POEMAS PARA AS BARRICADAS EN FLOR

Muitos foram os poetas que cantaram as ideias de Abril.

Antes e depois da Revolução dos Cravos muitos poetas portugueses escreveram sobre as ideias de liberdade e solidariedade, contra a ditadura.

AQUI DEIXÁMOSVOS NOTICIA, QUE FALTA NOIS FAI, DA CITA, A SEXTA, EN FERROL COA POESÍA MAIS VIVA E ENCARNADA: A SEMANA DE POESÍA SALVAXE.

https://sites.google.com/a/poesiasalvaxe.com/www/programa-dá-sexta-salvaxe

XUNTOS PARA FACER IMPOSIBLE QUE A MEDIOCRIDADE E A MESQUIÑEZA DO PODER NOS APEZOÑE A YALMA.

Ca poesía rematase estas celebracións dos adorables abrís e as tercas derrotas (a nave vai)

QUE SE LIXE A TROIKA


Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
O povo é quem mais ordena
Dentro de ti, ó cidade
Dentro de ti, ó cidade
O povo é quem mais ordena
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada esquina um amigo
Em cada rosto igualdade
Grândola, vila morena
Terra da fraternidade
Terra da fraternidade
Grândola, vila morena
Em cada rosto igualdade
O povo é quem mais ordena
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade
Jurei ter por companheira
Grândola a tua vontade
Grândola a tua vontade
Jurei ter por companheira
À sombra duma azinheira
Que já não sabia a idade


Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
El pueblo es quien más ordena
Dentro de ti, oh ciudad
Dentro de ti, oh ciudad
El pueblo es quien más ordena
Tierra de fraternidad
Grândola, villa morena
En cada esquina, un amigo
En cada rostro, igualdad
Grândola, villa morena
Tierra de fraternidad
Tierra de fraternidad
Grândola villa morena
En cada rostro, igualdad
El pueblo es quien más ordena
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad
Juré tener por compañera
Grândola, tu voluntad
Grândola, tu voluntad
Juré tener por compañera
A la sombra de una encina
De la que ya no sabía su edad

 

Abril de Abril

 

Era um Abril de amigo Abril de trigo

Abril de trevo e trégua e vinho e húmus

Abril de novos ritmos novos rumos.

 

Era um Abril comigo Abril contigo

ainda só ardor e sem ardil

Abril sem adjectivo Abril de Abril.

 

Era um Abril na praça Abril de massas

era um Abril na rua Abril a rodos

Abril de sol que nasce para todos.

 

Abril de vinho e sonho em nossas taças

era um Abril de clava Abril em acto

em mil novecentos e setenta e quatro.

 

Era um Abril viril Abril tão bravo

Abril de boca a abrir-se Abril palavra

esse Abril em que Abril se libertava.

 

Era um Abril de clava Abril de cravo

Abril de mão na mão e sem fantasmas

esse Abril em que Abril floriu nas armas.

                                                       Manuel Alegre

 

Liberdade

Viemos com o peso do passado e da semente

esperar tantos anos torna tudo mais urgente

e a sede de uma espera só se ataca na torrente

e a sede de uma espera só se ataca na torrente

 

Vivemos tantos anos a falar pela calada

só se pode querer tudo quanto não se teve nada

só se quer a vida cheia quem teve vida parada

só se quer a vida cheia quem teve vida parada

 

Só há liberdade a sério quando houver

a paz o pão

habitação

saúde educação

só há liberdade a sério quando houver

liberdade de mudar e decidir

quando pertencer ao povo o que o povo produzir.

                                                     Sérgio Godinho

 

Poemas de Lucía Aldao

Nacida en A Coruña, en el barrio de los Mallos en 1982, Lucía Aldao es una joven poetisa que empezó a escribir desde muy pequeña, sintiendo desde muy chica la necesidad de explotar sus lados más artísticos: la poesía y, la música.

 

Queridísima Pan-tasma

 

Pola túa culpa souben o que era agocharse nos baños a duchar os poemas,

Enchelos de colonias esdrúxulas

E cambiarlles a suciedade por elipses...

 

Protesto porque me faltan versos.

 

Escribo desde onde se colgan as toallas,

Tonta de renegar de calquera reacción que non fose química,

Pura velocidade tapándome as orellas

E berrando que xa non te quero en contra da vontade do real;

Química de flores, e ciclomotores,

E taquicardias con teito de fondo...

 

Hai aquí unha urxencia que me deixo sen uñas,

E fago poemas do mesmo material

Que a pel que arrinquei na espera.

 

Dicides que sodes "as que agardan" e eu fágovos caso

Con tanta presa

Que pronuncio outra teoría da miseria:

Non podo enterrar as cousas que revolvo todos os días,

Cando chego desquiciada de sombras,

 

Toleando por encher a túa lingua de nenas malas

Que cantan incoherencias,

E dín Nunca Xamais a rebentar de contos poucos inocentes:

 

Queridísima Pan-tasma.

 

Bebiches os ventos por ela ó mesmo tempo

Que lle queimabas as ás con mistos de propaganda...

De propina mereces unha indiscreción.

Unha fada preciosa de tamaño duna regra de vinte centímetros

Toliña de badaladas... de aventuras arbóreas...

Pero coa boca pequena (toma complexo).

Anti-infancias (versos condenados à fogueira)

 

Ás nenas hai que ensinalas a andar pola noite

E a non mirar atrás cando baixan as escaleiras...

 

Ós nenos hai que ensinalos a que me reclamen nos andamios

Vestidos de nenas con fame,

Puramente impuros e decapitados....

 

A min había que encherme a boca de gasolina

E poñerme na porta dun parvulario a pedir lume,

A ver se así deixo de poñerme tonta nos poemas

E recupero a dozura que perdín cando me ensinabas

Como arden as nenas,

QUEIMÁNDOAS...

 

Ja, ja, ja (perdón).

 

Anti-infancias II (versos que non fun quen de queimar)

 

       Os nenos teñen PENA

E as nenas teñas (a) VACINA.

 

Así chegaban as malicias,

Rompendo os piterpanes con presa, sen pausa,

E dicindo polo baixo:

NON FAGAS ISO QUE ME PERDO

NON FAGAS ISO QUE ME PERDO

...

      É por educación polo que teño a lingua mordidísima,

E se aínda por riba me castigas sen postre

É moi posible que acabe roubando nos supermercados.

É tan posible que teña que comer os petisuis

Cos dedos...

 

Ó mellor estamos onde só paga a pena exteriorizar

A roupa interior

E a alegría que levo cando me regalas caramelos.

Pero é que algunhas veces

Non me apetece lavar os dentes

De tanta xentiña que levei na boca

 

Esta excursión de fin de curso pola miña gorxa,

Toda a rebeldía que supuso sentarse no fondo dun bus

Ateigado de

Vamos a contar mentiras

Tralará.

 

Habítasme infartos.

 

Alucinar era cada perna túa meténdoseme nos ollos.

Estancias pervertidas en bibliotecas

Facendo cousas entre os libros.

Enches de loucuras botellas secuestradas por compañías telefónicas

E insistes en charmarme filla bastarda de Carroll e de Humbert.

Últimamente todo é unha canción para que xoguen as nenas.

Temo violarte ás agachadas reclamando unha vinganza histórica

Ou lávame o cerebro que o teño suxo.

 

E un nome de perdición contido na palabra basFEMIA,

E eu aquí dislocada e vós mirando,

E o que xa non tremeluce: tremeLUCÍA (triste imperativo),

O fondo do bar perde a cabeza por nós.

Somos lucérnulas.

 

Un día hannos botar de todos os sitios....

 

Habítasme infartos

        Excesos

Sobredoses de carencias...

      Tanto tempo en ti: adverbio de cansancio

"Éste será un poema para que lo leas muy rápido", de Lucía Aldao

Éste será un poema para que lo leas

                                      [muy rápido

(porque la velocidad era otro de los

                                      [sentimientos acordados)

y que deje separaciones entre las palabras

                                      [es un favor que te hago

a ti.

A ti todos los favores del mundo.

 

Éste será un poema a estrenar.

 

Y serán mis ojos (belleza obvia que

                                    [me concedo)

patentando juguetes por la noche siguiente,

contratando avionetas de cola que te

                                      [digan una frase

y unas cuantas intenciones:

"tus brazos son una sucursal del

                                      [paraíso",

son las terrazas en verano

besos como puzzles

las tardes de plástico

mis amigos

las risas

los sofás de toda la ciudad tapizados con

                                      [nuestras risas...

Mi amor, no innovamos nada,

pero en este placer de mil norias ascendiendo

reconozco la calidad de este amor y de

                                      [tu lengua,

me acerco robótica a tu cuerpo izquierdo

y compruebo cómo, efectivamente,

tu corazón está tocando mi canción preferida.

 

 

POEMAS DE MARIA LADO

María Lado (Cee-A Coruña, 1979) Licenciada en Filología Gallega, María Lado se dedica profesionalmente al teatro. Desde sus inicios se ha vinculado al Batallón Literario da Costa da Morte y así sus primeros poemas figuran en los libros editados por este grupo: Nós (Nosotros, 1997) y Mar por medio (1998). Otros volúmenes en los que ha colaborado son Rumbo ás illas (Rumbo a las islas, 1997), O entrelazo das palabras (El lazo de las palabras, 1999) y Narradoras (2000), en este último descubriéndonos su faceta de prosista. Además de en numerosas revistas literarias (como Alquimia, Dorna o Bravú) podemos encontrar poemas de María Lado en las antologías dEfecto 2000.Antoloxía de poetas dos 90 (1999) y A península de Babel (Revista Comentário, Lisboa, 2001). Su primer volumen individual, A primeira visión, data de 1997 y en el destaca un discurso centrado en la presencia de lo cotidiano y de las cosas más pequeñas que adquieren una nueva dimensión a través de un verso que rompe con las convenciones formales. Del mismo estilo es su segunda obra: Casa atlántica, casa cabaret (2001).

 

...da muller que foxe dos peitos...

Teño mentiras amarradas á traquea

por iso cuspo en intentos de anorexia.

Teño unha bala proxectada no peito

e bótasme sal na ferida aberta.

Teño medo de que non saibas coser

con teas de viúva negra o meu corpo.

Teño o embigo medrado de medo

para alugarte mellor, se vés de roxo.

Teño cogomelos do pan no útero

teño queixo con furadiños nos pulmóns

teño chícharos insomnes entre as costelas

teño un virus publicitario na autoestima

teño instintos que me psicanalizan

teño sorte... de que me teñas.

 

 

..do incesto edénico...

hai arañeiras de mitos fóra,

o asubio inexistente

o murmurar morboso

morden o valado do monte.

( Eva ve a rexión das serpes polo punto de luz)

E esvara...

Pola fría

             branca

                         suave pel

(Eva amárrase á costela do novo ser)

Entra no ramallo da árbore salobre,

quece entre os peitos o froito,

renace da escuma das augas albinas,

e descansa sobre un enorme pene de herba,

xurdido do incrible océano.

 

 

 

Como se pega a min esa cousa que quedou na casa baldeira

como senta na trandeira cando poño a roupa a chorar

e turra polos meus brazos cara abaixo pola fiestra

como ás tardes á hora da merenda

abre o caixón daquel noso chinero

dáme á man o coitelo de serra e tenme ata a deshora a cortar pan

duro coma a carne con óso

anaquiños moleculares de pan reseso

ou acende o gas

deixando que saia da butano por toda a atmósfera

e non sabe cocinar nada

ou enche a bañeira de auga para a miña cabeza de peixe

    despois anégaseme e teño que librala polos ollos

ou abrígame do frío cos poemas todos que deixei sen rematar

    e préndeme un cigarro tras outro

OU COLGA AS SABAS E OS PANOS DA COCIÑA DO TEITO E PENDÚRAME

    ATA QUE DEVOLVO e sempre SEMPRE SEMPRE

devolvo o mesmo

espaguetisaantenadatelevisiónocoiteliñoquemeregaloumiñanaiamacetaverde

oniñodospaxarosasfotografíasdasparedesofruteiroocaldeirodefregaramopa

peludaaradiomediopaquetedepanosaspotasdasnosasavoas e o demáis

todo o que deixou marcas nas paredes de que estiverades aquí e de que

marchárades porque levastes todo o que facía falla para marchar

menos esa cousa que ten a casa baldeira

esa que me traspasa.

 

 

 

 

 

ando polo corredor na soidade que deixaron os bolsos de viaxe

vou do primeiro cuarto terriblemente osixenado

    ó teu cuarto que só che reserva un recordo asmático

                                                  e un luqui con dous cigarros

e ten quilómetros de ausencia porque antes de ter marchado

xa non eras desta cama

¿valos fumar? non che vou dicir nada pero é o pouso que quedou

como comer nun morto se fósemos asasinos en serie

como comer no noso cliente

como eu sendo nena comendo naquela primeira soidade matrimonial

maría ven cear comigo que fixen unha tortilla

mamá papá fixo unha tortilla e fun e estaba ben contento e eu

a tortilla insoportable peor que as túas ¿óesme?

pero a alegría enchíanos a boca comendo naquel amor de corpo presente

¿gústache? si papá está moi boa

¿como as de mamá? non mellor

se ti fumas un déixame o outro para min e fumeino

ata me fixo tusir e fixo eco nas paredes e parecésteme sentada na cama

era como a alegría de antes

síntoo terche asasinado.

 

esta é a casa nova dun día dourado polo sol

vou ficar aquí a facer café

eu cheguei de non ter unha fala e neno a casa caéme no regazo

xa sabes que me fai chorar como unha imbécil

alugamos unha tarde dourada e a casa nova saeunos pola boca

estaba alí toda o sol que nunca vira

repousando no bico das lousas

 

 

para o sindicato de tirados ¿pódese?

antollouseme un tostador de pan

quero un obxeto que nos recorde

que vaia amarelando con nós

como a natacha e collo rebandas do pan de onte

que me dixo miña avoa que se fai así

e téñoche as tostas listas para cando te ergas

¿e se te vas

              ou mercas un coche?

e se te vas ou mercas un coche

eu sigo facendo tostas todas as mañáns

e énchoas de bicos e de natacha

e pégochas nos retrovisores

fíxenllo unha vez ó cura por berrarme

porque eu era así de baixiña e non lle chegaba á auga bendita

e pagounas ca nai de meu pai e meu pai ofreceulle unhas ostias ó cura

e botáronnos da iglesia de toda

se te vas ou mercas un coche

mellor leva contigo o tostador do pan.

*********************************************************************

o bote do azucre

este bote

porque nunca o nomeamos mellor

é cárcere de vidro de conversas e favores dos vecinos insomnes

director do preludio para ferrada e pocillos

eles saben do que falo

do bote ó que lle comemos a médula a culleradas sen respiro

cadáver que enterramos en doce para non ulilo a podrecer

velo descarnar sabelo falando

entre as follas de caña pechadas ó vacío

é a hora do café para o inquilino alúgame ti un pouco de cariño

gústame porque hai pouco que viñestes

que aínda está

a culleriña dentro.

 

(Del libro casa atlántica casa cabarte, 2001. Traducción de Iolanda Ogando)

 

cuqui é pequeno de máis para ser un osiño de peluxe

e cáelle o naris

por iso non lle gusta ir á lavadora

nin que mamá o colgue a secar polas orellas

ademáis

bótame de menos durante o centrifugado

    e eu a el                       ¿e se lle doe?

    as orellas                      ¿e se lle doen as orellas das pinzas?

    ou estar só tanto tempo na trandeira

e eu a el       sobre todo hoxe que é luns e ti estás tan lonxe

así que o meto húmido debaixo das sabas

e apértoo

para que non chore máis que eu sexa xa grande

que me gusta porque sei que me quere pequeno

como só poden querer os osiños os nenos

que lle perdoan ata a dor das pinzas

como sei que ti e eu nos queremos

 

(De la serie inédita de casa atlántica casa cabaret)

 

 

os ollos cansos e o babi azul e branco

genoveva mírase na fiestra do coche de liña

na bolsa do claudio van un plátano e dúas laranxas

mírase e cóntase en mareas genoveva,

nas mans batidas leva a dor das navallas

anos de moluscos mortos trábanlle nas puntas dos dedos

desfánselle en area da ribeira os xeonllos

e o salitre dos algazos cómelle das puìlas secas

con todo

genoveva ten o mar aniñado no peito

arrólao entre os brazos as mañáns de temporal

e gárdalle respeto polo fillos que lava na carteira

e porque sabe

que a súa vida toda

cabe nunha bolsa de rede

e vale o que unha boa mañán de lonxa

o coche para

e roda unha das laranxas ata os pés do conductor

genoveva baixa

do outro lado

o día érguese por detrás de fisterra

(Del libro colectivo Sempre Mar, cultura contra la Burla Negra 2003)

 

así doe novembro

así doen as moas apretadas contra ti, coma un barco,

unha traxedia para un pobo,

ou o recordo dun membro fantasma. doe

porque non te das ido aínda que marcharas,

e non hai bálsamos para o baleiro dun amputado.

nin sequera doses xustificadas de codeína

contestan as miñas mensaxes.

nunca preguntas.

por min. nunca preguntas por min.

así doe a praia na que nos coñecemos.

toda ela cábeme espesa nos petos do abrigo

e entérranse as mans entre as cunchiñas, facéndome cortes.

sabes que sangro polas mañáns?

pequenos cortes invisibles que deixou todo o que vén despois da marea.

así doe novembro,

e máis.

inmenso.

onde o mar rompe contra as rochas

novembro doe inmenso.

ali é onde máis manca

que non che sexa

nin sequera un recordo.

 

para o océano

ti eras só un neno de fanequeiras vermellas que a area enterraba,

un brazo fortemente prendido da miña saia morada

 

teño medo dos bichos, mami, dos bichiños do mar

e con forza de xigante collíaste da tea.

 

só así deixabas que o mar che lambese, sen avanzar, as pernas,

cravados ti e eu fronte a liña pola que a tarde escapaba.

mollándose o rodo da saia coas puntas do mar

 

ti

… acordaste diso? eras só un neno

 

ao abrigo do monte de mallou

os dous éramos pequeniños, coma as caramuxas, no areal deitado

un dedo de brisa percorrendo as nosas costas

peiteando as herbas de namorar no lombo da praia

 

e esas outras prantas, mami, esas que son rabiños de coello

son, si. son.

e cando se moven así é porque os coellos están contentos

están

 

lémbralo? eu escribira fronte ao mar

 

estás aquí neste poema, ves?

e mamá tamén

e o mar

e os bichiños do mar?

tamén, e os rabiños de coello

 

todos aquí dentro deste poema, nesta botella, aquí metidos construíndo un recordo deste día

 

bótala ao mar, meu amor?

 

pero calabas, agarrado á saia que a brisa preñaba.

e a onde iremos?

a onde o mar nos leve

e habemos de volver

non sabemos

e ti estarás comigo?

ata o último verso.

 

dende a ribeira vímola marchar. ti e máis eu, do outro lado do poema,

acórdache?

(poema perdido nunha botella)

 

“O poeta e o mundo” (...), no qual Szymborska afirma o alto valor de uma pequena frase: “Eu não sei.” Segundo a poeta, só a consciência do não saber pode nos dar a chance de expandir os horizontes dentro e fora de nós: “Se Isaac Newton nunca tivesse dito para si mesmo ‘eu não sei’, as maçãs em seu pequeno pomar poderiam ter caído no chão como granizo e na melhor das hipóteses ele teria se abaixado para pegá-las e devorá-las com entusiasmo.” Indagar é o destino mais alto do humano e a função mesma da arte, ensina-nos a poesia

 

NAVY BAR

...Este bar ten balances

...E tamén está listo

pra se facer á vela

...Encheron-nos o vaso

con toda a auga d'o Mar

pra compor un cock-tail de horizontes

...Pendurados d'as horas

...atlas xeográficos d`esperantos

están sin tradución

...E tatexan as pipas

c'o ademán políglota d'as bandeiras

...Ese cantar improvisado

....................................é o mesmo

que xa se improvisou n-algures

...Quen chegou avisando-nos

d'esa cita noiturna que temos

c'o vento ao N E

n-a encrucillada d'as estrelas apagadas?

...Eiquí bebe de incónito

O Mariñeiro Desconecido

...-sin xeografía nin literatura-

...A noite d'os naufraxos

...c'o seu brazo salvavidas

...aferrará con nosco unha vela de chuvascos

...O vaso derradeiro

estaba cheo de despedidas

...Pol-as rúas dispersas

ibamo-nos fechando

cada un dentro d'a súa alta-mar

...N'o repouso d'algún vaso

todal-as noites naufraga o Bar.

 

Ouvi um trecho de "Procura da poesia", do Drummond

Procura da Poesia

Não faças versos sobre acontecimentos.

Não há criação nem morte perante a poesia.

Diante dela, a vida é um sol estático,

não aquece nem ilumina.

As afinidades, os aniversários, os incidentes pessoais não contam.

Não faças poesia com o corpo,

esse excelente, completo e confortável corpo, tão infenso à efusão lírica.

 

Tua gota de bile, tua careta de gozo ou dor no escuro

são indiferentes.

Não me reveles teus sentimentos,

que se prevalecem de equívoco e tentam a longa viagem.

O que pensas e sentes, isso ainda não é poesia.

 

Não cantes tua cidade, deixa-a em paz.

O canto não é o movimento das máquinas nem o segredo das casas.

Não é música ouvida de passagem, rumor do mar nas ruas junto à linha de espuma.

O canto não é a natureza

nem os homens em sociedade.

Para ele, chuva e noite, fadiga e esperança nada significam.

A poesia (não tires poesia das coisas)

elide sujeito e objeto.

 

Não dramatizes, não invoques,

não indagues. Não percas tempo em mentir.

Não te aborreças.

Teu iate de marfim, teu sapato de diamante,

vossas mazurcas e abusões, vossos esqueletos de família

desaparecem na curva do tempo, é algo imprestável.

 

Não recomponhas

tua sepultada e merencória infância.

Não osciles entre o espelho e a

memória em dissipação.

Que se dissipou, não era poesia.

Que se partiu, cristal não era.

 

Penetra surdamente no reino das palavras.

Lá estão os poemas que esperam ser escritos.

Estão paralisados, mas não há desespero,

há calma e frescura na superfície intata.

Ei-los sós e mudos, em estado de dicionário.

 

Convive com teus poemas, antes de escrevê-los.

Tem paciência, se obscuros. Calma, se te provocam.

Espera que cada um se realize e consume

com seu poder de palavra

e seu poder de silêncio.

Não forces o poema a desprender-se do limbo.

Não colhas no chão o poema que se perdeu.

Não adules o poema. Aceita-o

como ele aceitará sua forma definitiva e concentrada

no espaço.

 

Chega mais perto e contempla as palavras.

Cada uma

tem mil faces secretas sob a face neutra

e te pergunta, sem interesse pela resposta,

pobre ou terrível que lhe deres:

Trouxeste a chave?

 

Repara:

ermas de melodia e conceito

elas se refugiaram na noite, as palavras.

Ainda úmidas e impregnadas de sono,

rolam num rio difícil e se transformam em desprezo.

 

POEMA DE BENJAMIN PERET

Para pasar el tiempo

En mayo o setiembre

los utensilios de cocina castañetean los dientes

y su  pelo cae porque los sombreros pierden el suyo.

así el humo que sale de una gaveta

indica que un avión

en algún lugar entre un álamo y un casco de buzo

traga el polvo que había escupido en otra parte

y eso nos hace reir

como un melón

como una salchicha

como una tarta de crema

como una botella de Leyden

como la apertura de la pesca

como un saco de trigo

como etc.

Que las danza en los armarios donde duerme la vajilla asada al horno

quebrada por la guerra del 1870

y que pide en todos los tonos

 

que se le dé una corbata de lámina ondulada

que fuera una cabaña de conejos

en que los resortes

se volvieran pan fresco y blando

como una ostra perlera suspendida al cuello de una mujer desnuda

sin voz ni pelos

pero tan blanca que se diría un bosque de pinos

en el ojo de una cerradura

 

 

Benjamin Péret (Loira, 1899 / París, 1959, Francia)

De: "Antología de la poseía surrealista", de Aldo Pellegrini, Compañía General Fabril Editora, 1961

 

MARCELO DUGHETTI

F.

 

Esta la escopeta de tu padre,

resplandece en la habitación cerrada.

En el silencio suelo imaginar el sonido de este animal de la cultura.

La carnadura del fuego en su vientre frío,

la ternura del nácar tallando un nombre griego

la línea de la desgracia como un platinado presagio

su ilusión de caballo aplastando la vida

los ojos de la desgracia anunciada desde su nacimiento.

 

Cuervos de Francia

 

I

 

Volando alrededor de aquella Virgen Negra de Le Puy,

los cuervos,

proclama del invierno

sobre el blanco consenso de la nieve.

 

II

 

Volvía a casa muy tarde la otra noche.

Con luz de luna, la sombra recortada de unos cuervos

pesaba en la pared del hospital.

 

III

Corbeau es el delator, el que denuncia,

el tipo entre las sombras que ensucia a Pierre Fresnay.

Clouzot lo sabe, lo filma y envilece

a los franceses, dice el PC francés,

y lo prohibieron.

 

IV

Cada mañana

Hugin y Munin

viajan alrededor del mundo

trayendo las noticias para Odín.

Si cede el frío, no los ves. ¿Dónde se van?

Si vuelve el frío están

en los jardines de París.

 

Cuervos británicos

I

Dicen que los hombres de Arturo

atacaron a los cuervos de Owain mab Urien

mientras éste y Arturo jugaban ajedrez.

No sé. No estoy seguro. Me pregunto,

cuervos de Gales, mediadores parados en el techo de la iglesia,

¿qué esperan?

II

Ravens, crows, rooks, magpies, etc.

son córvidos, me dijo.

Pero los cuervos hablan cuervo

Y aunque los nombres en inglés por el tamaño,

el hábito o el pico,

no entendemos

lo que dicen,

lo que los cuervos dicen.

                          Jorge Fondebrider (Buenos Aires, 1956), El blanco consenso de la   nieve, 2012, inédito

 

Sobre nuestra moral poética .

" No confundir, somos poetas que escribimos desde la clandestinidad en que vivimos.No somos, pues, cómodos e impunes anonimistas: de cara estamos contra el enemigo y cabalgamos muy cerca de él, en la misma pista . Y al sistema y a los hombres que atacamos desde nuestra poesía con nuestras vidas les damos la oportunidad de que se cobren, día tras día ". roque dalton

OH   LIGARQUIA

Dedicado al núcleo de la clase interna lacayo-dominante,

que incluye una apreciación nada personal sobre lo que

le cabe esperar de su amo, a juzgar por los vientos que soplan.

 

Oh

ligarquía

ma

drasta

con marido asesino

vestida de piqué

como una buitra

acechaste en las ramas

del enredo de la Historia

ridícula como todo lo malo

hay que acabar contigo gorda

asna con garras

tigra de palo

cruel y más cruel y todavía odiando

te hacés cargo de la delicia del pollo

no de la horrible

retorcida de buche del traspatio

cenás con el abogado

pero solo dormís tranquila por el pobre cuilio

maje

chucha insepulta y emperifollada

Gran Arquitecta de las cárceles

y de la mayoría de enfermos que se quedan afuera del

Hospital

vieja matona de alma intestinal

una tacita de oro y de café y una pistola

un crucifijo de conchanácar y un garrote

oligarquía

bacinilla de plata del obispo y jefa del obispo

puñal de oro y veneno del Presidente

y mantenedora del Presidente

caja de gastos chichos de Míster Rockefeller

coyota del seños Embajador

rufiana de la patria

oligarquía hoy más que todo

náufraga que quiere undir al barco

depósito recargado de mierda del avión

imperial

y amenaza tormenta.

 

(Las Historias Prohibidas del Pulgarcito)

(Roque Dalton, Poemas Clandestinos)

 

Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre

porque se detendría la muerte y el reposo.

Tu voz, que es la campana de los cinco sentidos,

sería el tenue faro buscando por mi niebla.

Cuando sepas que he muerto dí sílabas extrañas.

Pronuncia flor, abeja, lágrima, pan, tormenta.

No dejes que tus labios hallen mis once letras.

Tengo sueño, he amado, he ganado el silencio.

... No pronuncies mi nombre, no pronuncies mi nombre.

Cuando sepas que he muerto no pronuncies mi nombre.

(El Turno del Ofendido, 91)

 

Creo en dos padres todopoderosos,

Defensores del dólar y la tierra,

Y en el capitalismo su único hijo,

Señor nuestro que fue concebido por obra y gracia

del espíritu liberal;

nació de tanta geografía virgen,

padeció bajo el poder de crisis cíclicas;

fue muy tolerado –cierto que obligado -;

sometió a los gobiernos,

y al crecer CIA resucitó el récord de los muertos,

subió a los rascacielos y está sentado

a la diestra de dos padres todopoderosos,

y desde ahí ha de venir a sojuzgar a vivos y muertos

Creo en el espíritu liberal,

en la Santa madre inglesa

-que evitarán la comunicación –

y en el paredón de los fusilados

y en la votación de los muertos

en una gorilocracia perdurable, Amén.

(Poemas Clandestinos, 7)

 

La ventana en el rostro (1962)

POR QUÉ ESCRIBIMOS

Uno hace versos y ama

la extraña risa de los niños,

el subsuelo del hombre

que en las ciudades ácidas disfraza su leyenda,

la instauración de la alegría

que profetiza el humo de las fábricas.

Uno tiene en las manos un pequeño país,

horribles fechas,

muertos como cuchillos exigentes,

obispos venenosos,

inmensos jóvenes de pie

sin más edad que la esperanza,

rebeldes panaderas con más poder que un lirio,

sastres como la vida,

páginas, novias,

esporádico pan, hijos enfermos,

abogados traidores

nietos de la sentencia y lo que fueron,

bodas desperdiciadas de impotente varón,

madre, pupilas, puentes,

rotas fotografías y programas.

Uno se va a morir,

mañana,

un año,

un mes sin pétalos dormidos;

disperso va a quedar bajo la tierra

y vendrán nuevos hombres

pidiendo panoramas.

Preguntarán qué fuimos,

quienes con llamas puras les antecedieron,

a quienes maldecir con el recuerdo.

Bien.

Eso hacemos:

custodiamos para ellos el tiempo que nos toca.

 

INVOCACIÓN

Andábamos amando las viejas oropéndolas,

buscandoi establecidas mariposas

entre las sederías insondables,

aportando la voz para cubrir el llano originado

en el dolor universal del hombre.

El pueblo ahí, difuso, a las espaldas,

como un presentimiento de inquietudes ingratas,

como una agrupación de estímulos

de los que se podía prescindir sin ensuciarse.

El pueblo ahí.

Nosotros con los ángeles.

Padre Anastasio Aquino, descorredor de velos;

matador de prejuicios, padre Anastasio Vida;

padre Anastasio Pueblo, violador de la noche:

llegastes desde el centro de la historia,

desde el origen de la historia,

desde las proyecciones de la historia,

a colocarnos la verdad entre la garganta y vocación,

a colocarnos la verdad en la esperanza

como una hostia feraz, roja y gigante,

plena de amor al hombre matinal

que habremos de construir para la dicha.

Padre de la patria.

Comandante de la patria.

Corazón rebelde de la patria.

Honor, decoro, altiva dignidad, puño gigante

de la patria:

que se encarne en nostros tu figura antigua;

que aparezca de nuevo tu manera silvestre

de reclamar la dicha;

que en cada pan haya un recuerdo de tu esencia;

que en cada día nuevo los muchachos

entonen la plegaria absoluta de tu nombre;

que se agigante tu voz en las ciudades estériles;

que se lancen tus flechas milenarias

para marcar la frente de los nuevos traidores

y que tu ejemplo altivo

haga hallar el camino a los poetas cobardes.

Que se incendien los campos y los pueblos al recordar la altura de tu sangre de izquierda,

y que todos los nuevos,

los campesinos sólidos, los obreros en pie,

los que que estudiamos para el pueblo,

nos aunemos ardorosamente

en las jornadas agitadas de la lucha

y terminemos de construir tu gran mañana

 

MIEDO

A Julio Cortázar

Un ángel solitario en la punta del alfiler

oye que alguien orina.

 

EL DESCANSO DEL GUERRERO

Los muertos están cada día más indóciles.

Antes era fácil con ellos:

les dábamos un cuello duro una flor

loábamos sus nombres en una larga lista:

que los recintos de la patria

que las sombras notables

que el mármol monstruoso.

El cadáver firmaba en pos de la memoria

iba de nuevo a filas

y marchaba al compás de nuestra vieja música.

Pero qué va

los muertos son otros desde entonces.

Hoy se ponen irónicos

preguntan.

Me parece que caen en la cuenta

de ser cada vez más la mayoría!

CON EL 60% DE LOS SALVADOREÑOS

 

PREPARAR LA PRÓXIMA HORA

[de “Poemas de la última cárcel”]

No querría pensar en el destino. Por alguna razón

lo asocio a olvidados tapices de vergüenza y majestad

donde un rostro impasible (como el de Selassie )

luchase por imponerme una marca eterna. Sólo el aire

absurdo de frío en este mi país-sartén aplaude

hasta llegar al corazón en esta hora. Oh asalto,

oh palabras que ya no pronunciaré igualmente,

sitio de comisiones para los abuelos que regresan.

Esta mañana el vigilante trajo tan sólo sobras

para mí —no ha sufrido, el pobre—

que con la niebla han dado nombre al día.

Son trozos muertos de sal de algún marisco muerto,

tortillas de maíz atacadas con esa vieja furia

sin más lugares tibios que vejar,

restos de un arroz bronco como de tres abanderados soberbios

ocupados en perdonar vidas de corderos y crudas lógicas.

La pared está llena de fechas que cargo zozobrante,

piezas de la fatiga final, desnuda, que gritan y que son peores testigos de algo que ni mis

lágrimas borrarían

(el miedo?).

He orado (soy Fausto), me he dado besos en las manos,

me he dicho ancianamente

haciendo rebotar el aliento en un rincón helado de la celda

“pobrecito olvidado, pobrecito, con la mayor parte de la muerte a tu cargo,

mientras en algún lugar del mundo alguien desnuda bellas armas

o canta himnos de rebelión que sus mujeres prefieren a las joyas

tú escuchas marimbas de miel

después de ser escupido por un déspota de provincia,

sientes el rumor de tus uñas

creciendo contra la piel del zapato,

hueles mal (esto lo ampliaré en otra parte),

tratas de hallar una señal que diga ‘vivirás’

aun en una mariposa o un hato de tempestades...”

Aleluya estricta, bien gritada ante las estrellas imposibles,

qué bella viene de pronto la cólera

filo inmenso, cuánto vales a mi alma,

homenaje a los sacrificados sin bellos puntos finales,

cólera, cólera, oh madre preciosa, justa raíz de sed,

has llegado...

En el patio lejano la luz del sol

será como una gata blanca. ¿Estoy acaso listo

para dejarme ver la cara en la próxima hora del agua?

Sí. Pediré un cigarrillo.

13 de septiembre

 

REVISIONISMO

No siempre.

Porque,

por ejemplo,

en Macao,

el opio

es el opio del pueblo

 

XVI. Poema

Las leyes son para que las cumplan

los pobres.

Las leyes son hechas por los ricos

para poner un poco de orden a la explotación.

Los pobres son los únicos cumplidores de leyes

de la historia.

Cuando los pobres hagan las leyes

ya no habrá ricos.

 

PROHIBIDO PARA MAYORES

Vulvitas

falitos

salivitas

deditos

culitos

lengüitas

olorcitos

ruiditos

suspiritos

mamacita

papacito

Y las muñecas se quedan para siempre solas

y las pistolas del Llanero Solitario se pudren

Hasta que se da cuenta una mamá

POBRE LENGUAJE

Mi país es el mundo pero el mundo

está que jode loco de sordera

funeral agorero como un golpe

una pedrada en vez de desayuno

San Pablo era más héroe que yo

somos antiguos panes vanidosos

peregrinos de una misma torre

supuran ya los tragos que tomé

Amo rebelde de una orquesta de agua suculento

desastre que retoña en las barbas de Dios trueno

capaz de toda palabra menos de la incredulidad.

 

NO, NO SIEMPRE FUI TAN FEO

Lo que pasa es que tengo una fractura en la nariz

que me causó el tico Lizano con un ladrillo

porque yo decía que evidentemente era penalty

y él que no y que no y que no

nunca le volveré a dar la espalda a un futbolista tico

el padre Achaerandio por poco se muere del susto

ya que al final había más sangre que en un altar azteca

y luego Quique Soler que me dio en el ojo derecho

la pedrada más exacta que cabe imaginarse

claro que se trataba de reproducir la toma de Okinawa

pero a mí me tocó ruptura de retina

un mes de inmovilización absoluta (¡a los once años!)

visita al Dr Quevedo en guatemala y al doctor

Bidford que usaba una peluca colorada

por eso es que en ocasiones bizqueo

y que al salir del cine parezco un drogadicto desvelado

la otra razón fue un botellazo de ron

que me lanzó el marido de María Elena

en realidad yo no tenía mala intención

pero cada marido es un mundo

y si pensamos que él creía que yo era un diplomático argentino

hay que dar gracias a Dios

la otra vez fue en Praga nunca se supo

me patearon cuatro delincuentes en un callejón oscuro

a dos cuadras del Ministerio de Defensa

a cuatro cuadras de las Oficinas de la Seguridad

era vísperas de la apertura del Congreso del partido

por lo que alguien dijo que era una demostración contra el

[Congreso

en el hospital me encontré con otros dos delegados

que habían salido de sus respectivos asaltos

con más huesos rotos que nunca]

Otra opinión que fué un asunto de la CIA para cobarse mi

escapatoria de la cárcel

otro más que era una muestra de racismo anti-latinoamericano

y algunos que simplemente las universales ganas de robar

el camarada Sóbolev vino a preguntarme

si no era que yo le había tocado el culo a alguna

señora acompañada

antes de protestar en el Ministerio del Interior

en nombre del Partido Soviético

finalmente no apareció ninguna pista

y hay que dar gracias a Dios nuevamente

por haber continuado como ofendido hasta el final

en una investigacion en la tierra de Kafka en todo caso (y para lo que me interesa sustentar aquí)

los resultados fueron

doble fractura de maxilar inferior

conmoción cerebral grave

un mes más engullendo licuados hasta los bistecs

y la última vez fue en Cuba

fue cuando bajaba de una ladera bajo la lluvia

con un hierro M-52 entre manos

en una de esas salió de no sé donde un toro

yo me enredé las canillas en la maleza y comencé a caer

el toro pasó de largo pero como era un gran huevón

no quiso volver a ensartarme

pero de todos modos no fue necesario porque

como les iba contando yo caí encima del hierro

que no supo hacer otra cosa que rebotar como una revolución en Africa

y me partió en tres pedazos el arco cigomático

(muy importatnte para la resolución estética de los pómulos)

Eso explica por lo menos en parte mi problema.

 

 

COMO TÚ

Yo como tú

amo el amor,

la vida,

el dulce encanto de las cosas

el paisaje celeste de los días de enero.

También mi sangre bulle

y río por los ojos

que han conocido el brote de las lágrimas.

Creo que el mundo es bello,

que la poesía es como el pan,

de todos.

Y que mis venas no terminan en mí,

sino en la sangre unánime

de los que luchan por la vida,

el amor,

las cosas,

el paisaje y el pan,

la poesía de todos

 

LA POESÍA PURA

Pozo de leche

de propanos blancos

nojado de pura epifanía

do ble república que flota

o pende de la línea

del más virtuoso catalejo

demonología de

un Goya sueco del siglo XX

tú y más cual son mis amigos

no aquel cineasta cinerario

del alma de culo de Pyróphorus.

y yo el mimado el niño lindo

el dulce managuaco

de ayer

hoy casi cuarentón abracadabra

yo lo delataría

dijo Hugo Lindo

si supiera onde está

es por todo eso

que se me antoja propio

irse a la narrativa

poetas

PROFECIA   SOBRE   PROFETAS

A N.Altamirano y herederos,

a la familia Dutriz, a la familia Pinto.

 

Puesto que la palabra debería ser

como la mujer en el momento del amor

como lo que verdaderamente entregamos

en el momento de la muerte

(cuando se ilustra una manera de ser que es fuente de vida

el restablecimiento de la pureza

la gran construcción del descubrimiento )

los profetas tendrán que colocarse aquí

para ser juzgados

cada uno

esperando su turno de pasar al espejo

para apelar ante el gran coro de víctimas.

 

Ay entonces del grito

que no se emitió para dolerse de los hermanos

sino para corromper sus oídos al tiempo

que se loaba a su enemigo

ay entonces de la frivolidad

con que se apoyó la vigencia del becerro de oro

ay entonces de las mariposerías

con que se puso cortapisas

a la identificación y al ajusticiamiento del hambre

ay del traslado del crimen hacia los hombres de los débiles

ay de las complicidades ay de las delaciones

ay de los servilismos

ay de los soplos al oído del verdugo

ay de las tolerancias

ay de las mentiras matutinas y vespertinas

 

Porque toda esa miasma se derramó

sobre la inocencia del pueblo

sobre su blanco candor caído del cielo

del gran desalojado del paraíso

y no habrá rueda de molino suficientemente aplastante

para las cabezas de sus envenenadores

de quienes quemaron con perfume las pupilas de sus centinelas

de quienes rompieron sus tímpanos

de gritos de loras sobrevivientes de la experiencia de Jericó.

 

Ni de los vivos ni de los muertos

habrá perdón para ese uso de la palabra.

El inocente gigante justiciero

despertará de su ensordecimiento

abrirá sus profundos oojos anegados por los profetas

y los fulminará en sus propios asientos enraizados

a la derecha del Amo desenmascarado

por los siglos de los siglos

para nunca jamás.

 

(De Poemas para Vivir Pensandolo Bien )

De nuevo acerca de las contradicciones en el seno de la poesía.

Nuestra poesía es más puta que nuestra democracia

con sus párpados puede corromper a la juventud

trompeta de burdel sonada hacia el horizonte

a lomos de una vaca a punto de desintegrarse

pero ducha en el póker de los siglos.

Cristo con bello chaleco de jazzista

clavado químicamente a su propio milagro

el poeta simularà una esplémdida mudez

pensando que tan sólo la ciudad es náufraga

Rezo a tu tempestad imploro suplico cara a cara

por tu tempestad gozne junto de goce flete de oro

hacia el desierto que clama por la sal

Crema de lástima emboscada flagrante

todo esto es sólo una erizante broma

cuando no lloras eres espantoso como un payaso de caucho descolorido por la corriente

La poesía es el cubo de la leche de burra

donde cayó la estrella por quienes todos preguntan

Otra jugarreta de la locura y perdería mi puesto de centinela formidable

cayendo como la lengua de un ahorcado hasta una jaula llena de lobos frágiles

Una erizante broma nada más emboscadas flagrantes puta poesía para disimular

                                                                                Un libro levemente odioso

                                                                                        UCA Editores 1993 Tercera Edición.

 

Um útero é do tamanho de um punho

uma mulher insanamente bonita

um dia vai ganhar um automóvel

com certeza vai

ganhar um automóvel

e muitas flores

quantas forem necessárias

mais que as feias, as doentes

e as secretárias juntas

 

já uma mulher estranhamente bonita

pode ganhar flores

e também pode ganhar um automóvel

 

mas um dia vai

com certeza vai

precisar vendê-lo

                                      (Angélica Freitas, "Um útero é do tamanho de um punho")