empresa de éxito, alguien tomó alguna vez una decisión valiente.”
* La libre empresa no puede justificarse únicamente por ser un buen negocio. Solo se puede justificar porque es buena para la sociedad.
* En el país se está poniendo en práctica la frase de Voltaire: “Calumniad, calumniad que algo quedará.”
* Los gobernantes corruptos de nuestro país olvidan lo que Tácito, historiador romano, gritaba: “En un espíritu corrompido no cabe el honor”.
* Aquellos a quienes les encanta dar consejos, olvidan lo dicho por Juan Zorrilla de San Martín: “No olvides que dar un consejo es contraer un compromiso, cuando menos”.
* Empresarios que no son honestos han de recordar lo dicho por Francisco de Quevedo: “Aquel hombre que pierde la honra por el negocio, pierde el negocio y la honra”.
* Las autoridades suelen tomarse todo el tiempo del mundo para resolver los problemas que les presenta la comunidad.
* Pareciera que las autoridades juegan a ver quién se cansa primero, si ellas en no resolver los problemas o la comunidad en exigir sus derechos.
* “La promesa dada fue una necesidad del pasado; la palabra rota es una necesidad del presente”. Maquiavelo.
* "Las promesas son olvidadas por los príncipes, nunca por el pueblo”. Giuseppe Mazzini.
* ¿Cuál es la libertad que los jóvenes de hoy están buscando?
*¿A los jóvenes que trabajan, las empresas los están orientando en la construcción de su futuro?
*¿Hay campo en el trabajo para la audacia que caracteriza a los jóvenes trabajadores?
*¿Cómo hacen las empresas para equilibrar el dinamismo de sus jóvenes con las tareas rutinarias de su trabajo?
*Porque se parte de que la responsabilidad social de la empresa también debe hacerle consciente de estas circunstancias.
*Hay quienes quieren hacer creer que deben ser privilegiados por tener más. Se endiosan.
*Las horas que dedicas a la vida de hogar deben ser las de mayor satisfacción para ti y para los tuyos.
*Nunca dejes de agradecer a quien fue capaz de permanecer a tu lado apoyándote y exponiéndose en el momento de tu dificultad.
* En las relaciones humanas uno se cansa de tanta falsedad.
* Debes aprender a distinguir entre quien te quiere utilizar y quien verdaderamente te brinda su amistad.
* En las ciudades, la libertad se restringe cada día más.
* Claro que uno en la vida no puede estar bailando al son que le toquen.
* Quien trabaja con pereza siempre buscará excusas para justificar su bajo rendimiento.
* Es bien importante comprender el trasfondo de la política, que si bien es el arte de gobernar a los pueblos, también muchos la convierten en el arte del engaño, la mentira, la ambición y la hipocresía.
* Grandes ingresos; importantes contactos con centros de decisión; capacidad de influir en el ordenamiento jurídico, son las enormes posibilidades de quienes se dedican a la política como servicio a la comunidad.
* Pero los centros de poder, público o privado, siempre albergarán dirigentes honestos y dirigentes pervertidos por la codicia.

* El odio, real o aparente, que corroe a los líderes políticos, también es capaz de anidarse en los corazones de quienes de buena fe los siguen.
* ¿A quién le están doliendo los cientos de personas desaparecidas este año en la ciudad?
* Mientras la propaganda gubernamental dice que van cientos de días sin asesinatos en la ciudad, las noticias cuentan otras cosas diferentes.
* Somos reiterativos porque todo esto nos inquieta profundamente aunque solo haya un secuestrado, un asesinado, un niño abusado.

* Los resultados del proceso de paz serán los que ciertamente dirán si fue o no beneficioso para el país.
 * El costo de comprobar si el proceso de paz fue beneficioso será alto, pero justificable si arroja los frutos esperados.
* La gran amenaza que se cierne sobre la empresa privada en un proceso de paz, deriva de las experiencias vecinas: Se jura y perjura que las empresas no tendrán problemas y poco después se confiscan.
* Claro que los empresarios deben intervenir en política, pero no con pasión sino con inteligencia, para defender el principio constitucional que los sustenta.
* Cuando justificamos los crímenes que pasan en esta ciudad, diciendo que eso ocurre en todo el mundo ¿nos estamos consolando tontamente?

* Los crímenes de esta ciudad hablan de la incapacidad grande de las autoridades civiles, judiciales, policiales y militares para combatirlos.

* En época preelectoral ¿se evita, abiertamente, mostrar los resultados contra el crimen porque se perderían muchos votos?

*Mucha bulla en los periódicos por los abusos sexuales a los niños, pero poca agilidad de la justicia para condenar a tales criminales.


* Hay empresas que insisten en la práctica publicitaria de informar a medias sobre los costos totales de un producto, para atrapar incautos.

* Vergonzoso que el Estado tenga que endurecer las penas para las empresas que hacen pactos de precios en perjuicio de los clientes.

* Ser empresario tiene que ser equivalente a ser honrado, leal, buen ciudadano para que el éxito empresarial no esté manchado por la turbidez de lo no ético.

* La dignidad de los empresarios se seguirá cuestionando mientras no demuestren que sus empresas son éticas.


* La gente como que no se cansa de revivir las grandes aberraciones de esta sociedad en las telenovelas, y sigue, morbosamente, la vida de asesinos y delincuentes que la pantalla le ofrece como si fueran héroes.

* Hay quienes en la lucha por sus derechos, pierden la noción de sus deberes.

*La libertad es la más grande conquista de la democracia, pero la más atropellada aún por aquellos que se dicen demócratas.

*Si un servidor público, ocupe el cargo que ocupare, no se respeta ¿qué respeto ciudadano podrá inspirar?


Hay quienes piensan que si no aprovechan esos cuatro años que tienen como funcionarios públicos para financiarse con las coimas, no tendrán cómo sobrevivir los cuatro siguientes que podrían estar sin trabajo.

Hay quienes sostienen que el 10 por ciento del contrato es el porcentaje correcto de “agradecimiento” para el funcionario que lo adjudica.

Hay quienes afirman que como todo el mundo le saca su tajada al Estado, ellos ¿por qué no? 

Estas formas de pensar corrompidas, más el pésimo ejemplo de altas Cortes y gobernantes, hacen que la corrupción siga tan campante en nuestro país.

*Si un servidor público, ocupe el cargo que ocupare, no se respeta ¿qué respeto ciudadano podrá inspirar?


* Cuando uno se comporta como una veleta cualquier ligero soplo lo desvía de su camino.

Es mejor decir me equivoqué, que estar tapando constantemente el error.

No hay mayor oscuridad que la que uno mismo se crea con sus miedos.

¿Hasta dónde puede llegar aquel que de su vivencia hace una mentira?

La justicia abate la sed de venganza.
Se ve como normal que las empresas privadas den dinero para las campañas políticas.
Pero quienes lleguen a los puestos públicos, ¿tendrán la libertad moral de legislar o gobernar sin tener en cuenta las pretensiones de sus donantes?
En la lucha contra la corrupción, ¿no sería mejor que el Estado fuera el que, definitivamente, financiara las campañas políticas?


¿Destruir el acueducto de una población qué sentido tiene para quienes se autoproclaman defensores del pueblo?

Ya uno no sabe si es dolor de patria lo que siente o ira por la torpeza de un Estado tan tolerante con los criminales.

¿Y por qué será que la ciudadanía está intentando tomar la justicia por su propia mano?


Recordando a Balmes

“Cuando las pasiones rugen con feroz bravura, cuando los partidos se disputan la arena con tanto encarnecimiento, difícil es que puedan hacerse escuchar, ni siquiera oír, los templados acentos de la razón y la imparcialidad.”

….”La verdadera paz, aquella paz en que a la sombra del imperio de la ley y bajo el influjo de una política elevada, leal, cuerda y previsora, se reparan las grandes injusticias, se protegen los intereses legítimos, se calman las pasiones, se concilian los ánimos… esta paz, esta verdadera paz ¿la tendremos?


Hay cooperativas financieras que, verdaderamente, ponen el alma en el servicio a sus asociados y clientes.

Hay organizaciones que alardean de beneficios a sus asociados o usuarios y son desalmadas en su trato.

Cuando hay problemas de producción o de finanzas, las organizaciones sin ánimo de lucro deben tener y demostrar más humanismo con su talento humano.

El equipo de fútbol que gana el trofeo de campeón ¿por qué no gana también el de juego limpio? O ¿son excluyentes?


Está bien que uno manifieste públicamente que es honrado, transparente, honesto, cuando realmente lo es.

La virtud de la humildad no puede estarse pregonando, porque la sola manifestación verbal de que se es humilde, puede estarla contradiciendo.

Hay que tener en cuenta que nadie es tan absolutamente perfecto que no pueda caer en un error. Esto conviene tenerlo claro para que cuando veamos que una persona, a la que tenemos en alta estima, yerra, podamos comprenderla.


¿Cómo puede ser que uno de los grandes atractivos turísticos que ofrecen nuestros pueblos sea mostrar lo que fueron las haciendas de Pablo Escobar?

Los gobernantes hablan y ponen vallas en las ciudades contra la corrupción, pero la corrupción los sigue corroyendo, y aún, a muchos de ellos mismos, se les sindica de corruptos.

Cuidado, también se ha observado que hay gerentes que roban a las empresas que dirigen.


Las empresas internacionales que se están yendo del país, están arrojando centenares de trabajadores a la calle.

¿Se están cansando las empresas de las continuas alzas de las cargas tributarias?

¿Hay otros países ofreciendo mejores oportunidades de inversión que el nuestro?


Insistimos en este tipo de reflexión porque es triste ver que más empresas, de hondo calado en el corazón de los ciudadanos, están siendo investigadas por acciones no lícitas.

El empresarismo tiene que dejar de presentarse con una cara social, cuando tiene comportamientos obscuros.

El futuro de la empresa privada en nuestra región está en manos de aquellos empresarios cuyos comportamientos sean éticos.

Porque si la empresa privada no es coherente en su discurso de ser una gran opción de desarrollo económico, ético, para el país ¿para qué empresa privada?


Siempre creímos que el agro quedaba bien protegido en los acuerdos de los TLC. ¿La situación lechera muestra lo contrario?

La salida masiva de personas de la extrema pobreza solo puede lograrse en la medida en que los sectores de la producción crezcan y se desarrollen sin sobresaltos.

Solo la delincuencia y la subversión se benefician de los dimes y diretes de nuestros altos y arrogantes servidores públicos.


Cuando en la empresa todos piensan en el bien para todos, las relaciones laborales son humanizadas.

La gerencia de gestión humana en la organización no puede limitarse a servir a los dueños.

Las relaciones laborales no pueden quedarse en su zona de confort porque las grandes orientaciones mundiales no podrán seguir siendo ignoradas en el mundo laboral internacionalizado.


La libertad de expresión no puede ser patente de corso para atentar contra la honra de los demás.

En las redes sociales la libertad de expresión no puede ser excusa para la injuria.

¿Ha disminuido el respeto ciudadano por sus mandatarios, por sus representantes en los cuerpos colegiados, por la autoridad policial?

¿Por qué persiste el hacinamiento en las cárceles?

¿Por qué suele incumplirse lo que se pacta en una protesta ciudadana?


Primero, los de la salud. Luego los de los pañales. Después los del arroz. Posteriormente los del aceite. ¿Qué empresarios seguirán en la lista de los que se investigan y sancionan por prácticas no lícitas?

¿Las asociaciones de grandes, medianos y pequeños empresarios abandonaron la buena costumbre de recordarles a sus afiliados la obligación del bien obrar en todos sus actos?

¿El abandono de la capacitación y formación ética empresarial, no será lo que está contribuyendo a que tantos empresarios estén siendo investigados por sus actos deshonestos?


Hay empresas grandes que tienen por norma ética no dar sobornos, pero no hacen la misma exigencia a sus contratistas quienes terminan haciendo el juego sucio.

Hay empresas internacionales que en sus países de origen aplican con rigor su código de ética, pero no tienen el mismo comportamiento en los países donde tienen sucursales.

Parece que, definitivamente, muchas empresas creen que la ética es buena pero para que la apliquen los demás.


Es evidente que hasta las obras mejor planeadas tienen su margen de improvisación. Pero cuando tales improvisaciones afectan a muchos ciudadanos no es tolerancia lo que debe pedírseles sino comprensión.

Tolerar es aceptar que las autoridades sigan jugando a su antojo con las libertades ciudadanas.

Comprender es reflexionar, entender y valorar las improvisaciones de esos seres humanos que pueden equivocarse, para tomar frente a ellas una posición de aceptación o no y actuar en función de ese razonamiento.


Encomiable el trabajo de mejoramiento de la estructura física de las ciudades. Tal actitud responde al necesario crecimiento de las mismas, mas hay que planearlo debidamente.

No puede invitarse a las autoridades a no aplicar las leyes que, para evitar la corrupción, restringen las contrataciones en períodos electorales. Antes hay que derogarlas.

La justicia mediática, como en el caso de las Cortes, siempre presenta mucho tilín tilín y poco de paletas.

La ética está siendo la gran ausente de la vida pública nacional. O ¿la ética no tiene nada que ver con las formas de gobernar los pueblos?


¿Por qué será que no nos aplicamos a sacar adelante la industria de este país, en cambio sí nos dejamos atrapar, y perdemos tiempo, discutiendo la turbidez de cualquier político o funcionario señalado de corrupto?

Hay momentos en que uno siente que es inútil el batallar por su calidad de vida, ante tan escaso humanismo de tantas entidades prestadoras de servicio de salud.

Resultan increíbles las formas como altos dignatarios, que debían ser ejemplos de honestidad, se apropian de los bienes de ciudadanos víctimas. ¡Qué esperanza!


¿Tienes clara la visión personal de tu vida?
Cuando te golpee la tristeza, acéptala, pero recuerda que no puedes quedarte indefinidamente en ella.
Abre tu corazón a la esperanza, aunque a tu alrededor todo sea desespero.
El futuro está en la actualización del conocimiento.
Nunca digas que es tarde para aprender. Siempre, a toda hora, estamos recibiendo grandes enseñanzas de los demás y asumimos la mayoría de ellas.
Vence la pereza, es el principal obstáculo en tu plan de carrera.
Tienes que ser firme cuando en tu presencia se pisotee la honra ajena.

No abandones a tus amigos en las dificultades, pero sé lo suficientemente objetivo para no solidarizarte con sus errores.

Cuando te dirijas a otra persona, utiliza un tono de voz pausado y claro, para que te entienda con facilidad.

Controla tu timidez al hablar, eso con el ejercicio se supera.

Nunca dirijas tu palabra a otro con la cabeza agachada o mirando a otra parte. Prefiere mirarlo con suavidad para percibir si te está comprendiendo.


En tus momentos de dificultad en la empresa, acuérdate de que un buen compañero te sirve de guía, consejero y apoyo.

Analiza tu relación con el jefe-líder de tu grupo, con espíritu abierto. En él podrás encontrar también un compañero si mantienes esa apertura sincera y respetuosa.

La hipocresía, la mentira y la murmuración acaban con las buenas relaciones en el trabajo.


No finjas quebrantos de salud para evadirte del trabajo. Enfrenta tus ausencias con entereza y ánimo de corregirlas.

No prejuzgues. Antes de emitir un juicio investiga, analiza. Cuántas veces los prejuicios nos hacen equivocar en las decisiones.

A veces juzgas con la primera versión que te cuentan de un problema, sin oír las otras. Cuidado, estás al borde de una injusticia o de un error.


Cuando quedes comprometido a hacer algo, hazlo. Si no puedes, infórmalo, pero no te quedes callado.

No es necesario levantar la voz para corregir un error de otra persona.

Tu puntualidad será siempre una nota característica de tu personalidad.

Sé un excelente compañero. En el trabajo, el compañerismo es sostén y aliento.

Aunque estés desconcertado ante la vida, no abandones tus metas. Revísalas y renuévalas, si fuere necesario.

Que el recuerdo de la forma como orientaste a tus trabajadores siempre sea grato para ti.


Las diferencias deben respetarse, pero los que se crean diferentes también deben tener respeto por los demás.

La sociedad debe tener mente abierta a las diferentes maneras de expresión del ser humano, pero no puede tolerar los abusos sexuales, laborales o raciales que a la sombra de esa liberalidad se cometen.

Las autoridades deben obrar con presta justicia cuando de esos abusos se trate, porque de lo contrario estarían enviando mensajes equívocos para la formación de las nuevas generaciones.


En los compromisos de paz, han de quedar salvaguardadas las disposiciones establecidas en el artículo 333 y siguientes de la Constitución Nacional: “La actividad económica y la iniciativa privada son libres, dentro de los límites del bien común”.

“La empresa, como base del desarrollo, tiene una función social que implica obligaciones”.

“El Estado fortalecerá las organizaciones sociales y estimulará el desarrollo empresarial”.

¿Las asociaciones empresariales están velando por el respeto a estas disposiciones, en los acuerdos de paz?


Si un trabajador cree que jamás podrá ser feliz en su trabajo, pues, jamás lo será.

Si un administrador cree que el trabajo es un castigo, así será su sistema administrativo.

Si un trabajador no se ve como un Talento Humano que aporta desde su empresa a la construcción de su mundo, siempre se verá como un esclavo.

Si un administrador no ve a la persona que administra como a un ser humano, siempre se creerá arriero.


Cada vez va siendo más común la expresión: “Igual ocurre en todas partes”.

Si hay asesinatos: “Igual ocurre en todas partes”.

Si hay atracos: “Igual ocurre en todas partes”.

Si hay abuso sexual: “Igual ocurre en todas partes”.

Es un conformismo aterrador mientras los muertos, los atracos, el abuso sexual no nos toquen directamente.


Reconocemos que el país se siente crecer.

No todos tenemos que remar para el mismo lado, porque en esa dinámica, puesta al servicio del país, el país crece.

Pero hay que hacer más por los más necesitados, en eso se está quedando corta la Nación.

El Estado ha sido incapaz de hacer cumplir la Constitución en cuanto a los paros en los servicios públicos.


Miles de muertos en el país por riñas callejeras, va siendo el resultado de unas tradiciones dañinas.

Rechazamos los atentados contra la libertad de expresión.

El respeto por los valores de los pueblos invita a la convivencia entre las naciones.


Hay que reconocer que el país, en su economía, viene mejorando.

Hay que reconocer que los planes de vivienda de interés social son de gran alivio para la población necesitada.

Hay que reconocer que el incremento del empleo contribuye a que muchas familias estén saliendo de su bajo nivel de pobreza.

Hay que reconocer que el esfuerzo empresarial por sacar adelante al país va dando resultados.

Hay que seguir remando en esta dirección.


¿Qué van a hacer las autoridades con esos personajes díscolos, desobedientes, inciviles que siguen quemando pólvora o elevando globos de mecha encendida?

¿Qué van a hacer las autoridades con esos padres irresponsables, torpes, que siguen dejando que sus hijos se quemen con pólvora?

Sé precavido con tus ingresos extraordinarios. No los malgastes ni te dejes seducir por las tentadoras ofertas que hoy aparecen por todas partes.


¿Las universidades están creando ambientes de amor y sacrificio por la patria?

¿Esa patria soberana y libre sigue sometida por sus mismos ciudadanos al deshonor y a la sumisión de quienes han querido mantenerla arrodillada?

¿Los territorios de la patria, amenazados, no tienen ya los aguerridos leones que la defiendan de los usurpadores?

¿La fuerza laboral estatal que debía estar impregnando sus mentes de sabiduría para orientar la patria hacia la felicidad y la prosperidad, está desarrollando su inteligencia más para saquearla que para enorgullecerla?


DERECHOS PARA RECORDAR

Todo colombiano, con las limitaciones que establezca la ley, tiene derecho a circular libremente por el territorio nacional.

El trabajo es un derecho y una obligación y goza, en todas sus modalidades de la especial protección del Estado.

Toda persona es libre de escoger profesión u oficio.

El Estado garantiza las libertades de enseñanza, aprendizaje, investigación y cátedra.

Toda persona es libre.

Si esto es así ¿por qué tantos de ellos se respetan tan poco?


DERECHOS PARA RECORDAR

Se garantiza la libertad de conciencia.

Se garantiza la libertad de cultos.

Se garantiza a toda persona la libertad de expresarse y difundir su pensamiento y opiniones.

Se garantiza el derecho a la honra.

Toda persona tiene derecho a presentar peticiones respetuosas a las autoridades y a obtener pronta resolución.

Si esto es así ¿por qué hay tanta violación de ellos?


DERECHOS PARA RECORDAR

El derecho a la vida es inviolable.

Nadie será sometido a desaparición forzada.

Todas las personas nacen libres e iguales ante la ley.

Se garantiza a toda persona la libertad de expresar y difundir su pensamiento y opiniones.

Se garantiza el derecho a la honra.

La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento.

El trabajo es un derecho y una obligación social.

Toda persona es libre de escoger profesión u oficio.

¿Si esto es así, por qué ocurren tantas cosas contrarias?


Mientras los políticos se trenzan en discusiones baladíes, la inseguridad carcome las ciudades.

Claro que los alcaldes trabajan por la seguridad, pero es tanto el desborde criminal que sus acciones resultan pocas frente a tanta delincuencia.

Los asesinatos tienden a reducirse, pero la extorsión, el atraco, el robo, el asalto en la vía pública y en los trancones vehiculares, las riñas, los motociclistas muertos, se vuelven consuetudinarios.

Cada año se está presentando una nueva reforma tributaria porque ya no se da abasto a la voracidad del Estado.

¿Hasta cuándo aguantará el pueblo tantos impuestos en nombre de la reducida inversión social?


Las acciones sociales de los gobiernos son fundamentales en los momentos difíciles de sus conciudadanos, pero no pueden convertirse en dádivas de por vida.

No puede pensarse en beneficios sociales permanentes sin una retribución en servicio social, por parte de quienes los reciben.

No pueden los gobiernos crear cohortes de ciudadanos mendicantes para ser mantenidos por quienes tributan.

Muchos mantenidos suelen mentir, engañar, testificar falsamente para perpetuar la ayuda social, aunque ya no la necesiten.

Muchos prefieren ser mantenidos a tener que trabajar, y nosotros, país de ingenuos o caza votos, tolerándolos.


Hay jóvenes, hombres y mujeres, a quienes la soberbia de sentirse médicos les impide llegar humanamente a sus pacientes.

Hay medios que presentan las estadísticas de los colombianos muertos en los enfrentamientos entre guerrilleros y fuerzas del orden, como si estuvieran presentando los resultados de un partido de fútbol.

Está bien que los gobiernos luchen por reducir la pobreza, pero ha de haber más contundencia en ello para poder convencer al pueblo de la importancia de sus logros.

La corrupción y los alzados en armas son los más grandes males que azotan a nuestro país. En ese orden.


Uno como que va perdiendo la esperanza de ver un mundo mejor.

Las mentiras de los gobernantes desalientan la política pulcra.

El desánimo ciudadano de participar en política, nace de la realidad de los turbios procederes que constata permanentemente.

Por salud mental uno se va alejando de los noticieros de radio y televisión, plagados de violencia, quizás como el avestruz, pero incapaz de reconocerse inmerso en tanta suciedad.

¿Por qué hay tanta desconfianza en la administración de justicia?

Pobre patria.


Da tristeza ver este país tan lleno de dificultades, y las instituciones del Estado tan soberbias y tan desprestigiadas.

La democracia pareciera que tendiera a la dictadura cuando, en nombre de la República, se aprueban tantas leyes que prohíben todo al ciudadano.

Los principios universales liberales propenden por la libertad, mientras los conservadores por el orden. El equilibrio entre la libertad y el orden es la verdadera democracia. 

¿Qué pasaría a esta democracia si nos dijeran toda la verdad?


Celebramos la esperanza de que la economía vaya por mejores caminos. ¿Pero de la industria, qué?

Que haya paz con justicia y reparación es lo mínimo que deseamos como resultado del proceso de paz.

Las instituciones de la República no son perfectas, pero sí esperamos de ellas mayor compromiso con su perfeccionamiento.

Cuando asesinan a un periodista todas las asociaciones protestan, pero luego se olvidan ¿qué las acalla?


No dejemos que la cantimplora de nuestra fe quede vacía.

Cuando el cristianismo, el islamismo, el budismo, o cualquier otra religión se contamina de fanatismo, se pervierte.

Los políticos desleales, mentirosos, corruptos, socialmente falsos, destruyen la confianza en sus seguidores.

Empresario, cuando veas que las prácticas de negocio con otros empresarios te llevan por camino equivocado, recuerda que el mal comportamiento y las malas compañías se pagan.

Vigilante: ¿Cómo es que en tu turno de vigilancia te la pasas leyendo revistas y prensa? ¿Dónde está tu compromiso?


Asociaciones empresariales piden al gobierno luchar contra el contrabando, pero ¿muchos empresarios no son contrabandistas?

Los contrabandistas se han visto como empresarios sagaces, arriesgados, y hasta se les ha condecorado.

Las asociaciones empresariales son débiles en el trabajo de fortalecer los valores y principios entre sus asociados.

“En los tiempos de bárbaras naciones colgaban de las cruces los ladrones, y en los tiempos modernos de las luces de los ladrones cuélganse las cruces” (Olvidamos su autor)


Empresario: Tu discurso público sobre la empresa tiene que ser coherente con el trato que das a tus clientes.

Empresario: Hay una corriente regional que insiste en desacreditar la empresa privada y acabar con su iniciativa; no contribuyas a ello con tus acciones no éticas.

Empresario: Las grandes utilidades que obtienes sin ninguna práctica de responsabilidad social, debilita el concepto de empresa privada.

Empresario: ¿No estás viendo cómo se trata en el vecindario a la empresa privada? Tu falta de sensibilidad social puede llevar a que, desde un gobierno de turno, esta libertad, de la que ahora gozas, sea cercenada.


Definitivamente en materia de movilidad nuestras autoridades parecieran tener muy poca ciencia.

Los negocios particulares no pueden seguir abusando de la paciencia de los hogares vecinos, con los ruidos de reparaciones en las madrugadas.

Las festividades no pueden convertirse en oportunidades para tolerar conductores ebrios, es necesario arreciar los controles para salvar vidas.

Tomar partido en batallas ajenas, sin suficiente ilustración, puede llevarle a estar de parte del lugar equivocado. <


La injusticia está realmente posicionada en nuestro país.

La ventaja sin miramientos está siendo parte de nuestro constante quehacer.

El afán de muchos atropella los derechos de los demás en las vías.

Nuestra ciudad es hermosa, pujante, futurista, pero el dolor rueda entre los habitantes de sus calles.

Gobernante: Lo que has prometido, cúmplelo, aunque en ello te juegues el apoyo de los poderosos.


Cuando sientas que el dolor por la pérdida de un amigo arruga tu corazón, piensa en las lecciones que dejó para tu vida.

Duele ver cómo caen personas cercanas al alma, víctimas de la inseguridad que desconocen las autoridades.

En la amistad recuerda que antes que ser político, ser religioso o ser económico, tu amigo es un ser humano. Así podrás entender por qué, en esos otros asuntos, podrá estar en otra orilla distinta a la tuya.


Hay que acabar con los asesinatos, los atracos, las violaciones de mujeres y de niños. Autoridades, dejen de tapar.

Hay que dar respuesta a la forma de vida de los habitantes de la calle.

Hay que generar más puestos de trabajo. ¿El crecimiento económico para quién es?

Hay que dar respuestas concretas a los problemas agrarios.

Hay que acabar con la corrupción.

Las Cortes tienen que respetarse para que las respeten.


Aprende del fútbol: El tesón en remontar un marcador adverso. El estar concentrado en la actividad hasta el último momento. El sacrificio de lo individual por el equipo. El cambio oportuno de estrategia y de táctica cuando los resultados no se dan. La entrega a pesar del dolor, las dificultades, el juego sucio de otros.

Pero no aprendas del fútbol: Las componendas contra quien dirige. La rivalidad interna del equipo. La envidia por los que más ganan. La dejadez en el actuar porque ya se tiene fama y riqueza. El rezago de esclavitud en la “compra venta” de jugadores.


Abstente de cuestionar órdenes, simplemente por capricho. Hazlo cuando consideres que no resultan convenientes.

Asume tu trabajo con compromiso y lealtad. El futuro reconocerá tu actitud.

Abandona el afán de estar divulgando cuantas conversaciones oyes. Si te habitúas a hacerlo serás tildado de correvedile.

Cuando te comprometas a guardar secreto, sé estricto en conservarlo. Si crees que no podrás hacerlo, no te comprometas.


Aprende del fútbol: La pasión por lo que se hace. La alegría del triunfo. La asimilación de la derrota. La capacidad de reaccionar frente a un marcador adverso. El perdón al rival que le ha derribado.

Pero no aprendas del fútbol: La patada aviesa. El engaño al juez. La zancadilla aleve. El irrespeto al caído. Los gestos soeces para el público que desaprueba la conducta del jugador. La violencia contra los animalitos que se entran al campo. La agresión entre espectadores porque celebran el gol o la victoria. Las peleas, lesiones y muerte por vestir una camiseta.


No basta con decirlo, es preciso respaldarlo con la acción.

Sigue insistiendo en la lucha por vencer tus debilidades, aunque caigas en ellas.

No hables mal en ausencia de otro. No seas depredador.

Tu pasado, con sus errores y sus éxitos, es tu presente. Lo pasado, pasó.

Que no falte el reto en tu existencia.

Cuando obras con inteligencia y con virtud, los pasos más amargos se superan con éxito.


A veces el ocaso remueve las tristezas y alegrías de lo vivido.

Cuando la tarde de la vida empieza a asomarse en el horizonte, los actos de bondad nos engrandecen.

Las sombras que no descorrimos en el pasado, cobran mayor densidad cuando atardece.

Cuando un ser humano reconoce su error y está dispuesto a asumir sus consecuencias es apreciable su valía.

Cuando un ser humano comete un error y jura ser inocente, es depreciable: pierde su valor humano.


La paz no puede estar fundamentada en la impunidad. Una paz, así, alienta la venganza.

La nobleza con el enemigo no exime de la justicia y la reparación.

Firmar un acuerdo de paz con quienes de la mentira, del secuestro, del narcotráfico han hecho un modo de vida, requiere mucha sabiduría, lucidez y perspicacia.

Si las condiciones socio económicas de tantos compatriotas no son mejoradas por el Estado, vano será cualquier esfuerzo por la paz.


El servidor público honesto debe interesarse porque todos sus compañeros lo sean, para contrarrestar el estereotipo de corruptos que se les atribuye.

EPS que creemos serias, están jugando con la salud de los afiliados al no pagar a los hospitales regionales sus acreencias.

Quienes protestan saben que es la única forma de hacer que el gobierno se comprometa a mejorar sus condiciones, aunque muchas veces no se les cumple.

Maquiavelo aconsejaba a los príncipes: Prometed aunque no tengáis intención de cumplir. Maquiavélico.


Quienes pensamos que la política es el arte de gobernar a los pueblos, nos sentimos frustrados con las manifestaciones de odio, aparentes o reales, de tantos políticos turbios.

Votar o no votar. He ahí el dilema de la gente honesta porque la sucia política se disfraza de honestidad.

Es ruin el político que se enriquece a costa de su pueblo y de sus votos. Que cohonesta actitudes no ortodoxas con tal de hundir al enemigo político, aunque sea de su propio partido.


No puedes quedarte rumiando los duros momentos que te da la vida. Tienes que superarlos.

La voluntad que has puesto en tus emprendimientos, ponla en el propósito de rehacer tu vida.

Recuerda que en el ejercicio del poder no todo te es lícito.

Tan ruin es quien abusa de su autoridad como aquel que no la acata cuando es legítima y ética.

La venganza tiende a posicionarse cuando no hay justicia.


La justicia es el arma potente de la paz.

El perdón no puede anteponerse a la justicia.

Primero justicia y después perdón.

Un país sin justicia, un país con alta impunidad, es un país anárquico.

Se habla muy fácil de perdón cuando son los demás los que sufren las injusticias y los crímenes.


Mientras unos trabajan duro por crear riquezas para el país, otros buscan enriquecerse con sus trampas.

Los medios parecen deleitarse cuando los crímenes tocan las clases más favorecidas, cuando no, rápidamente olvidan a las víctimas.

Cuando se guarda tanto rencor en el alma la angustia del vivir se agiganta.

No veas en tu contradictor únicamente sus debilidades, por malo que sea tendrá sus rasgos de bondad.

¿Por qué esa tendencia a esconder los habitantes de la calle en los eventos internacionales?


Reconocemos que a algunos administradores no les gusta nuestro lenguaje porque va en contra de su estilo de mando.

Reconocemos que algunos empresarios se abstienen de hacer publicidad en nuestros programas, porque nuestros conceptos van en contravía de los viejos principios capitalistas que profesan, cuando nosotros defendemos un capitalismo más social y humano.

Reconocemos que a algunos sindicatos les exaspera nuestra afirmación de la dignidad del empresario porque prefieren el lenguaje vulgar, agresivo, destructor de empresas, al de respeto por el mando, que nosotros predicamos.

Pero ¿qué importa? Seguimos con nuestro propósito de contribuir a humanizar el mundo del trabajo.


Llama la atención que algunas personas prefieran que en la empresa se les diga que son empleados y no trabajadores.

Emplear tiene la connotación de usar. Uno, en su labor, emplea una trapeadora, una escoba, un escritorio, una silla. Los usa.

Por eso algunos creen que el talento humano también es para usarlo y trapean y barren con él.

Mientras los mismos trabajadores se sientan traperos, como tales los usarán.


Pedirle a un emprendedor que sea ambicioso es desconocer que la ambición es un apetito exagerado de conseguir poder, riquezas, dignidades o fama.

El emprendedor debe tener grandes aspiraciones que le permitan obtener poder riquezas, dignidades o fama.

La diferencia entre la ambición y la aspiración, es que la ambición en su apetito pasa por encima de todo, mientras que la aspiración, como acción y efecto, va por los cauces de la rectitud.

No seas ambicioso, pero mantén grandes aspiraciones en tu vida.


La noche del dolor es dura, pero pasa.

En la soledad se crecen los problemas como bola de nieve cuando rueda sobre la misma nieve.

Cuando un problema turbe tu sueño, y le hallas solución, escríbela en una libreta que guardes bajo tu almohada, para ejecutarla al día siguiente. Te dormirás tranquilo.

Si no encuentras solución a tu problema, también escríbelo, la buscarás mañana. No sigas dándole vuelta. Mañana lo harás.


Cuando sientas que tu alma está vacía remueve en tu interior los momentos de mayor felicidad que has tenido, y encontrarás que se llena fácilmente.

Cuando hablen mal de alguien, delante de ti, anuncia tu desinterés en participar en tan perversa práctica.

Si tienes que sentir algo de alguien, ve y díselo o infórmalo a quien debes. De lo contrario calla.

Hay tanto odio en la sucia política que nada bueno suele hallarse en el contrario.


Cuantas veces te derribe el brioso corcel de tu vida, otras tantas levántate y doméñalo. Si no fuera brioso no sería tu vida.

¿Y quién no se ha equivocado?

Saca de tu error el provecho de trazar nuevos horizontes.

Un gesto de amor al prójimo es lenitivo para tu alma.

Tienes derecho a la tristeza, pero ponte un plazo para salir de ella, más largo o más corto, según tu pena, porque… ni es racional ni inteligente quedarte ahí rumiándola.


Tú tienes la fuerza interior para salir adelante en tus tribulaciones.

Hoy que estás sufriendo amasa, con tus lágrimas, tu proyecto de vida y reestructúralo. No partes de cero.

El camino de la vida no se cierra mientras existas, se estrecha, sí, pero no se cierra.

Cuando sufras acércate a los que te aman. Son muchos y te ayudarán.


Cuando el resentimiento invade nuestros corazones las injusticias que cometemos son muchas.

En una ruptura tenemos siempre que examinar nuestra propia responsabilidad.

Alardear de bondad, cuando la naturaleza humana es tan frágil, es correr el riesgo de engañarse.

Es duro sentir que la vida de un ser que amas se va apagando inmisericorde.

¿Los buenos, si son más?


Cada vez se convence uno más de la desfachatez de ciertos políticos para sacar a como dé lugar, a aquellos que les estorban en sus planes.

La traición y la injuria toman sitial destacado en el ámbito nacional.

Los medios se ensañan para conseguir su “reiting” a toda costa.

La vileza de corazón se lee con claridad en el lenguaje que utilizan algunos en las redes sociales.


¿Para qué alimentos en nuestras mesas si fueron producidos por las manos de niños trabajadores explotados?

¿Para qué diversión en los tendidos si está teñida con la sangre de los toros en la arena?

¿Para qué llorar sobre la tumba de una madre si nuestra conducta siempre le causó desasosiego?

¿Para qué pedir mil perdones, si no cambiamos de comportamiento ni tenemos contrición de corazón?

¿Para qué soberanía, si no somos capaces de defenderla como nación?


El mundo puede que vaya al revés, pero…y ¿usted qué?

¿Por qué se ha perdido el valor y el respeto por la vida humana?

¿Qué civilización es ésta que aún permite que familias enteras sean desplazadas de sus hogares?

¿Es de los que piensan que mientras a usted o a su familia no les pase nada, no hay por qué preocuparse?

Debemos poner la institucionalidad del país por encima de todo.

Hay periodistas que no informan sobre los hechos, sino que los interpretan a su manera.


“No tengas amistad con la persona que viéndote en peligro te abandona”. Anónimo.

“Quien te hace fiestas, que no solía hacerte, o te quiere engañar o te necesita”. Anónimo.

“La ingratitud solo hiere a quien la gratitud espera, hagamos el bien pensando que no habrá quien lo agradezca”. Anónimo.

“Ladran, Sancho, señal que cabalgamos”. Don Quijote.

Adelante. Aunque “el camino sea largo y culebrero”.


Da rienda libre a la alegría y a la celebración, sin desbordar tus principios familiares.

Mide tus capacidades en los obsequios a los hijos, esto es formativo para ellos, si se lo explicas.

Aplica en tu hogar las normas de seguridad que has aprendido en la empresa. Es momento propicio.


Cuando se habla o se escribe sobre temas de ética uno sabe que aquellos que van por la línea recta celebrarán lo tratado, pero que quienes no, o se reirán o lo despreciarán o, de pronto, abren su corazón. A eso apunta nuestra persistencia.

Cuando uno habla o escribe sobre temas de ética, también trata asuntos sobre los cuales tiene sus propias debilidades que quiere convertir en fortalezas.


Hay mucho servidor público lenguaraz.

Culpar a alguien de un desastre, o acusar de “cartel de la salud” a un movimiento de protesta, sin tener las pruebas, es ser “deslenguado y atrevido en el hablar”.

Los lenguaraces alientan la violencia. Hay mucho lenguaraz.


Los valores que se enseñan en los colegios se borran con inadecuadas actitudes de los padres. En los colegios se predica la no corrupción y el no soborno, y hay quienes no dudan en sobornar para obtener la licencia militar de sus hijos, a cualquier precio.

¿Las empresas se están dando cuenta de la inasistencia a los actos académicos por parte de los profesionales que envían a los congresos internacionales? Muchos están aprovechando para pasear y a su regreso informan: “Fue lo mismo de todos los años”. Pícaros.


Si la intención del sindicato al presentar el pliego de peticiones es la de acabar con la empresa, es mal sindicato.

Si la empresa trata de dar sobornos a un líder sindical para obtener beneficios, es mala empresa.

Trabajador nunca atentes contra los bienes de producción de la empresa, porque si bien no son tuyos, son los instrumentos para mejorar tu vida y las de tus compañeros.


Gobernante: Hay un descenso importante de la pobreza. Continúa en ello con todo empeño.

Administrador: Rodéate de gente que sepa, no hagas como los caudillos que buscan rodearse de mediocres.

Trabajador: Los sistemas de seguridad en tu trabajo, son por tu bien y el de tu familia. No renuncies, con tu actitud, a tu derecho de integridad personal y salud.


Para la capacitación en tu puesto de trabajo, fíjate una ruta con base en la visión de tu futuro. Así sabrás para dónde vas.

Las empresas no sólo deben capacitar o reentrenar a sus trabajadores en su oficio sino que también deben contribuir a su formación como personas. Ser y saber.

¿Cómo puedes esperar beneficio alguno de la empresa, si eres desleal y poco comprometido con ella?


La creatividad en el trabajo se estimula más cuando en el grupo primario se analizan los problemas, se discuten las soluciones y se felicita a los participantes por su resultado.

Hay empresas cuya “incultura organizacional” no les permite contestar un correo electrónico. Son absolutamente mudas.

La inestabilidad en el trabajo es un factor que causa mayor desaliento en el ánimo del trabajador.


Gobernante: Las promesas no cumplidas atizan la ira de los pueblos.

Gobernante: La democracia moderna tiene un nuevo signo: La protesta social.

Gobernante: Que tu estilo democrático sea anticiparse siempre a las necesidades de tu pueblo, no esperar la protesta para solucionarlas.


¿Quién va a pagar los daños graves que se le causaron a pequeños y medianos empresarios en sus negocios arrasados o quebrados por motivo de paros?

¿Los que delinquieron con motivo del paro tendrán castigo?


Duro ver a vándalos destruir sus propios pueblos.

Da tristeza que empresas tan prestigiosas estén involucradas en investigaciones por contaminación de aguas o por pactos ilícitos de precios. Si la sal se corrompe…

La imprudencia del gobernante atiza la ira de los pueblos.


Hay empresas del Estado que por su desorganización causan serios perjuicios a ciudadanos que han cumplido lealmente con sus requerimientos pecuniarios.

Un administrador no puede estar culpando públicamente a sus practicantes por posibles errores. Ha de responsabilizarse él y tomar las medidas correctivas del caso al interior de su organización. Los practicantes, por su dinamismo, tienen que ser muy bien informados sobre sus responsabilidades.


El gran número de reuniones ineficaces en la empresa, la vuelven improductiva.

Las comunicaciones empresariales desbordas, pueden contribuir al caos que se quiere evitar.

La falta de comunicación de la empresa con la familia del trabajador puede ocasionar distorsiones que no favorecen su imagen.


En tus negocios busca siempre ganar pero que también los demás ganen.

Aplaude realmente a quien se lo merece, no lo aplaudas porque otros lo hacen.

Que no se diga de ti que eres un ingrato. La ingratitud duele.


Se pierde mucho tiempo en el trabajo por conversaciones amistosas innecesarias.

Administrador: Nunca dejes que el miedo interfiera en tus decisiones.

Da tristeza ver tanto despliegue militar y tan reducida capacidad para vencer a los enemigos de la democracia.

El crimen continúa apoderándose de nuestras ciudades. Para las autoridades parece que no hay nada más qué hacer.


La lealtad en el trabajo se enseña con el ejemplo.

La puntualidad en el trabajo se contagia si nos lo proponemos.

El diálogo en la empresa no puede entenderse como agotadoras reuniones.

La empresa no puede prestarse a ser campo abonado para relaciones lujuriosas.

Tampoco puede prestarse para ser campo de discriminación por credo, raza, género o posición económica.


Las enormes exigencias sindicales a las empresas resultan poco serias por exageradas.

Igualmente son poco serias las minúsculas ofertas de la administración ante las aspiraciones de los sindicatos.

Unos y otros juegan a que uno gane y el otro pierda.

Pero en la empresa moderna, cuando se busca que uno y otro ganen, las demandas y las ofertas son serias, racionales y ajustadas a sus reales condiciones.


El periodista tiene que respaldar con su actitud y su hombría de bien lo que dice públicamente o en sus reuniones de trabajo.

Escudarse en que tiene derecho a la intimidad cuando su mal comportamiento ha sido visible, es demostrar poco valor civil.

Está bien que las asociaciones defiendan a sus asociados, pero cuando el asociado es vencido en juicio, se debe admitir el fallo con todas sus consecuencias. Lo demás es espíritu de cuerpo no deseable.


Cuando tengas dificultades con uno de tus trabajadores, dale una nueva oportunidad, pero explícale con claridad lo que esperas de él.

Si recae, dale una segunda oportunidad, pero esta vez adviértele, con claridad y con firmeza, las consecuencias de una nueva recaída.

Es posible que si das una tercera oportunidad demuestres más tu debilidad que tu capacidad de administrar.


Hay que insistirles a los líderes sindicales en que, por encima de los beneficios cortoplacistas de muchas de sus demandas, tiene que estar la supervivencia de la empresa para bien de todos. Ese será el mayor beneficio mutuo.

Tienes que entender que además de ser efectivo en tu trabajo tienes que ser un ser humano con valores.

El empresario que no tiende su mano al trabajador con dificultades, difícilmente podrá recibir ayuda cuando le sea necesario.


Está bien que nos opongamos a los mega proyectos que causen graves perjuicios al medio ambiente, pero esta oposición tiene que ser absolutamente racional.

El desarrollo de los pueblos está demandando infraestructura y construcciones que son vitales para el futuro de una nación, por ello hay que guardar un gran equilibrio entre ellas y el ambiente.

Los empresarios tienen que haber aprendido suficientemente a manejar la relación de negocios con países que no respetan el derecho a la propiedad empresarial. Aunque les pinten pájaros de oro.

El fomentar el odio entre las regiones de un mismo país no beneficia a la nación.

Está bien la emulación entre las ciudades y regiones pero es reprobable que incite al rechazo o discriminación como lo que se observa en algunos “realitys”.


El cumplimiento de la palabra dada en la atención posventa es fundamental para la fidelización del cliente.

Entre empresarios, no se necesita que todo quede por escrito. Por lo tanto la desconfianza generada por el incumplimiento de la palabra empeñada hará que se pierdan negocios.

Si todo lo que se conviene entre empresarios tiene que ser resuelto en los tribunales, a las cotizaciones de los productos habrá que agregarle la tasa correspondiente al valor de esos procesos. Y los sacará del mercado.

Empresario, la buena fe en los negocios, el respeto por la palabra dada, no solo te da valor entre tus clientes y proveedores, sino que mantendrá en alto la competitividad de tu empresa.

Ponle la firma.


Duele ver tanto soldado masacrado.

Duele ver los míseros cambuchos en donde las tropas son acuarteladas expuestas a todas las inclemencias, además del accionar traicionero de los criminales.

Pero duele más percibir la rutina en la que caen generales y comandantes de esta república lo que facilita que sus tropas sean masacradas.

Y mientras esto sucede, las entrañas de los colombianos parecen inconmovibles con lo que pasa con sus soldados. Como si eso estuvieran sucediendo en otro país, no en su propia patria.

Entretanto, los invitados la mesa de la paz dilatan conversaciones esperanzadoras.


¡Ay! Medellín.

Medellín, Medellín, Medellín. ¿Hasta cuándo soportarás que familias buenas sean desalojadas de sus viviendas?

Medellín, Medellín, Medellín. ¿Por qué no te has volcado a tus calles e inundado de protestas cada valla, cada muro de tu ciudad, para frenar la violencia del desalojo de hogares pobres pero buenos?

Medellín, Medellín, Medellín. ¿No sientes que el desalojo se está volviendo masivo y que las autoridades municipales, departamentales y nacionales, se sienten impotentes para garantizar la vida y bienes de los ciudadanos? Entonces ¿por qué no te yergues con orgullo y dignidad en defensa de los más pobres, que lloran su desgracia?

Medellín, Medellín, Medellín. O acaso ¿estás esperando que empiecen a desalojar a los poderosos, a los industriales, a los políticos, para empezar a reaccionar?

¡Ay, Medellín!


En esta época de embates de la naturaleza ¿cómo será lo que sienten esas pobres familias que sufren su ensañamiento, con destrucción y muerte?

¿Por qué los habitantes de algunos condominios no dejan tanto orgullo necio y tratan a los demás propietarios como compañeros de la aventura de socios de sus vidas?

¿Hasta cuándo tendrá que suceder que sigan muriendo niños por la pésima o nula atención del sistema de salud?

¿Por qué hay entidades de salud que se siguen riendo de la justicia, y no acatan sus fallos? Las intocables.

Hay sindicatos del sector público cuyas demandas ponen en riesgo sus instituciones, y administradores que ceden débilmente porque no les duele. No es su dinero.


Los chismes en la empresa son mayores cuando la estabilidad laboral está amenazada.

Administrador: Quita, ahora mismo, de tu lenguaje esa frase: Si te gusta, bien, o si no, te vas.

Un trabajador no necesita asociarse cuando la empresa le ofrece estabilidad, remuneración adecuada, seguridad, formación profesional, ayuda en momentos de calamidad y trato respetuoso como Talento Humano que aporta.

Trabajador: Sé leal para que puedas exigir lealtad.



El espectáculo grotesco que dan los líderes políticos con sus mutuos insultos, solo buscan levantar los espíritus de los ciudadanos para conquistar sus votos. No te dejes usar.

¿Si se sabe que durante los fines de semana se incrementan los crímenes, por qué las autoridades bajan la guardia durante estos días? Está comprobado que los criminales no descansan cuando las autoridades sí lo hacen.

Trabajador guarda en tu mente y en tu corazón este lema: Soy buen trabajador y honrado.

Empresario, sisar los pagos de seguridad social a tus trabajadores, se vuelve contra ti.

Comments