* GARDEL Y LA FARSA DE ESTEBAN CAPOT - Por Martina Iñiguez

 Actualización, 26 de febrero de 2012

 

Esteban Capot, testigo clave de la orientalidad de Gardel

 

Dijo Nelson Bayardo, primer investigador que supo desentrañar la falsedad de Esteban Capot y la importancia de sus declaraciones como prueba de la orientalidad de Gardel:

 

“Lo escrito y publicado carece de retroceso: por ello, la faz documental escrita constituye la demolición total de la farsa instrumentada en el llamado “testamento”, al identificar a Gardel con el francés Charles Romuald Gardes.”

 

El pasado no se puede cambiar,  tiene peso, deja huellas.

Todavía hoy, ante ciertos documentos, lo vemos en toda su inmodificable dimensión.

Las manifestaciones de testigos directos de la vida de Gardel publicadas en el pasado en revistas y diarios no tienen retroceso, están ahí con su irreversible testimonio. Hayan sido veraces o no, dejan ver claramente, a través de sus contradicciones, la verdad que quisieron esconder:

Que hubo un FRAUDE, una suplantación de identidad que permitió a Armando Defino estafar al fisco argentino y seguir manejando la herencia de Gardel después de su muerte.

  

ºººººººººººººººººººººººººººººº

 

¿Por qué mintió Esteban Capot?

 

¿Acaso Armando Defino lo impulsó a contar públicamente, a dos días de la tragedia de Medellín,  una falsa biografía del cantor al diario Crítica?

 

Un año después, esa biografía fue modificada por la misma Berta Gardes en la nota aparecida en “La Canción Moderna”, junio de 1936.

 

¿Desconocían Capot y Defino la verdadera biografía de Gardel, o desconocían la de Charles Romuald Gardes?

 

Quien fuera elegido para testimoniar el falso francesismo de Gardel, terminó probando que jamás conoció a Charles Romuald Gardes, verdadero hijo francés de Berta Gardes nacido en 1890. Su testimonio en cambio, paradojalmente, prueba la existencia de otro niño uruguayo e indocumentado ligado a Berta Gardes, que fue quien en 1920 adquirió voluntariamente su propia identidad bajo el nombre de Carlos Gardel.

 

 

Esteban Cirilo Capot, nació en el pueblo francés sureño de Nerac, en el mes de enero de 1882. Según Nelson Bayardo, Gardel le dedicó, en 1917, una fotografía con la siguiente dedicatoria: "Al querido amigo de la infancia". (Me sorprende que esa supuesta postal no haya sino nunca reproducida)


Hijo de Odalie Ducasse de Capot, tenía casi 9 años más que Charles Romuald Gardes, el hijo francés de Berta Gardes, nacido el 10 de diciembre de 1890.
Sus declaraciones siempre tendieron a enlazar al niño nacido en Toulouse con el cantor del Abasto, tal vez por su amistad con Armando Defino y por el afecto que sentía hacia Berta Gardes, a quien decía considerar una segunda madre.

 

Esteban Capot mintió al afirmar, en entrevistas realizadas por el diario Crítica, Bs. As. 28.6.35 y la revista Platea, 1.07.1960:
 

1)    Que conoció a Gardel en Toulouse, cuando éste tenía sólo 3 años de vida.

 

2)    Que él y su madre vivieron con Berta y Charles, en la misma casa.

 

3)   Que viajaron a Buenos Aires en el mismo barco.

 

4)    Que en el momento de realizar el viaje, él tenía 9 años y Carlitos 5,  lo que implica que habrían vivido juntos en Toulouse dos años.

 

5)    Que Berta trabajaba entonces en el taller de modista que su madre tenía en Toulouse.

 

6)    Que Gardel no conoció Montevideo hasta los 20 años.

 

7)   En entrevista realizada por la Revista Platea 25 años después, reitera sus dichos e insiste en afirmar que Carlitos tenía 4 años menos que él, basándose en su conocimiento de la edad que el cantor confesó en su documento uruguayo. Afirma entonces que llegaron a Buenos Aires en 1891.
 
Nunca se presentó una sola prueba documental que consolidara esta versión.
 
 

¿Cuál es la verdad?

 

1)   Que Capot y su madre llegaron a Buenos Aires en el Vapor Córdoba desde Burdeos el 15 de mayo de 1889, donde figuran como:
Capet Odalie, francesa, de 27 años de edad, costurera, católica y Capet Stephan, de 7 años de edad, católico
.

Imposible entonces que haya conocido a Charles Romuald Gardes un año y medio antes de que naciera.

 

2)    Berta nunca vivió con Odalie Ducasse en Toulouse.

Jeanne Pétronille Gardes , hermana de Vital Gardes, padre de Berta, y su marido Marius Barrat, Administrador de Hospitales de Toulouse, tomaron a la joven Berta bajo su protección y la alojaron en su casa de la calle 4 rue du Canon D’Arcole de esa ciudad hasta el alumbramiento.
  

3)   Es falso también que viajaron de Toulouse a Buenos Aires en el mismo barco.

 

4)    Es evidente que Capot, cuando murió Gardel, no sabía que Charles Romuald Gardes  había nacido en 1890, menciona una diferencia de edad de 4 años, acomodando sus dichos al año de nacimiento que el cantor declaró en sus documentos oficiales: 1887, en los que se había quitado 3 años. ¿No sabía restar? 

Charles Romuald Gardes tenía 2 años y tres meses cuando viajó a Buenos Aires con su madre. Si Capot lo hubiera conocido dos años antes en Toulouse, el hijo de Berta hubiera tenido pocos días de vida. (Solamente teniendo edades cercanas podían ser "amigos de la infancia". Capot nacido en enero de 1882, Gardel nacido entre 1883 y 1884no tendrían más de dos años de diferencia de edad).
 
5)   Berta no pudo trabajar en un taller de Odalie que nunca existió. 
 
6)  Un año después de la entrevista de Crítica, en declaraciones hechas a la revista La Canción Moderna Berta Gardes contradijo la versión de Capor diciendo que Carlitos se fue a Montevideo a los 14 años.
   
7)    ¿Cómo pudieron Esteban Capot y su madre conocer a Charles Romuald Gardes en Toulouse, habiendo viajado a Buenos Aires un año y medio ANTES que ellos?
Capot evidencia no haber conocido NUNCA al niño francés, hijo de Berta Gardes, con el que tenía una diferencia de edad de 9 años.

 

ºººººººººººººººººººººººººººººº

El periodista de "Crítica", por imposición o ligereza, agregó textualmente  frases como las que siguen:

 
- "Capot nos documentó cada una de sus declaraciones..."
- "El relato de Capot impresiona por la limpieza de sus caracteres..."
- "... su memoria como un film..."
 
¿Acaso el periodista de Crítica tampoco sabía restar?
¿Y qué decir de los que hicieron caudal de este reportaje para demostrar el francesismo de Gardel?
Porque es admisible y entendible que para el grueso del público  estos dislates difíciles de equiparar del reportaje a Capot, puedan pasar inadvertidos ya que, obviamente, no se le puede exigir reparen en las fechas manejadas. 

Pero no es admisible que los conocidos como expertos gardelianos no sólo no hayan reparado en las enormidades vertidas, sino que incluso hayan tomado este disparatario como base para demostrar que Gardel era francés.

 
ºººººººººººººººººººººººººººººº
 
En su afán de convertir a Gardel en Francés, a tres días de su muerte, Esteban Capot, íntimo amigo de Armando Defino, entrevistado por "Crítica", afirma haber conocido a Gardel en Toulouse y agrega que el cantor "no pisó tierra uruguaya" hasta después de los 20 años, en franca contradicción con lo afirmado por Berta Gardes a "La Canción Moderna" un año más tarde.
 
 
Durante años se utilizaron los dichos de Capot como "prueba" del francesismo del cantor.
 
Si era realmente francés, ¿por qué salir tan apresuradamente a difundir una FALSA biografía?
 
Capot afirmó que su madre: Odalie Ducasse de Capot, había conocido a Berta cuando Carlitos tenía tres años y que habían viajado juntos teniendo Carlitos 5 años y él 9. (Capot era nacido el 2 de enero de 1882, tenía casi 9 años más que el niño francés Charles Romuald Gardes, no es posible ser un amigo "de la infancia" con esa diferencia de edades.)
Tomemos algunos fragmentos de los dichos de Esteban Capot aparecidos en:
Crítica, Bs. As. 28.6.35
*Entre paréntesis, datos agregados por mí.

“Carlitos nació en Tolosa, fue un niño muy vivaracho. Mi madre, Odalie Ducasse de Capot, luego de perder a su esposo, y teniendo yo unos siete años se fue a vivir a Tolosa, en procura de un campo más propicio para explotar su habilidad de modista.
En Tolosa, mi mamá conoció a la madre de Carlitos, cuando éste sólo llegaba a los tres años de edad.Buenas mujeres las dos, amantes cariñosas de sus únicos hijos, se hicieron muy amigas, más, llegaron a ser inseparables. Habitábamos la misma casa, y mi obligado compañero de juegos era Carlos.

(*Notemos que Capot habla de una diferencia de edad entre él y Carlitos de cuatro años con la que seguirá insistiendo)

“Llegaban en ese entonces – continúa diciéndonos Capot – noticia de la hospitalidad de América, de su facilidad para conquistar sólidas posiciones, de la cordialidad de sus habitantes. Mi madre y doña Berta, que se sentían embelesadas por estas narraciones de prosperidad, con los pocos ahorros que contaban, decidieron cruzar el océano.
Cuando yo tenía nueve años y Carlitos cinco, nos embarcamos con destino a Buenos Aires
.”
(*Recordemos que Charles Romuald Gardes llegó a Bs As. con dos años y tres meses de edad en 1893)
“Vinimos en tercera como inmigrantes. Lamento no recordar el nombre del barco, pero si tengo grabada en la memoria la modestia de nuestra existencia a bordo.

- ¿Pero antes de venir a Buenos Aires estuvieron en Montevideo?

- No señor. De Francia aquí, no bajamos en ningún otro puerto.

- Sin embargo se decía....

Voy a ser más preciso. Puedo asegurar a Crítica – ya que ustedes se refieren a ciertas versiones que circulan en el vecino país – que Carlos Gardel, el astro máximo de la canción criolla, no pisó tierra uruguaya hasta después de los veinte años. Más todavía, no conoció Montevideo sino acompañado por Razzano, cuando formaban aquel dúo inolvidable.”
 (* Recordemos que Berta declaró a “La Canción Moderna” que Carlitos se había ido a Montevideo (a los 14 años según la biografía oficial) y que hasta 1910 no volvió a tener noticias de él, agregando que, cuando se mudó de la casa donde había vivido con él, comenzó a perder la esperanza de volver a encontrarlo.) 
 
¿Por qué tanto miedo de que se supiera que las andanzas del cantor por Uruguay eran muy anteriores a sus 20 años de edad?

Armando Defino participó activamente de la difusión de estas falsedades a través del diario Crítica.
 
 
 Crítica, 28 de junio de 1935
 
LA POSTERIOR "VERSIÓN CORREGIDA" DE ESTEBAN CAPOT
 

¿Cuál fue la respuesta de los “expertos gardelianos” francesistas, ante la falsedad de Capot denunciada por Nelson Bayardo?

 

Muy simple: reescribieron la versión de Capot acomodándola a la falsa “historia oficial”.

 

En 1994, en su libro “Carlos Gardel no es un mito”, Tito Li Cause, pone en boca de Esteban Capot el siguiente testimonio modificado:  

 

“Yo, como Carlitos, nací en Toulouse. Mi madre y la madre de él, que también era de Toulouse, eran de la misma edad; a partir del momento en que se conocieron nació entre ellas una entrañable amistad.
Cuando la señora Berta fue a vivir a mi casa, Carlitos estaba a mi cuidado. Tenía él entonces tres días de vida
. (Recordemos que Capot dijo que cuando lo conoció, Carlitos “sólo llegaba a los 3 años de edad”) El cuidado de Carlitos estaba a mi cargo, mientras la señora Berta trabajaba en el taller de modista que mi madre había instalado en una habitación de la casa.
Para mí era realmente un placer estar al lado de Carlitos velando su sueño o jugando con él, como si fuera mi hermanito menor. Yo he vivido una niñez muy feliz cuidando a Carlitos en su infancia.
Me sentí muy triste el día que mi madre me dijo: - Esteban, vístete bien, que iremos a despedir a Berta y a Carlitos.
- ¿a dónde van...?
- se van a Bordeaux – respondió mi madre con un dejo de preocupación y una esperanza oculta que yo por mis pocos años, no podía acertar.
Mientras me vestía, sentía que un montón de lágrimas empañaban mis ojos. Con esa angustia en el alma, acompañé a mi madre a la estación del tren para despedir, ella, a su más grande amiga y yo, a mi hermanito menor. Cuando mi madre vio que mi cara estaba mojada por las lágrimas, tratando de consolarme, me dijo mientras me besaba:
- ya pronto..., muy pronto nosotros también seguiremos el mismo camino y nos reuniremos con ellos.
En una carta que Berta le escribió a mi madre a poco de llegar a la capital argentina, le hacía saber el cariñoso recibimiento con que fue recibida por Anaïs, su esposo y el grupo de amigos que fue a esperarla a su arribo…"

 

Li Causi toma datos de aquí y de allá y conforma lo que puede considerarse una antología de la incongruencia. Adultera alegremente el testimonio de Esteban Capot, diciendo:

 

“Un año más tarde, mi madre y yo, llegábamos a Buenos Aires. En los primeros tiempos, mi madre trabajó en el taller de Anaïs.

Casi un año después, mi madre, con la ayuda de don Fortunato, y de su esposa, instaló una “casa de alta costura”, en la calle Uruguay y Cangallo (hoy Pte. Juan Domingo Perón).

… “Es menester dar gracias a Dios por haber iluminado a doña Berta y a mi madre el corazón. Y es así, como desde 1893  doña Berta, Carlitos, la señora Anaïs Beaux, su esposo Fortunato, mi madre y yo, formamos una familia unida en amistad, por un entrañable afecto fraternal. Todos cuidaron a mi madre cuando enfermó de gravedad, y todos lloraron cuando el 10 de mayo de 1934, murió en brazos de doña Berta.”

 

Con total desfachatez, Li Causi  cambió 3 años por 3 días… (a pesar de que Charles Romuald no nació en la casa de Odalie Capot, sino en el Hospicio de La Grave donde siguió internado con su mamá hasta cumplir los 15 días de vida).

Cambió un viaje compartido “en la panza de un buque” por una despedida en “la estación del tren”, que bastaba para “probar” que se habían conocido en Toulouse. Total, de los viajes en tren de Toulouse a Bordeaux no había registros…

Informar del “cariñoso recibimiento con que fue recibida por Anaïs, su esposo y el grupo de amigos que fue a esperarla a su arribo…", redondeaba la falsa historieta francesista.

 

A pesar de no contar con ningún respaldo documental, esta falseada versión es tomada como cierta y reproducida por Anastasio Hernández en el libro "Vida y obra de Carlos Gardel", y por los Sres Julián y Osvaldo Barsky en su libro "Gardel, la biografía", pág. 36.

 

Me pregunto con qué autoridad afirman estos autores que “Sobre este tema ( el origen de Gardel)  nada puede superar la desbocada fantasía del periodista Erasmo Silva Cabrera (“Avlis”), que fue continuada y acrecentada por Nelson Bayardo y Eduardo Payssé González”, cuando aceptaron con tanta ligereza la desbocada fantasía de Berta Gardes, Armando Defino, Edmundo Guibourg, Esteban Capot y Tito Li Causi juntos?

 
ºººººººººººººººººººººººººººººº
 
Los datos del arribo de Odalie y Esteban Capot fueron buscados infructuosamente por diversos investigadores durante muchos años.

Afortunadamente, los registros digitalizados permiten una búsqueda muy rápida y efectiva, así fue que indagando por el poco común nombre de Odalie encontré que:
En la base de datos de C.E.M.L.A. (Centro de Estudios Migratorios Latinoamericanos), llegados a Buenos Aires en el Vapor Córdoba desde Burdeos el 15 de mayo de 1889, figuran:
Capet Odalie, francesa, de 27 años de edad, costurera, católica y Capet Stephan, de 7 años de edad, católico।
 
Comprobante ampliado:
 
 
A pesar de que las contradicciones de Capot en sus declaraciones a la prensa, hacían sospechar su mendacidad, un error en el apellido permitió que su falsa declaración no fuera confirmada durante mucho tiempo.
 
Resumiendo, Odalie Ducasse de Capot y su hijo Esteban dejaron Toulouse un año y medio antes de que naciera Charles Romuald Gardes, lo que hace imposible que Capot haya conocido allí a ese niño.  
 
ººººººººººººººººººººººººººº
 
INCOMPRENSIBLE SILENCIO DE LOS BIÓGRAFOS FRANCESISTAS
 

¿Cuál es la explicación, para que noticias NOTORIAMENTE FALSAS que han tenido tan amplia difusión, nada menos que en la patria artística del cantor, no hayan merecido por lo menos un intento de justificación ante la situación planteada, de parte de los investigadores del Centro de Estudios Gardelianos y de otros renombrados biógrafos e historiadores gardelianos como Miguel Ángel Morena, José Barcia, Enriqueta Fulle, José Luis Maccaggi, Hamlet Peluso, Eduardo Visconti, Luis Ángel Formento, Héctor Ernié, Simon Collier, Héctor Huet, Guadalupe Aballe, Héctor Ángel Benedetti, Ana Turón, Pablo Taboada, Juan Carlos Esteban y los Sres Julián y Osvaldo Barsky, entre otros?

¿Cómo se puede interpretar este inconcebible silencio?

 

A pesar de ellos, surge, de entre las dudas que generan las declaraciones de Esteban Capot, una verdad indiscutible: Si Carlos Gardel hubiera sido el niño que nació en Toulouse en 1890, el testamento ológrafo no hubiera necesitado que le otorguen veracidad las declaraciones de los Capots y sus sucedáneos.
 

Si Carlos Gardel hubiera tenido una biografía AUTÉNTICA como francés, no hubiera habido necesidad de inventarle una FALSA.

 

 
Comments

¿Donde nació Gardel?

SEPA MUCHO MÁS SOBRE LA BIOGRAFÍA OCULTA DE CARLOS GARDEL

- Currículum -

De Ricardo Ostuni

ENLACES A OTRAS PÁGINAS

Autores de la página

  • Gardel Biografía
    noviembre 18, 2012
  • Carlos Gardel
    febrero 28, 2012
  • Martina Iñiguez
    mayo 8, 2010