Masaje embarazadas

Durante el embarazo la mujer sufre pesadez de piernas, tensión en espalda y necesita mucha hidratación para que su piel tenga suficiente elasticidad y soporte con el aumento de volumen en el vientre.

Con nuestro masaje mejoramos todos los síntomas transitorios de este momento y además aportamos relajación y bienestar. Hay estudios que demuestran lo beneficioso que es para el bebé unas suaves caricias y palpaciones que le relajan y mejoran sus sentidos.