CONSIDERACIONES SOBRE TEXTO

Aunque tú no lo creas, la palabra texto se relaciona con la palabra tejido. Un texto es un tejido hecho con palabras, por eso las palabras de un texto se relacionan entre sí para construir un sentido que es propio de ese texto, independientemente del sentido individual de las palabras que lo componen.

El sentido del texto también está en función de su circunstancia (contexto) y de sus emisores (condicionados por su lugar de origen, su edad, su profesión, su época...).                                          

Todos sabemos cómo los programas de humor compaginan declaraciones de personajes conocidos descontextualizándolas y les "hacen decir" lo que los hablantes nunca imaginaron. Esto mismo llevado al ámbito político o jurídico puede ser francamente peligroso. Tal vez nos de para pensar en aquel dicho popular que sentencia: Por la boca muere el pez.

Las definiciones de texto son muchas, entre las más conocidas tenemos: Es la menor unidad del habla portadora de sentido. Aquí cabe una palabra, un enunciado con más de una palabra o un conjunto de enunciados oracionales o no; más que por la extensión, el texto es definido por la intención y por la funcionalidad.

Si te preguntan las características de un texto, seguro que pronto contestas: Coherencia y cohesión. Y no está mal, pero, ¿cuál es el significado de coherencia y cohesión?

La coherencia es la propiedad fundamental del texto y hace que el mismo se pueda entender al reconocer de qué habla y qué dice sobre ello. La coherencia presenta un asunto o tema básico que se va ampliando a través de comentarios o remas que aportan nueva información.

La coherencia debe aparecer en cualquier texto que propiamente merezca ese nombre, pero es capital en los textos expositivos y en los argumentativos. Hay textos poéticos en los cuales la coherencia puede ser difícil de reconocer si miramos desde la racionalidad. En las páginas 14 y 15 de tu libro de texto tienes un ejercicio que te puede aclarar dudas a este respecto.

Desde lo visual la unidad de un texto tiende a ser reforzada con el uso de un mismo tipo de letra, la distribución sobre el soporte, el uso de color uniforme en las letras, el uso de fondos de color o recuadros, el propio soporte. La primera fotocopia que trabajamos en clase o el comienzo del módulo 1 de tu libro son ejemplos.

La cohesión es una propiedad subsidiaria de la coherencia, está al servicio de ella y se reconoce a través de diversos elementos que aparecen en la constitución del texto. Aquí es donde debemos ser cuidadosos a la hora de producir. Muchas veces nos parece que la cohesión es algo espontáneo que viene solo con el lenguaje mismo, y algo de eso puede haber, pues hay errores de cohesión que sencillamente nos chocan, pero conviene ser un escucha y especialmente un lector atento para descubrir dónde están los puntos de apoyo de la cohesión.

Hablando de cohesión distinguimos cuatro grandes campos a los que llamaremos operaciones cohesivas: referencia, elipsis, conjunción y reiteración.

A nivel teórico quizá la más discutida sea la elipsis, mientras que la conjunción da lugar a relaciones llamadas de coordinación cuyo estudio profundizarás en Tercer Año. En principio reconocemos una enorme importancia a la referencia, recuerda cuidar de ella en todos tus trabajos como estudiante, tanto orales como escritos.
Una selección adecuada del léxico (vocabulario en un determinado registro) y un buen manejo de la referencia son la base de la claridad en el texto.

Operación referencia: La referencia como lo anuncia su nombre conlleva la idea de hablar de.

Leamos un breve fragmento de El cartero de Neruda de Antonio Skármeta: Crecido entre pescadores, nunca sospechó el joven Mario Jiménez, que en el correo de aquel día habría un anzuelo que atraparía al poeta. No bien  le había entregado el bulto...

El texto comienza dando datos sobre un personaje que aún no sabemos quién es, luego nos dice lo que hace, después recién sabremos que se trata de Mario Jiménez, o sea se nos habla de lo que no conocemos, debemos avanzar en el texto para encontrar el referente. Esta es una modalidad de referencia que llamaremos catáfora, pero no es la única, un poquito más adelante el autor dice: le había entregado y nosotros entendemos: Mario Jiménez había entregado al poeta, o sea ese le nos remite hacia atrás en el texto, hacia datos ya conocidos. Esta modalidad de referencia se llama anáfora. Como puedes observar en estos casos el peso de la referencia cae sobre sospechó y le, respectivamente, para generalizar concluimos que la referencia se establece a través de los verbos conjugados y de los pronombres. En ambos casos se trata de referencias endofóricas, es decir que se dan dentro del texto mismo. A veces un texto puede hacer referencia a otro texto o a algún dato que se encuentra fuera de él, en ese caso hablamos de referencia exofórica.

La anáfora es una clase de referencia muy usada en los textos expositivos que normalmente responden al formato lógico de presentar un objeto o problema y luego hablar de él, la catáfora suele estar presente con frecuencia al comienzo de los textos narrativos como un recurso para crear expectativa en el lector y alentarlo a seguir leyendo.

 PARA RECORDAR:

Anáfora: Modalidad de referencia por la cual una palabra o expresión remite a otra ya dada en el texto.

 

Catáfora: Modalidad de referencia por la cual una palabra o expresión remite a otra que aparece más adelante en el texto.

 

Operación elipsis: En líneas generales vamos a hablar de elipsis cuando no se dice una información que ya fue dada en el texto y por lo tanto el receptor entiende. Supone una recuperación de información implícita.

Si volvemos al texto citado al principio, un poco más adelante podremos leer: El cartero dijo "gracias", que este caso significa gracias por la propina (que el poeta le había entregado antes).

La elipsis es un recurso frecuente en los textos orales pues se puede recobrar mucha información a partir del contexto, los gestos y la entonación de los participantes.

Operación conjunción: Hablamos de conjunción como operación cohesiva cuando un término del texto relaciona una secuencia anterior con otra posterior. Las palabras que establecen esta relación son nexos que reciben el nombre de conjunciones, en el diccionario normalmente aparecen indicadas como conj. y en algunos casos con su clase: copulativa, disyuntiva, adversativa, por ejemplo. Una conjunción puede aparecer como una sola palabra (y, ni, pero, o...) o como una expresión que funciona junta con un sentido propio dado por una cadena de palabras que se usan en un orden fijo (no obstante, sin embargo), en estos casos se suele hablar de locuciones conjuntivas.

Los términos relacionados por una conjunción pueden ser partes de un enunciado o de una oración u oraciones. En el caso de la relación de oraciones hablamos de coordinación, tema que profundizarás en tercer año.

Si buscas apoyo en libros podrás encontrar una clasificación más completa. En clase, en principio distinguiremos las conjunciones copulativa, adversativa y disyuntiva.

Conjunción copulativa: Se relaciona con la idea de cópula, unión (recuérdalo desde la biología). Su representante típico es "y" (en sentido de suma en positivo), aparece como "ni" (en sentido de suma negativo)

"Y" es una de las primeras conjunciones que manejamos en nuestra adquisición evolutiva del lenguaje. De algún modo es una palabra típica del lenguaje de los niños, como tal puede ser usada en diálogos incorporados en textos narrativos cuyos personajes sean niños.

En el lenguaje formal, especialmente en los textos expositivos, debemos ser cuidadosos con el uso de "y", pues baja la calidad de la producción. Ante la necesidad de hacer una larga enumeración de elementos de un mismo tipo, se los nombrará con pequeñas pausas entre sí en la oralidad y separados por comas en la escritura, reservando la conjunción para los dos términos finales (ver uso de la coma), esto conforma una figura de construcción que se llama asíndeton (a, no; síndeton, uniones). Por oposición al asíndeton está el polisíndeton (poli, muchas: síndeton, uniones) que es el uso repetido de la conjunción "y". El polisíndeton puede ser un recurso expresivo en la poesía, tanto en verso como en prosa, puedes consultar el Nocturno Tercero de José Asunción Silva, considerada una de las cien mejores poesías líricas de la lengua castellana o la Epopeya de Artigas de nuestro Juan Zorrilla de San Martín., (213-214 ).El polisíndeton también puede tener su lugar en un  discurso patriótico o político dicho en una plaza, comité, etc, pero siempre debemos pensar muy bien su valor comunicativo antes de usarlo.

Conjunción adversativa: Se relaciona con la idea de "contra", adversario. Su representante típico es "pero" e incluye todas las conjunciones y lociones conjuntivas que se puedan cambiar por "pero" como mas (sin tilde), empero, sin embargo, no obstante, a pesar de... La pertinencia del uso de una forma u otra depende en gran parte de la circunstancia y por tanto del registro escogido, por ejemplo mas aparece con mayor frecuencia en textos poéticos, antiguos o con el modelo del español peninsular (tal como se habla en España) pero sería impropio en la oralidad en nuestro país; no obstante tiene un nivel altamente formal y se incluye con frecuencia en las argumentaciones de tipo jurídico; empero es más usado en el lenguaje escrito que en el oral.

Conjunción disyuntiva: Es la que plantea la opción entre dos alternativas. Su representante típico es "o" que puede aparecer como "u" delante de las palabras que empiezan con o para evitar la cacofonía (choque de sonidos). Los términos de una disyunción se excluyen entre sí. "O" como conjunción se escribe o y solo lleva tilde si  está entre dos cifras numéricas arábigas para evitar una posible confusión con un  cero (esto puede seguirse viendo en publicaciones anteriores a la publicación de la Nueva Ortografía de la Real Academia que ha suprimido el uso del tilde en todos los casos).

En la siguiente transcripción de un fragmento de La princesa convertida en pájaro (leyenda paraguaya adaptada por Julia Daroqui), ubica conjunciones de los tipos antedichos. ¿Podrías ubicar también otro tipo de conjunción?


   Sangrienta había sido  la lucha de las dos tribus indígenas en la selva paraguaya, y el triunfo había correspondido a los guaraníes. Tomaron muchos prisioneros, entre los que se destacaba un joven y arrogante guerrero de la tribu tupí, que ahora se veía encadenado y abatido. Pero una sorpresiva dicha vino a iluminar sus tristes horas de prisionero. La princesa Ñambiú, hija del cacique guaraní, pasó ante él. Los dos jóvenes se enamoraron, y ya solo vivieron  con la esperanza de casarse.

   Este sentimiento provocó indignación en el poderoso cacique, y se opuso a que la joven princesa volviese a ver al prisionero. La separación de los enamorados fue total porque el guerrero tupí fue muy vigilado y Ñambiú no pudo hallar ocasión de acercarse a él.

 

Operación reiteración: Reiterar es volver a decir. Ya sea para reafirmar lo dicho o para continuar hablando del tema siempre tenemos la necesidad de reiterar. La reiteración puede hacerse de tres maneras: repetición, uso de sinónimos textuales, uso de referencia generalizadora.

La repetición es la forma primaria de reiterar y consiste en decir exactamente lo mismo. Puede llegar a ser tonta, aburridora o inútil, pero no siempre lo es. En los textos expositivos la repetición puede ayudar a mantener la claridad del mensaje. En los textos poéticos con frecuencia se asocia al ritmo y a la rima como recurso de musicalidad y como recurso mnemotécnico (para una más fácil memorización). Si te asomas a la poesía del cubano Nicolás Guillén tendrás abundantes ejemplos. En tu texto de Idioma Español, pág. 17 se propone un ejercicio para este punto.

Sinónimos textuales: Son palabras diferentes que nombran a los mismos referentes. Un sinónimo en general y muy a grosso modo es una palabra que significa lo mismo que otra, pero un sinónimo textual es una palabra o expresión que hace las veces de sinónimo dentro de un texto aunque pueda no serlo fuera de él.

Por ejemplo en El cartero de Neruda, poeta o vate son sinónimos textuales de Pablo Neruda, pero esto es válido solo en ese texto.

El uso de sinónimos  textuales es muy recurrido en los textos expositivos.

Al usar sinónimos textuales debemos ser cuidadosos del registro en el cual se presenta el texto en general, condicionado por el contexto (lugar, relación entre emisor y receptor, época, condicón cultural prevista de los receptores, papel social que cumple el emisor) y el canal (oral, en el caso de medios de comunicación orales si es con o sin imagen, escrito) de la comunicación puestos en juego en ese momento..

El tema de los sinónimos textuales puede llevarnos a los conceptos de hiperónimo e hipónimo. Hablamos de hipónimo e hiperónimo en relación a los distintos grados de inclusión de un concepto en una palabra. Lo hiper es lo que está por encima, es mayor, lo hipo es lo que está por debajo, es menor. Así animal es hiperónimo de ratón (todos los ratones son animales pero hay animales que no son ratones), en contrapartida e invirtiendo la relación ratón es hipónimo de animal.

Palabras de referencia generalizadora: Son palabras que resumen un concepto ya expresado. Son un recurso a tener en cuenta en la producción de resúmenes. Quien es capaz de usar palabras de referencia generalizadora adecuadas evidencia buena comprensión del mensaje y amplitud léxica. El uso de estas palabras junto al uso de los sinónimos favorece el desarrollo de la memoria asociativa en detrimento de la memoria repetitiva, la memoria es la base de toda producción lingüística.. Ej: Uruguay, Argentina, Brasil y Paraguay pueden sustituirse por el Mercosur.

Para pensar y discutir con tus compañeros: ¿Qué clase de reiteración hay en el siguiente fragmento de un libro de texto de Biología de Barcia, M.L. y otros? ¿Se justifica? ¿Por qué?

DIGESTIÓN DE LOS ALIMENTOS

Las transformaciones mecánicas y químicas que sufren los alimentos, se producen en tres porciones distintas del tubo digestivo, lo que permite reconocer tres tipos de digestión: digestión bucal, digestión estomacal y digestión intestinal.


Para realizar en tu cuaderno:  1. Imprime o copia y vincula con flechas los sinónimos textuales en el siguiente párrafo del  texto citado en el ejercicio anterior.

Diariamente se producen entre 1000 y 1500 ml de saliva. Esta secreción contiene algunas enzimas como la amilasa salival, que participa en la digestión del almidón, y la lisozima, enzima que destruye la pared celular bacteriana. Además está el mucus, una sustancia que lubrica los alimentos masticados haciendo más fácil su avance a través del tubo digestivo.

2. Lee el siguiente apunte, te servirá para refrescar conocimientos sobre el texto narrativo. Identifica la operación cohesiva puesta en juego y los recursos gráficos que la apoyan.

El papel del narrador:

 

   Conviene tener en cuenta que en las narraciones literarias el narrador puede asumir diferentes puntos de vista

 

  • Puede ser testigo, narra lo que observa.

 

  • Puede ser protagonista, es el personaje principal.

 

  • Puede ser referidor, cuenta lo que le pasa a otro.
No solo coherencia y cohesión

Si bien la coherencia y la cohesión son propiedades fundamentales de un texto para que realmente exista texto deben darse otras propiedades o condiciones de textualidad, a saber: intencionalidad, aceptabilidad, informatividad, situacionalidad e intertextualidad.

Intencionalidad: Es un principio de carácter sociolingüístico que puede definirse como la actitud del emisor del texto, que busca unos objetivos con su comunicación.

Aceptabilidad: Es otro principio sociolingüístico referido a la aceptación del texto por parte del receptor como un mensaje claro y coherente elaborado con cierta intención en un determinado contexto socio-histórico-cultural. Un texto puede tener aceptabilidad para determinados receptores y no para otros, aún en un mismo momento y lugar, por ejemplo un texto científico será aceptable para científicos, pero no para legos, ciertos textos de humor pueden ser aceptables para adultos e incomprensibles para niños pequeños, etc. La aceptabilidad, pues, puede ser un principio de aplicación restringido a ciertos círculos y no invalida al texto el hecho de que no sea aceptable para todos los posibles receptores.

Informatividad
:Es un principio computacional que tiene que ver con el grado de novedad que presenta un texto. Una verdadera comuncicación trasmite información nueva. Los textos con mayor carga informativa requieren más atención que los textos fácilmente predecibles. Se debe lograr equilibrio entre la información nueva y la conocida, pues un exceso de información nueva haría al texto muy difícil de comprender, mientras que un exceso de predicibilidad lo hace poco interesante y de escaso valor.

Situacionalidad: Refiere al conjunto de factores espacio-temporales que hacen relevante a un texto en determinada situación comunicativa. Aquí influyen la edad, la situación, el nivel socio-cultural de los interlocutores.

Intertextualidad: Todo texto depende de uno o varios textos anteriores y cobra sentido en función de ellos. Hay modelos y reglas preestablecidas por convenio. El código Blanes es una novela que refiere a otra novela: El código da Vinci.

En los textos escritos también importa la disposición gráfica desde la disposición y tipografía de los títulos, la identificación del cuerpo del texto con una tipografía, fondo o color determinado hasta convenciones de formato, diseño, tipografía que marcan cada tipo de texto.
Por ejemplo una carta, una receta de cocina, una nota comercial, se anticipan por su silueta textual antes de leer propiamente su contenido.

Para reflexionar en casa y recordar en el momento de escribir: Un poquito más 

 En la pág 29 de tu libro encontrarás un cuadro con el título El texto, léelo y compara con la ficha de producción y corrección que elaboramos en clase. ¿Te ayuda?  

Un regalo final  En el archivo adjunto podrás leer El cartero de Neruda, la obra que citamos en este trabajo.

Ċ
Blanca Estela Castro Valdez,
26 sept. 2009 13:01
Comments