Intento de Paradigma Filosófico - Educativo

José R. Cruz, PhD

El presente es un bosquejo que se concentra solamente en algunos elementos que podrían ser considerados  importantes en la construcción del paradigma filosófico-educativo del proyecto.

La educación para preparar a los niños que ayudaran a construir ese hombre y mujer nuevos quienes a su vez serán los protagonistas de esa reconstrucción de la patria de todos y para el bien de todos, debería tomar en cuenta los siguientes puntos.

La dignidad, unidad e igualdad de todos genera el principio del bien común. El bien común es el conjunto de condiciones de la vida social que posibilitan a los individuos, grupos, asociaciones, comunidades, ciudades y demás formas de convivencia, alcanzar mas plena y fácilmente su realización y/o perfección. Simultáneamente crece en todo el mundo la conciencia de la excelsa dignidad de la persona humana, ya que esta por encima de todas las cosas y sus derechos y deberes son universales e inviolables. Es por tanto conveniente que todo lo que el hombre necesita para llevar una vida dignamente humana se le haga asequible, como son: el alimento, el vestido, la habitación, el derecho a elegir libremente un estado de vida, el derecho de fundar una familia, el derecho a la educación, al trabajo, a la buena fama, al respeto, a una debida información; el derecho a obrar según la recta norma de su conciencia, y el derecho a la protección de su vida privada y a una justa libertad incluso en el campo religioso.

Es tarea de cada cual, de cada grupo, y de todos juntos, construir ese bien común constitutivo de la patria que todos soñamos y anhelamos. Este bien común o patria es de todos, de cada uno, y todavía continúa siendo común. Es indivisible, solo se alcanza juntos, se acrecienta unidos, y se custodia como los hombres y mujeres de bien custodian y defienden a sus hijos pequeños, padres y familiares. Nadie consigue su plenitud solo, ni solamente en si mismo, o en si misma. Todos tenemos que contar con nuestro hermano y hermana, y sentirnos responsables de su desarrollo y bienestar integral, porque así como los necesitamos a ellos, ellos nos necesitan a nosotros. Y el bien común, la patria, es producto del esfuerzo de todos, y es para el bien de todos. Nuestra patria será un paraíso, nuestro bien común habrá alcanzado su perfección, cuando cada uno, diariamente se pregunte, y en la noche realice que ha respondido a cabalidad al reto de la patria con que soñamos todos: “¿que he hecho por Cuba, que hago por cuba, que debo hacer por Cuba?”.

La dignidad de cada persona debe ser garantizada, y sus derechos humanos respetados por todos, especialmente dentro de las instituciones educativas. Los niños y niñas, y todos los educandos deben poder disfrutar de una educación que los respete como individuos y los ayude a desarrollar sus habilidades individuales en las áreas académicas y en las áreas de personalidad, carácter y responsabilidades cívicas y patrióticas. Cada estudiante tiene el derecho de pensar libremente, y de ser instruido en los métodos de análisis críticos. Mientras los niños sean menores de edad, sus padres son los verdaderos responsables de la educación de estos, y deben ser consultados en los asuntos que pertenecen a la libre decisión de los padres.

El sistema educativo cubano debe preparar a los niños y niñas, y a los estudiantes de todas las edades, para una sociedad participativa que necesita con urgencia del esfuerzo y el talento de cada uno para enfrentar los retos que el presente ofrece y para caminar con paso seguro y firme hacia la transformación de la patria con todos y para el bien de todos. La nueva dirección resalta el respeto a la dignidad de cada cubano, la participación de todos en el desarrollo y la construcción de una incipiente economía, de una balbuceante sociedad civil y política, y de una familia formadora de hombres y mujeres nuevos, libre, crítica, y engendradora de fe y confianza en los corazones de esta generación de cubanos y cubanas para resolver sus propios problemas. Los cubanos de Cuba pueden resolver sus problemas con la fuerza y la inteligencia de ellos mismos, y con el apoyo incondicional de todos los cubanos y cubanas esparcidos por el mundo, y de todos los hombres y mujeres de buena voluntad. Es Cuba y sus hijos e hijas de Cuba, los que tienen que planificar esta reestructuración y reforma, abrir los trillos y caminos reales, y guiar a todos en esta verdadera revolución. Esta nueva reconstrucción de la enseñanza debe partir de lo que se tiene ahora, y utilizar todos los esfuerzos de los cubanos y cubanas de Cuba que se decidan a unirse en la construcción de esta patria nueva con todos y para el bien de todos. Estos cambios deben ser pacíficos, respetuosos, abiertos, transparentes, incluyentes de todos los cubanos y cubanas de buena voluntad.

La mejor reforma de la enseñanza en Cuba es la que los cubanos y cubanas de la Isla quieren y pueden hacer, la que cuenta con todos, y la que respeta la dignidad de cada cubano y cubana, la que construye la patria y el bien común de todos con el esfuerzo y la decisión personal de cada uno. Estas líneas se han hecho con la intención de abrir una conversación entre todos, los de allá y los de acá, los de dentro y los de fuera, que ayude a todos a colaborar como hermanos en la construcción de la patria nueva de todos y para el bien de todos.

El momento actual, es el momento de empezar, de dar el primer paso en este proceso que no tiene marcha atrás. Cada espacio de libertad que se abra, tiene que ser conocido por todos, asimilado por cada cual, y la conciencia de cada cubano y cubana debe ser transformada, obligando a cada uno a tomar una nueva postura personal y en cuanto se pueda, comunitaria (en el vecindario y/o trabajo de cada cual) y cuando los tiempos lo permitan, pública. Todos se hacen conscientes de cada nuevo espacio de liberad, lo asimilan y lo procesan, tomando una nueva posición comunitaria y/o pública. Este es el verdadero proceso de concientización, donde todos avanzan al unísono, todos están al tanto de cada nuevo espacio que se abre, y todos están llevando a la practica en el espacio en que esto es posible (espacio viable) esta nueva toma de posición y conciencia. Ningún cambio social o económico debe coger a nadie impreparado. Cada cual debe estar comunicado con los demás, debe entender y asimilar lo que esta ocurriendo, debe poder comprender el nuevo paso o el nuevo cambio que aparezca, que generalmente, no suele coger de sorpresa a los que están conscientes de lo que ha estado sucediendo. Esta toma de conciencia de los individuos y de los grupos no esta encaminada contra nadie políticamente, solo constituye un esfuerzo por reafirmar en cada uno la conciencia de su identidad y de sus posibilidades en cada momento. Esta continua toma de conciencia prepara a cada individuo para asimilar los cambios y las nuevas situaciones sociales y para responder apropiadamente a cada uno. La libertad es un regalo y una característica propia de la dignidad de cada persona, sin embargo su realización solamente se consigue con el esfuerzo y la inteligencia de cada uno y de todos juntos. Cada cual debe mirar a los derechos individuales como dones y regalos inalienables e inherentes a la dignidad de su persona que solo alcanzaran plenitud si los conquista con su decidido esfuerzo, planificación y solidaridad.   

Email: escueladehoy@bellsouth.net  Sitio Web: http://valorescubanos.org

 

(c) 2010 MINISTRIES TO THE RESCUE - MINISTERIOS AL RESCATE INC.



(c) 2008 MINISTRIES TO THE RESCUE - MINISTERIOS AL RESCATE INC.