"Google Street View" muestra la tremenda degradación del paisaje urbano y rural de España.


A mediados de Noviembre de 2009 la aplicación  de Google Maps denominada "Google Street View" ha actualizado la información que permite ver imágenes en 360º de calles y carreteras de nuestro país. Ahora mismo, la cobertura de España es la mayor a nivel mundial, superando incluso, a nivel porcentual, a la de los Estados Unidos de América.

 Lo que para muchos puede aparecer una mera anécdota tiene mucha mas importancia de lo que a primera vista podría parecer. La aplicación de Google significa que, ahora mismo, el 85% de nuestro país es "transparente", puede verse metro a metro y esquina por esquina.

 Si hasta ahora, la idea de España que se difundía de cara al turismo es la que los responsables políticos querían transmitir a través de los medios de comunicación y la publicidad, ahora, el potencial turista, usuario por naturaleza de Internet, podrá escudriñas hasta el último milímetro de la zona que desea visitar para comprobar personalmente las bondades del entorno en el que desea pasar sus vacaciones.

 Y no sólo los turistas. Casi todos los españoles tenemos una idea bastante idílica de España. Nuestra memoria selectiva ha ido atesorando monumentos, plazas, callejuelas, montes, lagos, campiñas, veredas y hemos compuesto en nuestro interior un crisol de imágenes que la nueva cobertura  "Google Street View" tira por tierra.



La prueba es muy sencilla de hacer, basta con arrastrar el "muñeco" que aparece sobre la barra de zoom de la aplicación y soltarlo sobre cualquiera de las lineas azules que cubren prácticamente todo el territorio nacional.
No es necesario esforzarse por seleccionar zonas más o menos degradadas, basta con soltar el monigote sobre cualquier punto y veremos la realidad del paisaje rústico y urbano de nuestro territorio: en el campo veremos basuras, escombreras, chatarras, instalaciones agropecuarias tercer-mundistas, neumáticos tirados, alambradas herrumbrosas, somieres haciendo las veces de cancelas, cunetas descarnadas, publicidad decrépitas, zarzales, malas hierbas, paredes caídas...En los pueblos y ciudades veremos pintadas, fachadas ciegas, urbanismo salvaje, solares abandonados, obras ilegales, coches subidos en las aceras, materiales de construcción pintorescos, falta de respeto a la arquitectura local, desconchones en las paredes, aceras rotas y cubos de basura, millones de contenedores de basura de todos los colores y tamaños ocupando los sitios más visibles... Tienes ejemplos de esto en Andalucía, Extremadura y todo el resto de España. No es que queramos "hacer sangre", pero el famoso vídeo promocional de Andalucía "Ahí estás tú" cobra ahora un carácter diferente...

 

Y lo peor de todo es que podemos comparar. Basta con arrastrar el muñeco fuera de nuestras fronteras y contemplamos con pasmo que nuestro desastre no es la generalidad, si no la excepción. "Spain is diferent" nunca fue tan visible. Cualquier pueblo, ciudad, campiña, barrio obrero o zona industrial de Francia, Bélgica, Suiza, Alemania, Holanda o incluso, la República Checa son lugares limpios y cuidados. A la izquierda podemos ver un pequeño pueblo agrícola en Suiza. No se si eso es fruto de un amor por su tierra, disciplina, sanciones, leyes que regulan el paisaje, políticos que miran por el bien común o qué...Lo cierto es que el paisaje español sólo es comparable en su degradación con algunas zonas aisladas de Italia o Portugal, pero, ni mucho menos llegan ambos paises a nuestro grado de desidia.
En España solo encontramos una ligera mejora de la calidad del paisaje en la zona Norte, especialmente en el País Vasco y en escasísimos puntos muy aislados de la geografía que todos conocemos por su enorme éxito turístico: Pedraza, Frigiliana, Santillana del Mar, Cudillero, Bárcena...



Es hora de reaccionar. La imagen de la derecha muestra un pequeña localidad agrícola de la República Checa. Su nivel de ingresos y RPC es similar a España, cuando no inferior. Sin embargo, tanto sus ciudadanos como sus responsables políticos (Nacionales, regionales y locales) saben que el cuidado del paisaje es un bien a proteger. Un buen paisaje, limpio y cuidado, no sólo es importante para la auto-estima, sino que es (especialmente para España) la principal fuente de ingresos exteriores.
Es hora de exigir a políticos y particulares una legislación para proteger el paisaje rústico y urbano, especialmente aquel que es visible desde las vías de acceso transitadas.
Dejemos de gastar dinero en tonterías y pongámonos a adecentar nuestro paisaje. Con un 20 % de paro hay mano de obra suficiente para dotar a nuestro país, de nuevo, de un recurso que es imprescindible para que España siga siendo el 2º país más turístico del mundo.
Estas imágenes pueden que nos ayuden a comprender por qué tenemos las crisis que tenemos y, quizás, nos estén dando una buena pista de como salir de ella.
Subpáginas (1): entrevista