Metamorfosis‎ > ‎

Filomela y Procne


Una de la fuentes literarias donde aparecen las figuras de Filomela y Procne es en el libro VI de las Metamorfosis de Ovidio, donde éste nos cuenta la tragica historia de las dos hermanas.

Filomela y Procne eran hijas de Zeuxippe y Pandión, el rey de Atenas. Éste, durante el conflicto con el rey de Tebas, pide ayuda a Tereo, hijo del dios Ares que gobernaba en Daulis, nación vecina a Atenas. Como agradecimiento, el rey ofreció a Tereo la mano de su hija Procne. Así comienza la leyenda en las Metamorfosis de Ovidio. La boda se llevó a cabo sin asitencia de Juno. Se unen y como fruto de esta unión nace su hijo Itys. Pero a pesar de este acontecimiento la relación no duró mucho tiempo porque Tereo, al ver a su cuñada Filomela, se enamoró perdidamente de ésta. 
Ovidio, en sus versos, narra cómo nace y aumenta la pasión de Tereo, hasta tal punto que éste ya no puede más y le da vueltas en su corazón y su pensamiento; esta pasión que siente, le hace conmoverse y le pide al rey Pandión que le entregará a su hija. Y Filomela, en su ignorancia de la desgracia que se le avecina, termina de convencer a su padre, quien finalmente la entrega a la custodia de Tereo: '' y el supremo adiós, llena de sollozos la boca, apenas dijo, y temió los presagios de su mente''.

No pudiendo refenar sus instintos sexuales, Tereo encierra a Filomela en un establo oscuro y la viola sin ningún arrepentimiento:
'' a unos establos altos arrastra, oscuros de sus espesuras, vetustas, y allí, palideciente y temblorosa y todo temiendo''

La pobre Filomela amenaza con ir contando lo que le sucedió y esto hace aumentar la ira de Tereo, que enfurecido, le corta la lengua con unas tenazas: 
''su lengua, se la arrancó con su espada fiera''.

Tereo hace creer a su esposa que su hermana está muerta. Filomela, encerrada y rodeada por el horrible silencio, no puede contar a nadie lo ocurrido. 
 El dolor es tan grande que el autor se lo hace sentir al lector en sus versos:
''grande es el dolor, el ingenio, y acude la astucia a las desgraciadas situaciones''.
 
Filomela teje la desgracia y se la envía a su hermana por medio de una esclava. Al verlo Procne, el dolor se apodera de ella y quiere vengarse: 
''el dolor su boca reprimió, y las palabras bastante indignadas a la lengua que las buscaba faltaron''

Y de esta manera en la noche, cuando se celebran los festivales de Baco, se viste de bacante y sale en busca de su hermana. La encuentra y se la lleva a palacio donde ambas meditan una venganza para Tereo. Y al ver a su hijo, Itys, deciden matarlo. Tras este suceso, preparan un banquete donde Tereo, sin saberlo, se come las entrañas de su propio hijo. Cuando éste quiere ver a su hijo, Filomela, llena de gozo le enseña la cabeza del pobre niño. Tereo, trastornado por el dolor, empieza a llorar: 
''y sus engullidas entrañas, arde, ya llora, y a sí mismo se llama pira desgraciada de su nacido''


El desdichado, al fin, coge la espada y persigue a las dos hermanas con la intención de matarlas. Corren todos y en ese momento, por la velocidad con la que unas huyen y el otro las persigue, se produce la METAMORFOSIS: los tres se transforman en aves; la que antes era Filomela se transformó en ruiseñor y se marchó a las selvas, la otra se transformó en golondrina y con las plumas marcadas de sangre se dirigió hacia los tejados y él se transformó abubilla.


Las características de estas especies de aves nos explican el porqué de la transformación de cada uno de los personajes:
 
La abubilla es una ave aficionada al estiércol, designa las costumbres impuras de Tereo; su vuelo pesado significa que no puede detener a las dos hermanas. También es un pájaro insectívoro, agradable a la vista pero de olor fétido y con canto monótono.

El ruiseñor se oculta entre los arbustos y malezas, designa a Filomela que es encerrada y ocultada para que no dé a conocer el acto depravado que le ha infringido su cuñado Tereo. Es un pájaro con un canto muy melodioso, pero al mismo tiempo es un canto lleno de tristeza.

La golondrina en que se ha transformado Procne es un ave que frecuenta la casa, señala su inquietud que busca en vano a su hermana, dada por muerta.

Tereo es castigado porque ha cometido dos faltas graves tanto cuando violó a su cuñada Filomela como cuando, sin saberlo, se comió las entrañas de su hijo Itys. Las dos hermanas son castigadas por matar a Itys al vengarse de Tereo.
Los dioses sólo intervienen en la historia al final para llevar a cabo la metamorfosis. Ésta se puede entender como castigo en el caso de Tereo; sin embargo, para Procne y Filomela es más bien un acto de salvación, es decir, los dioses les permiten escapar de la furia de Tereo, aunque con un estado físico diferente.


Esta historia ha sido bastante recurrente en la poesía de la tradición literaria occidental, especialmente los personajes de Filomela y Procne. Muchos poetas  han hecho referencia en sus versos a estos personajes, o a las aves en que fueron transformadas, por las connotaciones semánticas que suponen.  A continuación os dejo algunos ejemplos:

  •  La figura de Filomela aparece en las Églogas de Garcilaso de la Vega:


Égloga I

La blanca Filomena, 
casi como dolida 
y a compasión movida
dulcemente responde al són lloroso
                                                                  Fragmento, versos:   231-234:

Égloga I 

Cual suele el ruiseñor con triste canto 
quejarse, entre las hojas escondido
del duro labrador, que cautamente 
le despojó su caro y dulce nido 
de los tiernos hijuelos, entre tanto 
que del amado ramo estaba ausente, 
y aquel dolor que siente 
con diferencia tanta 
por la dulce garganta 
despide, y a su canto el aire suena, 
y la callada noche no refrena 
su lamentable oficio y sus querellas
trayendo de su pena 
al cielo por testigo y las estrellas ..
                                                              Fragmento, versos:324-337

Égloga II 

Cuando el húmido otoño ya refrena 
del seco estío el gran calor ardiente, 
y va faltando sombra a Filomena..

                                                             Fragmento, versos: 233-235

Égloga II .

Nuestro ganado pace, el viento espira, 
Filomena sospira en dulce canto
y  en amoroso llanto se amancilla.
                                                         Fragmento, versos: 146-1.148: 

En estos versos el autor se refiere a Filomela, ya transformada en ''ruiseñor'', ''escondido'' entre las ramas, ya que Filomela está escondida y apartada de los demás. Nos la da a conocer mediante una serie de adjetivos y sustantivos como una mujer ''dolida'', ''movida'' por su ''dolor'' y su ''lamentable oficio''. Aparecen dos verbos bien destacados en el poema que caracterizan muy bien a FILOMELA: ''quejarse'' y ''sospira'' con el '' dulce canto'' y ''amoroso llanto''. Podemos decir que en los versos aparece también Tereo. No se menciona en ningún momento su nombre, pero me atrevo a decir que aparece como ''duro labrador''  que ''despojó su nido'', es decir que la violó sin ningún escrúpulo.




  • Aparece también en la Endecha X de Fracisco de la Torre:


Triste Filomena 
cuya voz doliente 
dolorosamente 
declara tu pena
cuyo dulce nido, 
rico y despojado, 
ha sido llorado 
y aliviado ha sido,
si tú voz me dieras,
o mi mal lloraras,
no dudo acabaras
los que enternecieras;
prendas de afición,
y esas bien pagadas,
han sido robadas
de mi corazón;
hasta el pecho y alma
la enemiga mano
metió amor tirano
para triunfo y palma.
                                         Fragmento:(versos:1-20)
   

En estos versos el propio autor habla de su amor no correspondido y el dolor y angustia que eso le causa, y por eso alude a Filomela, (el ave), cuyo canto es  triste, desdichado e infeliz. En los versos  se describe a Filomela ''triste'' con ''canto doloroso'', aparece ''su dulce nido'' que ha sido ''llorado'', ''despojado'' y ''aliviado''. El autor alude a ella porque está enamorado y ese amor le causa dolor. Querría él cantar sus penas como ella: ''si mi mal lloraras'', ''si tú voz me dieras''.

 


  • Bartolomé Leonardo de Argensola nos habla de Filomela en la Elegía en la muerte de la reina doña Margarita, nuestra señora:

 

Así en la fe del bosque, Filomela

al álamo que el caro nido abriga, 

a sus implumes pajarillas vuela

y discurriendo por la sombra amiga, 

que a entregarle el depósito seguro 

de las insidias rústicas se obliga, 

la piedra que, escondido,

 tiró el duro villano, la derriba de la planta, 

ya infausto apoyo del amor más puro. 

 

  • Filomela está presente también en Soneto XXVII de Fernando de Herrera:                                                                                                


Suave Filomela, que tu llanto 

descubres al sereno i limpio cielo

si lamentaras tú mi desconsuelo, 

o si tuviera yo tu dulce canto,

 

yo prometiera á mis trabajos tanto, 

qu'esperara al dolor algún consuelo 

i si movieran d'amoroso zelo 

los bellos ojos cuya lumbre canto. 

 

Mas tú con la voz dulce i armonía 

cantas tu afrenta i bárbaros despojos

.yo lloro mayor daño en son quexoso.

 

O haga el cielo qu'en la pena mía 

tu voz suene, ó yo cante mis enojos


buelto en ti, Russeñol blando i lloroso.


                                               

  • Fernando de Herrera, ''POESÍAS''


Allí era aquél que la casta cuñada     

 fizo por fuerça non ser más donzella,    

 comiendo su fijo en pago de aquélla    

 que por dos maneras de él fue desflorada;    

 e vimos en forma muy mal aviltada    

 ser con Macareo la triste Canaçe,     

 de los quales amos un fijo tal naçe    

 que la humana vida dexó injuriada.

 

En estos versos el autor no llama a los personajes por su propio nombre pero hay una muy clara alusión. Aparece Tereo con su ''casta cuñada'' su ''fuerça'', también se hace alusión a Filomela se nos presenta como ''donzella'' que por Tereo fue ''desflorada'' y al mismo tiempo aparece Procne como la ''hermana''.


También aparece Filomela como ruiseñor en el ''Cántico Espiritual''  de San Juan de la Cruz:


El aspirar del aire,

el canto de la dulce filomena,

el soto y su donaire

en la noche serena,

con llama que consume y no da pena.


Carmen Szasz, 2º Bach.

Comments