La risa para sanar cuerpo y mente

publicado a la‎(s)‎ 30 de abr. de 2011 23:39 por Alisbel Perez



Reír para sanar el cuerpo y la mente
Publicado en Universidad de Guadalajara (http://www1.udg.mx)

Además de la autoestima, el descanso efectivo, la buena alimentación, la adecuada actividad física
y el fomento de relaciones personales afectivas, reírse es un elemento fundamental para que las
personas logren un desarrollo personal basado en su salud mental.

Reír trae beneficios para el cuerpo y la mente que van desde una sensación de bienestar hasta un
mejoramiento en las relaciones con la familia, los vecinos y los compañeros de trabajo, por ello es
tan importante promoverla, consideró el jefe del Departamento de Salud mental del Centro
Universitario de Ciencias de la Salud, José de Jesús Gutiérrez Rodríguez.

“Al reír entran al cuerpo hasta 12 litros de aire, lo que ayuda a una mayor oxigenación del
organismo, además movemos 400 músculos, lo que equivale a haber realizado un ejercicio
aeróbico, lo que además favorece la digestión. La risa nos provoca secreción de endorfinas, que
tienen un efecto analgésico, así como encefalinas, sustancias que propician la creatividad
intelectual y creativa”.

Pero sobre todo, afirma Gutiérrez Rodríguez, estar alegres propicia que la relación con nuestro
entorno sea más positiva y agradable. “En Japón, por ejemplo, las empresas están incluyendo
espacios para el deporte, la siesta y sesiones de risa para los empleados, porque saben que son
factores para que ellos se sientan bien y sean más productivos”.

Hizo énfasis en la necesidad de promover estados de ánimo positivos y agradables entre la
población para que esta mejore su calidad de vida. “La risa y el buen humor son fundamentales
para ello sin olvidar la autoestima, la capacidad asertiva y la delineación de un proyecto de vida de
las personas.

En la esclerodermia el estado de ánimo del paciente influye en gran parte para canalizar los dolores,
cuando el paciente con esclerodermia está triste o deprimido los dolores son mayores, cuando el
paciente mantiene una actitud más positiva, al reirse, al disfrutar del aire libre, o ver tan siquiera
su programa favorito el paciente se olvida por un momento de la limitación que tiene con la
esclerodermia y muchas veces sin querer realiza tareas dentro de su propia limitación, lo cual
lo hace sentir mejor consigo mismo y con su entorno.
Comments