Memento mori

Memento mori es un tópico literario que es algo así como ''recuerda que has de morir''. Está asociado a la proximidad de la muerte, pues nunca sabes cuándo vas a morir, y no es algo único, sino que acontece a todas las personas, pues todos somos mortales, todos somos iguales ante  la fugacidad de la vida (por esto es relacionado con el tempos fugit).

Una de las obras más famosas que recrean memento mori es el de la danza de la muerte.

Dejo aquí un fragmento de esta obra (teatral), con su respectivo comentario:

Dice la muerte

Señor arzobispo, pues tan mal registes

vuestros súbditos y clerecía [...]:

venid a mi danza, pues sois mortal

En el fragmento se ve cómo la muerte llama al arzobispo a su danza frenética, de la cual nadie puede escapar. La muerte va llamando uno a uno a todos, independientemente de su sexo, edad o condición social, pues todos acaban muriendo, pronto o temprano (venid a mi danza, pues sois mortal). La muerte se burla de ellos mientras bailan (poder igualatorio de ésta).

Cobra gran importancia en el Barroco, siendo uno de los tópicos más utilizados en esta época. Al memento mori se le suele añadir, además de la fugacidad de la vida, la imagen de una calavera.

Precisamente de esta época he cogido un poema de Góngora, poeta culteranista, en el cual la búsqueda de la belleza formal es el principio absoluto.

De la brevedad engañosa de la vida

Menos solicitó veloz saeta 
destinada señal que mordió aguda; 
agonal carro por la arena muda 
no coronó con más silencio meta

que presurosa corre, que secreta 
a su fin nuestra edad. A quien lo duda, 
fiera que sea de razón desnuda, 
cada Sol repetido es un cometa.

¿Confiésalo Cartago y tú lo ignoras? 
Peligro corres, Licio, si porfías 
en seguir sombras y abrazar engaños

Mal te perdonarán a ti los las horas, 
las horas que limando están los días, 
los días que royendo están los años

 Luis de Góngora y Argote

El texto trata de la fugacidad y brevedad de la vida, tempus fugit, refleja el pesimismo del autor y se ven sus sentimientos y emociones, una característica propia del barroco (explica el desengaño de la vida con reflexiones morales)

El tempus fugit nos dice que la vida se puede acabar en cualquier momento, independientemente de la edad, sexo o condición social que seas.

El memento mori se refleja en las cuatro primeras estrofas (menos solicitó veloz saeta), y en las tres últimas la vida prácticamente se le ha acabado (los días que están royendo los años) 

Del siglo XVIII he escogido un poema de Thomas Gray, del cual sólo voy a comentar una parte, concretamente el epitafio, pues es un poema bastante extenso:

Aquí descansa su cabeza en la falda de la Tierra,
Una juventud que no conoció la Fama ni la Fortuna.
La ciencia justa frunció el ceño sobre su nacimiento,
Y la Melancolía lo marcó como un hijo propio.

Thomas Gray

Éste es el final del poema, donde vemos que la vida se le ha acabado (aquí descansa su cabeza en la falda de la tierra), que ha desaprovechado la vida y no la ha vivido al máximo, ha muerto repentinamente (una juventud que no conoció la Fama ni la Fortuna), que en cualquier momento se te puede ir la vida y debes aprovecharla al máximo.

Ya para finalizar he escogido un poema más reciente, de la autora Carmen González Huguet, poeta hispanoamericana del siglo XX-XXI


"...y no halle cosa en que poner los ojos
que no fuera recuerdo de la muerte"
Quevedo

I

Es la sombra que viene,                                    
La garra preparada                                    
Para el golpe certero,                                  
La mirada en alerta                                           
Que busca, sigue, acecha.                               

Nada se escapa al ojo
Implacable y absorto.
Nada al cruel arrebato.

Cuando la furia cae
Rasgando piel y carne,
Y la vida se escapa,
Y la sangre se amansa,
Y se instala la muerte;
Entonces comprendemos
Que el mayor enemigo,
El más voraz y aleve,
Nos hiere siempre el último
Desde adentro del pecho.

II

Ya no te creo, ciudad, el paraíso,
El eterno jardín donde la dicha enciende
Sus fuegos de San Telmo.

Tampoco te concibo como la cuna de las ilusiones,
O el rincón iluminado
Por las luces secretas del deseo.

Caída la venda de los espejismos,
Eres tan sólo ese paisaje sórdido
Donde rufianes y tahúres
Se tasan mutuamente,
Mientras los mismos tiburones
Se mastican sin pausa
Con sus dientes de oro.

La araña teje su tela, indiferente,
Mientras tanto.
Tarde o temprano,

Cualquiera ha de caer. 

En la I parte del poema la autora nos expresa que la muerte puede acabar con nosotros en el momento más insospechado, que nadie puede detenerla, y que acabará con tu vida cuando ella lo desee (la mirada en alerta que busca, sigue, acecha). En la 3 estrofa vemos como la autora representa a la muerte: cuando la furia cae rasgando piel y carne [...] desde adentro del pecho. Esto quiere decir que la muerte es la que nos domina, pues ella es la única que puede decidir sobre nuestra vida.
En la II parte vemos como la autora se encuentra decepcionada ante la muerte, pues se ha dado cuenta de lo que es en verdad, y de que cualquiera puede morir, sea quien sea (cualquiera ha de caer)



Comments