* DISERTACIÓN - CARLOS GARDEL - FOTOGRAFÍAS QUE REVELAN SU HISTORIA - Homenaje a 80 años de su desaparición física

Tema expuesto en el Museo Históríco Nacional el 24 de Junio de 2015

Carlos Gardel, fotografías que revelan su historia…

En primer lugar quisiera rendir un breve homenaje a los investigadores que me precedieron, sin los cuales mi propia investigación no hubiera sido posible: 

    El primero en poner en duda la difundida biografía francesa de Gardel fue Erasmo Silva Cabrera, AVLIS, quien halló la punta del ovillo que desmantelaría sus falsedades.

    Nelson Bayardo, se abocó a la tarea de ampliarla y documentarla con testimonios periodísticos.

    Eduardo Payssé González analizó la biografía gardeliana desde el punto de vista legal.

    Ricardo Ostuni otorgó imparcialidad a la investigación, ya que la comenzó convencido del francesismo de Gardel, pero la concluyó con la certeza de que el cantor era rioplatense.

    Luciano Londoño López, hizo una importantísima investigación sobre las partidas de defunción adulteradas de Gardel y las causas del accidente. Sus opiniones, siempre sostenidas por argumentos lo llevaron a expresar:

    "Es que los argumentos a favor de la tesis de que Gardel es uruguayo son contundentes. Lo del Gardel argentino ni siquiera se discute y lo del Gardel francés es una tesis que se va cayendo por su propio peso”.

    La labor de Horacio Loriente como historiador y coleccionista no necesita presentación. Distinguido por la Unesco que declaró “Memoria del Mundo” sus 800 discos originales de Carlos Gardel, se afilió sin duda alguna a la teoría de que el famoso cantante de tangos nació en Uruguay, diciendo:

    “Nació en 1884” y “No tengo dudas de que Gardel nació al norte de Uruguay”.

    Los libros y notas de estos pioneros me llevaron al hallazgo de muchos otros documentos que prueban la falsedad de la biografía francesa de Gardel, sin ellos mi investigación no hubiera sido posible.

    Tal vez mi más importante hallazgo haya sido descubrir, a través de la primera fotografía de infancia de Carlitos Gardel, que su primer grado lo cursó en la Escuela de Varones de 2º Grado Nº 27 de la calle Durazno 337, numeración antigua, del barrio Palermo de Montevideo.

    Esta fotografía que aquí ven, está expuesta en el Museo Casa de Carlos Gardel de Buenos Aires con una información falsa.

    Dicen: "El pequeño Carlos Gardel en 1897. Al inicio de sus estudios, con sus compañeros de la Escuela Superior de Niñas, ubicada en la calle Talcahuano 678, (actual escuela Nº 8 Nicolás Avellaneda)". Una falsedad repetida en castellano y en inglés.

    Este conocido documento fotográfico fue publicado en la “La Canción Moderna”, a un año de la muerte de Gardel, para ilustrar, entre otras, una presunta biografía del cantor relatada por Berta Gardes.    

     Ella misma identifica a Carlitos con un círculo.

    No hay especificación de escuela ni de ciudad.

    El epígrafe dice simplemente: “Una extraordinaria primicia: Carlitos Gardel rodeado de sus compañeros de escuela, en el año 1896, cuando tenía 6 años de edad.”

La fotografía aparece en dos números sucesivos de la revista con leyendas que dicen:

“Era el mejor alumno” y la semana siguiente... 

“Un grupo escolar en el que aparece Carlitos Gardel cuando cursaba el primer grado de la instrucción primaria….”

    Aquí vemos la fotografía completa de Carlitos, delante de su salón de Primer grado “C”, con 55 compañeritos VARONES. Pude acceder a ella gracias a la investigadora Guada Aballe, que tuvo la gentileza de enviármela completa.

No hay dudas de la autenticidad de la fotografía.

Presten atención a las características del edificio escolar...

Los 56 niños fueron instalados delante de una puerta central que tiene escrita en el marco la inscripción 1º C.

A través de los cristales de la puerta se observa otra abertura luminosa al fondo.

A la derecha hay un pasillo que da a otro patio en el que vemos una gran claraboya, algo muy característico de las casas uruguayas de la época.

A la izquierda de la foto hay una pared que avanza hacia el frente donde se ve la puerta de entrada a otra aula.-

    Aquí vemos lo diferente que era el modesto edificio de la foto de Carlitos al de la imponente escuela de NIÑAS en la que cursó primer grado “B” Charles Romuald.

    El primer registro perteneciente a Charles Romuald fue emitido en el año 1897 por la Escuela que acabamos de ver. Corresponde a 1º ”B”. El grado lo componían:

21 varones y 46 niñas, en tanto en la foto escolar de Gardel hay sólo alumnos varones

    Podemos afirmar con absoluta certeza que Carlitos Gardel cursó primer grado “C” en la Escuela No 27 de VARONES de Montevideo.

    En tanto Charles Romuald cursó primer grado “B”  en la Escuela Superior de NIÑAS de Buenos Aires.

    A continuación el Plano de la escuela No 27, hallado y autenticado por la museóloga María Hortiguera, muestra numerosas coincidencias edilicias con la fotografía escolar de Carlitos.

    En el Libro existente en Patrimonio Documental del Consejo de Educación Primaria de Montevideo, además del plano elementalmente simple, dibujado por la directora de la escuela, encontramos los antecedentes de la misma, donde se detallan las medidas exactas de salones y patios, lo que permitió corroborar las coincidencias entre el plano y la foto escolar a través de una proyección directa.

Como aquí no se puede mostrar más ampliada, fragmenté la proyección para que puedan ver mejor la coincidencia de las líneas que unen los lugares del plano con los de la fotografía:


Para determinar las similitudes se hizo una comparación directa entre la foto y una ampliación del plano con la cámara colocada a 8,20 m. del frente del aula.
Todas las líneas parten del lugar donde estaba colocada la cámara fotográfica:

1) La primera línea de la izquierda (verde) pasa por el borde la puerta del aula de la izquierda en el plano y en la foto.

 2) La segunda linea (roja) pasa por el otro borde la puerta.

3) La tercera línea (marrón) une en su trayecto los rincones de plano y foto.

4) La cuarta línea (azul), une las líneas correspondientes al borde izquierdo de la puerta del aula de Carlitos.

5) El plano nos ha permitido determinar, a través de la quinta línea (amarilla), que la imagen luminosa que vemos a través de la puerta principal pertenece a otra puerta que abre al segundo patio.

6) La sexta línea (azul) pasa por el borde izquierdo de la puerta, como todas las anteriores, en el plano y en la foto.

7) La séptima línea (roja) une los bordes del extremo de la pared del aula.

8) La octava línea (marrón) muestra la coincidencia con el comienzo del segundo patio.

9) La novena línea muestra, por proyección, el comienzo del pasillo.

     Esta proyección directa efectuada entre la fotografía y el plano, muestra 9 coincidencias edilicias.

      Podemos ver también las coincidencias en esta proyección en tres dimensiones realizada por el Maestro Bernardo Aguerre, que halló otros planos de mensura del mismo edificio.

    A continuación vemos una fotografía tomada en OTRO patio de la misma escuela de Durazno y Médanos a la que asistió Gardel, pero tomada 50 años después. Permite comprobar que el estilo de la edificación es el mismo.

    Como ya no sentaban a los niños en el piso, no era necesario cubrir los pisos con una alfombra, como en la foto de 1893.

    Este otro patio, contiguo a la entrada principal, era más grande, pero tenía una distribución similar, como podemos observarlo en el plano:

1 - Puerta de un aula a la izquierda del grupo.

2 - Puerta central detrás del grupo de alumnos.

3 - Pasillo a la derecha, que daba a la calle, entrada de Durazno 337. La puerta permanecía cerrada en horas de clase, por eso se ve a oscuras.

    Como si para entender que se trata del MISMO EDIFICIO en que vemos fotografiado al alumno Carlitos Gardel, no bastara la simple observación del plano escolar de la Escuela, como si no bastara comparar la fotografía tomada 50 años después en el mismo edificio escolar de la Calle Durazno, para determinar las similitudes edilicias, el análisis probabilístico del matemático Eduardo Cuitiño, agrega su testimonio contundente:

        La probabilidad de que la fotografía no corresponda a la escuela Nro 27 es de un 0.0123%.

        Por el contrario, la probabilidad de que sí corresponda a esa escuela es de: 99.987%.

    En cambio, la probabilidad de que la fotografía escolar de Gardel haya sido tomada en la escuela Nicolás Avellaneda de Buenos Aires es: 0 (CERO)

    No hay evidencia ninguna a favor.

 ----------------------------------------

    Por otra parte, la trayectoria escolar del hijo francés de Berta Gardes está perfectamente documentada por Guadalupe Aballe, pero debo aclarar que la investigadora adjudica erróneamente esa escolaridad al cantor Carlos Gardel.

    Existe un certificado de Charles Romuald Gardes emitido en el año 1897 por la Escuela Superior de Niñas de la calle Talcahuano 678.

    El niño no asiste a la escuela en 1898. Faltó todo un período escolar y se desconoce el motivo.

    Otro certificado fue emitido en el año 1899 por la escuela elemental Nº 2 del 6º Distrito del Consejo Nacional de Educación y acredita que Charles Romuald aprobó 2º grado.

Pero atención a la fecha de este certificado, porque fue solicitado un mes antes de que terminaran las clases, el 15 de noviembre de 1899. Berta Gardes ha debido tener alguna razón importante para solicitar este certificado con esa antelación.

    Vamos a detenernos un momento en este punto porque no existen registros acerca del paso de Charles Romuald por escuelas durante el año siguiente (1900) y la razón importa a los fines de determinar que Charles Romuald Gardes y Carlos Gardel fueron dos personas diferentes.

    El hecho de que Charles Romuald, a partir del 15 de noviembre de 1889 y hasta el 2 de abril de 1901 no hubiera asistido a la escuela, confirmaría que es cierto lo declarado por Berta Gardes al periodista Floreal Fermandez Raja, sobre una estadía en Francia, con su hijo, cuando éste tenía 10 años de edad. Precisó haber estado en una iglesia en L’Aubade.

    Berta siempre mezclaba a Carlos y Charles en sus relatos como si se tratara de la misma persona.

    Dice el cronista: Me miran los ojos de “mamá Berta”, a través de sus lágrimas. Una sonrisa tímida le sube a los labios y, de pronto, se apaga en una mueca donde está vivo, quemando, su dolor enorme. No podemos hablar ya (*) . Sé, empero, que en un pueblo próximo a Toulouse, Laubade, hay una pequeña iglesia, cuya virgen puso su belleza de eucaristía en los ojos maravillados del pequeño Carlos, de diez años entonces.” Berta no continuó hablando porque se dio cuenta de la inconveniencia de lo que estaba contando…

    Es muy coincidente que, a mitad del camino en la ruta normal de BORDEAUX a TOULOUSE, en AGEN, encontremos una plaza tradicionalmente llamada de l’aubade (alborada), donde los trovadores en la Edad media amanecían dando conciertos al aire libre. Berta perfectamente podría haber hecho un alto en este lugar e inclusive festejar allí el nuevo año con su familia. Y les digo por qué…

    Frente a la plaza se encuentra la iglesia llamada NOTRE DAME DU BOURG. Delante de la misma se continuó con la costumbre de dar "aubades" (serenatas al aire libre al alba) a la salida de misa el primer domingo de enero como forma de desear un buen año nuevo.

  Es impensable que al cronista se le ocurriera mencionar un lugar preciso como Laubade, a menos que Berta lo hubiera mencionado. Lo escribió mal, por eso nunca había podido ser definido el probable lugar del hecho. 

    No era un Año Nuevo más sino un cambio de siglo. El comienzo del siglo XX. No faltaron entonces los habituales agoreros anunciando el fin del mundo, razón más que poderosa para que Berta decidiera pasarlo con su familia.

    Como todos comprenderán, Charles Romuald Gardes tuvo ocasión de practicar en su propio país durante más de un año, la lengua francesa que había aprendido de niño. 

    Sabemos que Gardel, según testimonio de la misma Berta Gardes, no sabía hablar francés de niño ni estuvo en Francia hasta 1923, ocasión que facilitó que aprendiera algunas palabras.

 ------------------------------------------------

    Volviendo a la escolaridad de Charles Romuald Gardes, ya hemos visto el certificado escolar emitido antes de la finalización de clases y que no hay más constancias de escolaridad hasta abril de 1901, cuando ingresa al Colegio Pio IX, dos meses después de comenzadas las clases.

    Es decir que en 1899 deja la escuela un mes y medio antes de la finalización de clases, durante un año no asiste a la escuela y en 1901 ingresa nuevamente a 2º grado, como artesano, dos meses después de comenzadas las mismas. Tuvo que repetir el grado, algo natural en un niño que pasó casi un año y medio lejos de las aulas.

    Este espacio de tiempo de 17 meses fue lo suficientemente extenso como para que ese viaje a Francia de Berta con su hijo se realizara. Coincide, y no por casualidad, con el período en que los habitantes de Tacuarembó recuerdan haber visto y oído al Zorzalito cantando por Tacuarembó, Tambores y Paso de los Toros. Tanto Charles Romuald Gardes como Carlos Gardel estuvieron ausentes de Buenos Aires entre 1899 y 1901,

Volviendo a la fotografía del Colegio Pio IX, en ella Charles Romuald fue identificado por el maestro de imprenta y tipografía, coadjutor Carlos Conci, con guardapolvo blanco. Ampliando la fotografía vemos que ese niño no es Carlitos Gardel

     Pero si comparamos el retrato oval con la foto de Charles Romuald en el Pio IX, notaremos que, a pesar de las pequeñas deformaciones que pudieran tener las fotografías, hay muchas similitudes entre ambos rostros.

El cráneo dolicocéfalo, el pico de cabello en la frente, las proporciones del rostro, el tamaño y forma de la nariz. El labio inferior abultado, el mentón corto y el tamaño y forma de las orejas.

  Además, la descripción antropológica coincidente de los dos rostros, realizada por el perito forense licenciado Horacio Solla, técnico del Instituto Técnico Forense (Uruguay), indica que podría perfectamente tratarse del mismo niño:

presenta una cara de forma oval (Comas, 1976), barbilla fina (mentón), labios relativamente gruesos (Martin-Saller, 1957), nariz fina y algo pronunciada.”

  Presumo que la fotografía de la izquierda fue tomada en Francia. Si hubiera tenido un logo correspondiente a un estudio de Buenos Aires, no habría habido necesidad de ocultar el original. 

  

    En 1902 Charles Romuald está en 3er grado en la sección Estudiantes del Colegio Pio IXAquí vemos el Certificado de promoción del Colegio, Buenos Aires, emitido el 30 de diciembre de 1902.

    Este certificado confirma que, en la época, las clases finalizaban el 30 de diciembre.

    Confirma también que no se presentaba documentación alguna para inscribir a los niños, bastaba la palabra de quien lo inscribía, por eso supusieron que la grafía del apellido del niño francés se escribía con zeta final.

    Existe un segundo documento muy importante publicado también recientemente por Guada Aballe. Se trata de una solicitud de matrícula a nombre de “Carlos Gardes”, de fecha 28 de febrero de 1903, en la que el niño francés solicitaba ingresar a primer año preparatorio de la "Escuela Nacional de Comercio de la Capital".

    Es decir, UNA ESCUELA SECUNDARIA.

    Vemos aquí la ampliación de los datos y la firma.

    En el documento está especificado que el aspirante “Carlos Gardes”, de 12 años de edad, nacido en Tolosa (Francia), había cursado sus estudios anteriormente en el colegio “San Carlos” (Pio IX). Esta matrícula determina que TODA la escolaridad documentada en Buenos Aires perteneció AL MISMO NIÑO: el hijo francés de Berta Gardes. Por primera vez aparece una constancia de la edad del niño que cursó en ese colegio (este dato no aparecía en los archivos, lo que indujo erróneamente a algunos investigadores a suponer que el alumno que asistió a ese colegio fue Carlos Gardel.

    Carlos Gardel NUNCA fue alumno del Colegio Pio IX, de haberlo sido, se hubiera inscrito en los cursos optativos de banda, teatro o instrumentos musicales y lo hubieran recordado como niño cantor.

    Vemos en la solicitud que donde se pregunta el nombre del padre, dice: “B. Gardes, domiciliado en Uruguay 162, de profesión Litógrafo”. (Hay un evidente deseo de ocultar que B. Gardes era la madre, no el padre. La B podía significar Bernardo, Bautista, Benito, Bruno, Benjamín… Sabemos que la madre no era litógrafo, sino planchadora).

    Sabemos también que PAUL JEAN LASSERRE ejerció durante un corto tiempo la profesión de litógrafo. No sabemos si también ROMUALDO LÓPEZ ejerció ese oficio en la imprenta de los Escayola. Sólo sabemos que estaba empleado alli. De cualquier modo, quien le atribuyó ese oficio a su hipotético padre tuvo que haberlo sabido a través de su madre.

    Este documento podría tener una trascendente importancia, porque es muy probable que hubiera sido llenado por el niño francés Carlos Gardes y firmado también por él, con la finalidad de hacer creer a las autoridades de la escuela, que tenía padre conocido.

    Todo indica que conocía muy bien la información. El apellido está escrito correctamente, con ese final.

    No se trata de la letra de Berta Gardes ni la de Gardel, tampoco pudo corresponder a una persona del colegio, ya que hubiera incurrido en falsificación en el caso de firmar como si fuera el padre del niño. Solamente Charles Romuald Gardes pudo atreverse a inventar una firma paterna, porque contaba con la complicidad de su madre para hacerlo.

    

Esta solicitud, en mi opinión, es una muestra de la letra del niño francés, tal vez por eso lo escondió Defino.

    Sin su existencia resultaría creíble otro certificado escolar de 1904, presuntamente emitido por el Colegio San Estanislao, que funcionaba en la calle Tucumán 2646.

El certificado dice que el hijo de Berta egresó de allí con 10 puntos en todas las materias.

Hay dudas razonables sobre la autenticidad de este certificado, porque el alumno Gardes salió del Colegio Pio IX habiendo cursado hasta 3º grado, al año siguiente solicitó su ingreso a primer año de secundaria, pero no lo cursó, y sin que exista constancia alguna de que hubiera cursado 4º y 5º grados, aparece finalizando 6º grado de la escuela primaria, cuando un año antes había solicitado ingresar a la escuela secundaria. Sinceramente, no encuentro coherencia en esto…

------------------------------------------

Tenemos dos documentos que se contradicen entre sí.

El certificado de un alumno ejemplar que acaban de ver y un prontuario de 1904 cuya existencia, posiblemente fuera desconocida por Armando Defino, porque estaba en los archivos de la policía de La Plata.

    El Prontuario recién fue conocido en 1976, (después que Avlis publicara su primer libro) en la revista Nuevo Folletín, nº 3. Fue facilitado por la señora Ana Sturmer.
Vemos que el detenido es Carlos Gardez.

Las impresiones digitales allí estampadas son las del cantor Carlos Gardel.

A pesar de que dice llamarse Carlos Gardes y ser francés nacido en Tolosa, otras informaciones que constan en este prontuario no coinciden con la identidad del hijo de Berta.

Figura con una edad APARENTE de 14 años. Charles Romuald tenía 13. No tenía documentos que acreditaran su identidad. Gardel no podía decirse uruguayo indocumentado porque lo hubieran echado del país. Recurrió al artilugio de dar la identidad del francés, porque le convenía hacerse pasar por menor, para que el castigo fuera más leve.

Es extranjero. Su residencia: 13 años y 6 meses. Habría llegado al país en 1891, no en 1893(Charles Romuald llevaba 11 años y 6 meses de residencia en el país).

De la barba, imberbe. Gardel era casi lampiño, por eso nunca llevó bigotes, a pesar de lo mucho que se usaban, como testimonió Silvestre Otazú en sus crónicas sobre el mercado de Abasto.

Era bajito, menudo, de facciones aniñadas, podía perfectamente hacerse pasar por menor aunque tuviera 19 años.
En particularidades dice: lóbulo adherido.

Señas particulares. Cabeza y cuello: cicatriz al parecer parotídea der. a 1er de l.

Lo que vulgarmente llamaban FEITE.

Es detenido en Florencio Varela como “menor fugado” y entregado 5 días después a “su padre”. Sabemos que ninguno de los dos chicos tenía padre conocido.

 

    No parece posible que el estudiante que obtenía 10 puntos en todas las materias en el Colegio San Estanislao, fuera el tipógrafo que después de estar 5 días detenido en Florencio Varela, fue retirado de allí por SU PADRE.

Jovencito que, además, tenía un FEITE detrás de la oreja, que difícilmente hubiera podido corresponder a un niño de 13 años que llevaba tres educándose en colegios de curas.

De profesión, se dice tipógrafo. NO ESTUDIANTE y Gardel fue tipógrafo de “El Heraldo” de Buenos Aires, como atestiguó en 1933 a “El Diario”de Montevideo.

    Aquí vemos a Carlitos, cuando en la imprenta de El Diario recordaba que había sido parador de letras o tipógrafo en “El Heraldo” de Buenos Aires.

Esteban Capot testimonió que habían trabajado juntos en la imprenta de Cuneo y este periódico solamente se imprimió en esa imprenta durante los 8 meses transcurridos entre julio de 1904 y marzo de 1905, justamente dentro de la fecha en que el joven cantor fue detenido en Florencio Varela: 12 al 17 de septiembre de 1904.

Charles Romuald en ese momento, era estudiante pupilo en el San Estanislao.

 

    El certificado escolar de este colegio, constituye la última información documentada sobre Charles Romuald Gardes.

Nunca gestionó ningún documento a su nombre.

No se nacionalizó argentino cuando hubiera podido y debido hacerlo en 1911, al cumplir sus 21 años de edad, quedando de ese modo definitivamente liberado de sus compromisos militares con Francia. Es absurdo que se diga que temía ser declarado desertor 3 años antes de la guerra del 14.

El fallecimiento de Carlos Gardel nunca fue anotado en el acta de nacimiento de Charles Romuald Gardes porque no existe ninguna prueba concreta de que Charles Romuald y Carlos Gardel hubieran sido una misma persona.

----------------------------------------

    Algunas de las pruebas más contundentes de la falsedad de “La Historia Oficial” las da el propio Carlos en sus cartas privadas.

Los sostenedores de la biografía francesa NIEGAN que Berta haya venido al Río de la Plata ANTES de 1893.

Sin embargo, vemos en la revista Radiofilm, Julio de 1949, la reproducción del texto de una carta de Gardel a su apoderado, que brinda una información contundente.

"Cronistas de Radiofilm, en Julio de 1949, agradecen a “UN AMIGO GENTIL que “cedió, como una deferencia exclusiva, tan importante como extraordinario material....”

LAS CARTAS PRIVADAS DE GARDEL

“...dirigidas a su gran amigo de todas las horas, Don Armando Defino...”

    El cronista reproduce parte de una carta que Carlos le escribe a Defino desde Nueva York, hablándole de Berta, a la que como todo hijo adoptivo llama mamá o mamita. Se refiere a ella con palabras muy cariñosas y lo consulta sobre un proyecto de comprar una casa en Francia agregando:

“Claro que para comprar una casa ha de ser una bien “bacana”, en la Riviera, por ejemplo… ¡Qué dique y qué satisfacción para la vieja, vivir allí, entre “cambas”, volviendo a su patria todos los veranos, luego de haberse alejado sola y pobre de su tierra, cuando era más muchacha…!”

Al hablar de Berta, dice “volviendo a SU patria”, no a “nuestra patria…”

Dice:Luego de haberse alejado sola…de SU tierra” , no “de habernos alejado solos…de NUESTRA tierra”

Ese sola tampoco incluye a Charles Romuald Gardes, lo que indica que se está refiriendo a un PRIMER viaje de Berta Gardes SOLA, al Río de la Plata.

¿Pueden concebirse estas palabras de Carlos Gardel, volcadas en una carta íntima, como las de un hijo francés de Berta?

Pero como bien dicen: “Al mejor cazador se le escapa la liebre”.

Era el año 1949, Defino, después de 14 años de difundir la falsa biografía, confió en que la farsa estaba consolidada y entregó las cartas al periodismo, sin pensar que quedarían impresas palabras de Carlos que testimoniaban que Charles Romuald y él, eran dos personas diferentes. 

Volvamos a las fotografías mencionadas por Abel Alexander.

Existe una segunda fotografía infantil de Carlos Gardel que ofrece otra prueba contundente de la existencia de dos niños ligados a Berta Gardes.

En ella, el futuro cantor aparece tomado de la mano de Francisca Franchini, hija de Rosa Corrado de Franchini, con quienes supuestamente Gardel convivió durante 5 años, poco después de que Berta Gardes se instalara en Buenos Aires.

Se hizo un seguimiento minucioso de la trayectoria del estudio fotográfico, determinándose que el logo BH, de Benincasa Hnos que aparece en la fotografía de Carlitos con Francisca Franchini no fue utilizado por ese estudio después del año 1894.

Carlitos tendría 9 o 10 años en 1894. Charles Romuald Gardes apenas tenía 3.

Francisca Franchini tenía entre 11 y 12. Habría una diferencia de edad entre ambos niños de alrededor de un año o año y medio.

En 1895, el estudio comenzó a usar el logo Bartolomé Benincasa. El logo de 1895 que ven aquí es de una foto de un tío de mi marido que tenía unos 6 meses en ese momento. Está registrado en el censo de 1895 con esa edad.

Tenemos entonces el logo de Benincasa Hnos fue usado hasta 1894 y que en 1895, las fotografías ya eran entregadas con el logo Bartolomé Benincasa.

    Si comparamos las dos 2 fotografías infantiles de Carlos Gardel, la escolar y la del estudio Benincasa notaremos que hay una diferencia de 2 o 3 años, como mínimo, entre una y otra

Gardel tenía entre 6 y 7 años en la fotografía escolar. En la segunda fotografía está bastante más crecido, podría tener 9 o 10.

    Existe una tercera fotografía que ya vimos antes, entregada por Berta Gardes a la revista “La Cancion Moderna” afirmando que también era de Carlitos. Está un poco distorsionada porque fue tomada de costado.

El retrato oval de la derecha fue fotografiado del original por el coleccionista Hamlet Peluso y expuesto un tiempo muy corto en la casa de Jean Jaurés.

Avlis notó las diferencias fisonómicas entre la foto escolar de Gardel y este retrato oval, ambas mostradas como pertenecientes al mismo niño y las hizo analizar por un comisario de la Policía Federal Argentina llamado Juan Bautista Gaffuri, quien determinó que se trataba de dos niños diferentes.


Posteriormente, las fotografías fueron también analizadas por el Licenciado Horacio E. Solla, técnico del Instituto Técnico Forense (Uruguay), llegando a la misma conclusión: “SON DOS PERSONAS DIFERENTES”

Además de la desemejanza de labios, nariz, ojos y orejas, vemos una gran diferencia en la amplitud de la frente. Los cráneos también son diferentes: Dolicocéfalo el de Charles Romuald, braquicéfalo el de Gardel.

Para minimizar estas diferencias, el factótum de la suplantación, Armando Defino, no tuvo mejor idea que esconder o destruir la foto original, presumo que para ocultar que había sido tomada en un estudio francés, en ocasión del viaje de Berta con su hijo en 1900.

También hubo cómplices en la adulteración del retrato oval.

a) Copia de la foto original aparecida en “La canción Moderna” tomada por Hamlet Peluso.

b) Retrato perteneciente a Angel Olivieri. Muestra más cabello que la anterior y diferencias en el fondo.

c) Burdo dibujo con efecto espejo. La comisura izquierda de los labios del niño se ve más elevada que la derecha, como en Carlos Gardel. (Fue publicada en la página oficial del C.E.G.)

Este retrato oval adulterado de Charles Romuald Gardes que podemos ver en esta muestra aparece adjudicado a Gardel en casi todos los libros dedicados a la biografía gardeliana.

Encontré seis ovales diferentes

¡Qué curioso, verdad! La única supuesta fotografía de Gardel que sufrió modificaciones es justamente la fotografía que NO ERA DE CARLOS GARDEL sino del suplantado Charles Romuald Gardes.

A estas adulteraciones se sumaron FALSAS declaraciones de Berta, Defino, Guibourg y Ernié sobre el supuesto padre de Charles Romuald Gardes.

    A un año de la muerte de Carlos Gardel, para desvirtuar las sospechas que levantó el testamento, Armando Defino organiza una entrevista de la revista “La Canción Moderna” a Doña Berta Gardes, madre adoptiva del cantor, intentando bosquejar una suerte de “biografía” de Carlos fusionable con la de Charles Romuald. Declaraciones cuya lectura debe ser hecha atentamente, pues constituyen la médula de la teoría francesista que, paradojalmente, resultaron una pieza básica para calibrar su falsedad.

El 6 de junio de 1936, en La Canción Moderna, aparece el siguiente retrato con esta información:

Paul Gardes, padre de Carlos Gardel, y a quien éste casi puede decirse que no conoció, pues falleció a los pocos meses de su nacimiento”.


En 1977, 41 años después, La revista "Radiolandia" reprodujo la nota de "La Canción Moderna”, agregando una "Nota de redacción" en la que además de adosarle el nombre ROMUALDO a Paul Gardes decían que:

"El padre de Gardel, de nombre Paul Romualdo, era un militar francés. Con doña Bertha se habían querido mucho, (por eso ella, al nacer su hijo, le puso también el segundo nombre de su gran amor). Pero no pudieron casarse porque él ya era casado...

No faltaron los inventores de novelas, como Héctor Ernié, quien en 1990 publica un Número extraordinario titulado "CARLOS GARDEL - Edición Especial", donde menciona una carta enviada alguna vez al domicilio de una amiga en la que Berta mencionaba a Romualdo Paul Lasserre como padre de Charles Romuald... y agrega:

“Ese hombre no es otro que el comerciante Romualdo Paul Lasserre, comerciante acaudalado, joven, casado, con dos niños...”

Imagina después que al partir Berta de Francia hacia Buenos Aires con su hijo... “Tal vez, un visitante furtivo o estampa fantasmal en el muelle...” saludaría su partida y Berta, mientras el barco se alejaba, murmuraría:“Romualdo, Romualdo...”

    Lo cierto es que Paul Lasserre no se llamó Romualdo sino Paul Jean.

No fue comerciante acaudalado ni militar sino litógrafo, ladrón y proxeneta.

Nunca se casó con Berta ni reconoció al niño como suyo.

Era soltero en 1890, cuando Berta llegó a Toulouse embarazada de Romualdo López.

De acuerdo a la documentación existente en Francia publicada recientemente por la investigadora Chistianne Bricheteau me he enterado con asombro que el 9 de setiembre de 1892  Paul Lasserre fue condenado a 3 años de prisión por robo, en París, ciudad donde vivía, recobrando su libertad, condicional, recién el 12 de abril de 1894. Es decir, que estaba preso cuando Berta viajó por segunda vez al Plata en 1893.

Algo de lo dicho por Ernié era cierto... Era una presencia sólo fantasmal en el muelle porque el verdadero Paul Jean Lasserre estaba "en cana" en París.

    Armando Defino en "Carlos Gardel la verdad de una vida", pág. 208, adereza la historia diciendo: «Vino su padre a Buenos Aires a ofrecerles su nombre».

La afirmación también es FALSA

Lasserre falleció en 1921. Un par de años antes fue padre de una niña de su última concubina, a la que reconoció, llamada Fanny Lasserre.

No existe en el Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos ningún registro de entrada a Buenos Aires de este señor.

    Antes vimos la foto publicada en La Canción Moderna del supuesto Paul Gardes. Berta lo había matado en 1891/1892 pero Defino lo resucitó hacia 1920.

Su nombre real, Jean Paul Lasserre, fue revelado por Adela Blasco de Defino después de que Avlis presentara como padre de Gardel a Carlos Escayola.

A la derecha, vemos al mismo Paul Lasserre en una fotografía tomada en Bordeaux alrededor de 1900, cuando éste tendría unos 35 años de edad.

Al observarla con detenimiento noté que se trataba de la misma fotografía aparecida en "La Canción Moderna", pero SIN ADULTERAR.


El investigador Marcelo Martínez detalló los cambios hechos a la fotografía:

"Transformaron el mechón de pelo que le caía un poco sobre la frente en un pico similar al que tenía el niño Charles Romuald Gardes en la foto oval que le adjudicaron a Carlitos.

Le oscurecieron el pelo y los ojos para que cuaje como padre del morocho

Le quitaron las bolsitas de los ojos y las marcas de las comisuras para rejuvenecerlo.

Le cambiaron la ropa y le bajaron los hombros para que los tuviera caídos como Charles Romuald" y… 

¡Padre falso a la vista!

Miren qué igualitos los presuntos padre e hijo! Los dos con pico en la frente, los dos morochos, los dos con hombros caídos, los dos con el mismo marco… Los dos retratos enmarcados para la difusión mediática después de la muerte de Gardel.

---------------------------------------------------

A todas estas falsedades debemos sumarle las falsedades de la biografía francesa publicitada desde 1935 hasta hoy en libros, periódicos y en la página oficial del Museo Casa de Carlos Gardel de Jean Jaures 735, donde se afirma que cuando Berta y su hijo llegaron a Buenos los esperaban Anaïs Beaux, tolosana como Berta, y su compañero Fortunato Muñiz quienes la emplearon en su taller de planchado.

Aquí pueden ver que Anaïs Beaux no era tolosana sino nacida en Valence, Drôme... 

y que había llegado al país 20 años antes que Berta, en 1873, con sus padres y hermanos, lo que significa que si ya se conocían, ese conocimiento no pudo concretarse más que en el viaje anterior que Berta había hecho al Plata “pobre y sola cuando era más muchacha”, como decía Gardel en su carta a Defino

Fortunato Muñiz en 1895, aparece como empleado de la policía y viviendo en La Plata con su mujer Carolina Castagneto y 4 de sus hijos.

El famoso taller de planchado que siempre le adjudicaron a ambos, en el que le habrían dado trabajo a Berta cuando llegó a Buenos Aires en 1893, nunca existió.

---------------------------------------------------

Agreguemos que dos de los pilares sobre los que se sostuvo la versión del Gardel francés fueron:

a) Edmundo Guibourg, quien el día en que murió Gardel publicó una nota en Crítica confesando que no sabía "dónde habría nacido ese cantor tan típicamente local", pero más tarde cambió el libreto afirmando que Gardel hasta le había confesado que su padre se llamaba "Paul Lasserre, con dos eses y dos eres".

b) Esteban Capot, otro baluarte del francesismo de Gardel, que a tres días de la tragedia de Medellín, afirmó que su madre, Odalie Ducasse de Capot y él conocieron al pequeño Carlitos en Toulouse y viajaron a Buenos Aires en el mismo barco. Afirmación falaz ya que en el Centro de Estudios Migratorios latino Americanos figura el arribo de ambos a Buenos Aires en mayo de 1889, un año y medio antes de que naciera Charles Romuald Gardes.

En definitiva, de la difundida biografía francesa de Garlos Gardel no queda NADA en pie

 ---------------------------------------------------

La versión uruguaya dice que Charles Romuald fue el fruto de los amores de Berta con Romualdo López,  empleado de la imprenta de los Oliva donde se editaba "El Heraldo" de Tacuarembó. Versión que se ha ido fortaleciendo con la documentación aportada a través del tiempo por investigadores y familiares del cantor.

Aquí ven la firma de Romualdo López en una escritura.


 Aquí el parecido con María Lelia Oliva, su presunta madre biológica

 

Aquí la semejanza con su presunto abuelo materno. Los ojos, la nariz, las orejas, los pómulos son de un extraordinario parecido.


Y aquí esta imagen que muestra a Carlos Gardel y su primo hermano Clelio Oliva, hijo del que fuera director de la Imprenta de Carlos Escayola.

 ---------------------------------------------------

Finalmente, la única documentación legal que Gardel tuvo en vida...










 ---------------------------------------------------

    Habiendo quedado probada la falsedad de la biografía francesa y mientras sus defensores no ofrezcan una versión actualizada de la misma, que sea coherente con la documentación existente, Gardel es y seguirá siendo, como dicen sus documentos oficiales, Argentino naturalizado, nacido en Tacuarembó, Uruguay.

 ---------------------------------------------------

 Las fotografías existentes de la infancia de ambos niños no dejan lugar a dudas con respecto a sus respectivas existencias.

La identidad biológica de Gardel tendrá que determinarla de manera definitiva el ADN.

Comments