Filmografía‎ > ‎1ºBCS - Economía‎ > ‎

Good bye Lenin!




GOOD BYE, LENIN!  (2003)  NR-13


Berlín, octubre de 1989. Unos días antes de la caída del Muro, la madre de Alex, una mujer orgullosa de sus ideas comunistas, entra en coma. Cuando despierta ocho meses después, su hijo hará lo posible y lo imposible para que no se entere de que está viviendo en una Alemania reunificada y capitalista. Su objetivo es convertir el apartamento familiar en una isla anclada en el pasado, una especie de museo del socialismo en el que su madre viva cómodamente creyendo que nada ha cambiado. (FILMAFFINITY)

La película GOOD BYE, LENIN! (2003) ilustra muy bien las diferencias que existen entre los dos sistemas económicos principales. Por un lado, esta historia familiar plantea críticas al sistema de planificación central (también llamado "socialismo" o "comunismo") por sus parafernalias, burocracia, militarismo y represión popular. Pero por otro lado, tampoco sale bien parado el sistema de economía de mercado, ya que se dejan entrever todos sus defectos: las desigualdades sociales, el paro, los símbolos vacíos y las exaltaciones de las riquezas materiales.



00:00 - 00:40  (40')

Christiane es una sacrificada madre que vive en Berlín Oriental, pero cae en una gran depresión cuando su marido huye hacia la Alemania Capitalista, dejándola sola con sus dos hijos pequeños. Diez años después el joven Alex, mientras se manifiesta en las protestas pacíficas contra el Gobierno autoritario, contempla como su madre se desmaya y cae en coma. Unos días después cae el muro de Berlín y la zona comunista pasa a ser capitalista. Alex y su hermana se adaptan rápidamente al modo de vida occidental de libertades y excesos. Lara, la enfermera de origen soviético que cuida a la madre, comienza a salir con Alex.

A los 8 meses despierta la madre, pero los médicos advierten a la familia que su salud es débil y no puede tener sobresaltos (como enterarse de que ya no existe la Alemania Comunista). Entonces Alex decide recrear todo lo antiguo en una habitación, y mantener a su madre encerrada allí para hacerle creer que nada ha cambiado y que siguen inmersos en el sistema de planificación central. Sin embargo, es urgente encontrar la antigua cuenta de ahorros, o de lo contrario, no podrán cambiar el dinero a los nuevos marcos alemanes y lo perderán todo.
 
REFLEXIONA SOBRE SU FORMA DE VIDA ANTIGUA:
  • Moles de edificios gigantes, sin decoración, con ventanas exactamente iguales, grandes avenidas y enormes plazas donde se celebran desfiles militares, banderas colgadas en las fachadas...
  • No había paro, la madre era voluntaria en los campamentos infantiles, cantaban himnos patrióticos
  • Solo existía una "marca" para cada tipo de producto: pepinillos Spreewald, el coche Trabant o "Trabi"...
  • Una única cadena de televisión (con mensajes del gobierno) y una emisora de radio.
  • No había excesos: obesidad, antenas parabólicas, conciertos transgresores, comida basura, porno
  • Para solicitar ropa especial había que escribir una carta a la Agencia de Planificación
  • La industria espacial americana competía contra la rusa, por ser los primeros en llegar a la luna
  • Hasta el vocabulario era diferente: cosmonauta, camarada, jóvenes pioneros...
  • La gente que escapaba a occidente debía jugarse la vida, y se les consideraba traidores
  • Había familias separadas a ambos lados del muro, que jamás se volverían a encontrar
  • Las personas que se manifestaban pacíficamente para pedir libertad eran reprimidas con violencia

1. VIDA COTIDIANA: ¿qué opinas del modo de vida en el Berlín de la época comunista? 
2. RELACIONES SOCIALES: ¿existen diferencias entre los personajes de distintos lugares y culturas?

00:40 - 01:17  (37')

La madre vive engañada hasta tal punto que crean una noticia falsa diciendo que la Coca-Cola es una bebida inventada en los países soviéticos.
Por fin recuerda dónde había escondido el dinero, pero cuando van al banco para cambiarlo por la nueva moneda, les dicen que es imposible porque ha terminado el plazo legal. Afortunadamente el novio de la hermana se ha comprado un coche Trabi, así que podrán mantener la mentira de que lo han pagado con los ahorros. 
La hermana sufre un fuerte shock tras servir un menú en el Burger King a su propio padre, que conducía un Volvo e iba con un par de niños en los asientos traseros. 
Un día la madre se atreve a levantarse de la cama y, tras mirar por la ventana, decide salir a la calle.

3. MEDIOS DE COMUNICACIÓN: ¿qué tipo de información existe en los regímenes totalitarios? ¿Y en un sistema capitalista donde los dueños de las noticias son empresas privadas? 
4. PRODUCTOS Y COMERCIOS: ¿qué ventajas/desventajas ves en tener varias marcas en los supermercados? 

01:17 - 01:52  (35') 

SPOILER (descubrir con el ratón): Alex y su colega de trabajo recrean una noticia en la que cuentan que miles de refugiados han llegado desde la Alemania occidental huyendo del capitalismo.
Llevan a la madre a la "casita" de campo, y allí ella revela que tuvo planes para escapar con su marido pero no se atrevió porque corría el riesgo de perder a sus hijos... lo califica como la mayor equivocación de su vida. Entonces empeora su salud y sufre otro infarto.
Encuentran escondidas las cartas de padre y Alex decide visitarle para convencerle de que vaya al hospital y así cumplir la ultima voluntad de su madre.
Por casualidad, Alex se encuentra al más famoso cosmonauta alemán Sigmund Jähn, que está trabajando de taxista.
Ya en el hospital, Lara le ha contado a la madre toda la verdad, aunque ella disimula hasta que Alex inventa una noticia de reunificación nacional como si el sistema de planificación socialista hubiera triunfado. La madre fallece...--

5. MENTIRAS: ¿cuándo crees que está justificado mentir a alguien?
6. SISTEMAS ECONÓMICOS: ¿cómo se podrían sumar las ventajas del capitalismo y del comunismo?


  Ampliación
Adidas, Hugo Boss, Porsche, Volkswagen, BMW, Siemens... ayudaron a Hitler: leer


CRÍTICA

Entre finales de 1989 y principios de 1990, los ciudadanos de la RDA- República Democrática de Alemania vivieron en primera persona uno de los acontecimientos políticos más importantes de todo el siglo XX: la caída del muro de Berlín y la reunificación de Alemania, que marcó el principio del fin para todo el bloque comunista. En Good Bye Lenin!, el realizador alemán Wolfgang Becker (La vida en obras) se fija en la dimensión humana de este trascendental proceso histórico, a través de los ojos de una familia de Berlín Este zarandeada por los cambios que se producen a su alrededor. 

La anécdota argumental que sostiene la película es tan simple como efectiva: una mujer alemana, socialista convencida, sufre un infarto al ver cómo detienen a su hijo Álex durante una manifestación a favor de la apertura política de la RDA. Cuando despierta del coma, ocho meses después, el mundo a su alrededor ha cambiado sustancialmente: el muro ha caído, miles de productos occidentales invaden las calles y las tiendas de Berlín Este, incluso su hija ha dejado la carrera de ingeniería para trabajar en un Burger King. Convencido de que su corazón será incapaz de superar tantos cambios, Álex decide ocultarle la verdad a su madre, y construye a su alrededor un microcosmos en el que la Alemania socialista sigue estando viva. 

Sin embargo, la Alemania que Álex crea para su madre poco tiene que ver con la realidad de la RDA. Lejos de los excesos autoritarios del régimen comunista y de los desequilibrios y las injusticias del capitalismo, Álex construye en la habitación de su madre una Alemania soñada, en la que la Coca Cola se revela súbitamente como un invento socialista y miles de ciudadanos de la RFA –República Federal Alemana- saltan el muro huyendo de la presión de la vida moderna en las sociedades occidentales. Y en torno a este precario refugio comienzan a agruparse muchos de sus amigos y vecinos, no tanto por nostalgia del régimen anterior sino por su incapacidad de aceptar la súbita imposición de los modelos culturales de Levi’s Strauss y McDonald’s, que en cuestión de meses cambiaron por completo el paisaje de Alemania del Este. 

Sobre este y otros magníficos equilibrios levanta Wolfgang Becker los muchos logros de Good Bye Lenin!: la acertada combinación entre los elementos cómicos y dramáticos de la historia, el contraste entre la mirada limpia del joven Daniel Brühl y la sabia veteranía de la actriz Katrin Sass, la belleza y la melancolía de la banda sonora compuesta por Yann Tiersen. El resultado es una película sobresaliente, todo un éxito del cine europeo que ha triunfado en Francia, Italia y Alemania, donde la han visto ya más de seis millones de personas. 

Carlos Leal: leer




LA DIVISIÓN DE ALEMANIA




EL MURO DE BERLÍN






Otro gráfico interactivo: ver

Historia completa: visitar






Blog sobre fronteras: visitar



Modelo de economía planificada: Cuba, hacia una economía sostenible  (3:32)

Comments