¿Quienes somos?‎ > ‎

Filosofía

[ENGLISH BELOW]


¿Qué queremos y cuales son nuestros valores?

  • Crear un espacio dónde se pueda aprender haciendo y siendo, que se pueda aprender jugando, siempre jugando.

  • Crear una escuela basada en el aprendizaje a través de la experimentación y el descubrimiento, que fomente y no apague el interés innato por aprender, en contacto con la Naturaleza y respetando la individualidad del niño como ser físico, emocional, intelectual y espiritual.
  • Como padres y madres nos consideramos guías de la vida de nuestros hijos, sus compañeros de aprendizaje. 
  • Queremos una escuela en la que los niños aprendan a respetar al maestro porque se sientan a su vez respetados por él. Los niños aprenden de lo que ven, si les mostramos nuestro respeto aprenden a respetar a otros. 
  • Queremos respetar los ritmos de cada niño: cada uno aprende a un ritmo distinto y cuando está listo. Determinar cuándo el niño tiene interés por algo es clave para que lo aprenda rápida y felizmente. Imponer el momento de aprender algo sólo hace que el niño lo rechace hasta la edad adulta: ¿no vemos muchos niños y adolescentes que rechazan las matemáticas o el inglés y luego de adultos se apuntan a academias o  quieren que sus hijos lo aprendan porque ven que es necesario? ¿por qué no aprovechan estos niños las clases? porque el contenido se les ha dado en un momento y de una forma que no era adecuada para ellos. No se les han respetado sus intereses en tantas ocasiones que han dejado de tener interés por lo que les ofrecemos en las escuelas. La clave para aprender algo no es imponerlo cuanto antes en las escuelas sino ofrecerlo cuando la persona tiene interés por ello. Para ello hay que estar muy atento al niño.
  • Queremos niños capaces de desarrollar sus propios talentos, no los que a otros, incluidos los padres, les gustaría que tuvieran. En sus talentos serán los mejores, en los nuestros serán mediocres. Por esto hay tanto adolescente o joven que no quiere nada: porque no sabe qué quiere para sí mismo, porque no sabe para qué es bueno y qué le hace feliz.
  • Queremos niños que respeten el entorno y a los demás, no porque se les imponga dicho respeto sino porque lo sientan como bueno en su interior.
  • Queremos personas comprometidas con sí mismos y, por ende, comprometidas con el mundo, porque cuando uno está bien, quiere que lo que le rodea esté bien. No queremos convertir a nuestros hijos en personas sin intereses que sólo quieren desconectar aún más con la tele, etc.

Entrada "Aprender o Educar", una reflexión sobre la actual escuela de una de las madres del proyecto y profesora de secundaria.

Artículo sobre la educación Waldorf en la revista Tantamare.org escrito por uno de los padres


texto extraido del libro "Bésame mucho" de Carlos González

"Desde luego, miles de familias necesitan, por motivos económicos, llevar a sus hijos a una guardería. [...] es bueno saber que un niño puede desarrollarse más o menos igual de bien en una guardería de alta calidad.
¿Y cómo se distinguen esas guarderías de alta calidad de las que tanto hablamos? Dilks ofrece una serie de criterios generales, por ejemplo en cuanto al número de niños por cuidador. Máximo cuatro niños de menos de 18 meses, o cinco niños de entre 18 y 36 meses u ocho niños de entre 3 y 5 años de edad. La Academia Americana de Pediatría(*) recomienda unas cifras aún más estrictas: máximo de tres niños de menos de un año, o cuatro de 13 a 30 meses, o cinco de 31 a 35 meses, o siete de tres años, u ocho de 4 a 5 años. ¿Cuántos niños por señorita hay en la guardería de su hijo?

(*)American Academy of Pediatrics Committee on Early Childhood, Adoption, and Dependent Care. Quality early education and child care from birth to kindergarten, Pediatrics, 2005; 115:187-191."

"[...] las cuidadoras de una guardería deberían estar mejor cualificadas y mejor pagadas que los profesores de universidad, porque un bebé puede sufrir mucho con una mala cuidadora, pero un joven de veinte años puede pasar olímpicamente de una mala profesora de física."


Esto texto está extraido del libro "Bésame mucho" de Carlos González, pediatra, escritor y colaborador permanente de la revista "Ser padres".



[ENGLISH]

Our Philosophy-

To create a space where one can learn “doing” and “being”, where you can learn through play, always through play.

To create a school based on learning through experimentation and discovery, in contact with nature and respecting each child as a physical, emotional, intellectual and spiritual being.

As parents, we consider ourselves to be “guides” in the lives of our children, their companions in learning.

We want a school in which the children learn to repect the teacher because they feel respected by them. Children learn from what they see – if they are treated with respect, they in turn will respect others.

We want to respect the rhythm of each individual child – each person learns at a different rate when thay are ready to do so. Determining when a child shows interest in something is the key to learning quickly and happily. Forcing a child to learn something when they are not ready for it only results in them rejecting it until they are adults. Do we not see lots of children and teenagers rejecting maths or English in school, only to sign up for classes in academies as adults and wanting their children to learn them as they now see them as necessary­­­ Why didn´t they take advantage of classes in school Because the content and the timing wasn,,t right for them. School failed to respect their interests on so many occasions that finally they had no interest in what was on offer. The key to learning something is not forcing it too early, but offering it when the individual is ready. For this to be able to happen, one must be very attentive to each child, and this is just not feasible in groups of more than 10-15 children.



We believe...

That we should encourage movement, art(drawings, crafts, music, dance) the emotions, contact with nature. Etc

That one should respect, value and attend to the needs, motivations and capacities of children as human beings in all their dimensions – physical, emotional, intellectual and spiritual.

That children should be treated lovingly, with the aim of creating free adults who are happy, motivated and responsible for themselves and their environment.


If you share this philosophy, find out more about our project and join us.