Linux y software libre

¿Alguna vez te habías preguntado si Ubuntu era el único Sistema Operativo disponible en el mundo GNU-Linux?

Quienes utilizamos "Linux" (1) día a día, sabemos que existe -al menos- un centenar de conocidos Sistemas Operativos de este tipo (2), los cuales son gratuitos, promueven un uso saludable del ordenador, están orientados a la enseñanza y el aprendizaje, y son para usuarios como tú, como nosotros.

Nuestra Escuela pretende hacer un aporte diferente, pero en la misma línea futurística que hoy está marcada por el software libre.

Muchas personas, y grandes y poderosas empresas e instituciones -a nivel nacional e internacional- utilizan sistemas GNU-Linux, y nosotros, como institución educativa de carácter público, no hemos de ser la excepción (3).

Creemos en el software libre, y lo apoyamos de varias maneras: utilizándolo, poniéndolo a disposición del estudiantado y los docentes, generando experiencia compartida (derribando el "no se puede", el "es difícil", el "nadie se adaptaría" y la negligencia de usuarios perezosos y de muchos gestores informáticos que tercamente permanecen atados a Sistemas Operativos comerciales en un entorno de subdesarrollo económico), y no fomentando la innecesaria piratería ni marcando un camino de comodidad sin arriesgar.

Existen muchos programas que se utilizan institucionalmente en muchas Escuelas, los cuales son de carácter privativo, de código cerrado, comerciales (no gratuitos).
Estos solamente funcionan bajo sistemas Windows, lo cual no significa que nosotros no queramos a Windows, ni que no queramos ofrecer propuestas erigidas sobre la base de programas como AutoCad, Visual Basic.NET, la suite de Adobe, ni mucho menos.
Poseemos dichas propuestas, y las alentamos día a día, pero también entendemos que no debe flecharse el horizonte de búsqueda de conocimiento, ni reducirse a unas pocas aplicaciones comerciales, ni debe aplacarse la formación autodidacta, y que al estudiante deben ofrecérsele todas las herramientas que humanamente podamos, con el fin de incentivar su formación integral y su percepción en el plano educativo.

GNU-Linux y Windows, corren por caminos paralelos, por lo tanto, en lugar de ofrecer solamente una de las dos posibilidades (hoy la mayoría de los ámbitos públicos funciona con Windows), ofrecemos las dos: en cada máquina de cada una de nuestras remodeladas salas de Informática, hemos instalado dos Sistemas Operativos: uno es "Linux", y el otro es "Windows" (ojalá pudiéramos contar también con MAC... tal vez en un futuro).

No nos hemos volcado a Ubuntu (sistema "Linux" ampliamente utilizado a nivel internacional, y sobre todo por el Plan Ceibal en nuestro país), por varias razones que no son del orden del menosprecio a tan importante sistema, sino porque creemos que hay otras alternativas que no conducen únicamente a Ubuntu como bastión de la comunidad Linux. OpenSuse es "otro Linux", igualmente competitivo y funcional, pero pensado desde otro enfoque (4).

Invitamos a los estudiantes, a los docentes, y a todo el personal de la institución, a que lo vean en funcionamiento y lo utilicen sin más restricciones que las que reglas que plantea el ámbito institucional.

"La fortaleza de Linux está en América Latina". Intentamos conducir a nuestra Escuela consecuentemente hacia el futuro (5).

Gracias por tomarte el tiempo de leernos. 
¡Nos vemos en la "UTU" Solymar!

  


 


    



Artículo escrito por Hugo Napoli para Escuela Técnica Solymar Norte, mayo de 2015



NOTAS:

(1) Conocemos a este tipo de sistema como "Linux", pero Linux es solamente una parte de los mismos, la cual está complementada por su amalgama GNU, lo cual hace que no sea correcto referirse a sistemas "Linux". La denominación correcta es "GNU/Linux".
Por más información, visita los portales GNU y Linux:

(2) Por mayor información sobre los sistemas Operativos "Linux" más conocidos, visita "Distrowatch.com":

(3) Información sobre usuarios GNU/Linux (algunos artículos están en Inglés):






(4) Portal de OpenSuse:

(5) Lee el artículo de la BBC de Londres que habla de esta realidad:
Comments