Amor post mortem.

Significa amor después de la muerte, amor más allá de la muerte. Este tópico tiene un origen muy antiguo. Es una forma máxima de expresar la fuerza del amor. Tiene un carácter eterno ya que el sentimiento de amor perdura incluso después de la muerte. El tópico se basa en la desesperación de los familiares y amigos de un ser querido que ha muerto, y por tanto les causa una ausencia. El tópico se puede representar en forma de relato de terror y también en forma de relato amoroso, ya que el amor después de la muerte es una de las mayores pruebas de fidelidad.Se hace tanta exageración con este tópico que a veces roza la necrofilia.

Este tópico fue tratado por muchos autores barrocos, prerrománticos y románticos; como por ejemplo podemos ver este tópico en algunas rimas y leyendas de  Gustavo Adolfo Bécquer como por ejemplo en el "El beso", y en "El monte de las ánimas"; también lo podemos ver en los versos de Gabriela Mistral como por ejemplo el verso "Nadie me arrebatará su puñado de huesos" donde hace referencia al amor que ya no está; y en la obra de José Cadalso llamada "Noches lúgubres" que tuvo mucha importancia en el romanticismo.

Podemos ver reflejado este tópico en el soneto "Amor constante más allá de la muerte" de Francisco de Quevedo, que fue un poeta barroco y satírico, y este soneto refleja el amor que vence todas las barrera incluso la propia muerte
:

"Amor constante más allá de la muerte"

Cerrar podrá mis ojos la postrera
Sombra que me llevare el blanco día,
Y podrá desatar esta alma mía
Hora a su afán ansioso lisonjera;

Mas no, de esotra parte, en la ribera,
Dejará la memoria, en donde ardía:
Nadar sabe mi llama el agua fría,
Y perder el respeto a ley severa.

Alma a quien todo un dios prisión ha sido,
Venas que humor a tanto fuego han dado,
Medulas que han gloriosamente ardido:

Su cuerpo dejará no su cuidado;
Serán ceniza, mas tendrá sentido;
Polvo serán, mas polvo enamorado.

FRANCISCO DE QUEVEDO (1580-1645)

Otro ejemplo de un poema que trate este tópico, es el poema de Berenice, el cual es el siguiente:

El camino trémulo resulta.
Oscuridad, frío, dolor letal.
Una vida que muere con el sol
en la noche renace en sus recuerdos,
fantasmas sin alma tangible,
amor inmortalizado.

El verdor de sus luceros tristes,
esperanza loca de la existencia,
al espíritu fueron negados.
¿Fuego, amor, efervescencia;
un sueño inicuo, imaginario?
Amor inmortalizado.

Por anhelo del cruel destino
la Ineludible encubrirá el camino;
mas el ardiente fuego helado,
fulgor eterno cristalizado
clamará por siempre en la ceniza
amor inmortalizado.


El tópico aparece también en el poema de la "Divina comedia" de Dante Aligheri, que está estructurada en tre partes; infierno, purgatorio y paraíso; y cuenta la historia de como su amada Beatriz lo conduce a través del cielo.  El tópico ha sido tratado en romances tradicionales, como en el romance del "Conde niño":

Conde Niño por amores
es niño y pasó a la mar
va a dar agua a su caballo
la mañana de San Juan.
Mientras su caballo bebe,
él canta dulce cantar :
todas las aves del cielo
se paraban a escuchar.
La reina estaba labrando,
la hija durmiendo está :
- levantáos Albaniña,
de vuestro dulce folgar,
sentiréis cantar hermoso
la sirenita del mar,
- No es la sirenita, madre,
la de tan bello cantar,
sino es el Conde Niño
que por mi quiere finar.
- Si por tus amores pena,
¡oh, mal haya su cantar!
y porque nunca los goce,
yo le mandaré matar.
- Si le manda matar madre,
juntos nos han de enterrar.
El murió a la medianoche,
ella a los gallos cantar ;
a ella, como hija de reyes,
la entierran en el altar ;
a él, como hijo de conde
unos pasos más atrás.
De ella nació una rosal blanco,
de él nació un espino albar ;
crece el uno, crece el otro,
los dos se van a juntar.
La reina llena de envidia
ambos los mandó cortar ;
el galán que los cortaba
no cesaba de llorar.
De ella naciera una garza
de él un fuerte gavilán,
juntos vuelan por el cielo,
juntos vuelan par a par.


También ha sido tratado en "El estudiante de Salamanca" de José de Espronceda, donde Elvira se le aparece en forma de esqueleto a don Félix de Montemar para casarse con él y exigirle que cumpla sus promesas y pague por los pecados que ha cometido.

Podemos ver una variante de este tópico, que sería la bajada a los infiernos en busca de la persona de la que estás enamorada o también para rescatar de la muerte a un ser querido. Un ejemplo de esta variante lo vemos en la "Metamorfosis de Ovidio", donde vemos a Orfeo en busca de Eurídice.


Comments