Home

Bienvenidos!            

Este sitio le ayudara a conocer y analizar trabajos comunes en industrias altamente competitivas para lograr ser bien remunerado por sus esfuerzos, nuestra especialidad son los empleos en Guadalajara



Trabajo de enfermería: Ayudando a los demás

¿Odias tu trabajo? No eres el único. A casi la mitad de los mexicanos, un 53%, no le gusta su trabajo. Las probabilidades de que odies tu trabajo aumentan si eres menor de 25 años de edad. Esto incluye la mayoría de las personas que desempeñan un trabajo de medio tiempo. Y no es que queramos darte un diagnóstico psicológico gratis, pero tal vez es hora de un cambio de profesión. 

Cambiar de profesión puede ser intimidante. Significa aprender algo nuevo desde el principio. Puedes limitar tu riesgo al elegir una profesión que esté en crecimiento y hay pocas carreras que crezcan tanto como las de la industria de la salud, sobre todo enfermería. 

Aunque los trabajos de enfermería puede ser una gran oportunidad, no son aptos para todos. Aquí hay algunas cosas a considerar cuando se trata de tomar una decisión sobre si un trabajo de enfermería es realmente el adecuado para ti. 

Beneficios de los trabajos de enfermería

 Escolaridad: Títulos de enfermería son ofrecidos por instituciones y universidades que cuentan con programas de estudio desde dos hasta tres años. Cualquier curso serio de enfermería cuenta con prácticas y horas de entrenamiento ya sea en un hospital o centro de salud. 

Sueldo: La paga a los enfermeros no es nada mala. Para un recién graduado los ingresos anuales estimados son de 150,000. Una vez que avanzas y adquieres mayor antigüedad y experiencia tu salario crecerá constantemente. Enfermeros con experiencia en hospitales privados llegan a ganar hasta 250,000 al año. Aunque el dinero no es la cosa más importante dentro de una profesión, seguro que no cae nada mal. 

Estabilidad profesional: Las escuelas de enfermería rechazan a muchos estudiantes que desean estudiar, no porque no estén calificados sino por la falta de maestros de enfermería. La necesidad de maestros calificados y bienes para la escuela se incrementan entre más enfermeros se vayan retirando. Las oportunidades de trabajo para enfermeros crecen en hospitales, clínicas y donde haya que suplir a los enfermeros que se van jubilando. 

Lo menos atractivo de la enfermería 

La parte desagradable: Esto debería ser obvio, la enfermería no es un paseo por el parque. Si eres uno de aquellos que se desmayan al ver sangre, este no es un trabajo para ti. Cambiar pañales de ancianos es común también. Como con cualquier estudio, es importante saber en qué te estas metiendo, y no hay diferencias al elegir la enfermería como tu profesión.  

Horarios: Los horarios tradicionales eran de 7 a.m. - 3 p.m., 3 p.m. - 11 p.m. y 11 p.m. - 7 a.m. Aunque eso sigue siendo parcialmente cierto, existen variaciones. El punto es que muchos enfermeros de hospitales y centros de salud necesitan estar disponibles 24 horas al día 365 días al año. Los enfermeros deben ser más confiables que un cartero y eso ya dice mucho.

Estrés: La habilidad de manejar situaciones altamente tensas es muy importante, especialmente en un ambiente de hospital. Unidades de trauma, terapia intensiva y salas de emergencia requieren que todo el personal piense rápido y claramente en todo momento.


En restaurantes: Una receta para el éxito

En algún momento de nuestra vida, muchos de nosotros hemos trabajado en preparar, crear, servir o limpiar después de la comida. Uno de cada tres mexicanos han trabajado en restaurantes, y no es difícil el saber por qué, ya que podemos encontrar: 

·  Variedad de trabajos sencillos que requieren más energía que experiencia 
·  Horarios flexibles que se adecuan a todo estilo de vida 
·  Oportunidades de crecimiento 
·  Te da importante experiencia 

 Hay una razón de porque muchos de nosotros hemos pasado un verano sirviendo nieves o trabajando de meseros. Desde sacar la basura o limpiar mesas o llevar a sus asientos a los clientes con una sonrisa, la industria restaurantera está llena de empleos que pueden dar valiosa experiencia a casi cualquier tipo de profesión.  

Atención al detalle y manejo del tiempo 

Ser mesero no es un trabajo que llame mucho la atención, pero no se necesita experiencia, por lo que es perfecto para adolescentes. Este trabajo no es sólo limpiar mesas y recoger vasos vacíos. Los mejores meseros son prácticamente invisibles; su servicio es tan bueno que las mesas parecen que se limpian solas y los vasos se llenan solos antes de que los clientes piensen que necesiten llamar al mesero. Si alguna vez deseaste ser un ninja, ser mesero te da una buena idea de cómo serlo. 

Los meseros deben ser coordinados y atentos. Las mesas deben ser alistadas, limpiadas y preparadas en el tiempo justo para ayudar a que los clientes se sienten tan pronto como sea posible.

Entre limpiar derrames de bebidas y limpiar mesas, ellos estratégicamente llenan vasos, aparecen en el momento exacto en que otro mesero necesite ayuda para servir una mesa grande, sacan la basura de la cocina antes de que el chef lo pida y en general hacen lo que debe hacerse sin necesidad de pedirlo. 

Los mejores meseros pueden ser promovidos a cocineros u otros puestos más altos, dependiendo de la política del restaurante ellos pueden ganar un buen porcentaje de las propinas obtenidas en su horario. Fuera de la industria restaurantera, dicha experiencia muestra que sabes trabajar en equipo, pones atención en los detalles y manejas bien el tiempo, lo cual muestra que tienes excelentes habilidades para cualquier tipo de trabajo. 

Habilidades de administración y servicio al cliente

Los meseros son los que ordenan, dan asientos, toman órdenes, coordinan la comida y tratan con clientes con todo tipo de carácter. Tomar órdenes especiales, recoger comida derramada, reponer vajilla perdida y responder preguntas con una sonrisa. Los profesionales del servicio al cliente son la cara del restaurante. Proveen una parte clave de la experiencia por la cual los clientes pagan cuando salen a comer, y mientras mejor sea el servicio (en teoría), mejor será la propina. Como un mesero tu desempeño tiene un impacto directo en tus propinas, haciendo de este trabajo una buena práctica para ventas u otro tipo de trabajos basados en comisiones.   

No importa qué clase de día haya tenido el mesero, un servidor de primer nivel siempre está atento a sus clientes. Deben ser complacientes aun cuando el cliente esté irritado, al igual que ser profesional cuando alguien se queja, ser discreto durante los  rompimientos amorosos (que pueden ser un poco incómodos)  y mostrarse absolutamente encantado de esconder el anillo de compromiso dentro del pay de limón para una propuesta de matrimonio durante la cena. 

No es sólo el hecho de que vas a aprender divertidos trucos como balancear platos en las cenas familiares y fiestas, vas a ganar habilidades interpersonales que servirán como fundamento para cualquier otra profesión. Diez años después cuando seas un gerente y estés tratando de agendar citas, resolviendo conflictos de empleados y monitoreando producción, puedes reclinarte en tu escritorio y pensar “al menos nadie derramo su bebida sobre mí”. 

Producción y trabajo en equipo 

Cualquiera en la cocina de un restaurante está recibiendo una gran lección de ser parte de un  equipo y de cumplir plazos. Entre cuartos cerrados, objetos filosos y superficies muy calientes no hay tiempo de equivocaciones ni espacio para fallar. “Ordena eso”, “fuego” y “sobre la marcha” son sólo  pequeños ejemplos de las órdenes que mantienen una cocina funcional. Pero si puedes sobrevivir todo eso en la cocina, has ganado valiosísimas habilidades para próximos trabajos. 


 

En un call-center: Saber escuchar para servir

¿Tus amigos siempre te hablan para contarte sus problemas porque siempre sabes que decirles? ¿Entonces por qué no cobrar un buen dinero por hablar con gente sobre sus problemas y responder sus preguntas en un trabajo de Call center? 

Casi todas las grandes compañías usan Call centers (tanto en sus mismas instalaciones como en el otro lado del mundo) para ofrecer servicio al cliente y vender productos o servicios. Y aunque no todos los empleos de Call center son iguales, necesitarás tener estos talentos, sin importar donde trabajes. 

Lo que necesitas tener: 

· Actitud extrovertida y enérgica: Es un hecho, todos hemos tenido malas experiencias en servicio al cliente vía telefónica (algunos de nosotros hemos aventado los teléfonos como evidencia). Ahora recuerda esos momentos en que tuviste un buen servicio… ¿Recuerdas cómo sonreías después de que terminó la llamada, porque obtuviste exactamente lo que necesitabas? Esa es tu motivación. 

· Habilidades de escuchar y poner atención: Practica la escucha activa; no interrumpas clientes,  mejor atraelos. Asegúrate de entender lo que están pidiendo. Haz preguntas. Puedes tener libretos de donde leer, pero no seas un robot, ya que la conversación debe ser amena para ambos (y no les digas malas bromas). 

· Habilidades multi tareas: Si haz tratado de programar tu equipo de cable mientras comes y mandas mensajes con tus amigos (todo al mismo tiempo)  entonces no debe ser un problema el manejar distintas tareas en el trabajo. 

· Excelente capacidad de resolver problemas: Si un tren se dirige al oeste a 85 millas por hora y otro tren se dirige al este a 72 millas por hora, entonces cuanto tiempo pasa para que… Zzzz. Es broma, no necesitarás este tipo de resolución de problemas. Pero necesitaras pensar rápido y ser creativo para resolver los complejos problemas de los clientes. 

· Experiencia en computación: Deberás tener familiaridad con programas básicos (Windows, Excel, Word, etc.) y ser capaz de capturar datos rápido. La mayoría de los Call center tienen algún sistema para grabar la información de las llamadas.   

Cuenta con trabajar de 30 a 40 horas a la semana. Muchos call centers están abiertos 24 horas los 7 días de la semana, 365 días al año, dándote gran flexibilidad de horarios. Claro, eso también puede estar en tu contra. Si trabajas en un call center de una juguetería, prepárate para muchas llamadas desesperadas de padres de familia en navidad. 

Si eres alguien al que le gusta estar cómodo con tu vestimenta regular, los empleos de call center son una buena opción para ti. Probablemente diseñes tu propio guardarropa para el trabajo. Sólo viste algo cómodo (pero evita las pantuflas de conejitos). 

Finalmente, un call center puede ser un ambiente estresante e intenso en el que siempre es importante ser delicado y de bajo perfil. Debido a la naturaleza del trabajo, los descansos pueden ser muy estrictos. Pudieras aprender algunas técnicas de respiración y algunos ejercicios sencillos para hacer en tu escritorio o lugar de trabajo, donde las cosas se ponen frenéticas. Sólo recuerda, si tratas a los demás con el respeto que merecen, también serás respetado. 

Una cosa más: Asegúrate de llevar un peine contigo al call center si tienes una cita al salir de ahí. No quieres que te vean en público con “peinado de telefonista”.


Comments