NOTICIEDU

NOTICIEDU és un recull d'articles sobre l'educació que pretén ser un una font de diàleg, discussió i guia al voltant de l'educació dels nens i nenes, tant des del punt de vista familiar com escolar i social. 
Sovint trobareu els articles també adjuntats en PDF (compactats) per a poder descarregar-los/imprimir-los i llegir-los de forma més còmode, amb una extensió màxima de 2 Fulls (1 per ambdues cares).
Si voleu que s'hi presenti cap article que heu trobat i us agradaria compartir-lo, no dubte-ho a enviar-lo a la següent adreça: escolaestelesparreguera@gmail.com

Sobreprotegir és desprotegir

14 de nov. 2014, 2:26 publicada per Escola Estel

La Granja és la Casa de colònies a on el passat juny vam anar tota la primària. Però a més és una escola bressol, i una comunitat de investigació i divulgació de diferents aspectes a veure amb l'educació.

Des d'allà ens han enviat un article que creiem prou interessant de fer difussió. Us l'adjuntem:


Últimament, a la granja escola on treballo, ens estem trobant amb situacions sorprenents: com unes mares d'uns nens de 5è que, mentre pujaven a l'autocar per venir de colònies, van interrompre la cua de nens i van pujar per veure on i amb qui estaven asseguts els seus fills; o quatre mares de Terrassa que ploraven sense consol quan els seus fills de 5 anys marxaven de convivències, i els petits, en veure-les amb aquella desesperació, es van espantar tant que van plorar durant tot el trajecte; o aquells pares i mares que fan els deures als seus fills (i us puc assegurar que els mestres saben exactament qui sou), o aquella altra mare que donava Dalsy a la seva filla de 8 anys cada vegada que li rentava el cap, per por que es constipés; o una nena que va venir de colònies amb set fuets perquè no li agradava res més...

 

Tinc un dubte; ja heu descobert que la vida està plena de dificultats? Perquè si és així, no ho entenc. No entenc que s'enganyi les criatures i es construeixi la seva vida basant-la en un món que és mentida. En quin moment teniu previst que aprenguin que a la vida les coses no sempre són com tu vols? Quan toca entrenar-los per a les petites adversitats del dia a dia, aquelles pedres del camí que els pares tendim a treure'ls per por que pateixin? Sabeu què passa? Que cada dia veiem que els nanos sobreprotegits estan més carregats de pors i d'una temible baixa autoestima... i això sí que els desprotegeix per a la vida, i molt.

 

Els nostres petits es mereixen estar entrenats i saber com podran superar les pedres del seu camí. I si els sobreprotegiu, els desprotegiu. Hi ha dos tipus de pares; els que preparen el camí per al fill, i els que preparen el fill per al camí.

 


Llegir Article sencer en PDF

-Entrevista a Barcelona TV , Terrícoles (donant canya!!)http://play.barcelonatv2.webtv.flumotion.com/play/player?podId=34661&playerId=8

-Entrevista Ràdio 4 (RNE) programa per pares LLETRA LLIGADAhttp://www.rtve.es/alacarta/audios/lletra-lligada/lletra-lligada-entrevista-cristina-gutierrez/2834437/

-Entrevista Magazin tarda Ràdio 4 ANEM DE TARDA amb Goyo Hernández http://www.rtve.es/alacarta/audios/anem-de-tarda/anem-tarda-entrenal-per-vida-amb-cristina-gutierrez/2846227/

-Carta de la Vanguardia 8/11/14 Sobreprotegir és desprotegirhttp://www.lavanguardia.com/participacion/cartas/20141108/54419682569/sobreprotegir-es-desprotegir.html


Els més desafortunats del món són els pessimistes

14 de maig 2013, 2:57 publicada per Escola Estel   [ actualitzat el 14 de maig 2013, 3:10 ]

LA VANGUARDIA- La contra:

“Els més desafortunats del món són els pessimistes”

Ima Sanchís
Beneït entusiasme. Un vell mestre i una jove entusiasta de l’educació van muntar una escola en una illa d’Indonèsia que amb prou feines apareix als mapes i on no hi havia educació pública. Les condicions del Govern perquè romangués oberta eren que no li costés ni un duro i que tingués com a mínim deu alumnes. Després de set anys d’estudi, només un d’aquests nens descalços va aconseguir anar a la universitat, però el tarannà d’aquells dos mestres i els seus deu alumnes va canviar per sempre la història de Belitong, que avui rep milers de turistes l’any a la recerca de les ruïnes de l’escola. Andrea ha escrit la seva extraordinària història, La tropa del arco iris (Temas de Hoy).


Vaig néixer fa més o menys 27 anys: a Belitong, una illa diminuta d’Indonèsia, no hi havia registres. He viscut a París i la Gran Bretanya, i ara he tornat a casa. Sóc llicenciat en Econòmiques. Tots els nens del món haurien de poder estudiar; a Belitong va ser una proesa. Sóc musulmà

La meva diminuta illa era rica en estany, però durant cent anys el va explotar una gran companyia forana, la PN.

Dos mons?

Sí. Els treballadors de la PN, amb les seves instal·lacions esportives, les seves cases colonials i la seva escola. I els nadius, fills i néts d’analfabets, nens descalços que no teníem dret a l’educació.

Hi va haver un miracle?

Sí, amb noms i cognoms. Eren el vell mestre Park Arga i la jove Bu Mus, que van habilitar una escola de fusta atrotinada…, plovia a dins i tot.

Eren persones tan excepcionals que van fer que aquesta barraca fos un lloc de coneixement, així que qui tenia paraigua l’obria i qui no s’aguantava. Bu Mus es cobria el cap amb una fulla de plataner. Teníem quatre mesos de pluja, però ningú no es movia.

No hi havia cap altra escola pública?

No, i per al Govern era més senzill que estigués tancada, així que l’inspector Salamikum tenia moltes exigències. Afegeixi a tot això el fet que sota els taulons de l’aula hi havia un ric jaciment. Si dels deu alumnes que acudíem en fallava un, la tancaven.

Vostè i els seus nou amics.

Nou nens i una nena (els fills de la qual han anat tots a la universitat). Ningú no creia en l’educació, el nostre futur estava escrit: misèria. Ni Park Arfa, que es guanyava la vida com a agricultor, ni Bu Mus, que ho feia com a cosidora, no cobraven per fer-nos classe.

Quants de vostès van anar a la universitat?

Jo vaig ser l’únic, la resta continua a l’illa, alguns són miners i altres són agricultors, però tots han sortit de la pobresa. En el meu cas, puc assegurar-li que de tots els meus anys d’estudi, la millor educació, la mes impactant, ha estat la d’aquesta escola.

Per què?

Des del primer dia els professors em van fer sentir que educar-se és celebrar la vida. Bu Mus va fer que ens enamoréssim del repte de saber. El meu company de pupitre, Linsang, el més brillant de tots, em va fer prometre que algun dels dos aniria a la universitat.

Què el feia brillar?

Era un geni de les matemàtiques. Cada dia pedalava 80 quilòmetres per anar a l’escola travessant un riu ple de cocodrils. Mai no hi va faltar. Però vivien 14 en una cabanya minúscula i els únics que podien treballar eren el seu pare i ell: va haver de deixar-ho.

I el material escolar?

Els nostres pares ens compraven tres quaderns per curs. Per sumar teníem cadascú un grapat de branquillons. La pissarra era el terra. Però l’orgull que sentia Bu Mus (que tenia 15 anys) per ser mestra i la seva passió per ensenyar es convertien dia a dia en la nostra passió per aprendre.

Magnífica, Bu Mus.

Érem la seva raó de ser i ella ens transmetia aquesta energia de l’alegria d’aprendre. Avui sé que tenir o no tenir guix o ordinadors no té importància. Els problemes complexos es convertien en reptes, l’aritmètica difícil en un entreteniment. Els fulls de diari bruts amb què embolicaven el peix eren tresors de lectura.

El seu entusiasme és contagiós.

Gràcies a aquest entusiasme vam aconseguir guanyar el Concurs Acadèmic. Vam vèncer l’escola de la PN, amb els seus magnífics llibres i professors que venien de fora. Esclar que teníem el geni de Linsang i la creativitat de Mahar, que va fer que també guanyéssim el premi de carnaval. Quantes ments brillants com les seves deuen estar enterrades en la pobresa?

Això fa molta ràbia.

Teníem una baixa autoestima de caràcter agut per la discriminació sistemàtica i la marginació en la qual vivíem. Per això guanyar aquell concurs, una gesta impensable, va ser crucial per a la població, va començar a creure en la nostra escola; i aquesta creença en l’educació encara hi és.

Van recuperar la dignitat.

Sí, tan trepitjada. Per Park Arfa el secret del coneixement era valorar-se un mateix, i ens transmetia el goig de l’estudi. Aquella mentalitat ens va fer estar agraïts fins i tot en la pobresa.

Què ha estat el més difícil de la seva vida?

He viscut moltíssimes dificultats, però potser el més difícil ha estat posar en pràctica el que em van ensenyar els meus professors: intentar donar el màxim possible en lloc de rebre el màxim possible. He creat una escola gratuïta a la meva illa.

Els preus de l’estany van acabar desplomant-se.

… I la grandesa de la PN i la seva escola es van esfumar. Després els nadius van crivellar l’estany amb les seves pròpies mans i van obrir noves escoles. No va ser una gran corporació ni el Govern els qui van aconseguir restablir l’educació com a dret fonamental. Va ser la mateixa gent pobra.

És reconfortant.

A la nostra escola literalment se la va emportar el vent, però el seu esperit encara hi és. A tot arreu on vaig ho veig: els més desafortunats d’aquest món són els pessimistes.


Clica per ampliar.

Wordle: musu

Aprèn a valorar les coses petites i ensenyaràs al teu fill a ser feliç

27 d’abr. 2013, 7:39 publicada per oscar Barea   [ actualitzat el 27 d’abr. 2013, 8:26 ]

Geli Santa María: "Aprende a valorar las pequeñas cosas y enseñarás a tu hijo a ser feliz"

La orientadora familiar muestra a los padres el camino para que los más pequeños crezcan con una actitud positiva

Vida | 24/04/2013 - 00:05h | Actualizado el 25/04/2013 - 11:15h

Geli Santa María:

La orientadora familiar Geli Santa María afirma que los límites son necesarios para que los niños crezcan con orden Judith Martínez

Judith Martínez       Barcelona

Como orientadora familiar, Geli Santa María modera cursos dirigidos a padres que buscan apoyo  en la tarea educativa de sus hijos, acorde a cada edad.  Maestra de primaria y madre de siete hijos, Geli compagina su trabajo, dentro y fuera de casa, con una continua  formación.  En esta entrevista, analiza la felicidad como algo que se puede aprender y enseñar. 

-¿Qué es la felicidad?

-La felicidad es el estado de bienestar que invade la persona que se siente bien consigo misma, con los demás y con el mundo que le rodea.

-¿Y qué entendemos por bienestar?

-Depende… A mi me impresiona una foto en la que aparecen unos niños de África, calzados con zapatos hechos con botellas de agua de plástico y su balón inventado e improvisado,  sonriendo a la cámara.  Meditémoslo: tal vez deberíamos disfrutar más con lo que tenemos, independientemente de si es mucho o poco.

-¿Hay niños infelices?

-Sí, por supuesto. Y cada vez más, porque no les permitimos serlo. Para ser feliz hay que aprender a disfrutar de las pequeñas cosas de cada día. Como esos niños africanos. Y esto se está perdiendo.

-¿Qué diferencias aparentes hay entre un niño feliz y otro infeliz?

-Se ve en su mirada, su expresión, sus palabras, su gestualidad. Todo comunica. La felicidad es un sentimiento que uno forja en el día a día.

-¡Los niños deberían reír siempre!

-Los niños deberían aprender a reír cuando toca, a llorar cuando estén tristes, a enfadarse cuando algo les molesta, a saber canalizar sus sentimientos... Todo en su justa medida. Pero auque la risa es solo una expresión más de la felicidad,  es cierto que la sonrisa dice mucho del estado anímico del niño.

-¿Hay que enseñarles a expresar sus sentimientos?

-Sí. Y es muy sencillo, pero el problema es que  muchos adultos no lo han aprendido nunca, como tampoco están contentos con lo que tienen, algo que también es básico enseñar. Los niños deben aprender a valorar todo lo que les rodea: unos padres, abuelos y hermanos que les quieren, el plato de comida de cada día, la casa en la que viven… Y si la situación se complica, valorar lo poco que tienen.

-¿De los adultos depende la felicidad de los niños?

-Es nuestra responsabilidad enseñarles a ser felices con lo que tienen.  Si los niños perciben un ambiente relajado, sin quejas, ni reproches, disfrutarán mucho más y encontrarán su bienestar tanto en lo material como en lo que les ha tocado vivir (familia, ambiente, etc)

-¿En qué medida afecta el entorno afectivo?

-Es importantísimo.  Si un niño de carácter más bien negativo, con tendencia al pesimismo, percibe y recibe amor a su alrededor, escucha frases positivas, se siente besado, acariciado y abrazado, y que forma parte de un ambiente con una buena dosis de humor,  poco a poco, como por ósmosis, cambiará su percepción de las cosas.

-Padres sonrientes educan hijos sonrientes…

-¡Por supuesto! Conlleva una actitud positiva hacia la vida que no tardarán en aprender. Pero el educar no implica que el niño crezca como una desearía. Si nos obsesionamos por el orden, por ejemplo, podemos generar el efecto contrario. Por otro lado, el hombre nace predispuesto a ser feliz.  Así que si satisfacemos las necesidades básicas de un bebé,  tendremos un niño feliz

-Muchos padres  llevan mal que sus hijos se aburran.  ¿Cuándo la felicidad se convierte en una obsesión?

-A los niños les transmitimos la vida frenética que llevamos, exigiéndoles en muchos aspectos resultados inmediatos, que impiden un desarrollo normal de su  imaginación. Los juegos del iPad, el móvil y  las videoconsolas, por ejemplo, tienen un efecto de satisfacción o frustración inmediato, que no ayuda a gestionar estos sentimientos de manera adecuada.

-Es necesario poner límites

-Los límites nos ayudan a crecer como personas. Cuando educamos, queremos lo mejor para nuestros hijos y poner orden en su vida. Si no pusiéramos límites, estaríamos potenciando futuros tiranos y personas frustradas. La vida está repleta de noes: no llegues tarde, no te cueles en la fila, no pases cuando está rojo. Y de los más simples y cotidianos, que ayudan a la convivencia, a los más personales, que exigen paciencia, serenidad y autocontrol: no puedes estudiar la carrera que querías, no encuentras trabajo, no puedes salir con la chica que te gusta, etc.

-¿Cuándo pueden coaccionar la libertad?

-Los límites ayudan a dominar los instintos, ordenar los deseos para favorecer lo que más nos conviene, a pensar en los demás… Cuando somos nosotros quienes decidimos, y no los instintos, somos más libres. Para no ser esclavos de nuestros gustos, apetencias e instintos, el alma o espíritu debe ordenar los sentimientos, y no al revés.

-¿Debemos dejar que los niños se enfrenten a sus problemas o por el contrario tenemos que intentar resolvérselos?

-Depende de la edad y del problema.  Aunque es aconsejable fomentar que resuelvan sus problemas solos, en ocasiones necesitan nuestro consejo y ayuda.

-¿Cuerpos sanos hacen niños felices?

 -Yo siempre he creído en la cita latina del poeta Juvenal "mens sana in corpore sano". Somos alma y cuerpo. Una va unida a la otra y se ayudan mutuamente.

-¿Cómo afectan las habilidades en la felicidad de los niños?

-Son una variable importante para la autoestima. Los éxitos ayudan en el crecimiento personal. Pero pienso que, para evitar frustraciones y fomentar la superación, hay que valorar más los esfuerzos que los resultados.

-¿Y el carácter?  

Un niño con genio deberá aprender a controlar su impulsividad y a reflexionar más que un niño pacífico. Sin embargo, ningún extremo es bueno.

-Tendemos a poner etiquetas...   

-Utilizar eres en lugar de estás, conlleva una carga emocional, que fomenta que en ocasiones el niño tire la toalla: no es lo mismo decirle que es un pesado a que hoy estás pesadito.  La primera afirmación supone una puerta cerrada, mientras que la segunda ofrece una ventana abierta.

-¿Cómo podemos potenciar la autoestima?

-Regalando muchas frases halagadoras al niño durante el día y repitiéndole lo mucho que le queremos. Un buen momento es antes de dormir, después de un día duro. No hay nada como ayudarle a sentirse querido y valorado para creerse capaz de todo.

-¿Qué valores definen a  un niño feliz?

-La generosidad, la solidaridad, el pensar en el otro, el optimismo, el buen humor. Saber reírse de uno mismo, implica humildad, otra virtud que ayuda en la formación del carácter.


Wordle: Untitled

COM AJUDAR A FER ELS DEURES

18 de gen. 2013, 1:30 publicada per Escola Estel   [ actualitzat el 18 de gen. 2013, 1:33 ]

Ayudarle a hacer los deberes no es ayudarle

Los padres se implican más que nunca en las tareas escolares, pero no siempre de forma adecuada

Hollande propone que se hagan en la escuela con supervisión para evitar desigualdades entre familias

Los padres, con una mayor formación, comenzaron a involucrarse más en los deberes hace una década. / getty

Faltan tres días para los exámenes de Matemáticas y Ciencias de Álvaro, de 10 años, que estudia en un colegio concertado con fama de duro. Miguel, su padre, se sacaba las castañas del fuego a su edad, pero estos días se tomará la tarde para repasar juntos las materias más duras. ¿Es necesario? ¿Perjudica a su autonomía? “Los padres y, sobre todo, las madres de todos los estratos sociales dedican varias horas diarias a ayudar a sus hijos con los deberes o a vigilar que los hagan. Y esta realidad contrasta con el extendido y falso discurso de que el fracaso escolar se debe a que los padres no se preocupan por la educación de sus hijos”, sostiene Enrique Martín Criado, profesor de Sociología en la Universidad Pablo de Olavide de Sevilla. El 80% de los estudiantes de primaria reciben ayuda y el 45% de los de secundaria, según la Encuesta sobre los hábitos de estudio de los niños españoles de TNS Demoscopia.

“Los padres empezaron a involucrase hace más de una década. No solo por las medidas de conciliación familiar, también porque los padres de ahora tienen al menos estudios medios, algo de lo que no disfrutaron las generaciones anteriores”, explica la pedagoga Maite Rodríguez Estévez, que imparte cursos para educadores y terapeutas. “Eso ha hecho que la relación padre-hijo se escolarice. Lo que importa son los resultados académicos. Todo gira alrededor de esa necesidad y se ha olvidado el inculcar valores, el juego, la responsabilidad... No hay tiempo para otras cosas en las horas que pasan juntos”. La también maestra pone como ejemplo las actividades extraescolares que ya no son en su mayoría deportivas —como tradicionalmente—, sino clases de refuerzo o de inglés. “Hay una obsesión por la cantidad, cuando no se trata de echarle horas”.

Implicarse no puede significar hacerle los deberes al alumno. “El padre se tiene que poner en la posición del entrenador. Un entrenador no corre con el jugador ni tiene que comer las mismas calorías, ni, por supuesto, sufrir sus lesiones. Un entrenador tiene dos funciones fundamentales: organizar y asesorar con el objetivo de mejorar el rendimiento”, argumenta la psiquiatra Orlanda Varela.

Como ella opina la mayoría de expertos. “Las tareas deben entenderse como un compromiso que el alumno debe adquirir, pero sin precisar de la orientación constante de otra persona”, recalca el equipo pedagógico del Liceo Francés de Madrid. En otras palabras, codos sin nadie en la silla de al lado.

“Hacer los deberes con él genera dependencia y si el niño tiene dificultades refuerza la idea de que no es capaz de hacerlo él solo”, enfatiza Rodríguez Estévez, que coordina la página www.preparadosparaaprender.com. “En Finlandia apuestan por el aprendizaje cooperativo y los deberes en casa son individualizados, para ampliar o investigar conocimiento. Si un niño va mal en lectura hace una actividad que tenga que ver con eso. Si va mal en matemáticas, problemas...”.

“Pero hay muchas diferencias en la posibilidad que tienen las familias de ayudar escolarmente a los hijos. Los padres que tienen menor nivel de estudios solo pueden en los cursos inferiores de primaria. Más allá, están perdidos. Y si intentan socorrer explicándoles conceptos que ellos no aprendieron bien, pueden incluso empeorar las cosas”, alerta Martín Criado, que trabaja en estos momentos en un estudio sobre maternidad y clase obrera. Pregunta a las mujeres encuestadas por su rutina y las madres le explican que dedican una o dos horas (dependiendo del curso) al día a ayudar a sus hijos con las tareas escolares.

El 80% de alumnos de primaria y el 45% de los de secundaria recibe ayuda

Muchos estudios —como el informe PISA de 2009 (véanse los gráficos)— demuestran que el rendimiento académico está muy asociado al origen social del estudiante, la profesión de sus padres, la estructura de su familia y, finalmente, el género. Es decir, existe un desequilibrio en las oportunidades educativas. “Los padres con estudios superiores pueden ayudar a sus hijos hasta cursos avanzados. Ello produce una enorme desigualdad por origen social, que se acentúa a medida que se asciende de curso. A ello se le suma, además, que las familias con más recursos materiales pueden contratar academias o clases particulares”, se lamenta Martín Criado, autor de La escuela sin funciones: crítica de la sociología de la educación.

“Es mucho más igualitario y eficaz que los deberes se hagan en la escuela bajo la supervisión de profesores. Mandarlos a casa genera desigualdad, al traspasar parte de la responsabilidad de la instrucción a las familias. El colegio deja que actúen todas las desigualdades de recursos culturales y económicos entre unos y otros”, cuenta sobre su apuesta el sociólogo. “Que las tareas se hagan en el colegio es lo que propone la nueva ley educativa que está preparando el Gobierno de François Hollande”, prosigue esperanzado.

El pasado octubre, al poco de llegar a la presidencia de Francia, Hollande informó de este cambio en los deberes escolares. Su ministro de Educación, Vicent Peillon, lo argumentó así en una entrevista en Le Monde: “Deseamos una sociedad justa. Una escuela que ofrezca las mismas posibilidades de éxito a todos. Y eso pasa por acompañar a los alumnos en su trabajo personal, en vez de hacer uso de recursos privados, como ocurre demasiado hoy día”.

El apoyo mal hecho puede generar dependencia, dice una profesora

En la Comunidad Valenciana el próximo año se pondrá en marcha un proyecto pionero, Club de Deberes, que aún se está perfilando y que sigue esta senda igualitaria que está dispuesto a implantar Hollande. “Ha sido una propuesta de un grupo de profesores jubilados que quieren apoyar en horario extraescolar en los centros. La idea es que actúen de voluntarios ellos y estudiantes de Magisterio que quieran adquirir experiencia”, explica la popular Beatriz Garbó, directora general de Calidad Educativa de la Comunidad Valenciana. “No todos los padres saben hacer una integral o analizar sintácticamente una frase. Pensamos, sobre todo, que vayan los hijos de familias desfavorecidas. Ahora tenemos que ver qué colegios se apuntan, que las asociaciones de padres y madres nos pasen una relación de nombres…”. La localidad que va a servir de conejillo de indias es Castellón: “Una ciudad de 200.000 habitantes fácil de controlar. Si va bien, extenderemos el club a otros sitios”.

Intervenir en los deberes no es bueno, pero familiarizarse en el hogar con otros idiomas les facilita a los niños el aprendizaje. En el Estudio europeo de competencia lingüística (2012), Sara de la Rica y Ainara González San Román, de la Universidad del País Vasco, han comparado a los alumnos españoles, con muy bajos resultados en inglés, con los suecos, orgullosos de su excelente nivel. Y, además de otros condicionantes, consideran que es importante el uso de inglés en el entorno familiar “para que este pueda desarrollar una capacidad auditiva desde edades tempranas que mejore su rendimiento en comprensión lectora en inglés, y a su vez progrese su expresión escrita y destreza auditiva”.

Claro que hablar la lengua franca en casa no es fácil cuando solo el 20,4% de los padres españoles la domina, frente al 78% de los suecos. Aunque, paradójicamente, los españoles comienzan a estudiar inglés antes y le dedican muchas más horas a la semana, “el hecho de que [los suecos] en el hogar puedan estar más expuestos compensa”, subrayan en su informe De la Rica y González San Román.

“Todo gira alrededor de la escuela. Se olvidan los valores”, opina una experta

Escolarizar al niño en un idioma que no es el propio causa cierto miedo a los padres. Quieren que, a diferencia de ellos, su hijo se desenvuelva en otra lengua, pero temen no poder ayudarle en las tareas o entenderse con su profesorado. El bilingüismo en la enseñanza está en plena expansión y en no mucho tiempo no habrá opción de elegir si se prefiere o no este sistema. “Aunque se tenga miedo a no controlar el idioma, en realidad es mejor, porque no hay la tentación de corregir los deberes”, tranquiliza Varela, que trabaja en Sinews, un gabinete madrileño de terapia multilingüe. Pero matiza: “Por supuesto, las cosas se complican si el hijo tiene alguna dificultad de aprendizaje en otro idioma y los padres no dominan suficiente la otra lengua. Puede necesitar una ayuda extra y lo ideal es tener un profesor de apoyo que le enseñe a estudiar y el idioma. Nosotros tenemos cada vez más clases de este tipo”.

En el Liceo Francés de Madrid también consideran que la función paterna es la de organizar el tiempo y el espacio adecuados para las tareas, pero añaden: “Si además quieren participar en el contenido de los deberes pueden hablar de estos en su propia lengua y posteriormente sus hijos escribir en francés o en otros idiomas”.

La gran mayoría de los alumnos del Colegio Británico de Madrid son niños de origen español y eso condiciona —y les gusta remarcarlo de antemano— la forma de trabajar del profesorado del centro. “Todo está muy medido, coordinado por cada departamento, no es cada profesor quien decide sus deberes. Están pensados para que los haga el niño solo en un tiempo determinado: 10 minutos, 20… Si no es capaz de terminarlos o no sabe cómo, hay que informar al colegio para adaptar las tareas al niño”, explica Silvia Prado, directora de comunicación de este colegio del British Council.

“El padre debe actuar como un entrenador”, dice una psiquiatra

“La metodología británica de enseñanza es distinta a la española y los padres tienen algo de miedo cuando los niños son pequeños, pero en cuanto se habitúan todo va bien. Por ejemplo, las matemáticas británicas a los cinco o seis años son muy distintas y por eso organizamos talleres para padres. Muchos acuden. Aunque trabajen mucho se implican en la educación de sus hijos. También les despista el sistema de lectura, que es muy fonético”, cuenta Prado.

La enseñanza en las lenguas cooficiales también preocupa. Según el estudio Creencias y actitudes lingüísticas de la población castellanohablante hacia el euskera, del grupo de investigación Amarauna de Unesco Etxea, el 53% de los padres aprende o aprendería este laberíntico idioma (solo uno de cada 10 lo hace) en primer o segundo lugar para ayudar a sus hijos con los deberes. Atrás quedan la comunicación con los vascohablantes, el sentido de pertenencia a una tierra o el deseo de preservarla.

Interesarse por los deberes ya está en la cabeza de todos los padres, el objetivo ahora es implicarles en las actividades del centro. Por ahora, una utopía. Acuden a ellas un 32%, el doble que a las reuniones, y eso por no hablar de la engorrosa organización, a la que solo se anima un pírrico 4% de los padres, según el estudio La participación de las familias en la escuela pública (2008), de Jordi Garreta. Tiempo al tiempo.

Recomendaciones con sentido común

El padre no debe sentarse en una silla al lado del estudiante porque transmite mensajes negativos: “No sabes hacerlo solo”, “descuida, que yo me ocupo”.

No hay que corregir los ejercicios en casa. El objetivo no es llevarlos perfectos, sino probar a hacerlos para ser conscientes de la dificultad. El profesor corrige mejor; hay que oírle.

No hay que dedicar toda la tarde a estudiar. Mejor si juega con los amigos en algún parque; mejora la concentración al llegar a casa.

El niño tiene que anotar en una agenda los deberes, lecciones a estudiar, trabajos a entregar y fechas de examen.

Hay que comenzar por una tarea breve y sencilla para calentar motores y luego hacer la menos agradable. Reservar para el final algo liviano y entretenido.

Un reloj en la mesa ayuda a controlar el tiempo.

Recordar que no es posible mantener la atención ininterrumpidamente más de 40 minutos.

Es recomendable estudiar en un lugar de la casa que no sea de uso común, con el móvil apagado.

Hay que comprobar que ha corregido en clase los deberes y en qué ha fallado.


Notícia i comentaris a: http://sociedad.elpais.com/sociedad/2013/01/17/actualidad/1358445608_550169.html


Wordle: ayudar a hacer deberesClica a sobre per veure'l més gran!

SOLO ES EL PRINCIPIO

4 de des. 2012, 3:27 publicada per Escola Estel

Documental sobre classes de Filosofia per a nens d'entre 3 i 4 anys que promou la reflexió sobre la capacitat ètica, social i humana de les persones, i sobre la importància de rebre una bona educació des de la infància.


Detalls

Títol original: Ce n'est qu'un début

2010 (França)

Direcció: Pierre Barougier, Jean-Pierre Pozzi

    Durada: 97 minuts

    Color

    Idioma original: Francès

    Calificació: Apta

    Web oficial: www.goodfilms.es/

Pel·lícula: El profesor (Detachment)

29 de nov. 2012, 3:26 publicada per oscar Barea

Detachment. 2012. EUA. 100 minuts.

Direcció: Tony Kaye.

Interprets: Adrien Brody, Bryan Cranston.

Argument: Henry Barthes és un professor substitut. Durant tres setmanes l'envien a una escola difícil dels afores de Nova York. La seva vida canviarà a causa del seu pas per aquesta escola.

Cartell de la pel·lícula 'El profesor (Detachment)'

Condemnats uns pares per no evitar l'absentism escolar dels seus 4 fills

19 de nov. 2012, 11:56 publicada per oscar Barea

EL MUNDO    EDUCACIÓN | Por un delito de abandono de menores

Condenados unos padres por no evitar el absentismo escolar de sus 4 hijos

  • Uno de los cuatro menores no asistió ni un día al instituto durante el curso
  • Deberán pagar multas que ascienden a un total de 2.160 euros

Efe | Alicante

Actualizado lunes 19/11/2012 19:13 horas

El Juzgado de lo Penal número 2 de Alicante ha condenado a unos padres de cuatro hijos a pagar multas que ascienden a un total de 2.160 euros por un delito de abandono de menores al no evitar el absentismo escolar de sus vástagos durante el curso 2010-2011, según la sentencia hecha pública este lunes.

El juicio sobre esta causa se celebró en el juzgado de instrucción número 2 de Alicante, en el que, antes de iniciarse la práctica de la prueba, la acusación y la defensa con la conformidad de los procesados pidieron que se dictara una sentencia en la que aceptaron la condena al pago de 1.080 euros de multa para cada uno de los acusados.

En caso de impago, se acordó una responsabilidad subsidiaria de un día de privación de libertad por cada ocho euros no satisfechos.

El tribunal considera probado que los progenitores "incumplieron durante el curso 2010-2011 el deber legal de procurar una adecuada formación y educación de sus hijos".

Según el fallo, los acusados no adoptaron medidas para que sus hijos asistieran a los centros educativos correspondientes, "a pesar de conocer el reiterado absentismo escolar" de ellos y de "exigirles dichas prevenciones la Concejalía de Educación del Ayuntamiento de Alicante".

En la sentencia se precisa que uno de los cuatro menores, matriculado en un instituto de educación Secundaria, no asistió ni un solo día al centro durante el citado año lectivo.

Los otros tres, matriculados en primero y cuarto de Primaria y primero de ESO, presentaron un alto grado de "absentismo crónico", superando el cincuenta por ciento de las faltas de asistencia, con el consiguiente retraso escolar.

CONSELLS PER PARES I ALUMNES: COM ESTUDIAR I FER DEURES

18 de set. 2012, 1:57 publicada per oscar Barea

Consells per Estudiar

Estudiar i Fer deures requereix un esforç, ja que hi han uns conceptes, unes definicions i unes explicacions que requereixen un estudi per part de l'alumnat. Un estudi vol dir que el que llegim ho hem d'entendre i recordar perquè pot ser que en temes posteriors no lliguem caps, o sigui que ens costi molt entendre les explicacions.
Evidentment que això requereix una estona, una part del vostre temps, que si sabeu planificar i organitzar, pot facilitar-vos molt i molt l'estudi.
Us donaré uns consells perquè aprofiteu al cent per cent el temps que dediqueu a l'estudi:
  • Porta sempre l'agenda al dia
  • Guarda els fulls en ordre a la carpeta
  • Abans de començar a estudiar, prepara el que creus que necessitaràs
  • Procura estudiar en el moment que millor et va: és la tarda? o potser una mica més d'hora al matí?
  • Procura que el lloc d'estudi no tingui massa soroll
  • No tinguis damunt la taula més coses de les que necessitis
  • Abans de començar a estudiar, fes una llegida general de la part del tema que toca estudiar
  • Posat còmode per estudiar: una cadira i una taula a la teva mida amb llum suficient
  • Demana ajut quan el necessitis
Aquest consells poden servir per qualsevol assignatura i per qualsevol matèria d'estudi.

Altres Consells.....

- Tingueu sempre un espai de deures i d'estudi de referència que sigui: Net i endreçat. Hi tinguis un Horari fet per tu que puguis consultar a cop d'ull. a on no hi estigui passant continuament gent, i des de on no s'escolti la televisió o altre soroll.
Puguis demanar ajut només quan ho necessitis.
Tant a l'estoig com a la motxilla ha d'haver només l'imprescindible.


Nen estudiant

Menys Creïbles davant d'Europa

4 d’ag. 2012, 16:23 publicada per Escola Estel

L'article que poso a continuació té uns dies, i el signa al seu blog el reconegut divulgador científic Eduard Punset.
L'he recollit i l'afegeixo, perquè encara que la temàtica principal no és l'educativa, crea un inconfusible vincle entre desenvolupament social i econòmic, i l'educació. Llença doncs, unes línies indicatives força gruixudes però que trobo que la comunitat educativa, i el nostre projecte educatiu en concret s'estan inclinant cap a aquesta tendència. Encara així, falta molt per creure-s'ho, per convèncer al nostre jovent, i avançar en les competències que la societat del coneixement requereix, com a ciutadans, i com a professionals.



Autor: Eduard Punset 29 julio 2012

No debiera sorprender a nadie que muchos directores de cine y teatro no se hayan sumado todavía a los que piden un Gobierno que no derroche el dinero público, que intente reducir sus gastos, no tanto a lo que lo obligan sus escuálidos ingresos, sino a lo que puede prestarle la comunidad financiera internacional. ¿Hacen falta más pruebas de que los mercados internacionales se han plantado retirando su confianza al deudor español?

Por favor, que levante la mano el que crea que podemos seguir muchas semanas más pidiendo prestado a los tipos exorbitantes que estamos pagando, para amortizar lo que debemos, garantizar las prestaciones por desempleo, mantener las pensiones prometidas y los sueldos dependientes del Estado. Pocos en su sano juicio pueden levantar la mano en señal de protesta. Por una razón muy sencilla: durante años el llamado «milagro español» mantenía en sus mínimos la desconfianza de los acreedores, al tiempo que eran tolerables los tipos de interés que se pagaba por el dinero prestado.

Los que hemos vivido muchos años en el extranjero somos conscientes de que hemos dejado de ser, casi repentinamente, un país creíble para muchos europeos. Hemos conservado la soberbia y el orgullo de ser uno de los países más fuertes de Europa –sobre todo en fútbol–, pero no tenemos ni un duro ni el futuro asegurado como antes con la agricultura y el turismo.

¿Qué hacer en una situación así? Vamos a ver primero lo que no se debe hacer. Engañar al personal negando no solo la existencia de la crisis, sino mintiendo o escondiendo el diagnóstico: se nos ha dicho durante demasiado tiempo que se trataba de una crisis planetaria cuando, en realidad, era una crisis específica de unos países específicos como España, Italia, Grecia y Portugal. Lejos de generar algo imposible como un déficit con Neptuno, Saturno o Urano –solo así podrían entender los economistas una crisis planetaria–, simplemente nos habíamos endeudado mucho más allá de nuestras posibilidades; y ahora hay que devolver ese dinero.

imagen del planeta Neptuno

No fue un endeudamiento de la Tierra con Neptuno sino una crisis de países específicos (imagen: NASA / Wikipedia).

Solo hay una manera de hacerlo. Recortar aquellos gastos cuando resulta a todas luces obvio que nos pasamos y no podemos mantenerlos; explorar las posibilidades de generar empleo innovando y abordar, por fin, las políticas de prevención que debieran haberse iniciado hace muchos años; por políticas de prevención se entienden todos aquellos esfuerzos necesarios para mermar la demanda futura de prestaciones sociales en educación, sanidad y bienestar, básicamente.

Se trata de introducir en educación las nuevas competencias que no se prodigaron en la sociedad industrial, pero que son imprescindibles en la sociedad del conocimiento: aumentar la capacidad de concentración a pesar de la multiplicidad de soportes, el trabajo en equipo en lugar de estimular solo el trabajo competitivo o el dominio de las técnicas digitales de comunicación.

En materia de sanidad habrá que centrarse en la gestión de funciones actualmente desatendidas y mucho más abordables en presupuestos en tiempo de crisis como la soledad, la tristeza o el estrés. En materia de bienestar es de sobra conocido lo que exige una primera corrección: la generalización inevitable de las prestaciones sociales ha producido el colapso de su suministro, como ha ocurrido con las prestaciones sanitarias. ¿Tan difícil es centrar la atención en la personalización de la medicina o en buscar formas más eficientes y justas de reparto?

El país sigue enfrascado en las viejas discusiones ideológicas entre derechas e izquierdas que no aportan absolutamente nada a la solución de los problemas candentes. En el pasado, esa división solo fue fructuosa cuando hubo acuerdo o consenso. En el futuro inmediato hará falta buscar en otros horizontes más prometedores y menos interesados, pero reales.

http://www.eduardpunset.es/18535/general/menos-creibles-frente-a-europa#


La escuela sólo puede avivar el fuego que se enciende en el hogar

17 d’abr. 2012, 14:26 publicada per oscar Barea

La experta en aprendizaje temprano asegura que la seguridad emocional es clave en el desarrollo del potencial infantil

martes 17 de abril 2012

Teisa Dalmau Xiqués es la responsable del Programa Guía, que desde hace casi dos décadas  se aplica en los colegios de Institució Familiar d’Eduació – más en concreto  en  La Vall –.  Odecediendo al lema  Guía, sin empujar, del pionero del aprendizaje temprano en España,  Joan Valls i  Julià,  el programa ofrece una serie de actividades que aprovechan los periodos críticos del desarrollo cerebral, para que los niños adquieran las capacidades mentales, las destrezas y los hábitos necesarios para afrontar el futuro con éxito.

¿Qué es el aprendizaje temprano?

Es aquel método que contempla el desarrollo integral del niño; potenciando los aspectos neurológicos, psicológicos, pedagógicos y antropológicos. 

En otras palabras...

El objetivo del aprendizaje temprano es que cada niño y niña, independientemente de su potencial,  consiga un desarrollo  físico,  intelectual, emocional y social  excelente.  sólo  así podrá ayudar a construir un mundo más libre de violencia, pobreza y odio.

¿En qué consiste el Programa Guía?

Es un programa de aprendizaje temprano aplicado a alumnos de 1 a 8 años. El método, fruto de años de práctica en el aula y del estudio de los avances en el campo de la psicopedagogía y la neurociencia, ofrece una serie de actividades que aprovechan los periodos críticos del desarrollo cerebral para que los niños puedan adquirir capacidades mentales, destrezas y hábitos con éxito. Es la misma metodología que utilizamos todas las madres y padres para enseñar a hablar a nuestros hijos.

¿Qué necesita un niño para aprender?

Además de un sistema nervioso bien organizado,  es fundamental que tenga un entorno social y familiar favorable, así como buenos maestros y altos niveles de motivación y seguridad emocional.  Cuanto más y mejor estimulación reciba su cerebro en período de formación, más rápida y más completa será su organización neurológica y, consecuentemente, más altas serán sus capacidades cognitivas.

El niño habla y la familia lo celebra.

Cuando  enseñamos a un bebé a hablar, sin darnos cuenta le ofrecemos un modelo de lenguaje y oportunidades  para que  practique.  Cuando logra repetir  una palabra y lo celebramos, se fomenta la autoestima positiva,  motor de la motivación. Sus primeros seis años de vida son cruciales para qué se instauren hábitos de autonomía -comer, dormir, hacerse cargo de su cuerpo y de sus pertenencias, etc- , pues  serán los cimientos de su futura libertad.

¿Hay que estimularlos desde el momento de nacer?

¡Desde antes!  Es aconsejable ofrecer un entorno rico en estímulos desde el cuarto mes de gestación,  cuando el bebé es capaz de oír a su madre. En el momento de nacer, su potencial – el que genéticamente le viene dado - entrará en interacción con su entorno y de él dependerá la calidad de su desarrollo.

¿Y si el entorno es desfavorable?

Limitará su potencial.  Desgraciadamente,  hay demasiadas historias de niños abandonados o incluso recluidos brutalmente por padres enfermos, que demuestran como las habilidades propiamente humanas pueden ser seriamente atrofiadas.   Entornos donde reine la angustia, el pesimismo, la desesperanza, donde los mensajes que se transmiten son negativos, serán desfavorables.  El niño sólo aprende si es seguro hacerlo. La seguridad emocional es clave en el desarrollo del potencial infantil, de una personalidad armónica.

¿Qué papel juega la escuela?

Su involucración en la educación es fundamental. Por ello debe ofrecer un entorno estimulante que fomente al máximo la conexión de las células nerviosas de los niños. Cuantas más conexiones se establezcan, mejor, porque de ellas dependerá la forma en que procesará la información.  La educación, no sólo aporta datos sino que crea circuitos, que se utilizarán toda la vida.

¿Cómo se puede crear un entorno favorable en el hogar para que los niños desarrollen habilidades y actitudes adecuadas?

¡Los padres son la clave! De hecho,  la escuela sólo puede avivar el fuego que se enciende en el hogar.  A un niño se le puede enseñar cualquier cosa, aunque no nos lo propongamos: de ahí el aprendizaje temprano. Es fundamental tener en mente tres palabras: modelo, oportunidad y reconocimiento positivo.

Podemos dejar al azar su modelo de aprendizaje…

Si. De hecho gran cantidad de modelos de aprendizaje están en manos del azar. ¿Cómo si no aprenden los niños las palabrotas? Pero si lo que queremos es construir entornos ricos para crecer, no debemos dejar al azar ni la calidad ni la cantidad de estímulos y modelos a los que se expondrá nuestro hijo. Es responsabilidad de los padres enriquecer ese entorno, por ejemplo a través del vocabulario, nada de gua-guas, sino  es un perro dálmata, nada de hierbecitas, plantitas ni arbolitos, sino es un roble, o aún mejor, es un Quercus. ¡Sin miedo!  Al niño le supone exactamente lo mismo aprender que lo que está comiendo es pescadito  que  merluza a la vasca.

¿De qué otra manera podemos construir un entorno de calidad?

Manteniendo viva su curiosidad e interés por aprender, ofreciéndoles piezas musicales de calidad – en especial barrocas -, leyéndoles poesía y refranes, planteándoles adivinanzas,  mostrándoles bits de imágenes y matemáticas,  a través de la lectura, visitando museos.  De esta manera también lograremos salir de nuestro vocabulario reducido y esquelético.

¡Debe ser genial que un niño de siete años reconozca un cuadro de Picasso!

Es un error construir un entorno de calidad con la finalidad de conseguir resultados inmediatos ¿quién compuso esta audición, mi amor? A nuestros hijos debemos regalarles información sin esperar nada a cambio.  Hay que ofrecer oportunidades, no exigir respuestas.

¿Entonces no hay que celebrar que el niño aprenda?

Hay que insistir, ofreciendo sin esperar nada a cambio, al igual que lo hacemos cuando le enseñamos a hablar.Y si un día, nos toca oír una respuesta acertada: ¡premio!  Entonces debe haber un reconocimiento positivo.

Todos somos responsables…

Cada una de las personas que interactuamos con los niños, y especialmente los padres, somos modelos de conducta, de habilidad social, capacidad de liderazgo, manejo de emociones  y solución de dificultades. Por ello es importante mantener un estilo optimista y confiado. También  es  tarea del adulto encontrar los ámbitos de triunfo de cada niño.  sólo si el pequeño ve confianza en los ojos del adulto, se arriesgará a realizar actividades cada vez más difíciles y  arriesgadas.

¿Y rehuir de aquello que no hacen bien?

Vivimos en una sociedad que tiende a ver más el error que el acierto, dificultando el camino hacia  los aspectos más  positivos.  Todos  hacemos con gusto aquello que pensamos que nos sale bien y rehuimos de aquello en que tenemos pocas posibilidades de éxito.  Hay que recordar que la autoestima del niño es el motor de la motivación.

¿Cuál es la mejor manera de motivar a nuestro hijo?

Mostrando confianza.  El niño lee en nuestros ojos  la imagen que tenemos de él y simplemente la adopta como propia. Si lo consideramos patoso, movido, incapaz o desordenado, él actuará de forma coherente con esos mensajes. Por ello es fundamental mostrar confianza, ofrecer reconocimientos positivos. 

¿Y si pensamos que  todo lo hace mal?

Tenemos que ser capaces de encontrar esa letra bien trazada, ese número bien escrito, ese zapato bien atado... Buscar las actividades de éxito, ofrecer modelos correctos a imitar. Con paciencia y tolerancia, conseguirá el dominio de la destreza que le permitirá construir una imagen positiva de sí mismo. ¡Recordemos que nos gusta hacer aquello que pensamos que hacemos bien!

Pero a veces ejercemos demasiada presión en nuestros hijos, entendiendo que así  triunfarán más en el futuro…

Es cierto que cada vez exigimos más, porque la competencia es cada vez mayor, y  siendo  menos tolerantes, nos centramos en los resultados, buscando  siempre culpables.  Así, cuando el niño  obtiene malos resultados en el colegio, se culpa al profesor, a la metodología, al libro, a una mala compañía…

La culpa nunca es de los padres

¡Ellos son los primeros educadores!

Pero en nuestro  propósito de crear niños brillantes, quizá no aceptamos sus limitaciones…

Es un error intentar crear caricaturas de futuros bailarines, cantantes o deportistas brillantísimos, con unos niveles deficientes en cuanto a lo emocional, social y espiritual.

¿Cuál es nuestra  mayor preocupación?

Que nuestros hijos sean felices. Sin embargo, es una trampa  entender que la felicidad es un estado permanente. Pero si lo importante es que sufran lo mínimo, hay que dotarles de un  buen desarrollo emocional,  que les permita enfrentarse a diversas situaciones, afrontándolas con optimismo, buscando siempre lo positivo en cada una de ellas, por dolorosas que sean.

¿La clave es que sean capaces de adaptarse a las circunstancias?

Sí, para afrontar las situaciones difíciles con éxito. Ayudarles a aprender a reconocer las situaciones complicadas, afrontarlas lo antes posible y buscar  alternativas. Quién es capaz de adaptarse es mucho más libre.

Defina al niño feliz.

El niño feliz es aquel que tiene bien desarrollado su marco psicológico, del que depende su autoestima, su empatía y su autocontrol. Aquel al que se le ha tratado con ternura al tiempo que se le han mostrado clara y firmemente los límites.  Por otro lado, deberíamos ser capaces de tratar al niño no como lo que es, sino como lo que en potencia debe ser: un ser feliz

¿En qué consiste una buena gestión de su tiempo libre?

No hay ninguna actividad que pueda competir con las que se realizan en familia. La vinculación, el sentimiento de pertenencia, el contacto íntimo e individual con el padre, la madre, los abuelos,  las experiencias sociales con los hermanos. Todas son lecciones valiosísimas. 

Pero no siempre es posible pasar el tiempo en familia

Se debe estudiar cada caso, pues las necesidades de los niños varían.  Pero, en general, el teatro es un buen recurso para que el niño tímido tenga la oportunidad de sentir diferentes formas de interrelación y los deportes en  equipo para pulir actitudes demasiado competitivas. Sin embargo, no deberíamos abusar de las actividades extraescolares. A menudo, son un recurso para conciliar horarios o un pretexto para que aprovechen el tiempo.  ¡Los niños de 5 años no deben aprovechar el tiempo!

¿Qué otros errores cometemos los padres?

Los errores que tanto bloquean como retrasan las capacidades de nuestros  hijos  son  provocados por falta de información: el miedo a que se hagan daño y el temor a lo desconocido provocan una sobreprotección  innecesaria.  Pero también hacemos cosas para sobreprotegernos a nosotros mismos, metiéndolos en un parque o atándolos a una hamaquita. Ah, ¡y así, además de estar tranquilos, disponemos de más tiempo! Hay que luchar contra la ignorancia, la pereza y el miedo.

1-10 of 16