Eduardo Protto Digital


EDUARDO PROTTO SITIO OFICIAL
  ME PRESENTO...

Eduardo Protto, médico, escritor, actor y director teatral, sus libros están editados  en papel y e.books por Lulu.com y Bubok.es .  Se adquieren por internet y se reciben por correo a domicilio.

Libros de Eduardo Protto

*Cuentos completos
*Teatro Completo
*Teatro Breve
*Espacios imaginarios (Cuentos)
*Villa Borghese y otros cuentos
*Narrativa
*Cuentos macabros
*Máscaras y retratos
*Perón Peronismo y Peronistas
*Ensayos políticos
*Años de oposición (Ensayos)
*Réquiem para la Revolución imaginaria (Ensayos)
*Dramaturgos Rioplatenses
*El teatro Isabelino
y otros títulos...

COMENTARIOS DE ACTUALIDAD

Otra versión de las mil y una noches.

 

 

Las mil y una noches es una recopilación del siglo IX, en lengua árabe, de antiguos cuentos orientales. Uno de esos cuentos es el de Ali Babá y los cuarenta ladrones.

Aquí, en la región más austral del planeta, estamos recopilando otra saga de cuentos americanos.

En Las cuatro mil trescientas ochenta noches del Kirchnerismo hubo infinidad de relatos, sobre temas diversos, como la inclusión social, la reducción de la pobreza, los sueños compartidos, la defensa de la soberanía y la lucha a brazo partido por la grandeza de la patria y su pueblo.

Esos cuentos fueron creídos por una masa variopinta que abarcaba al 54% del electorado. Esa masa estaba constituida por talibanes, mercenarios,  oportunistas, idiotas útiles, izquierdistas a la violeta, comunistas nostálgicos del difunto Stalin, sin omitir al puñado de intelectuales y artistas generosamente conchabados para endulzar el relato mendaz.

Hoy asistimos asombrados a la nueva versión de Alí Babá y los cuarenta ladrones.

En ella, muerto Alí Babá en circunstancias oscuras, quedaron su viuda y los treinta y nueve ladrones restantes como sobrevivientes de la banda. Cercados por la ley, escondieron sus tesoros y advierten, aterrados, la llegada de la policía que los conducirá, uno por uno a la cárcel, sitio pocas veces tan merecido por estos personajes siniestros que enlodaron la política de su tierra, empobreciendo al país y a su pueblo.

La Justicia, al parecer, despertó de su largo letargo, y con menos miedo que antaño, comenzó a investigar las montañas de dinero que el canalla de Alí Babá y sus secuaces le sustrajeron a los contribuyentes.

Como aconsejan los que saben, luego de leer los cuentos, corresponde abrirse a la reflexión...

                   ¿Qué peste de ignorancia afectó a la mayoría de la sociedad argentina, que durante doce años, por  acción         u omisión, sostuvo con su voto a esa banda de facinerosos?

  • ¿Cómo esas multitudes no reaccionaron ante tanta corrupción?

  •  ¿Apreciaban acaso a las mafias que los gobernaban y que reducían su acción a contar el dinero mal habido en sus cuevas, desnudando a los ojos de quien quisiera verlos, su hipocresía y su desprecio por las normas de la decencia?

 No basta con que los ladrones de la pandilla del finado Ali Babá vayan a la cárcel. Será necesario limpiar la lacra que impregnaron, durante los doce años de sus tropelías, en los usos y costumbres de la sociedad, para así restaurar la cultura de la educación, del trabajo, de la honestidad y del esfuerzo como motor del progreso. 

Y de paso, no volver a confundir Puerto Madero con la Sierra Maestra, porque la revolución imaginaria del Kirchnerismo solo dejó tras de sí, miseria, corrupción y desprecio por el pueblo laborioso.

De aquí en más... El que quiera oír que oiga.

Subpáginas (1): ACTIVIDADES