04. La arquitectura medieval: el Románico

El arte románico es esencialmente religioso, fruto de la intensa espiritualidad que se vive en Europa en esos momentos. En arquitectura los edificios que han quedado son fundamentalmente iglesias y monasterios pues las casas de las clases humildes se realizaban con materiales pobres y no se han conservado; respecto a los castillos y fortalezas, apenas se han conservado pues fueron destruidos en una época principalmente belicosa.

            El arte románico trata de inspirar miedo a Dios. Pero la arquitectura, la escultura y la pintura también poseían un fin didáctico, dado que la inmensa mayoría de la población no sabía leer ni escribir. En la difusión del románico jugaron un papel esencial la orden religiosa de Cluny, que utilizaba este arte en sus monasterios, y las rutas de peregrinación. Destaca la catedral de Santiago de Compostela, San Martín de Frómista (Palencia), San Clemente de Tahüll y San Isidoro de León, San Denis (París), Pisa y la Torre de Londres. El estilo se extendió por Italia, España, Alemania, Reino Unido (estilo normando) y Escandinavia principalmente.

            Los edificios se hacían con piedra y con escasa altura, por lo que resultaban muy compactos y oscuros, dado el bajo número de vanos en los muros. Los monjes utilizaron este estilo para la construcción de monasterios, por lo que fueron sus grandes difusores.

            Los elementos arquitectónicos utilizados eran el arco de medio punto (media esfera) y la bóveda de medio cañón (sucesión de arcos de medio punto). También se utilizaban contrafuertes para sostener el empuje de los muros y pilastras para recoger el peso de los arcos. En las iglesias se usaba la planta de cruz latina con girola (nave que rodea el ábside) y cúpula en el crucero. El espacio más importante de los monasterios era el claustro en torno al cual se ubicaban las diferentes estancias y en el que había un patio central.






























ARQUITECTURA ROMÁNICA










Comments