205 cabriolet


Ejercicio de estilo único presentado en el salón de Barcelona de 1985, basado en el acabado xr.
No tenía barras antivuelco como el descapotable Pininfarina de Peugeot, tenía unas formas muy limpias, al carecer de ellos, aunque el color no fue el mas afortunado.
Los bajos estaban reforzados para aportar rigidez al conjunto y la capota quedaba guardada en un arcón cubierto del mismo color de la carrocería. El maletero quedaba muy reducido.

La ausencia de montantes hacia que en terreno irregular el coche sufriese de ciertas vibraciones, aunque en llano no se notaba ninguna diferencia con un 205 normal.



Comments