Omnia vincit Amor

"Omnia vincit amor" se trata de un tópico literario clásico. Entendemos por tópico literario a una frase o un tema, que se repite a lo largo de la historia, con un significado determinado.

"Omnia vincit amor", que en ocasiones también puede aparecer como "amor omnia vincit", significa "el amor lo vence todo" o "el amor siempre triunfa".

Este tópico quiere decir, como bien dice la propia frase, que el amor lo vence todo. Anteponen el amor a cualquier otra cosa, el amor lo es todo, y estarían dispuesto a darlo todo por el amor de la persona que aman, llegando incluso a sacrificar su propia vida. El amor es capaz de unir a personas, sin importancia de diferencias, de cualquier clase. 

Este tópico literario aparece en la Égloga X de Horacio, donde leemos:

"Omnia vincit Amor; et nos cedamus Amori"
.

Lo que quiere decir:
" El amor lo vence todo, dejémonos vencer por él"


Este tópico a lo largo de la historia ha sido utilizado en muchas ocasiones y épocas diversas, como por ejemplo por autores barrocos, y también por autores románticos.


Un ejemplo, en el siguiente poema de A.G. Bécquer.

Podrá nublarse el sol eternamente; 
podrá secarse en un instante el mar;
podrá romperse el eje de la tierra
como un débil cristal.
¡Todo sucederá! Podrá la muerte
cubrirme con su fúnebre crespón;
pero jamás en mí podrá apagarse
la llama de tu amor.


En este poema Bécquer está mostrando todo el amor que siente por alguien. Nos está queriendo decir que para él, en ese instante el amor lo es todo. Podrá suceder cualquier cosa pero lo que no sucederá jamás es que el amor que él siente desaparezca, pues es algo superior.


Otro ejemplo, estaría en el poema "Amor verdadero" de William Shakespeare.

No, no aparta a dos almas amadoras
adverso caso ni crüel porfía:
nunca mengua el amor ni se desvía,
y es uno y sin mudanza a todas horas.

Es fanal que borrascas bramadoras
con inmóviles rayos desafía;
estrella fija que los barcos guía;
mides su altura, mas su esencia ignoras.

Amor no sigue la fugaz corriente
de la edad, que deshace los colores
de los floridos labios y mejillas.

Eres eterno, Amor: si esto desmiente
mi vida, no he sentido tus ardores,
ni supe comprender tus maravillas.




En el poema el poeta nos está mostrado el tópico, diciéndonos que el amor es eterno, y que no sigue ninguna ley, ni nada por estilo, sino sólo a los sentimientos, al corazón, algo que no se puede controlar con la razón. 











Comments