Homo Homini Lupus

 
Es una alocución latina que traducida significa "el hombre es un lobo para el hombre". Esta cita está referida al comportamiento y la interactuación de los seres humanos entre ellos,  al egoísmo natural de nuestra especie. Se puede aplicar a varios ámbitos como por ejemplo el laboral (el ascenso siempre conlleva una guerra abierta entre los aspirantes) y también al social  (peleas entre personas por demostrar " dominio u hombría" ) .
 
La frase fue enunciada por  Plauto, escritor y comediógrafo Romano, dentro de su obra "Asinaria", donde relata la  historia de un hombre supeditado al poder de su mujer. La frase la cual estoy comentado fue popularizada por Thomas Hobbes, filósofo inglés del siglo XVII, en su obra Leviatán, donde además de comentar el egoísmo humano también intentaba defender a la sociedad, enunciando su intento de remisión intentado favorecer la convivencia entre seres humanos
 
Este tópico tuvo mucha relevancia en la antigüedad ya que el autor de la misma  vivió las guerras púnicas y sus horrores en primera persona, hecho que le llevó a afirmar que el hombre era un predador para con sus semejantes. Esta tesis fue refrendada por Thomas Hobbes tras soportar las penalidades propias de la guerra civil inglesa de 1642 a 1651 .
 
Fragmento exacto de la obra Asinaria y su traducción  :

"Lupus est homo homini, non homo, quom qualis sit non novit."

Lobo es el hombre para el hombre, y no hombre, cuando desconoce quién es el otro


La frase de Plauto generó en su momento mucha controversia y admiración por sus obras, ya que se convirtió de la noche a la mañana de un escritor semidesconocido a ser un referente en el mundo teatral romano, lo que le llevó a granjearse numerosos enemigos dentro del mundo de los patricios romanos. Pero también en la actualidad sigue generando tema de debate  y es un modelo a seguir para los poetas actuales que utilizan sus temas para producir nuevos poemas como este de Wenceslao Mohedas Ramos:

 

A pesar del brillante escaparate
con que el hombre reviste su bajeza,
se presienten detrás de su corteza
los impulsos primarios del primate.

Aunque se infle de orgullo y se remate
con un halo honorable de grandeza,
una bestia será si, en su cabeza,
no relumbra una luz que lo rescate.

"Racional" se apellida si razona...
y "animal", así a secas, es su nombre
si no alcanza la talla de persona.

Matará por matar...Nadie se asombre
si sus artes de muerte perfecciona
porque el hombre es un lobo para el hombre

Este poema relata las grandes similitudes del ser humano con las bestias y que lo único que nos diferencia de ellas  es la capacidad de racionar cualidad a la cual renunciamos con demasiada asiduidad  .

También he encontrado el siguiente poema de Francisco Redondo:

(fragmento)

Hasta la loba más fiera

o la leona salvaje

con ternura

a su prole considera,

y a proteger su linaje

se apresura,

sólo la humana ralea

sume en famélico llanto

y esclaviza

lo que su sangre procrea,

que hasta bajo sacro manto

sodomiza.

  En este fragmento de  poema se explica como las "bestias " muestran un profundo sentimiento de amor y protección  hacia su linaje mientras que la especia en teoría "racional"  genera perjuicios a los de su  misma especie por diversas razones .
 
También he encontrado un pequeño poema de origen Kosovar donde se relata la guerra de Kosovo, con los correspondientes saqueos , violaciones y asesinatos de civiles  .
cinco claveles floreció la madre,
cinco claveles rojos que arrebata
la muerte, disfrazada de soldado,
a golpes de culata.
Los senos cercenados,
su intimidad violada en fiero ultraje, 
con silencioso llanto 
inmóvil se durmió sobre el paisaje 
 
Por último he encontrado un poema escrito por Francisco Álvarez Hidalgo, que trata sobre el conflicto Vasco. En este poema se hace referencia a la matanza de personas por su ideología política, clara característica de intolerancia reflejada dentro de la frase de Plaut:

        Surgen de entre las sombras pistoleros
de mentes primitivas, 
adornando el país de mausoleos;
almas de sucio barro insensitivas, 
con sueños de utopías infantiles,
que en su actitud absurda y delincuente,
con disparo en la nuca o por la espalda
se confieren carácter combatiente.
Y yacerá la víctima abatida
tras el cobarde asalto,
derramando la sangre a borbotones
sobre el oscuro asfalto.
 
                              
 
 
Comments