* CARLOS GARDEL ES JURÍDICAMENTE ARGENTINO NATURALIZADO, NACIDO EN URUGUAY


"El Estado Argentino emitió el Documento Nacional de Identidad 
a la persona que acreditó ser Carlos Gardel"

Los documentos públicos, que jurídicamente son de credibilidad obligatoria, dicen que CARLOS GARDEL, fue ciudadano argentino, nacido en Tacuarembó, Uruguay el 11 de diciembre de 1887.

--------------------------------------------

"La justicia argentina aceptó como válidos los documentos que presentó Gardel para obtener la ciudadanía nacional, en los cuales se mencionaba que había nacido en Tacuarembó, Uruguay, en 1887. 
Esto se contrapone con otra resolución de la misma justicia que aceptó como válido el testamento que señala a Gardel como nacido en Toulouse, Francia en 1890,  
Es decir que estamos frente a dos resoluciones de idéntico valor jurídico, emitidas por el mismo poder del estado, que se contradicen entre si. 
Si fuéramos a guiarnos por estos documentos ¿cuál de ambos deberíamos elegir para dilucidar la cuestión? De ahi que siempre me he resistido a mezclar las resoluciones de la justicia con la investigación histórica. 
Son campos distintos, con argumentaciones diferentes."
--------------------------------------------

Carlos Gardel –uno de los cantantes más representativos del siglo XX, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2003 por la UNESCO–, carece de una biografía fidedigna: su verdadero origen sigue siendo una incógnita sin resolver. Una parte de los investigadores confirman que los documentos legales que Gardel usó en vida, dicen la verdad, que es uruguayo, nacido en Tacuarembó; mientras que otros consideran que su auténtica identidad es la que figura en el testamento ológrafo, presentado tras su muerte.

Entonces ¿cuál es la "historia oficial" del gran cantor?

Desde un punto de vista jurídico Carlos Gardel fue, es y seguirá siendo argentino nacionalizado, de origen uruguayo, tal y como indican todos los documentos que tramitó y utilizó.

El 1 de marzo de 1923 solicitó la ciudadanía argentina, siendo aceptada para esta gestión la legitimidad de un documento expedido en 1920 por el Consulado General de la República Oriental del Uruguay, que certifica que con el número 10.052 se halla inscripto Carlos Gardel en el Registro de Nacionalidad y Ciudadanía de Tacuarembó (1).

Tras su muerte, a fin de determinar quién era el heredero legal de sus cuantiosos bienes, se presentó ante el juez un testamento ológrafo, omitiéndose toda mención a su documentación uruguaya, así como a su nacionalización argentina.

Ni la justicia argentina, ni la francesa o uruguaya, pueden avalar post mortem, la identidad francesa de Carlos Gardel sin anular primero la identidad argentina que se declaró legítima.

La nacionalidad de un individuo jamás puede ser revocada de forma póstuma, ni siquiera por el propio Estado que la otorgó. Sólo se podría modificar iniciando un complejo proceso en distintas instancias multinacionales, teniendo como base un estudio de ADN que establezca, de manera científica e inequívoca, que existe una ascendencia biológica diferente a la que indica la documentación legal de Gardel.

Mientras tanto, para la justicia internacional Charles Romuald Gardes seguirá siendo un ciudadano francés, sin ningún vínculo jurídico con el cantor rioplatense Carlos Gardel.

En el caso de que el ADN demostrase que doña Berta (Marie Berthe Gardés) fue su madre biológica natural y que su edad coincide con la que tendría el niño nacido en Toulouse en diciembre de 1890, podría ser declarado francés, a costa de perder su nacionalidad argentina, porque el francés Charles Romuald Gardes nunca gestionó la ciudadanía argentina.

En el caso de que se comprobara que fue hijo ilegítimo de Carlos Escayola y María Lelia Oliva, seguiría teniendo vigencia el documento uruguayo y, por tanto, la nacionalidad argentina que tramitó voluntariamente.

De todo lo expuesto queda muy claro que, desde un punto de vista legal Gardel es argentino naturalizado, de origen uruguayo, y ningún vínculo jurídico le ata a Francia. Esa debe considerarse, por tanto, la "historia oficial" del cantor, porque, de hecho, la justicia puede penalizar a quien usurpe la identidad de Gardel asignándole cualquier otro origen.


--------------------------------------------

Carlos Gardel es Uruguayo de nacimiento y Argentino por naturalización y esto quedó suficientemente ratificado por el Ministerio de Educación de la Nación Argentina cuando eliminó de la página oficial de ese importante ente público la mención de que era Francés y de que era hijo de Berta Gardes.

Desde el mismo instante en que Carlos Gardel obtuvo la Carta de Ciudadanía Argentina no estaba obligado legalmente a insistir en el Registro de su nacionalidad Uruguaya realizada ante el Cónsul en Buenos Aires, ya que al adquirir la nueva nacionalidad y al no existir la doble nacionalidad no podía ni siquiera avecindándose en Uruguay recuperarla, salvo que renunciara a la adquirida mediante el acto de naturalización y eso no se encontraba dentro del los planes de Gardel. Naciendo uruguayo debía reconocer este origen cada vez que se lo requiriera la autoridad pertinente, y así lo hizo siempre sin excepción. Pero también lo hizo ante la prensa, constituyendo esto un acto público comunicacional de mayor valor, porque lo hizo del conocimiento público. Por todo ello, el Presidente Terra –y el pueblo uruguayo– sabía que Gardel era legalmente un compatriota, pero no pudo impulsar la repatriación de sus restos en Medellín, ya que fue informado que en el Acta de Defunción se declaró que su patria natal era Uruguay, pero que era Argentino por naturalización.

Bajo mi petición en el año 2010, el Ministerio de Educación de Argentina eliminó de la biografía de Carlos Gardel de su página oficial, la mención de Berta Gardes como su madre, de 1890 como el año de su nacimiento y de Toulouse como el lugar de su ocurrencia, ante la presentación del REGISTRO DE CIUDADANÍA ARGENTINA de Carlos Gardel en el consulado uruguayo de Buenos Aires, su cédula de identidad, su carta de ciudadanía, su libreta de enrolamiento y su pasaporte, DOCUMENTOS AÚN VIGENTES, ya que nunca fueron anulados.


La carta de ciudadanía argentina, y el acta de defunción, fueron presentados el 15 de junio de 2012 en el programa Memoria del Mundo de la UNESCO, en su sede central de París, Francia. Tales documentos obligan a la UNESCO a rectificar que Carlos Gardel, declarado Patrimonio de la Humanidad en 2003, es un ciudadano uruguayo, nacionalizado argentino, sin ningún vínculo legal con Francia.


 
Subpáginas (1): * LA FIRMA DE GARDEL
Comments