Estimulación temprana para niños con discapacidad Auditiva


¿Que es la estimulación temprana?

La estimulación temprana es el conjunto de medios, técnicas, y actividades con base científica y aplicada en forma sistémica y secuencial que se emplea en niños desde su nacimiento hasta los seis años, con el objetivo de desarrollar al máximo sus capacidades cognitivas, físicas y psíquicas, permite también, evitar estados no deseados en el desarrollo y ayudar a los padres, con eficacia y autonomía, en el cuidado y desarrollo del infante. (Orlando Terré, 2002).


¿Por qué recibir estimulación temprana?.

La estimulación temprana busca estimular al niño de manera oportuna, el objetivo no es desarrollar niños precoces, ni adelantarlos en su desarrollo natural, sino ofrecerle una gama de experiencias que le permitirán formar las bases para la adquisición de futuros aprendizajes.



Áreas que comprende la estimulación temprana:

Área cognitiva: Le permitirá al niño comprender, relacionar, adaptarse a nuevas situaciones, haciendo uso del pensamiento y la interacción directa con los objetos y el mundo que lo rodea. Para desarrollar esta área el niño necesita de experiencias, así el niño podrá desarrollar sus niveles de pensamiento, su capacidad de razonar, poner atención, seguir instrucciones y reaccionar de forma rápida ante diversas situaciones.



Área Motriz: Esta área está relacionada con la habilidad para moverse y desplazarse, permitiendo al niño tomar contacto con el mundo. También comprende la coordinación entre lo que se ve y lo que se toca, lo que lo hace capaz de tomar los objetos con los dedos, pintar, dibujar, hacer nudos, etc. Para desarrollar esta área es necesario dejar al niño tocar, manipular e incluso llevarse a la boca lo que ve, permitir que explore pero sin dejar de establecer límites frente a posibles riesgos.



Área de lenguaje: Está referida a las habilidades que le permitirán al niño comunicarse con su entorno y abarca tres aspectos: La capacidad comprensiva, expresiva y gestual.



La capacidad comprensiva se desarrolla desde el nacimiento ya que el niño podrá entender ciertas palabras mucho antes de que puede pronunciar un vocablo con sentido; por esta razón es importante hablarle constantemente, de manera articulada relacionándolo con cada actividad que realice o para designar un objeto que manipule, de esta manera el niño reconocerá los sonidos o palabras que escuche asociándolos y dándoles un significado para luego imitarlos.

Área Socio-emocional: Esta área incluye las experiencias afectivas y la socialización del niño, que le permitirá querido y seguro, capaz de relacionarse con otros de acuerdo a normas comunes.


“También los niños con capacidades especiales que requieran estimulación pueden beneficiarse en gran manera de los masajes, dado que se ayuda a fortalecer el cuerpo, integrando las percepciones corporales con los sentimientos y emociones”



¿En que ayuda la estimulación a los niños con discapacidad?
Ayudando al desarrollo sensoriomotor y psicológico, aumentando el tono, la fuerza y la flexibilidad de los músculos y las articulaciones, regulando el metabolismo y permitiendo obtener una mayor atención por parte del bebé.





En los casos de desnutrición y patologías neurológicas como espasticidad por parálisis cerebral, se utiliza además preparados de aceites especiales con el objetivo de revitalizar los tejidos dañados. 

Otra de las técnicas más divulgadas es el Shiatzu para bebés. Shiatzu significa “Presión de los dedos” o “digitopresión” y trata de una disciplina que a través de una meticulosa coordinación de concentración, respiración y movimiento, ejerce distintas calidades de presión con los dedos pulgares sobre los meridianos y puntos de acupuntura señalados por la medicina tradicional chino-japonesa. 


Como consecuencia de estas presiones y estiramientos que también pueden realizarse con los codos, pies y rodillas, el paciente puede recibir grandes alivios en contracturas musculares, dolores articulares, inflamación de nervios y tendones, y diversos malestares y dolencias.


Pero lo más importante es tener en cuenta que el contacto corporal es una parte esencial de la vida afectiva, y que ésta, cuando alcanza un nivel pleno se vuelve un factor decisivo para salud y el desarrollo integrales del ser humano. 
Particularmente en el desarrollo de los niños con discapacidad, crecer en un entorno afectivo, donde el estímulo, la confianza y el amoroso contacto corporal están presentes, se asentarán las bases para alcanzar buenos niveles de autoestima y una autoimagen saludable: futuras herramientas para el desenvolvimiento personal y social.



Discapacidad Auditiva.
La atención y estimulación tempranas tienen la finalidad de ofrecer a los niños con déficit o con riesgo de padecerlos un conjunto de acciones optimizadoras y compensadoras, que faciliten su adecuada maduración en todos los ámbitos que les permita alcanzar el máximo nivel de desarrollo personal y de integración social.


Aquellos niños que presentan una situación de privación sensorial, como ocurre con los niños con pérdida auditiva, necesitan mayormente la atención temprana y nuestra legislación les concede el derecho a disponer de los recursos para su tratamiento, independientemente de su condición social o económica. El objetivo es garantizar el principio de igualdad de oportunidades de un sector de la población especialmente indefenso y vulnerable a los efectos de las discapacidades, como es el caso de la población infantil.


Es importante considerar que la sordera no afecta exclusivamente el desarrollo de la comunicación y el lenguaje sino que al desarrollo de la persona en forma global. El desarrollo cognitivo, socio-afectivo y comunicativo-lingüístico, están íntimamente interrelacionados y se influyen mutuamente.



!Asegúrate de que tu bebé oye bien¡


PROGRAMA DE ATENCIÓN Y ESTIMULACIÓN TEMPRANA PARA NIÑOS CON DISCAPACIDAD AUDITIVA 

Objetivo General:

Brindar atención y estimulación temprana a niños sordos e hipoacúsicos, destinada al desarrollo global del niño.
Objetivos Específicos:
A) Desarrollar habilidades cognitivas, socio-afectivas y comunicativo- lingüísticas, que faciliten la integración social del menor que participa en el programa.
B) Lograr una adecuada adaptación social del menor que participa en el programa.
C) Favorecer la aceptación de la pérdida auditiva en el contexto familiar.
Características de los niños:
Los niños que participan en el programa presentan diagnóstico de pérdida auditiva en grados moderado, severo y profundo. Una situación socio-familiar inestable y bajos recursos económicos.
Curriculum y sesiones de trabajo:
El programa se articula sobre las Bases Curriculares de Educación Parvularia. Los niños reciben 2 horas de atención individual a la semana. El trabajo individual se organiza en sesiones con los niños y sus madres y está dirigido al desarrollo integral del menor y al fortalecimiento de la relación madre-hijo. Además, se realizan sesiones grupales de 2 o 3 niños destinadas principalmente a fomentar las competencias sociales, comunicativas y a enriquecer la interacción afectiva.
Taller de Padres:
El trabajo con los padres se realiza en sesiones grupales durante 2 horas al mes. Estas sesiones están destinadas a favorecer la aceptación de la sordera, evitando sentimientos de sobreprotección, culpa o rechazo. El objetivo es brindarles herramientas psicológicas para asumir la pérdida auditiva de sus hijos, escuchando sus inquietudes, miedos y expectativas. Así como orientación concreta respecto de su participación en el proceso educativo.
Evaluación:
Para realizar una atención y estimulación temprana adecuadas, ha sido necesario planificar una evaluación diagnóstica, de procesos y de resultados que ha implicado la aplicación y creación de variados instrumentos de evaluación. Entre ellos cabe destacar:

    Anamnesis. 

    ▪ Evaluación Diagnóstica. 

    ▪ Escala de Desarrollo (cognitivo, socio-afectivo y comunicativo-lingüístico) 

    ▪ Evaluación del Lenguaje de Signos. 

    ▪ Informe psicopedagógico. 

Bibliografía
  • Alonso, P. & Paniagua, G. (1995) La educación temprana. En A. Marchesi El desarrollo cognitivo y lingüístico de los niños sordos. Alianza. Madrid.
  • Grupo de Atención Temprana (2003) Libro blanco de la atención temprana. Documentos 55/2000. Real Patronato sobre Discapacidad. Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales. Madrid.
  • Ley Nº 19.284. Ley sobre discapacitados reglamentada (1994). Publiley. Santiago.
Comments