Comité de Ética y Garantías

Desde el punto de vista del funcionamiento interno del partido el Comité de Ética y Garantías, es el órgano de dirección más importante. A lo largo de esta fase previa (hasta el Congreso) el Consejo de Dirección no parece haber acogido ninguna petición por parte de afiliados de amparo o apertura de expediente contra responsables, digamos, más cercanos a la cúpula del aparato. Esto hace que, en la práctica, sólo se haya usado, al menos en apariencia, el aspecto punitivo y sancionador del Reglamento, el Régimen Disciplinario, y,como sucede con la disciplina, siempre desde arriba hacia abajo. Las peticiones de amparo o de apertura de expediente desde abajo hacia arriba, y han existido varias, no han sido oídas.

Afortunadamente, no se le pueden poner puertas al campo y, poco a poco, esperemos que no sea demasiado tarde, los afiliados comienzan a manifestar tímidamente su opinión y a observar sorprendidos que no son pocos los que desde su amedrantado silencio, piensan bastante parecido a él. Y esta es una de las cosas que, por el bien del proyecto, una vez denunciadas me las echaré a las espaldas pero jamás se lo perdonaré a los responsables, Desde la dirección de un partido inequívocamente al lado de las víctimas del terrorismo, se ha usado y tratado de imponer el imperio de la coacción y el miedo entre aquellos afiliados que haciendo caso omiso a las consignas partidistas y sectarias, se han permitido el constitucional, sí, constitucional derecho a la crítica. Verdaderamente deshonroso.

Más que en ningún otro partido, en UPyD, por nuestro Manifiesto Fundacional, la salvaguardia de los derechos de los afiliados frente a cualquier hipotético abuso de poder, es fundamental y la primera herramienta a comprobar que está perfectamente engrasada y ajustada a reglamento con total independencia y sin injerencia alguna. Eso no quiere decir que al afiliado le esté permitido todo, sea lo que sea. Le estará permitido  todo lo que la Ley  y los reglamentos le permitan, pero en ningún caso será el capricho de tal o cual personaje quién lo haga. Mientras que la gravedad de sus infracciones, lejos de responder a los intereses de algunos, serán fijadas por las mismas leyes y reglamentos.


 EN LOS ESTATUTOS VIGENTES 

En los Estatutos sólo se le cita, tenemos que esperar a la publicación del Reglamento de las Garantías de los Derechos de los Afiliados y del Régimen Disciplinario, en abril de 2008, en su Artículo 17 la define como:
La Comisión de Etica y Garantías es el órgano del Partido encargado de resolver en segunda y última instancia los recursos del régimen disciplinario previstos en los Estatutos así como el recurso de amparo de derechos y la reclamación contra los acuerdos adoptados por los órganos directivos. La Comisión se configura como un órgano colegiado que tomará las decisiones por mayoría de sus miembros que serán 3 afiliados, licenciados en Derecho, nombrados por el Consejo Político a propuesta del Consejo de Dirección.


 EN EL REGLAMENTO 

Integrada por 3 miembros y elegida mediante votaci
ón individual y secreta de todos los delegados asistentes, previa presentación de candidaturas completas ante la Comisión Electoral. Será votada mediante el sistema de listas abiertas, de tal modo que cada delegado podrá votar como máximo a un número de candidatos igual que el de puestos a cubrir, resultarán elegidos aquellos candidatos que acumulen un mayor número de votos. Los casos de empate se dirimirán mediante sorteo. Aunque no figura en el texto, durante el Consejo Político no se paró de reclamar desde los autores "cualificación profesional" para sus miembros.
 


 NUESTRAS ALTERNATIVAS 

Proponemos una composición de 5 (o 7, a definir) miembros que se propondrán por presentarán personalmente, y entendiendo que es deseable la existencia de asesoramiento jurídico,  2 (o 3) de sus miembor serán letrados pero no existe razón alguna para que se excluya de esta comisión a cualquier afiliado que cuente con el prestigio y el respaldo de sus compañeros. Serán elegidos los 5 (o 7) miembros que reciban el mayor número de votos, siempre que al menos 2 (o 3) de ellos sean letrados; de no ser así, se iría descendiendo en el número de votos obtenidos hasta alcanzar esos 2 (o 3) abogados exigidos.

Teniendo en cuenta que el Comité de Garantías, en el ejercicio de sus competencias, puede entrar en conflicto e incluso reconvenir la gestión de otros órganos del partido, parece descabellada e insensata lo reglado en el  Reglamento propuesto sobre que se tengan que aprobar o rechazar conjuntamente los informes de gestión de órganos, en teoría tan dispares e independientes entre sí, como el Consejo de Dirección, Comité de Garantía y Comité de Finanzas. O todos lo hacen muy bien, o todos lo hacen muy mal. Para que obligatoriamente tuvíera que ser así, tendríamos que trasladarnos a un sistema caudillista en el que no exista, ni apariebcia de independencia entre órganos que, a la vez de colaborar cuando la situación así lo exija, su función es la de fiscalizarse entre sí.


Juan Espino 
Madrid
http://regeneracion-democratica.blogspot.com/


Comments