Consejo de Dirección

Uno de los órganos más controvertidos del partido por la cerrazón, ni la más mínima concesión a cualquier posibilidad de control sobre su gestión del poder absoluto que se auto-atribuyen en el Reglamento por parte de sus actuales componentes y ratificados por la mayoría del Consejo Político.

La justificación de que Rosa Díez necesita un equipo de confianza para dirigir el partido, parece razonable para que elija a una amplia mayoría del mismo, o a todos sus miembros pero aceptando que los afiliados los "propietarios" de UPyD o, cuando menos, los que pagan sus cuotas y trabajan por él, bien directamente, bien a través de sus representantes, puedan considerar como inadecuada la actuación de alguno de sus componentes, lo que no es otra cosa que controlar el ejercicio del poder, regla básica de la democracia.

Todo esto, parece la pretensión de entronizar a perpetuidad una  organización, definida por la propia dirección como provisional, que mientras unos la definen "por confianza", otros, a la vista de los hechos, creemos que es más apropiada definirla "por abuso de confianza" ya que, pese a la lógica de unas relaciones democráticas, sólo los dirigidos deben confiar ciegamente el los dirigentes y nunca se da la relación viceversa. Por otra parte la negativa a admitir algún otro afiliado en el equipo que no haya sido elegido por  el Portavoz General , no deja de mostrar una casi insultante desconfianza hacia el resto de los afiliados a UPyD .

Insistimos que todo está condicionado por el fuertísimo y carismático liderazgo de Rosa Díez, con todo lo que ello implica de positivo e, inevitablemente también, de negativo. Es evidente que Rosa arrasará en la elección. El hecho de vincular a la  suya, la  elección de otras veinte personas, sin posibilidad de reprobación a alguna de ellas por parte de la Asamblea, supone el reconocimiento tácito de que alguno de los integrantes del equipo, han tenido una ejecutoria en los dos años de vida del partido que difícilmente pasaría el filtro del refrendo de sus compañeros , o de pasarlo, no lo haría con la suficiente adhesión inquebrantable como para ser  considerada como satisfactoria.


 EN LOS ESTATUTOS VIGENTES 

Definen claramente su elección: "Será elegido por el Congreso de la Asamblea General por sufragio libre y secreto
" por lo que parece que trasladar dicha elección al periodo precongresual, supone una más que dudosa modificación de lo prescrito por los Estatutos vigentes.


 EN EL REGLAMENTO 

Ya que la situación del 
Consejo de Dirección como máximo órgano entre Congresos, parece permanecer, se prolonga esa excesiva concentración de poder en muy pocas manos y de forma incontestable pues no existe ninguna previsión de control al Consejo de Dirección, que no sea el de la partitocracia existente "cada cuatro años".


 NUESTRAS ALTERNATIVAS 

Entendemos que las atribuciones del Consejo de Dirección y la falta total de mecanismos de control a su gestión, pervierten el contenido de nuestro Manifiesto Fundacional y convierte las mínimas exigencias de democracia interna, en una burla ante la imposibilidad de cualquier control de esta cúpula de poder, 

Existen muchas alternativas posibles a la incluida en el Reglamento de lista cerrada y bloqueada de manera conjunta con el Portavoz General. Primero, teniendo en cuenta el inapelable liderazgo de Rosa, si el empeño es la elección por listas cerradas y bloqueadas, Portavoz General incluido, consideramos más que como un forzado maquillaje de legitimidad a los elegidos en esa lista "blindada", un intento de corresponsabilizar a todo el partido, en una elección "sí o sí", de una decisión personal y directa del Portavoz que mejor haría en asumir personalmente los aciertos o desacierto a la hora de escoger su equipo personal, siendo votado sólo él y asumiendo bajo su única responsabilidad dicha elección del equipo. 
  • Listas cerradas no bloqueadas.- Esta alternativa exigiría que el máximo órgano entre congreso fuera el Consejo de Dirección, como por otra parte sería lo más democrático. Si bien el Consejo de Dirección sería elegido como indica el Reglamento, al ser el Consejo Político el máximo órgano entre congresos, tendría la facultad de destituir a aquellos miembros del Consejo de Dirección, cuya actuación considere que es incompatible con la dignidad del puesto que ocupa, mediante una mayoría cualificada, en la que no votarían los consejeros que a la vez pertenezcan al Consejo de Dirección.
  • Listas semi-abiertas 1.- En esta opción el Portavoz General (Rosa) propondría a la Asamblea una lista de veinte afiliados que deberán ser confirmados individualmente por mayoría simple. Si alguno fuera rechazado, se propondría un sustituto por el Portavoz General.
  • Listas semi-abiertas 2.- El Portavoz General elige 15 afiliados a los que se incorporarán 5 elegidos por listas abiertas por los delegados en la Asamblea o el Consejo Político. En este caso se podrían contemplar diversas variaciones del tipo 16 - 4, 17 - 3.
Es de resaltar que, además de la opción de listas abiertas puras, se presentaron las variantes aquí reseñadas, sin que se manifestara la más mínima voluntad de acuerdo por parte de la dirección. Muy al contrario, se optó por anatematizar a los enmendantes invitándoles a abandonar el partido "POR EL SIMPLE EJERCICIO DE UN DERECHO DEMOCRÁTICO", contemplado en la Ley de Partidos.

Espero de quien lea el anterior párrafo, nos otorgue su indulgencia por el desahogo expresado en él. Indulgncia a la que creemos que nos hemos hecho merecedores tras haber recibido impávidamente, y de destacados y no tan destacados miembros del Consejo de Dirección, calificativos, algunos por escrito, de "peneuvistas","falaces", "hijos de puta" y otras "regeneradoras lindezas". Menos mal que somos un partido diferente porque si estuviéramos en uno tan poco democrático como PSOE, PP, posiblemente tendríamos ir vigilando nuestras espaldas, de vez en cuando.

No pensamos lo mismo con el empecinamiento en vincular al Portavoz el resto del Consejo de Dirección, sobre todo, considerando el peso del liderazgo ya mencionado de Rosa. En éste caso podemos hablar más que de listas cerradas y bloqueadas, de listas  blindadas y acorazadas.


Juan Espino 
Madrid
http://regeneracion-democratica.blogspot.com/
 
Comments