* ¿QUÉ FUE DEL FRANCÉS CHARLES ROMUALD GARDES?

Aún cuando no se sepa cuando y donde murió Charles Romuald Gardes, tengamos en cuenta que TODA la documentación sobre el niño desaparecido quedó en manos de Armando Defino y que sin conocer fecha y lugar de fallecimiento es prácticamente imposible determinar cual fue su fin. Siendo parte de una familia muy habituada a los viajes, pudo morir en el país o en el extranjero: en París, en Bordeaux, en Toulouse, en Albi, en Senegal, en Venezuela, o en Indochina, todos lugares ligados a su familia biológica. 
Sin embargo, adhiero a la opinión de Horacio Vazquez Rial:

"Seguramente se han ocupado de hacer desaparecer la partida de defunción de Charles Gardes, quien debe haber muerto de pequeño. Bueno, desapareció de Gardel todo lo que no convenía, al punto que su carpeta en la policía argentina quedó vacía”

Según Avlis, hacer desaparecer el acta de defunción del hijo de Berta de los archivos del Registro Civil “era un juego de niños” para Defino. 

Los archivos del Registro Civil de Buenos Aires están incompletos.

Hay pruebas de su existencia 

No hay dudas de que existió un niño llamado Charles Romuald Gardes, hijo natural de la planchadora francesa Marie Berthe Gardes, nacido el 11 de diciembre de 1890 en Toulouse. Así lo confirma su acta de nacimiento.

Tampoco hay dudas de que ese niño cursó toda su escolaridad en Buenos Aires.

Pero existen también dos retratos de infancia suyos, que prueban que no era el cantor Carlos Gardel:

1)  Retrato oval entregado por Berta Gardes a la revista “La Canción Moderna”, como si fuera de Carlitos Gardel. Dos antropólogos diferentes determinaron que se trataba de una persona diferente.

2)  Fotografía tomada en el patio de artesanos del colegio Pio IX, con sus compañeros de curso en 1901. Fue identificado por su maestro Carlos Conci. Carlitos Gardel, nunca asistió al Colegio Pio IX, en 1901 ya no tenía edad para estar en la escuela.

El antropólogo forense Horacio E. Solla determinó que había grandes coincidencias fisonómicas entre el niño del retrato oval y el identificado por el coadjutor Conci. 

¿Qué fue de Charles Romuald?

Si bien existen algunos documentos indubitables que acreditan la existencia de Charles Romuald Gardes entre 1897 y 1903, el hecho de que no exista un solo documento más que acredite su existencia después de 1904, cuando la documentación comenzada a ser una necesidad para él, justifica la presunción de su fallecimiento durante el transcurso de 1903.

Su desaparición pudo deberse a varias y diversas razones:

Así como Carlos Gardel fue en busca de sus orígenes después de los 14 años, y cambió su nombre más tarde, existe la posibilidad de que el francés Charles Romuald Gardes haya hecho lo mismo, dirigiéndose también a Tacuarembó. Pudo haber sido reconocido por Romualdo López, su padre biológico, o algún otro familiar a condición de que renegara de su apellido Gardes. Sabido es que el padre de Romualdo rechazaba a Berta Gardes. Estando en Uruguay pudo, igual que Carlos Gardel o los hijos de Manuela Bentos, haber realizado una auto inscripción a partir de 1917, con el apellido López o cualquier otro, con lo que se hubiera liberado de sus obligaciones militares para con Francia, ya que de tener necesidad de viajar a ese país, lo hubiera hecho con otra identidad.

Otra posibilidad es que haya ido en busca del apoyo de sus tíos y abuelos franceses, quienes estuvieron en Senegal. De haber muerto allí, difícilmente existirían constancias.

Pero la hipótesis que considero más probable es la de que murió en Buenos Aires en 1903, víctima de alguna de las muchas enfermedades infecciosas que, por condiciones de higiene precarias,  asolaban principalmente a los hacinados habitantes de los conventillos en la primera década del siglo XX: Sífilis, tuberculosis… (como Ceferino Namuncurá), escarlatina…, como Tomás Frangi, (ambos compañeros de dormitorio en el Pio IX), peritonitis… (como Amanda Beaux, hija de Anaïs), disentería, pulmonía, difteritis, tifus…, enfermedades que obligaron a los padres salesianos a enviar a los niños a sus casas durante la última semana de julio en 1901, para hacer una limpieza y desinfección del colegio…

Armando Defino, un inescrupuloso aspirante a heredero

Armando Defino, artífice del fraude del Gardel francés, necesitaba asegurarse de que no aparecieran constancias de la muerte del hijo de Berta para poder concretar la sustitución por el cantor sin riesgos. Relacionado como estaba con personas de los tribunales y del Registro Civil, no ha de haberle sido difícil hacer eliminar las constancias de la muerte del niño francés, gracias a los buenos oficios de alguno de sus empleados, bien pago con el dinero heredado por Berta, habiéndose asegurado la continuidad del manejo de sus bienes con un testamento ológrafo falseado.

Se ha comprobado que Armando Defino carecía de prejuicios a la hora de fraguar, adulterar, manipular o hacer desaparecer documentación. Es muy sugestivo que hayan desaparecido del censo de 1895, los archivos de quienes habitaban la casa de Uruguay 162, así como registros de migraciones, prontuarios, documentos de los archivos de la Policía Federal, fotografías, cartas, etc. 

No es aventurado suponer también que  Defino pudo haber falsificado luego el Certificado del Colegio San Estanislao, para justificarle al niño francés un año más de vida, e inventara una huida a Montevideo después de los 14 años, para tratar de impedir que se relacionara a Carlos Gardel con “un tal “Carlitos” o “Pive Carlitos”, o con apellidos como Garderes existentes en el prontuario de Carlos Gardel de 1913, que podrían probar que siendo mayor de edad entre 1905 y 1907, había estado preso por “reincidente” en Ushuaia durante un breve período de tiempo.

Una sugestiva solicitud y una carrera trunca

La investigadora Guada Aballe, ha publicado dos documentos muy valiosos correspondientes a la escolaridad de Charles Romuald Gardes.

Uno de ellos es un Certificado de promoción de  “Carlos Gardez” (Charles Romuald) que dice:

"Buenos Aires, diciembre 30 de 1902".
El que suscribe, Director del Colegio Pío IX de Artes y Oficios certifica:
Que el señor don Carlos Gardez (con zeta final) ha cursado tercer grado según los programas oficiales en este Instituto, observando intachable conducta y quedando aprobado en los exámenes de fin de curso.
Esteban Pagliere.”


Este documento es una prueba indubitable de que el hijo de Berta finalizó sus estudios en el Colegio Pio IX en 1902. Sabemos que no volvió a ese colegio.

El segundo documento publicado por Guada Aballe, es una solicitud de matrícula a nombre de “Carlos Gardes” (ahora correctamente escrito con la “letra ese” final), de fecha 28 de febrero de 1903, en la que el niño francés solicitaba ingresar a primer año preparatorio de la "Escuela Nacional de Comercio de la Capital".

Las diferencias en la grafía del apellido existentes en el Pio IX se deben a que en la época, no se presentaba documentación alguna para inscribir a los niños, bastaba con la palabra de quien lo inscribía, razón por la cual estos certificados no certifican la identidad biológica del niño inscrito.


En él está especificado que el aspirante “Carlos Gardes” (Charles Romuald), de 12 años de edad, nacido en Tolosa (Francia), había cursado sus estudios anteriormente en el colegio “San Carlos” (Pio IX). Esta matrícula determina que TODA la escolaridad documentada en Buenos Aires perteneció AL MISMO NIÑO: el hijo francés de Berta Gardes. Por primera vez aparece una constancia de la edad que tenía el niño que cursó su escolaridad en ese colegio (este dato no aparecía en los archivos del colegio, lo que indujo erróneamente a algunos investigadores a suponer que hubiera podido tratarse de Carlos Gardel).

Donde se pregunta el nombre del padre, dice: “B. Gardes, domiciliado en Uruguay 162, de profesión Litógrafo”. (Hay un evidente deseo de ocultar que B. Gardes era la madre, no el padre. Sabemos que la madre no era litógrafo, sino planchadora)

Sabemos también que quien ejerció durante un corto tiempo la profesión de litógrafo fue PAUL JEAN LASSERRE, cuyo retrato trucado fue entregado a “La Canción Moderna”, haciéndolo aparecer como padre de Carlos Gardel.

Este documento podría tener una trascendente importancia, porque es dable suponer que hubiera podido ser llenado por el niño Carlos Gardes y firmado también por él, con la finalidad de hacer creer a las autoridades de la escuela, que había sido llenado por su padre.

Sabemos que no se trata de la letra de Berta Gardes, ni pudo corresponder a una persona del colegio, ya que hubiera incurrido en falsificación en el caso de firmar como si fuera el padre del niño. Solamente el niño Gardes pudo atreverse a inventar una firma paterna, porque debía contar con la complicidad de su madre para hacerlo. El hecho de que este documento permaneciera en poder de Berta Gardes podría significar que nunca fue presentado en el Colegio. Que lo haya conservado podría significar que constituía un recuerdo muy querido de su hijo


Algo es evidente: la letra que vemos no es la de Carlos Gardel.

El documento entonces podría considerarse una constancia más de la existencia de dos niños ligados a Berta Gardes


Formación de un Perito Mercantil

La "Escuela Nacional de Comercio de la Capital" fue fundada en el año 1890 y funcionaba en la calle Alsina 1552, a 5 cuadras del domicilio que ocupaba Berta Gardes, en la calle Uruguay 162. Hoy es la prestigiosa escuela Carlos Pellegrini.

La investigadora Guada Aballe informa que, para ingresar a los cursos preparatorios era preciso tener doce años de edad, presentar un certificado de buena conducta suscripto por dos personas conocidas y rendir un examen que comprendía lectura, escritura, aritmética, números enteros, quebrados, decimales, gramática castellana, las partes de la oración, ortografía práctica y geografía.

Se realizaba un curso preparatorio de dos años de duración, finalizados éstos y ya con 14 años cumplidos, había que cursar tres años más de estudios comerciales. Si aprobaban estos tres últimos años egresaban como Peritos Mercantiles. (“Niños del ayer”, pág.122 a 124)

Se trataba , en suma, de una escuela de estudios secundarios.


No se conocen constancias de que el niño hubiese cursado o finalizado ese primer año preparatorio en 1903. 

Existe en cambio un certificado de 1904, correspondiente a sexto grado de escolaridad PRIMARIA, del Colegio San Estanislao, perteneciente a Carlos Gardés, en el que figura clasificado con 10 puntos en todas las materias.

Es muy probable que este certificado sea apócrifo, ya que es insólito y contradictorio que habiendo solicitado Charles Romuald el ingreso a PRIMER AÑO PREPARATORIO DE ENSEÑANZA SECUNDARIA, no existan constancias de que lo haya cursado y que además, ese aspirante haya CONCLUÍDO UN SEXTO GRADO DE ENSEÑANZA PRIMARIA, UN AÑO DESPUÉS.

Pero además, es absurdo que en 1904 se presente un certificado de 6º grado de la escuela primaria cuando Charles Romuald Gardes solamente tenía aprobado 3er grado en 1902.
No existe certificado ni justificación alguna que permita suponer que el niño francés aprobó los exámenes correspondientes a 4º y 5º grado.

Una vocación definida 

Que Charles Romuald haya solicitado ingresar a primer año preparatorio de la "Escuela Nacional de Comercio de la Capital", indica que había elegido la profesión que deseaba ejercer en el futuro: Contador Público, Perito Mercantil o Licenciado en Ciencias Comerciales.

Por esa razón, no resulta razonable pensar que un niño que siempre se caracterizó por su buen rendimiento en el estudio, SE INSCRIBIERA -UN AÑO DESPUÉS DE HABER SOLICITADO EL INGRESO A UNA ESCUELA SECUNDARIA-.EN UN SEXTO GRADO DE ENSEÑANZA PRIMARIA 

Menos lógico aún sería pensar que en el caso de haber cursado ese primer año de enseñanza secundaria, hubiera decidido al año siguiente retroceder a la enseñanza primaria, en una escuela mucho más lejana de su domicilio.

Que no existan más constancias de estudio de un niño que tuvo muy buen rendimiento escolar y que al anotarse en la “Escuela Nacional de Comercio de la Capital”, demostró que tenía la intención de adquirir una profesión, alienta la presunción de que en 1903 Charles Romuald Gardes hubiera muerto, sin poder concluir el primer año preparatorio en el colegio en el que solicitó ser matriculado.

Puede conjeturarse que una enfermedad hubiera podido impedirle cursar este año, pero tampoco resulta razonable que habiendo decidido en 1903 encarar una educación secundaria y concluido supuestamente un año después su escolaridad en el San Estanislao, con un rendimiento escolar tan excepcional que le permitió obtener 10 puntos en todas las materias, haya decidido en 1905 abandonar definitivamente sus estudios. 

Cabe presumir que el certificado del San Estanislao fue falsificado por Armando Defino y tuvo como finalidad esconder el verdadero año de fallecimiento de este niño.

De hecho, esta solicitud de ingreso a la Escuela de Comercio se mantuvo escondido hasta que Guadalupe Aballe y Juan Carlos Esteban lo publicaron en la página Gardel Web el 9 de Junio de 2008. ¿Por qué no lo mostraron Berta ni Defino en 1936, cuando la entrevista de "La Canción Moderna", siendo que este documento era una prueba determinante de la existencia de Charles Romuald Gardes viviendo con su madre en Uruguay 162 en 1903?

¿Acaso consideraron que todavía no habían sido eliminadas todas las pruebas de su defunción?


Un rastro que se pierde… 

No hay rastros de la trayectoria de Charles Romuald Gardes a partir de 1903 o de un hipotético 1904. Su destino permanece en la bruma.

Nunca se presentó en el Consulado Francés en Buenos Aires para revalidar, mediante el visado de rigor, su documentación francesa originaria; lo cual debió haber hecho antes del 11 de diciembre de 1911 (No es posible que entonces le temiera a la guerra de 1914). Tampoco se nacionalizó argentino, no renunció definitivamente a su nacionalidad francesa para quedar libre de obligaciones militares para con Francia, ni acató la ley de reclutamiento de 1912, en resumen, se comportó como se comporta un muerto.

Allá en Toulouse, el espacio dedicado a anotar los decesos en su acta de nacimiento, permanece vacío...

En el acta de nacimiento de Charles Romuald Gardes existente en Toulouse nunca fue asentado el fallecimiento de Carlos Gardel como ciudadano francés.

La persona que falleció el 24 de junio de 1935 en Medellín era Carlos Gardel, uruguayo, nacido en Tacuarembó en 1887, ciudadano argentino naturalizado.

El investigador francés Georges Galopa, vicepresidente de la asociación Carlos Gardel de Toulouse, al ser consultado por la razón que impedía que la defunción de Carlos Gardel fuera asentada en el acta de nacimiento de Charles Romuald Gardes,  informó:

"En 1935 Carlos Gardel tenía la nacionalidad Argentina y no la nacionalidad FrancesaEntonces, la mención de su fallecimiento no pudo y nunca podrá ser de competencia francesa, a menos que se demuestre de manera fehaciente que se trataba del ciudadano francés Charles Romuald Gardes.

Agrega: “La justicia francesa no es tan complaciente como la argentina y la uruguaya. En Francia los reglamentos se cumplen y resultaría imposible inscribir el deceso de Carlos Gardel en el acta de Charles Romuald Gardes por falta de probanzas que acrediten que Carlos Gardel y Charles Romuald Gardes fueron una misma persona.”

¿Por qué rechazan la realización de un ADM para acabar con las dudas?


Conclusión:

Si bien desconocemos qué paso con Charles Romuald Gardes, sabemos que Francia tampoco sabe qué pasó con él y que, además, no lo reconoce como la persona que murió en Medellín con otro nombre, otra edad, otros padres y otra nacionalidad.

 

Comments