protesta



EXIGEN MEJORAR SERVICIOS CIUDADANOS

 

Los pobladores de Ciudad Eten demandaron de la Municipalidad distrital exija que de una vez por todas se concluyan las obras de agua potable y alcantarillado que vienen comprometiendo seriamente la calidad y el buen servicio en el saneamiento; a la vez que denunciaron supuestas irregularidades que desde la corporación edilicia se vendrían cometiendo en el manejo de los fondos públicos.

 

Tras una bulliciosa marcha por las calles de la ciudad, denominada “Marcha por la dignidad de nuestra Ciudad Eten”, representantes de diversas instituciones reunidos en un Comité de Defensa de Ciudad Eten, que preside Henrry Millones Chimpén, se congregaron en el parque principal, desde donde manifestaron sus quejas, que dijeron representaban las de toda la colectividad etenana.

Entre las irregularidades, se mencionó el aumento de salario y dietas que, al margen de las expresas prohibiciones establecidas en la normativa presupuestal del Ministerio de Economía y Finanzas, de manera ilegal se habrían otorgado, tanto el alcalde, Alejandro Ñiquen Sandoval, como sus regidores; hecho que ha sido comprobado por la Contraloría General de la República, que ha pedido las explicaciones del caso con los descargos correspondientes desde el 2007 hasta el 2013.

Asimismo, las pancartas que portaban los manifestantes aludían a la burla que viene haciendo el consorcio encargado de las obras de agua potable y alcantarillado; así como la utilización de terrenos deportivos de parte de la municipalidad para ser convertidos en centros habitacionales; e igualmente a las supuestas donaciones de entidades nacionales e internacionales, que se guardan para ser repartidas en la campaña electoral.

En tanto, en el parque de la ciudad, un burro cargaba un ataúd de cartón en el que se leía la inscripción “Consorcio Eten + Q.E.P.D”.



Incluso intervinieron un exalcalde, Hernán López, que reclamó una mejor administración de los dineros municipales; y dos de los actuales regidores, Jorge Luis Neciosup Azabache y José Esteban Reque Neciosup, quienes señalaron estar haciendo sus descargos en torno a los hallazgos de la Contraloría. También hablaron dirigentes de instituciones locales y de los centros poblados Cascajales y Villa El Milagro, quienes señalaron algunos de los problemas por los que vienen atravesando sus comunidades, entre ellos también la falta de agua y la construcción asfáltica de la vía que conduce a esas localidades, entre otros.

Uno de los moradores y organizador de la marcha, ingeniero Germán Puican Zarpán, manifestó que reclamar lo justo es distinto a oponerse. Fue al referirse a una resolución de alcaldía por la que se otorga facultades al Consorcio Eten (empresa que ejecuta la obra) para que denuncie a todo poblador que se “oponga” al proyecto. “Es decir todos los etenanos estamos siendo silenciados, tapados la boca, a no exigir, ni reclamar; es decir sólo a mirar y recibir cualquier cosa que se dice llamar obra de agua y desagüe de Ciudad Eten. Una vez más el alcalde en lugar de estar con el pueblo, defiende a su amigo Consorcio Eten”, señaló.

La Municipalidad Distrital emitió la Resolución Nº 343-2013, en la que anuncia que se tomarán las acciones legales contra los vecinos que se resistan al desarrollo normal de la obra. El artículo segundo de la mencionada resolución, dispone “denunciar a las personas que se oponen o causan perjuicios para la ejecución de la obra ‘Mejoramiento, ampliación de agua potable y alcantarillado en el distrito de Ciudad Eten-Chiclayo-Lambayeque’, por ser un proyecto de interés público”.

En efecto, hace algunos meses, en una reunión a la que asistió el alcalde Ñiquen Sandoval, los moradores de la primera cuadra de la calle 8 de Octubre, entre los que se encontraba el ingeniero Puican, demandaron del municipio que exija al consorcio un mejor orden en la construcción de los trabajos, porque –tal como informamos entonces en Expresión- se abría zanjas por todos lados sin las indicaciones técnicas, peatonales ni vehiculares correspondientes. Incluso sin que éstas se cerraran, continuaban abriéndose otras en diferentes calles; al punto que se pidió a la Municipalidad que mientras no se concluyeran las obras en algunas calles, no se iba a permitir ejecutar los trabajos en 8 de Octubre.

Cabe señalar que esta arteria es la puerta de ingreso y salida principal a la ciudad, entre los destinos de Monsefú a Puerto Eten.

Según el ingeniero Puican Zarpán, al parecer el Consorcio ya abandona la obra y ha oficializado con documento que no va a realizar trabajos de agua y desagüe en varias cuadras, en especial de la calle 8 de Octubre.

El especialista afirmó que es muy lamentable que hoy las tarifas de agua se han duplicado y el servicio estaba mejor antes que hoy que sólo llega agua desde la 1:00 a 3:00 de la mañana y a veces no llega; y cuando llega es con residuos y un mal olor. “Resulta que para EPSEL la obra ya ha terminado (debió terminar en setiembre del 2012) y el pueblo ya está recibiendo un mejor servicio y por ende deben incrementarse las tarifas”.

Indica que sin embargo el nuevo pozo tubular (lugar donde extraen agua) ya ha sido pagado más del 50%, pero actualmente este trabajo lo han abandonado debido a que la broca de perforación se ha obstruido y se ha derrumbado, y todo lo que se ha hecho y pagado no sirve. “Esto es lo que los vecinos de 8 de Octubre tenemos que pagar por salir a pedir justicia por las demás calles de nuestra Ciudad Eten, y hoy en día seriamos denunciados”, señala Puican Zarpán.

 

Investigaciones y respuestas

Numerosos policías de asalto, resguardados con sus escudos, se apostaron en las veredas conexas al parque principal, en especial a la que da al Palacio Municipal de Ciudad Eten. En tanto, mientras se desarrollaba la manifestación, el alcalde Ñiquen Sandoval marchaba por las calles de la ciudad acompañado de un numeroso grupo de sus allegados, que coreaban “reelección”.

El problema principal que se trató en el parque de Ciudad Eten fue la lentitud con la que avanzan las obras de saneamiento que tiene a cargo el Consorcio Eten, las mismas que ya cuentan con cerca de dos años de ejecución y aún se observa muchas arterias en las que los trabajos no han sido terminados; en tanto que en otras calles las obras  ni siquiera se inician.

La convocatoria de esta manifestación se hizo ante lo que calificaron inoperancia de la Municipalidad Distrital, que en ningún momento ha llamado la atención al Consorcio por las supuestas malas acciones administrativas con las que comenzaron, por la mala ejecución de los trabajos, ni por la lentitud de las obras.

Cabe señalar que, por acuerdo municipal, en junio del 2012 se instaló una comisión investigadora en referencia al proceso de licitación pública de la obra “Mejoramiento y ampliación del sistema de agua potable y alcantarillado de Ciudad Eten”, la misma que integraron los regidores Jorge Neciosup y José Reque, como presidente y miembro, respectivamente.

Entonces, estos concluyeron que el comité especial formado por la municipalidad para el proceso de licitación pública no había realizado una exhaustiva calificación al otorgar el puntaje según los documentos presentados por la empresa favorecida con la buena pro.

Asimismo advirtió la presunta falsedad o inexactitud del contenido de algunos de los documentos presentados por la empresa favorecida con el otorgamiento de la buena pro.

Incluso unos días antes, el 30 de mayo, el regidor Neciosup remitió al Concejo una propuesta técnica para la evaluación de profesionales propuestos para dicha obra.

Se dijo entonces que el Consorcio Ciudad Eten no habría cumplido con acreditar debidamente la experiencia de su personal propuesto, entre otros extremos, en razón de que las obras o proyectos en los que dichos profesionales habrían participado se ejecutaron de manera previa a la fecha de su colegiatura; y, de acuerdo a las bases, tales profesionales debían cumplir el perfil que allí se exigía.

Ante estos cuestionamientos, el Comité Especial Permanente, que presidía el gerente de la Municipalidad, Rubén Ramos Chumioque, respondió que en este proceso se había actuado con transparencia, “como corresponde a todos los procesos de selección que se han realizado en esta gestión municipal”.

Añadía que la calificación realizada por el comité se ajustaba puntualmente a las exigencias de las bases administrativas integradas del proceso de selección y que la objeción referida a los certificados entregados por familiaridad no es válida por cuanto no existe ningún impedimento de carácter legal.

Señalaba que los profesionales acreditaban los requisitos exigidos y en cuanto a la validez de los documentos, la comisión de investigación de procesos de selección debía demostrar que son fraguados. Asimismo, con respecto al residente de obra, indicó que cumplía con los requerimientos técnicos. Igualmente indicaba que la ley no prohíbe que los trabajadores de una empresa tengan familiaridad con los representantes legales de la misma empresa en el sector privado; y precisaron, además, que en una obra de saneamiento, indistintamente puede tener diferentes frentes debido al número de componentes que cuenta un determinado proyecto, el mismo que puede tener ingenieros residentes de obra para cada uno de ellos.

 

 

*****

 

El (mal) abastecimiento de agua

Según el regidor Jorge Neciosup, el proyecto del mejoramiento del agua potable y alcantarillado nació por la problemática existente en el distrito de Ciudad Eten, debido a la constante solicitud de la población a la pronta solución del deficiente abastecimiento en el servicio de agua; mediante documentos administrativos; pero, sobre todo, a través de la expresión oral directa, en los diferentes eventos y reuniones que se realizan en el distrito entre la población y la autoridad municipal.

Precisó que la Municipalidad de Ciudad Eten, en atención a estos reclamos y solicitudes, realizó urgentes gestiones en diferentes entidades, siendo el Programa “Agua para todos”, la entidad gubernamental que lo incluyó en su presupuesto para su ejecución.

Allí daba cuenta como antecedentes que quedaban muchos retos para el sector de saneamiento, como la insuficiente cobertura de servicios; entre ella la mala calidad de la prestación de servicios que pone en riesgo la salud de la población; la deficiente sostenibilidad de los sistemas construidos; las tarifas que no permiten cubrir los costos de inversión, operación y mantenimiento de los servicios; debilidad institucional y financiera; y recursos humanos en exceso, poco calificados y con alta rotación.

Actualmente, el agua que abastece a esa localidad proviene de una fuente de tipo subterránea, la cual es captada de un pozo tubular profundo, ubicado al norte de la localidad, y su potabilización se realiza en la caseta de bombeo que alberga los equipos e instalaciones hidráulicas que forman parte de este sistema de abastecimiento. A partir de esta caseta, se bombea a un reservorio elevado existente de 500 m3, desde donde y mediante el manipuleo de válvulas de control, se distribuye el agua hacia la ciudad. Este reservorio también abastece de agua al distrito de Puerto Eten, ubicado al sur de la ciudad, motivo por el cual el abastecimiento de este elemental servicio es solamente por horas, tornándose en deficiente.

Por otro lado, las redes existentes de agua potable, tienen una antigüedad considerable, y fueron ejecutadas con tuberías de asbesto cemento, material que, por sus características cancerígenas, ha sido desechado para este tipo de proyectos. La red de alcantarillado drena por la parte sur de la ciudad hacia la estación de bombeo que se encuentra en la parte sur oeste de la localidad, desde donde bombea las aguas servidas hacia una laguna de oxidación existente, del tipo facultativo, a la que no llega el agua residual, por la intervención de mano ajena, al desviar las aguas servidas, mediante rotura de tubería, con fines de riego a sus campos de cultivo.

Comments