¿Quién es Manuel L. Alonso?

            Manuel Luis Alonso nació el 14 de abril de 1948 en Zaragoza (España), "una ciudad donde a veces el viento sopla tan fuerte que puede derribar a una persona". Desde siempre quiso ser escritor, pero no era lo único que quería ser. También soñaba con ser aventurero, explorador, náufrago y un montón de cosas más. Le gustaba más jugar solo que hacer amigos y se inventaba historias fantásticas, aunque la mayor parte de las veces no se las contaba a nadie. A los doce años ya escribía novelas, claro que aquellas "novelas" sólo tenían una página. Y no es que le resultara fácil escribir, todo lo contrario, le costaba muchísimo ordenar las palabras para que dijeran lo que él quería decir y se desanimaba muchas veces. También a esa edad compró su primer libro, aunque su afición a la lectura, según confiesa, es incluso más antigua.

A los quince años empezó a considerarse en serio escritor, y así enviaba relatos a las revistas: cuentos de terror y de misterio que iban publicándole y por los que le pagaban lo que a él entonces le parecía una fortuna. Incluso encargó unas tarjetas de visita con la palabra "escritor" impresa debajo de su nombre, no porque se tomase a sí mismo tan en serio, sino como truco para ligar. Y, según él, ¡funcionaba!.

 Empezó a trabajar muy joven, a los quince años, y ha sido un hombre de múltiples oficios: fue encargado de una librería, ejecutivo, crítico de cine y de teatro, colaborador en diversas revistas, ... Publicó, bajo diversos pseudónimos, cerca de ciento cincuenta relatos para adultos y dos compilaciones de cuentos. Pero fue un día del verano de 1979 cuando lo dejó todo y empezó a dedicarse exclusivamente a la literatura. Desde entonces ha publicado unos cuarenta libros de todos los géneros: aventuras, terror, humor... Ha recibido diversos premios, y ha podido vivir de su vieja afición de inventar historias, algo que le encanta, aunque hay una cosa que le gusta igual o más: leer.

 Ha viajado mucho y ha vivido en casi todas las regiones españolas y en todas partes: a la orilla del mar, en una isla, en pueblos grandes y pequeños y en las principales ciudades; a menudo cambia de casa y de lugar. Cuando se le preguntan las razones suele citar a Herman Hesse: "Soy nómada, no campesino. Soy un amante de la movilidad, del cambio, de la fantasía. No me seduce encadenar mi amor a una franja de tierra..."

Premios: Premio Altea 1989 ("Consuelo está sola en casa"), Premio Jaén 1995 ("Las pelirrojas traen mala suerte"), Premio Protagonista Jove 1997 (L'impostor), Premio Librerio 1997 ("Vacaciones peligrosas") y Premio Ala Delta 2005 ("Rumbo Sur")