Nihil novum sub sole

Nihil novum sub sole es un tópico literario de origen bíblico. Su traducción literal es "nada nuevo bajo el sol", y nos referimos a él cuando queremos expresar la idea de que todo se repite, es cíclico, o que un determinado hecho no aporta nada novedoso a la experiencia; todo permanece constante.
 
 
El origen de esta frase es bíblica (libro del Eclesiastés) y se le atribuye al rey Salomón. En griego viene a ser Καὶ οὐκ ἔστιν πᾶν πρόσφατον ὑπὸ τὸν ἥλιον, aunque se ha divulgado más en su forma latina. En el sentido bíblico significa que nada nuevo acaece sobre la faz de la Tierra. En el uso corriente significa que aquello que se creía una novedad, ya estaba inventado, ideado, dicho o hecho.
En el contexto histórico este tópico pretende dar a entender que, tras las civilizaciones clásicas, todas sus aportaciones culturales han sufrido diversos procesos de copia, resemantización, o transformación. Griegos y romanos fueron, son y serán fuente de inspiración, es decir, lo clásico prevalece.
 
 
La famosa expresión Dejà Vu es una clara ejemplificación de este tópico. Dejà Vu es la experiencia de sentir que se ha sido testigo o se ha experimentado previamente una situación "nueva".
 
Miguel de Unamuno expresa su inquietud espiritual en este poema que refleja este tema.
 
NIHIL NOVUM SUB SOLE

Pon tu mano, la que me diste, sobre mi hombro
y avanza tras de mí pues la senda se estrecha:
por entre ruinas caminamos, el escombro
hollando del que fué castillo cuya flecha

penetraba en las pardas nubes y era asombro
de caminantes. Avizora nos acecha
del roto torreón aquella que ni aun nombro
por miedo de atraérnosla. De tí desecha

vanas ilusiones; a un porvenir marchamos
que fué gastado ya por otros; no me atrevo
con engaño a guiar tu vida; tropezamos

con el pasado al avanzar, todo es renuevo;
los en brote y los secos son los mismos ramos
lo que ha de ser ha sido ya, nada hay de nuevo.

Miguel de Unamuno, Rosario de sonetos líricos.

  • Se puede apreciar el trasfondo latente de renovación en el poema (tropezamos con el pasado al avanzar) mediante la metáfora del camino de la vida, que recorremos de modo idéntico a lo largo de la historia.

El cantautor español Víctor Manuel en la canción "NADA NUEVO BAJO EL SOL":

Le gustaba tanto que la enjabonara
si tenía miedo siempre me llamaba
le contaba cuentos para ir a la cama
cuando la comía ella se dejaba
aprendimos juntos el abecedario
y no se soltaba nunca de mi mano
de la escuela a casa íbamos de espacio
mientras ella hablaba con legua de trapo
nada nuevo bajo el sol
no hay ninguna novedad
que los hijos hijos son
igual llegan que se van
no es que a aquella casa le faltara nada
antes que naciera ya soñé su cara
trajo la alegría que da el agua clara
la que el sol regala todas las mañanas
le gustaba tanto cuando la besaba
y ahora cada uno ella le regala
como si el del alma se nos arrancara
aunque para otro se los reservara
nada nuevo bajo el sol
no hay ninguna novedad
que los hijos hijos son
igual llegan que se van
con las inyecciones se desencajaba
y pedía a gritos de la anestesiaran
igual que su madre una exagerada
ríen más que nadie y llorar por nada
nada nuevo bajo el sol
no hay ninguna novedad
que los hijos hijos son
igual llegan que se van

El hijo del Ferroviario, 2001.

  • En esta canción, se pueden observar los elementos cíclicos (que los hijos, hijos son; igual llegan que se van) que expresan el sentimiento de que la vida, es una historia que se repite.
SelectionFile type iconFile nameDescriptionSizeRevisionTimeUser
Comments